Proyecto de Ley Pago por Servicios Ambientales de Panamá

octubre 11, 2014

Francisco Rivas Rios.

El 4 de agosto de 2014, se presentó a consideración de la Comisión: Población, Ambiente y Desarrollo, de la Asamblea Nacional de Diputados de Panamá, el Proyecto de Ley No.040, “Que Regula el Pago y Compensación por los Servicios Ambientales en la República de Panamá y se Dictan Otras Disposiciones”.

En la Exposición de Motivos se establece que el principal problema que atiende este Proyecto es la deforestación, indicando como vía de solución que “…las actividades de conservación (reforestación, protección y manejo de bosques), se conviertan en alternativas de producción económicamente viables y más rentables que las actividades tradicionales de uso de la tierra, que requieren la eliminación del bosque”. Se advierte que en el fundamento del Pago por Servicios Ambientales subyace la idea de que “El que conserva recibe compensación”.

Este Proyecto, que debería recibir el beneplácito de el sector empresarial, es cuestionada ahora por distintos sectores, encabezados por Comisión de Energía de la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresa (APEDE), los cuales manifiestan sentirse preocupados porque “el proyecto de Ley que busca crear nuevos costos a los agentes generadores de energía”.

Que es lo que se paga (beneficios)?.

El Articulo 4. define el Pago y Compensación por Servicios Ambientales, como un mecanismo de retribución monetaria o compensación flexible y adaptable a diferentes condiciones, que apunta a un pago o compensación directa por el mantenimiento o provisión de un servicio ambiental, por parte de los usuarios del servicio el cual se destina a los proveedores.
Los pagos y compensación por servicios ambientales para los efectos de la presente ley, no serán considerados un impuesto, derecho, tasa, cargo, contribución o tributo, el mismo constituye una inversión para la conservación de los recursos naturales, el ambiente y el mejoramiento de la calidad de vida de las poblaciones humanas residentes, en las zonas que brindan un servicio ambiental

El Artículo 3 entiende como servicios ambientales, entre otros los siguientes (entre otros):

La protección y conservación de fuentes de agua y cuencas hidrográficas.
La protección y conservación de las cuencas atmosféricas.
La protección, conservación y recuperación del suelo.
La protección o conservación de la biodiversidad, especies y ecosistemas.
La mitigación de emisiones y la fijación, reducción, secuestro, almacenamiento y absorción de gases de efecto invernadero.
La belleza escénica.
La asimilación y diseminación de efluentes y emisiones.
En general, el mantenimiento de los procesos ecológicos esenciales de los Ecosistemas naturales.

Que se cobra (costos)…?

Este es el tema más conflictivo para una parte del sector empresarial. El Programa de Pago y Compensación por Servicios Ambientales, contempla como fuentes de financiamiento, entre otros:

Artículo 12. Toda persona usuaria del recurso hídrico sin distinción, ya sea natural o jurídica, pública o privada, con o sin fines de lucro, que hagan uso y aprovechamiento de las aguas superficiales o subterráneas… Esta compensación será determinada en la reglamentación de la presente ley
Artículo 13. Las empresas de generación de energía eléctrica tendrán la obligación de aportar capital de la siguiente manera:
1. Para el Fondo de Inversión Socio Ambiental Comunitario (FISAC), las empresas de generación termoeléctrica aportaran la suma de CIEN DOLARES (B/.1 00.00) anuales por Megavatio (MW) a instalar.

2. Para el Fondo de Pago por Servicios Ambientales (FPSA), en las siguientes condiciones:
a) Las empresas que utilicen fuentes renovables para la generación de energía, ya sea que pretendan registrar sus proyectos como Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL) o en el mercado voluntario, deberán contribuir con el treinta por ciento (30%) de los ingresos que generen a través de la venta de los Certificados de Reducción de Emisiones (CERs).

Quien maneja el dinero?.

El Articulo 7 indica que “Corresponde a la Autoridad Nacional del Ambiente la administración, ejecución y fiscalización del Programa de Pago y Compensación por Servicios Ambientales, creado por esta Ley”. Esta disposición debería modificarse para generar un mayor consenso con el sector empresarial.

En el documento “Pagos por Servicios Ambientales. Marcos Jurídicos e Institucionales” elaborado por la UICN (http://cmsdata.iucn.org/downloads/eplp_78_sp.pdf) se recomienda: “Un marco institucional apropiado para PSA ha de considerar tres aspectos financieros: aumento de los fondos disponibles a través de instituciones especializadas en la recaudación y gestión de fondos; limitación de los costos de transacción institucionales; y aportación de medios financieros suficientes para garantizar el desempeño institucional”.

Agrega que: “para asegurar transparencia y evitar actos de mala gestión y corrupción, el uso de fondos y bienes públicos debe ser monitoreado y supervisado por una autoridad independiente cuyos derechos y responsabilidades han de estar claramente establecidos en la legislación”.

En Costa Rica, por ejemplo, el Programa de Servicios Ambientales cuenta con un Fondo Nacional de Financiamiento Forestal (FONAFIFO). Este FONAFIFOes un órgano de desconcentración máxima adscrito al Ministerio de Ambiente, Energía y Telecomunicaciones, con personería jurídica instrumental que le permite establecer convenios y hacer negocios a nivel nacional e internacional. Esta entidad es la que se encarga de la administración financiera y de los pagos a los propietarios.

La existencia del FONAFIFO ha garantizado al sector empresarial costarricense transparencia, seguridad financiera y monitoreo.

Resumiendo, el Proyecto de Ley para el Pago por Servicios Ambientales es un gran paso adelante, pero debe ser revisado específicamente en lo relacionado a la gestión financiera de los fondos recaudados y pagados.


Cuando el rio suena

octubre 6, 2014

Revista_Cuando_El_RioSuenaHemos recibido vía electrónica un ejemplar de la Revista “EsPosible”, No. 44,  julio -agosto de 2014, editada en Zaragoza, España. De acuerdo con sus editores: “Con este número veraniego hemos querido acercarnos al río, como muchos de vosotros haréis estos días, no sólo para remojarnos, jugar, y disfrutar con los nuestros; sino también para contar que la innovación social se ha puesto ya al servicio de nuevas fórmulas en la gestión del agua. Ejemplos no faltan. Aquí traemos algunos, para que refresquen las viejas políticas con aires nuevos”.

La revista incluye cuatro artículos:

  • Agua sostenible, social y justa. Una crítica a lo que los autores califican como “modelo hídrico autoritario y basado en la dominación de la naturaleza”, el cual estaría dando paso a nuevas formas de gestión plurales y participativas.
  • Agua buena de Itaipú. Se describe la forma en que la mayor central hidroeléctrica del mundo, en el río Paraná,se ha convertido en un ejemplo mundial de buena gestión ambiental y social.
  • Alianza por el agua: participación e innovación social. Conocemos más sobre su programa Nexos Hídricos y su guía de planificación social participativa.
  • El Congost: la resurreción de un río. Se ofrece información de la forma en que Granollers ha recuperado el río que pasa por su municipio, y que estaba considerado el más contaminado de España.

Considerando que el problema del agua y en general de los recursos hídricos es un asunto de prioridad nacional, en particular en la región de Azuero, ponemos a disposición del lector esta publicación que puede descargar aqui: esPosible44

 


Panamá crea el Ministerio del Ambiente

septiembre 30, 2014

Francisco Rivas Rios

En un contexto caracterizado por procesos de degradación ambiental en todo el territorio, la Asamblea Nacional de Diputados de Panamá ha iniciado la discusión del Proyecto de Ley que crea el Ministerio del Ambiente. El propósito es elevar la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM) a categoría de Ministerio “para promover que la variable ambiental sea incorporada en las decisiones de Estado sobre el desarrollo nacional para asegurar una mejor calidad de vida para los habitantes de nuestro país”.

Los proponentes argumentan que la creación de dicho Ministerio permitiría fortalecer la institucionalidad ambiental y como antecedentes se menciona la reciente crisis vivida por los habitantes de la península de Azuero por la contaminación del Río La Villa (Nota: curiosamente la region de Azuero fue excluida de la reuniones de consulta por la Comision Legislativa que trata el Proyecto). Se preguntan: ¿De qué nos servirá instalar sistemas de agua potable, si nuestras cuencas hidrográficas han sido degradadas? ¿Cómo podremos promover un turismo con visión de estado si nuestro sistema de áreas protegidas ha sido abandonado? “La creación del Ministerio del Ambiente es un elemento estratégico para el éxito de una política integral de Nación que pondrá las riquezas del país al servicio de los panameños con equidad y transparencia”.

1. Los temas principales de la Ley.

El anteproyecto recoge normas en torno a cuatro ejes fundamentales:

  • La gobernanza ambiental como espacio político para informar, consultar y concertar soluciones nuevas.
  • La modernización de los procesos de evaluación de impacto ambientales.
  • Los recursos marino-costeros desde un enfoque ecosistémico.
  • Temas nuevos para una gestión ambiental moderna (enfocado en la Evaluación Ambiental Estratégica).

Con relación a la “Gobernanza ambiental” se establece que la Ley provee espacios renovados y fortalecidos para promoverla a diferentes escalas geográficas. Tal es el caso de las comisiones consultivas nacionales, provinciales, distritales y comarcales del ambiente. Estas instancias servirán para que diversos representantes de la sociedad panameña puedan recibir información, manifestar sus preocupaciones, hacer recomendaciones y propuestas al Estado en materia ambiental.

Por otra parte la modernización de los Estudios de Impacto Ambiental (EsIA), consistiría principalmente en que los procesos de evaluación, desde la preparación del estudio hasta el planteamiento de medidas de adecuación y manejo,”deben dejar de verse como un simple trámite, como una patente de corso para hacer y deshacer con los recursos naturales y el ambiente, según convenga”. Se requiere más bien que este proceso sea apreciado por los promotores como una herramienta clave para el éxito de sus inversiones, como un seguro que anticipa riesgos y previene pérdidas. Debe ser visto por la comunidad como una oportunidad para hacer calar sus consideraciones y buscar mecanismos que construyan un desarrollo económico, social y ecológicamente inclusivo.

Con relación a los recursos marino-costeros, estos pasarán a ser una responsabilidad el Ministerio del Ambiente (hasta ahora una función de la Autoridad de los Recursos Acuáticos de Panamá – ARAP).

En calidad de nuevo tema ambiental, la ley que crea el Ministerio del Ambiente incorpora la evaluación ambiental estratégica (EAE), caracterizada como una herramienta para la toma de decisiones que refuerza los compromisos que debe tener la sociedad con un desarrollo sustentable, una gestión eficiente y una economía verde cada vez más respetuosa del ambiente. La evaluación ambiental estratégica permite la integración de las variables ambientales en el desarrollo de planes, programas y políticas.

2. Cambios en el enfoque: omisiones y riesgos.

En lo esencial, la creación del Ministerio del Ambiente introduce dos cambios: 1) procura establecer mecanismos para que las empresas apliquen los Estudios de Impacto Ambiental y estos documentos dejen de ser un mero requisito formal necesarios para autorizar la puesta en marcha de nuevos proyectos; y 2) amplia su ámbito de gestión y operación hacia los recursos marino costeros.

El artículo 23 propone la primacía de los Estudios de Impacto Ambiental, en la tramitación de permisos y/o autorizaciones relativas a actividades, obras o proyectos que otorgan otras entidades públicas, pues “Dichos Dichos permisos y/o autorizaciones serán otorgados una vez sea aprobado el Estudio de Impacto Ambiental correspondiente”.

El artículo 24 agrega, a los procesos de participación ciudadana: “…4. El seguimiento, control, fiscalización y evaluación de la ejecución tanto del Plan de Manejo Ambiental (PMA) como del Estudio de Impacto Ambiental aprobado y del contenido de la resolución de aprobación”

El artículo 30 amplia las sanciones a las empresas por incumplimiento de los estudios de impacto ambiental, adicionando “o cualquier otro instrumento de gestión ambiental”.

a) Someter la dinamica de crecimiento a la institucionalidad ambiental ?.
Esta ha sido una larga aspiración de las organizaciones ambientalistas y comunidades, afectadas por el impacto ambiental de las inversiones privadas y públicas. La perdida de manglares, deforestación, contaminación de cuencas hidrográficas, manejo inadecuado de residuos sólidos y líquidos, entre otros, han contribuido a deteriorar la calidad de vida de las poblaciones sin que se perciba que los responsables reciban las sanciones correspondientes ni introduzcan los correctivos requeridos en los procesos productivos. Un clima de impunidad parece prevalecer, para decepción de los ciudadanos.

La creación del Ministerio del Ambiente apunta a que los Estudios de Impacto Ambiental, obligatorios para cualquier nuevo emprendimiento, dejen de ser un mero requisito formal para convertirse en una herramienta de aplicación práctica, cuya implementación será monitoreada por los funcionarios del nuevo Ministerio. Ya las empresas no solo serán sancionadas en caso de que tales Estudios no sean presentados, sino también si los planes de manejo ambiental resultantes no son aplicados.

Sin embargo, apelar a un marco institucional y mecanismos sancionatarios para revertir un modelo de desarrollo insostenible impuesto por el sector productivo (tanto privado como estatal), podria convertir al Ministerio del Ambiente en una iniciativa más. En otra oportunidad hemos escrito el articulo “Panamá: los retos ambientales en un país de banqueros y comerciantes” (http://wp.me/pI43Y-e5). Concluíamos en que “… la visión cortoplacista y desaprensiva de banqueros y comerciantes en materia ambiental ha permeado a otros sectores empresariales, con los que mantienen estrechas relaciones económicas e incluso familiares: el sector inmobiliario, turístico, construcción, minero, energético, etc. Estos sectores están actuando de manera agresiva y sin contemplaciones sobre los recursos naturales contribuyendo a la deforestación, la destrucción de manglares, la sobreexplotación de los recursos hídricos, entre otros impactos ambientales destructivos”.

Para incidir en un nuevo modelo de desarrollo económico más sostenible, no basta la ecuación Ministerio del Ambiente – Sector Privado/Publico, porque la balanza se inclinará inexorablemente en el último componente. Es necesaria la participación del tercer sector: la sociedad civil organizada, incluyendo ciertamente ONGs y comunidades, pero especialmente sindicatos y gremios de los sectores medios. Sin una amplia base social de apoyo, el Ministerio del Ambiente nacerá muerto.

b) El complicado mundo de los recursos marino costeros.
Las organizaciones científicas y ambientalistas que promueven la protección de las áreas protegidas en las áreas marino costeras, sin duda estarán de plácemes con la decisión de incorporar estas áreas a la jurisdicción del Ministerio del Ambiente. Sin embargo, esto conlleva riesgos institucionales por el carácter crítico y socialmente explosivo del sector. A la fecha, ambientalistas y científicos no han logrado estructurar una estrategia que articule conservación con desarrollo económico local, a pesar de algunos proyectos aislados focalizados en la actividad turística.

Desde 1950 ha predominado un modelo de explotación “depredador” de los recursos marino – costeros, con actividades extractivas de los manglares, pesca industrial/ artesanal y desarrollo turístico, lo cual ha conducido a una crisis económica, social e institucional en pleno desarrollo. La respuesta (contradictoria) del estado panameño se ha caracterizado por: a) una legislación restrictiva (áreas protegidas, establecimiento de vedas, etc.), con serias deficiencias en los sistemas de mando y control; y b) una política “permisiva” destinada a propiciar la inversión privada para reactivar las economías locales (acuicultura + turismo).

La situación actual de los recursos marino costeros de Panamá se caracteriza por:

  • La sobreexplotación de los recursos pesqueros, especialmente por el alto esfuerzo industrial y artesanal. Particularmente relevante es la utilización por la industria camaronera de las redes de arrastre.
  • El incremento de la contaminación de las áreas marino costeras (manejo inadecuado de los residuos sólidos, falta de tratamiento de los vertidos y aguas negras, uso intensivo de agroquímicos).
  • Actividades extractivas insostenibles en el área de manglares (leñateros, concheros, pescadores artesanales).
  • El auge de la construcción por el turismo residencial incrementa la extracción de arena y genera empleos, pero contradice la normativa ambiental del país.

La depredación de los recursos en el borde costero, y la disponibilidad de embarcaciones mejor equipadas y de mayor calado, impulsa a los pescadores artesanales e industriales a invadir las áreas protegidas, convirtiéndose estas en escenarios de un conflicto en curso. Comunidades artesanales y grandes industriales de la pesca han entrado en conflicto con la institucionalidad ambiental, y esta es una pesada “herencia” del joven Ministerio del Ambiente.

c) La base social de apoyo del Ministerio del Ambiente: conceptos e instrumentos.

En Panamá el abordaje de la problemática ambiental se ha realizado con especial énfasis en lo ecológico o en las áreas naturales, lo cual es especialmente promovido por organizaciones conservacionistas e investigadores. El esfuerzo tesonero de organizaciones y personas está fuera de duda, pero este enfoque ha resultado insuficiente para movilizar a la sociedad en defensa de los recursos naturales.

De este esfuerzo han estado ausentes la corriente del ecodesarrollo que promueve la incorporación de la variable ambiental en los procesos de desarrollo, especialmente económicos, así como la tendencia más reciente que profundiza en las relaciones productivo-ecológicas de una unidad ambiental, promovida por organizaciones de desarrollo e investigación agrícola y alimentación.

El Ecodesarrollo es un movimiento que propugna un modelo alternativo de desarrollo económico mediante el uso racional de los recursos naturales y la mejora de las condiciones ambientales. El concepto de región, usado con fines político-administrativos y geográficos, es definido como “una unidad territorial urbana- rural que mantiene relaciones productivas y ambientales integradas”. La virtud de este enfoque es que incorpora los procesos productivos, por ende a los empresarios, e introduce el ámbito urbano .

La tendencia de las relaciones productivas – ecológicas pone énfasis en la sostenibilidad agroecológica, la cual se compone del desarrollo de la agricultura, y consecuentemente de la satisfacción de necesidades humanas, especialmente la alimentación, y del mantenimiento de las condiciones ecológicas del sistema.

Estas omisiones son manifiestas en el texto del Proyecto de Ley cuando reduce la nueva temática ambiental a la Evaluación Ambiental Estratégica, sin hacer referencia alguna al concepto de Ecorregión, definida como un espacio de intervención, ya sea para conservar especies en extinción o algún ecosistema frágil, para mejorar las condiciones de vida de los agricultores, o para mejorar la interrelaciones urbano-rurales que configuran la dinámica regional. Conceptos integradores de esta índole permitirían incorporar en los procesos de análisis y planificación a actores hasta ahora elusivos, como los empresarios del campo y la ciudad.

Además de estos aspectos conceptuales, es necesario crear estructuras comunitarias de apoyo al Ministerio del Ambiente. Hemos sugerido, por ejemplo, las comunidades, puedan colaborar de manera eficaz, con las autoridades locales, en la identificación y sanción, de acuerdo a la legislación vigente, a las empresas y personas que persisten en la práctica de depositar grandes cantidades de residuos en áreas no autorizadas, con afectaciones a la salud y el ambiente. Incluso hemos elaborado un Manual para Vigilantes Ambientales Comunitarios: (http://wp.me/pI43Y-5X).


Llamamiento mundial para poner fin al uso de plaguicidas altamente peligrosos

septiembre 22, 2014

Décadas de experiencia han demostrado que a pesar de numerosos programas que promueven el “uso seguro” de los plaguicidaspeligrososplaguicidas altamente peligrosos (PAP) esto no es posible. La gente, los animales del campo, la vida silvestre y el ambiente continúan sufriendo un daño considerable por los PAP. Después de años de fracaso donde se han visto millones de muertes por plaguicidas en el mundo, se necesitan nuevas políticas para detener las intoxicaciones y las enfermedades. El retiro y prohibición progresiva de los PAP junto con nuevas políticas que apoyen alternativas sustentables, pueden lograr un cambio hacia un mundo saludable y sustentable para todos.

Nosotros, los firmantes, llamamos a los gobiernos y corporaciones para que tomen medidas concretas hacia la prohibición y retiro de los Plaguicidas Altamente Peligrosos para reemplazarlos con métodos alternativos de control de plagas ecológicos, sustentables y seguros.

INVITAMOS A LAS ORGANIZACIONES A QUE SE SUMEN A ESTE LLAMADO PROMOVIDO POR LA RED INTERNACIONAL CONTRA PLAGUICIDAS (PAN). PONIENDO EL NOMBRE DE LA PERSONA Y ORGANIZACION EN ESTE ENLACE  http://action.panna.org/p/dia/action3/common/public/?action_KEY=15775


Industriales vrs. Exportadores de Desechos Reciclables

agosto 14, 2014


Francisco Rivas Ríos.

En distintos artículos hemos señalado que el mayor porcentaje de los materiales reciclables recuperados en Panamá se destinan a la exportación, con excepción de una parte del papel y cartón, vidrio y bronce, en este último caso utilizado por una pequeña industria artesanal. Esta situación la hemos atribuido, a la dinámica del mercado internacional (principalmente China, y en menor medida Centroamérica), pero también a las características terciarias de la economía panameña, altamente dependiente de las importaciones con un reducido desarrollo industrial.

Esta dinámica es también compartida por otros países con un mayor desarrollo industrial. Es el caso de Costa Rica; de acuerdo con la información proporcionada por el periódico La Nación de ese país “La mayor parte de residuos sólidos generados en el país, y que son clasificados en empresas locales para su reciclaje, se exportan, debido a que aquí se carece de tecnologías adecuadas para su tratamiento o a que resulta más rentable procesarlos en el extranjero”[1].

Se refieren a dos tipos de residuos: los de nueva generación (baterías, aceites y componentes electrónicos), cuya recuperación exige el uso de tecnologías que solo se pueden encontrar en países como Estados Unidos y China. Para los otros residuos denominados “tradicionales” (papel, cartón, plásticos, aluminio, etc.) el país cuenta con las tecnologías para el aprovechamiento productivo, pero debe enfrentar los altos precios del mercado internacional, especialmente de China, por lo cual los recicladores prefieren exportarlos. El reportaje de La Nación indica que el valor de una tonelada de cartón en China es de $US 130, mientras que en Costa Rica el precio oscila entre $US 70 – 90.

Conflicto a futuro: industriales vrs.  exportadores de residuos reciclables.

Las exportaciones de residuos de plástico en Guatemala, produjeron un conflicto entre exportadores  e industriales. En 2011 estos residuos se colocaron entre los primeros diez productos de exportación de Guatemala, con 26,622 toneladas métricas, representando $56 millones en divisas, siendo los principales mercados El Salvador, Honduras, Nicaragua y Costa Rica. A futuro se espera un incremento sustancial de dichas exportaciones, de acuerdo con la Comisión de Plásticos de la Asociación Guatemalteca de Exportadores (AGEXPORT)[2].

Los industriales guatemaltecos, lograron que el Gobierno de su país limitara la exportación de desechos, desperdicios y recortes de plástico, imponiendo un techo de 2,400 toneladas metricas anuales, con el propósito de promover el desarrollo de la industria nacional, “pues existen en el país empresas que han invertido en tecnología y que cuentan con capacidad para absorber el reciclaje de los desechos”. El ministro de Economía de ese país, Luis Velásquez, afirmó que las empresas locales podrán ofrecer producto terminado a más bajo costo del que se compra en el exterior[3]. No obstante, en noviembre de 2011, la Corte de Constitucionalidad de Guatemala suspendió de forma temporal el decreto que regulaba la exportación de desechos plásticos (PET)[4].

En la Unión Europea (UE) opiniones encontradas ha generado la campaña Reciclaje Made in Europe, la cual promueve la posibilidad de priorizar el reciclaje de residuos dentro de la UE, es decir, limitar el libre comercio de materiales reciclables. Los propósitos de dicha campaña son: la promoción de la industria recicladora europea, la creación de empleo verde en Europa y la reducción de las emisiones asociadas al transporte de los residuos, procurando alcanzar una economía circular basada en la sociedad del reciclado.  Un articulista español comentaba: “Los ciudadanos hacen la recogida selectiva de papel viejo, y luego acaba en China. ¿Es legítimo? La exportación creciente de papel usado recuperado y otros materiales para ser reciclados en China alarma a las papeleras españolas u otras industrias de reciclaje, que tienen una dura competencia con el país asiático”[5].

Los críticos de la campaña consideran que, bajo el argumento de promover a la industria recicladora europea, se esconde una restricción encubierta al libre comercio específicamente del papel recuperado. “Si no existe capacidad suficiente para dar salida a todo este material excedentario en Europa, y se limitan sus exportaciones, la única alternativa posible para ese material pasa por ser incinerado o depositado en vertedero. Al mismo tiempo se estaría desincentivando la recogida y el tratamiento, con el correspondiente sinsentido económico y medioambiental, y poniendo en riesgo de supervivencia a una parte de la cadena de la industria europea del reciclado”[6].

 En Panamá existe un conflicto en ciernes entre la industria papelera que importa desechos de papel, a un mayor precio que el que perciben los recicladores por exportarlo.

Las exportaciones de desechos de plástico en Panamá.

La demanda mundial de plásticos reciclados se triplicará en los próximos ocho años, pero la política de China sobre la “Valla Verde” que pone restricciones la importación de materiales plásticos de desecho, lleva a un exceso de oferta en el mercado de EE.UU. El presidente del Comité de plásticos, Surendra Borad, ha indicado que el consumo mundial anual va desde 15 millones de toneladas en 2007 a 45 millones de toneladas en 2015. Según las previsiones de Poyry, ese número podría aumentar a 85 millones de toneladas por año en 2020[7].

Borad explicó que estas cifras están respaldadas por una proyección de CBI China de que la demanda china de plásticos recuperados podría superar los 29 millones de toneladas en 2015, y que China (incluyendo Hong Kong), actualmente importa 8-9 millones de toneladas de desechos de plástico cada año, mientras que la recogida doméstica fue de alrededor de 13 millones de toneladas.

Entre 2005 y 2012 Panamá exportó 32 millones de toneladas métricas de desechos de plástico, incluyendo:

Plástico # 1 – PET (Botellas de plásticas de gaseosa).

Plástico # 2 – HDPE (Botellas de jugos, shampoo).

Plástico # 3 – V (Botellas de aceite de cocina, empaques para carnes).

Plástico # 4 – LDPE (Bolsas de lavado en seco, bolsas plásticas de los supermercados).

Plástico # 5 – PP (Recipientes para margarina, yogurt).

Plástico # 6 – PS (Platos, tazas, cubiertos plásticos desechables, tarjetas telefónicas plásticas).

Plástico # 7 – Otros (Botellones de agua, lentes, etc)

Las exportaciones, en el período señalado, tuvieron un valor total de $USA 6.2 millones. De 2005 a 2007 las exportaciones oscilaron entre 4 – 6 millones de dólares. En los últimos años, el volumen exportado disminuyó, pero el valor de las exportaciones no registra caídas significativas.

Ver aquí un reportaje de TVN Panamá sobre el empacado del plástico reciclable: https://www.youtube.com/watch?v=TdXliFboIHU

Tabla5_Exportaciones_Desechos_Plástico_Pty

Exportaciones_Desechos_Plástico_Pty

Referencias Bibliográficas.

[1] “Residuos sólidos adquieren más valor fuera de Costa Rica”. En: La Nación, San José, 4 de junio de 2014, URL:http://www.nacion.com/economia/empresarial/Residuos-solidos-adquieren-Costa-Rica_0_1418858116.html. Leído: 19 de julio de 2014.

[2] “Guatemala exporta 24% más plástico”. http://en.centralamericadata.com/es/article/home/Guatemala_exporta_24_ms_plstico. Leído: 16 de julio de 2014.

[3] “Mineco restringe exportación de desechos de plástico PET”, URL: http://www.prensalibre.com/economia/plastico-pet-restriccion-exportacion_0_571743086.html, Leído: 19 julio 2014.

[4]“Protestas por restricción a exportación de desechos plásticos”, Leído: 19 julio 2014.

URL: http://en.centralamericadata.com/es/article/home/Protestas_por_restriccin_a_exportacin_de_desechos_plsticos. Leído: 19 de julio de 2014.

[5] Antonio Cerrillo, “Las exportaciones masivas de papel usado a China irritan a las empresas españolas de reciclaje”, URL: http://www.lavanguardia.com/medio-ambiente/20110728/54193288936/las-exportaciones-masivas-de-papel-usado-a-china-irritan-a-las-empresas-espanolas-de-reciclaje.html

[6] “Lo que esconde el Reciclaje Made in Europehttp://www.ambientum.com/revista/2013/diciembre/esconde-Reciclaje-Made-in-Europe-De-que-estamos-hablando.asp Leído: 19 julio 2014.

[7] La “valla verde” china obstaculiza las exportaciones en el mercado de plásticos reciclados. http://gestoresderesiduos.org/noticia/la-valla-verde-china-obstaculiza-las-exportaciones-en-el-mercado-de-plasticos-reciclados


Estadísticas de reciclaje en Panama (2005 – 2012)

agosto 8, 2014


Francisco Rivas Rios.

Como lo hemos indicado en publicaciones anteriores, la recuperación de materiales reciclables es una actividad empresarial bastante desarrollada en Panamá. Recientemente, han surgido iniciativas destinadas a promover el reciclaje, con un enfoque que hace énfasis en la sensibilización y educación ambiental ciudadana; estos proyectos solo pueden sobrevivir de dos formas: que un donante los financie o que sean sostenibles en el competitivo y duro mercado de reciclaje.

Un empresario puede financiar “a fondo perdido” proyectos  de reciclaje, si con ello logra mejorar el posicionamiento de su imagen corporativa, es decir, si contribuye a conquistar nuevos clientes. Un donante internacional estará interesado si con ello contribuya a que los ciudadanos mejoren hábitos y actitudes, con un manejo responsable de los residuos sólidos. En ambos casos, el financiamiento tendrá fecha de cumpleaños.

Aun si los proyectos de reciclaje son animados con propósitos altruistas, los materiales terminarán en manos de empresas que los empacan para exportarlos, o de empresas nacionales que los utilizan como parte de su materia prima (papelera, vidriera, cercevecera, principalmente).

Antes de incursionar en un proyecto de reciclaje, sean centros educativos, comunidades y otros, es bueno conocer en el negocio en que estran incursionando.

1. Las exportaciones de desechos de aluminio.

El reciclaje de aluminio ahorra más de 95% de la energía requerida para su producción primaria. Los argumentos a favor del reciclaje del aluminio son dos:

Uno de tipo ambiental: desde 1990, a partir del reciclaje del aluminio se han duplicado los ahorros en las emisiones de CO2 y para el 2020 se proyecta una disminución adicional del 50%.  En un año se evita la emisión de 90 millones de toneladas de CO2 al reciclar este metal.

Otro de tipo económico: el reciclaje de aluminio ahorra más de 95% de la energía requerida para su producción primaria y disminuye los gastos de su extracción y producción.

A continuación observamos el ciclo productivo del aluminio, incluyo la fase del reciclaje, elaborado por Katy Tsesmelis, para World Aluminium:

Reciclaje_Aluminio

Todas las informaciones disponibles indican que a escala mundial existe un superávit de aluminio. Esta es la consecuencia de que en el ámbito mundial (con excepción de China) la producción se redujo en 1,06 millones de toneladas.

La tendencia a la baja en el mercado internacional de aluminio, ha sido lenta por el aumento de la capacidad en las fábricas de aluminio en China, que representan casi la mitad de la producción mundial. Se afirma  que la demanda de aluminio por parte de China posiblemente crezca entre 7% y 8% al año durante los próximos 3-4 años.

Según estimaciones del Instituto Internacional del Aluminio (IAI por sus siglas en inglés), se espera que para el año 2015 se recicle el 75% del aluminio a nivel mundial. Actualmente Brasil lidera el reciclaje de latas de aluminio en el mundo con el 98%, le siguen Japón (93%), China (90%), Europa (64%) y Norte América (sin incluir a México, 58%).

El reciclaje de latas de aluminio sigue siendo el más aprovechable con un 97% del total producido.

Recilaje_latas

En este contexto, en los años 2010, 2011, y 2012 las exportaciones panameñas de desechos de aluminio se han mantenido relativamente estables en torno a las 15 ton./año e ingresos de US$ 16.5 millones (85-92 centavos por kilo) anuales.

Tabla1_Exportaciones_Desechos_Aluminio_Pty

Exportaciones_Desechos_Aluminio_Pty

2. Las exportaciones de desechos de cobre.

Existen diferentes tipos de desechos de cobre, de acuerdo a la pureza del metal contenido. Los desechos primarios, por ejemplo el que se puede encontrar en los cables eléctricos procedentes de la industria metalúrgica, se caracterizan por tener un porcentaje de cobre de 99%, y son los más sencillos de trabajar, dado que no es necesario mayor tratamiento. y puede costar tanto como el cobre de mina. Esta es una de las razones por la que el robo de cables de cobre estallara.

China es el destino del 55% de las exportaciones mundiales de desechos de cobre, situación que se ha visto desacelerada, con una importación que ha disminuido en los últimos meses.

Entre 2005 y 2010 China fomentó la utilización de desechos de cobre y, en general, desechos de metales para amortiguar la falta de stock de cobre. Esto hacía prever  un auge de las importaciones chinas de cobre al menos hasta 2015. Sin embargo, dos situaciones nuevas modificaron este panorama: 1) entre 2012 y 2013 China importó más concentrado de cobre para sus fundiciones (cobre de las minas, principalmente procedente de Chile), como resultado de la baja de los precios internacionales; y 2) empezó a utilizar sus stocks de desechos y de cobre refinado acumulados en años anteriores, por lo que las importaciones chinas de esos insumos han empezado a caer. En estos dos años en China no ha sido un gran negocio refinar cobre a partir de los desechos.

Se espera entonces que la demanda mundial de cobre refinado sea igual que la de 2012. Con la baja del precio de cobre refinado, empieza a desaparecer los desechos del mercado.

Esta situación se refleja en el comportamiento de las exportaciones de desechos de cobre de Panamá, como se ve en Gráfico No 2.  Se observa un estancamiento de las exportaciones a partir de 2011 y una caída del valor FOB.

Exportaciones_Desechos_Cobre_Pty

Tabla2_Exportaciones_Desechos_Cobre_Pty

3. Las exportaciones de desechos de cartón y papel.

El mercado internacional de desechos de cartón y papel refleja situaciones socioeconómicas distintas en dos regiones geográficas. En América del Norte, donde la disponibilidad de las fibras de madera es relativamente alta, la utilización de desechos de papel es mucho menor (y actualmente una gran cantidad de papel recuperado se exporta a la región de Asia-Pacífico). Europa se encuentra en el medio con una disponibilidad de fibra de madera relativamente alta, pero también con muchas políticas que promueven el reciclaje y estimulan el uso de papel recuperado. En cambio, la región de Asia-Pacífico tiene una alta tasa de utilización (parcialmente por una gran cantidad de importaciones de papel recuperado) debido a la alta demanda y la intensa competencia en fibras de madera.

Esto se observa en el siguiente gráfico:

GlobalOCC

A continuacion presentamos las exportaciones de desechos de papel y carton de Panamá, principalmente orientadas al mercado asiático y que responden en general las tedencias del gráfico anterior. Igualmente presentamos las importaciones de desechos de papel y carton procedentes principalmente de Guatemala. En menor medida también se importa papel de desechos desde Costa Rica, Nicaragua y Honduras.

Como se puede observar en la Tabla No. 4, entre el 2005 y 2012 las importaciones y exportaciones de papel de desecho fueron casi equivalentes, en torno a 119 toneladas. Sin embargo, existe una notoria diferencia entre el valor de las exportaciones, estimadas en cerca de 12 millones de dolares para todo el período y el valor de las importaciones cercanas a los 31 millones US$. El país exporta tanta basura de papel como importa, pero paga más.

No se trata de un problema de oferta nacional, pues el pais genera cerca de 253,000 toneladas de residuos de papel y cartón al año, mientras que el papel recuperado para la exportación fue de 28.5 toneladas en 2012 (cifras preliminares), apenas el 0.01%.

Tabla4_Exportaciones_Desechos_PapelCarton_Pty ExportacionesImportaciones_Desechos_CartonyPapel_Pty

 

En una próxima entrega continuaremos profundizando en las estadísticas recientes del mercado de reciclaje de Panamá.

Fuentes:

Hemos utilizado la información proporcionada por el Sistema de Consulta de Estadísticas de Comercio Exterior, del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos de Panamá (http://www.contraloria.gob.pa/inec/ComercioExterior/). Debemos advertir que las estadísticas incluyen únicamente hasta el año 2012, en este último caso en forma preliminar.


Estrategia para salvar el Río La Villa, Panamá

julio 16, 2014


Francisco Rivas Ríos.

Bibliografía.

La Cuenca Hidrográfica del Río La Villa, es una de las más estudiadas de Panamá. También es una de las cuencas sobre las que se han formulado más advertencias y elaborado más propuestas para su ordenamiento y restauración. Uno de los tantos incidentes de contaminación, ocurrido en junio de 2014, mereció una atención destacada en los medios de comunicación, pero curiosamente toda la valiosa información científica ha sido ignorada.

Entre 2007 y 2009 el Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza (CATIE), mediante contratos de consultoría con la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM), elaboró documentos que diagnosticaron los problemas del Río La Villa y sugirieron acciones para su ordenamiento y restauración. Sugerimos a los estudiosos la consulta de los siguientes documentos:

  • CATIE, Diagnósticos biofísico, socioeconómico y línea base de las cuencas hidrográficas de los Ríos Bayano, Chiriquí, Chucunaque, Río Grande, La Villa, Santa María y Tuira, Panamá, Octubre de 2007, páginas 170 a 210.
  • CATIE Panamá, “Manejo integral de la cuenca del río La Villa”, En: InfoCATIE Panamá, Año 9, No.1, mayo 2009, 12 páginas
  • CATIE, et. Als, Plan de Ordenamiento Territorial Ambiental de la Cuenca Hidrográfica del Río La Villa, Panamá, 2008, 132 páginas.
  • Alexis De La Cruz Lombardo,  Evaluación de La Calidad Físico-Química y Microbiológica de La Cuenca de Río La Villa, Península de Azuero, Proyecto de Investigación, Universidad de Panamá, 2008.
  • ANAM, Plan Nacional de Gestión Integrada de Recursos Hídricos de la República de Panamá, 2010-2030, Panamá, 2011. (Aunque aborda todas las cuencas hidrográficas de Panamá, contiene información específica del Río La Villa).

Los 6 males de la Cuenca del Rio La Villa.

1. La mala calidad de las aguas.

El deterioro de la calidad del agua del Río La Villa ha sido constatada en todos los estudios realizados. Los factores que inciden en este problema son, principalmente:

Manejo inadecuado de los residuos sólidos: (i) hábitos y actitudes inconvenientes de la población (quemas a cielo abierto, entierro de los residuos y lanzamiento de basuras a ríos y quebradas), (ii) reducida cobertura de la recolección y transporte de los residuos, localizada en las cabeceras de los principales distritos; (iii) vertederos municipales (Chitré, Los Santos, Las Tablas, Macaracas, Las Minas, etc.) convertidos en focos de contaminación en donde los residuos se queman a cielo abierta en forma permanente, generando dioxinas y furanos.

Vertidos de residuos líquidos sin tratamiento (aguas negras y grises).  (i) Valores de coliformes fecales en la parte baja del río la Villa, mayores de 2000 CFU ICA con valores menores a 50, en el 83%; (ii) Contaminación de las aguas las excretas del ganado bovino (82.9% del territorio de la cuenca en uso agropecuario); (iii) actividades porcinas sin manejo de aguas residuales. Menos de 30% de la industria en esta actividad reutilizan los desechos o cumplen con la infraestructura de manejo de los desechos orgánicos y los que tratan de cumplir con la misma, la mayoría de los sistemas no funcionan correctamente.

Excesivo uso de agroquímicos. La principal actividad económica de la cuenca, es la agricultura y ganadería. El 70% de los productores utilizan agroquímicos en alguna fase de la producción. La utilización de agroquímicos se ha incrementado recientemente con el inicio de la producción de etanol, lo cual ha requerido una mayor producción de caña de azucar, la cual a su vez demanda un mayor volumen de agroquímicos, principalmente para eliminar las malezas.

2. Limitada disponibilidad de agua para consumo humano.

Usuarios_RLaVillaLa disputa de los usuarios de la Cuenca del Río La Villa puede conducir a corto plazo a graves conflictos sociales. La Cuenca Hidrográfica del Río La Villa mantiene aún el “equilibrio”  (la oferta alcanza a cubrir la demanda), pero en los meses de diciembre a abril, se presentan severos déficit,  lo cual la hace  vulnerable a cualquier variación de la oferta y a demanda.

La expansión del sector servicios y comercio, del cultivo y procesamiento agroindustrial de la caña de azucar para la producción de etanol, empezará a competir con las necesidades de la población.

La situación de desequilibrio empieza a manifestarse  especialmente en la Provincia de Los Santos en donde: a) las fuentes subterráneas se agotan y su calidad se deteriora continuamente, por lo cual la competencia por el agua se está agudizando; y b) el carácter disperso de lapoblación, fundamentalmente rural, encarece el costo per cápita. De acuerdo con la información proporcionada por el IDAAN, se carece de datos específicos para localizar  nuevas fuentes subterráneas, las cuales abastecen en un 90% la demanda de la población y que se están agotando.

El desequilibrio podría intensificarse en el futuro proximo como consencuencia de los siguientes procesos:

Contaminación de las aguas superficiales. Parámetros hidrológicos con valores que demuestran niveles altos de contaminación.

Alteración en los caudales de los ríos y fuentes de agua. Disminución de los caudales en la temporada seca y aumento en temporada lluviosa,

Demanda para otros usos (Parte Baja de la Cuenca). El 11% de la demanda de agua actualmente es de tipo comercial. Demanda de 13 millones de galones de agua en la parte baja. Los usuarios registrados en la ANAM, en su mayoría utilizan el agua para actividades agrícolas e industriales y la demanda es en época seca donde los niveles son más bajos.

Los pozos bajan rendimientos. Muchos productores e industriales utilizan agua de pozos. La demanda de agua de pozos en la cuenca es de 9,188.50 m3/hora

Falta protección de zonas de recarga hídrica. La demanda está cerca de rebasar la recarga. La Quebrada Salitre-río La Villa, Río Estibaná y río Esquiguita tienen bajo nivel de recarga hídrica y se encuentra en áreas de sobreuso por actividades agropecuarias

3. Mala calidad del aire. 

La práctica generalizada de quema a cielo abierto de residuos sólidos urbanos y agrícolas, especialmente durante los meses de la estación seca, generan una elevada contaminación atmosférica con afectaciones a la población rural y urbana en términos de enfermedades respiratorias y a mediano y largo plazo, el surgimiento de enfermedades crónicas y degenerativas por la liberación de dioxinas y furanos.

4. Pérdida de la cobertura vegetal de la cuenca.

Deforestación. Sólo 12.7% de la cuenca cuenta con bosque maduro y secundario. 39.3% de la superficie de la cuenca está dedicada a las actividades agropecuarias y 43.6% en matorrales y rastrojos lo que indica que se encuentran deforestadas igualmente.

Uso intensivo de tierras de protección.(i) Zonas de recarga hídricas en la parte media, en uso agropecuario, (ii) Áreas con pendientes y vocación forestal en la parte alta con desarrollo de actividades agropecuarias; (iii) Bosque de galería en las zonas bajas y medias con actividades de producción; (iv) Áreas de bosque en toda la cuenca sustituidas por actividades de producción.

Agricultura sin planificación. (i) 68.4% de la superficie de la cuenca se encuentra en sobreuso; (ii) tierras de vocación forestal con desarrollo de sistemas agrícolas; (iii) actividades agrícolas con características extensivas en toda la cuenca.

Quemas e incendios forestales. 80%  de  los  productores  utiliza  como método tradicional la quema para preparar el terreno

Pérdida de cobertura forestal de las riberas de los ríos. El 40% de las riberas de las fuentes de agua se encuentra sin bosque de galería en la parte media y baja de la cuenca del río La Villa.

5. Baja productividad de la tierra.

Pérdida de la fertilidad de los suelos. (i) 10.6% de la cuenca con niveles críticos de erosión; (ii) necesidad del uso de fertilizantes para el mejoramiento del suelo.

Suelos de baja capacidad para la producción. (i) 72% de suelos sin capacidad para desarrollo de la agricultura; (ii) a más del 50% del terreno agrícola se aplican abonos, en el cultivo de los principales rubros.

Suelos erosionados. 10.6% de la cuenca con niveles críticos de erosión.

Sistemas de producción sin prácticas de conservación de suelos y aguas. 80% de los productores utilizan el método de tumba, roza y quema y no aplican sistemas de conservación de suelos.

Pérdida del pasto en tierras altas por bajas temperaturas, alta humedad y lluvia. (i) Se ha presentado en varias ocasiones en los meses de octubre y noviembre en áreas mayores a 900m de altura; (ii) se ha reporta cabezas de ganado muerto por este fenómeno climático.

No existe mercado público para productores. No existe infraestructura o mercados públicos establecidos en el área, sólo pequeños ranchitos en donde algunos productores exhiben sus productos.

Falta de planificación del uso de la tierra (solo oferta, no hay mercadeo). El 100% de los pequeños agricultores trabajan sin conocimiento del mercado, por lo cual fácilmente son expoliados por los intermediarios.

 6. El fracaso del Estado en la Cuenca Hidrográfica del Río La Villa.

El estado panameño ha contado con 4 instrumentos para prevenir a tiempo la crisis del Río La Villa. Estos son:

La Ley N° 44 (De 5 de agosto de 2002), la cual estableció  el “Régimen Administrativo Especial para el manejo, protección y conservación de las cuencas hidrográficas de la República de Panamá”. (Véase http://www.anam.gob.pa/images/stories/documentos_pdf/LEY_44_%20DE_CUENCAS.pdf). Esta Ley establece taxativamente: “Artículo 3. La Autoridad Nacional del Ambiente será el ente público encargado de diagnosticar, administrar, manejar y conservar las cuencas hidrográficas de la República de Panamá, en coordinación con las Instituciones sectoriales con competencia ambiental que integran el Sistema Interinstitucional Ambiental, con las Comisiones Consultivas Ambientales, establecidas en la Ley 41 de 1998, y con los Comités de Cuencas Hidrográficas creados en la presente Ley”.

La Dirección Gestión Integrada de Cuencas Hidrográficas (DGICH), de la ANAM. La DGICH tiene como una de sus funciones: “Formular e implementar estudios e investigaciones que permitan conocer en profundidad los procesos que determinan la cantidad y calidad de los flujos de agua en la tierra, y los efectos sobre el entorno”. (Véase http://anam.gob.pa/index.php/article-categories/direccion-gestion-integradas-de-cuencas-hidrograficas ) .

El Comité de Cuenca del Río La Villa. En noviembre  de 2011 se inició el proceso para la creación de este Comité, para lo cual fue contratada incluso una consultora por 8 meses. Se realizaron talleres “diagnóstico” con funcionarios gubernamentales… pero en ninguno se logró anticipar la crisis que se avecinaba.

El Plan de Ordenamiento Territorial Ambiental de la Cuenca Hidrográfica del Río La Villa. Elaborado por CATIE en noviembre de 2008. Según se indica en el documento, está elaborado con un horizonte de 15 años pero se estima un periodo de 10 años para el logro de impactos representativos.  El plan de ordenamiento contempla cinco ejes estratégicos y once programas de actuación:

Ejes estratégicos:

  • La producción sostenible.
  • Gestión integrada de los recurso hídrico.
  • Recurso natural (suelo, flora, fauna y aire).
  • Equipamiento territorial.
  • Fortalecimiento de capacidades.

Programas de actuación:

  • Programa de desarrollo agropecuario.
  • Programa de conservación de suelos.
  • Programa de manejo de riesgos.
  • Programa de manejo y conservación de aguas.
  • Programa de protección y manejo de fuentes de agua y zonas de recarga hídrica.
  • Programa de desarrollo forestal.
  • Programa de recuperación y conservación de ecosistemas terrestres y recursos marino costeros.
  • Programa de desarrollo urbano.
  • Programa de mejoramiento de servicios básicos.
  • Fortalecimiento institucional.
  • Capacitación y educación ambiental.

Para estas acciones, fue indicado en 2008, era  necesaria una inversión de cincuenta y siete millones de dólares (US.$) 57,000,000 de los cuales veintidós millones (US.$22,000,000) serían destinados a infraestructura, la cual es importante tomar en cuenta considerando la situación actual del territorio en planificación y para lograr que este desarrollo sea integral.

Este importante documento se puede bajar aquí:  http://apronadpanama.files.wordpress.com/2014/07/plan_de_ordenamiento_territorial_cuenca_-la-villa.pdf

(considerando que consta de 113 páginas, aun en formato Pdf es bastante pesado).

Resumiendo, una ley que resultó ser letra muerta, una DGICH inoperante, un Comité de Cuenca del Río La Villa que nunca termino de constituirse y un Plan de Ordenamiento del Río La Villa que fue engavetado …posiblemente por su costo.

Lineamientos de corto plazo para enfrentar el problema.

1. Sin participación de la sociedad civil no podrá salvarse el Río La Villa.

Como quedó señalado anteriormente el estado panameño contaba con los instrumentos legales,  administrativos y técnicos para prevenir la crisis del Rio La Villa. La gran ausente fue la sociedad civil organizada, lo cual demuestra una vez más que, sin una participación de activa de la población, los problemas no podrán ser resueltos solo en manos de funcionarios públicos.

El instrumento creado para la participación de la sociedad civil es el Comité de Cuenca, pero la legislación es mezquina en otorgarles espacios. De acuerdo con la Ley No 44, el Comité de Cuenca lo integran 7  Directores Regionales (ANAM, MIDA, MINSA, MICI, AMP, IDAAN, MIVI), los Alcaldes (en este caso son 6), 1 representante de Corregimiento. A las organizaciones no gubernamentales se les reserva solo  1 espacio y a los usuarios de las actividades “representativas” de la cuenca (obviamente sector agropecuario y agroindustrial) 2 espacios. Esta composición del Comité de Cuenca anula cualquier participación de la sociedad civil y lo convierte en un círculo cerrado de funcionarios gubernamentales.

La nueva administración de ANAM plantea “reactivar” el Comité de Cuenca del Rio La Villa, pero esto no basta si el deseo es mantener una relación constructiva con los distintos movimientos sociales que surgieron en Azuero, para enfrentar la situación de crisis. Es necesario abrir las puertas de dicho Comité a los nuevos actores.

El Plan de Ordenamiento Territorial Ambiental del Rio La Villa es un buen punto de partida, para no partir de cero. Convertir dicho documento en un plan de trabajo concreto, con cronograma de cumplimiento y responsabilidades bien definidas, es la tarea que ahora se impone.

 2. La conservación y restauración del Río La Villa cuesta dinero.

Desde luego que todos nos sentiríamos mas aliviados si la ANAM, el MINSA e IDIAP realizaran monitoreos periódicos de la calidad del agua del Río La Villa. Pero esta es una metodología de “final de tubo”, es decir, conocemos los problemas cuando estos son irreversibles.  Lo cierto es que el deterioro ambiental del Río La Villa obedece a factores estructurales, de raíz, cuya solución requiere de planificación y recursos.  Obviamente, no es lo mismo gastar en análisis físico- químicos y biológicos del agua potable que consumimos los azuerenses, que invertir 57 millones de dólares para ordenar y restaurar el Río La Villa.

Es un asunto de prioridades, el señor Martinelli persuadió al país que era necesario invertir más de 2,000 millones de dólares en un Metro, para trasladar a 100 mil personas desde y hacia San Miguelito. Ahora nos corresponde a los habitantes de  Azuero convencer a la nueva Administración gubernamental  de que son necesarios al menos 57 millones para garantizar agua potable, de manera duradera y sostenible, a más de 100,000 personas.

Posiblemente las estimaciones presupuestarias y el tipo de proyectos han variado desde noviembre de 2008, cuando se formularon. Pero es un buen punto de partida para empezar a conversar con el nuevo gobierno:

InversionRioLaVilla1

InversionRioLaVilla2

InversionRioLaVilla3


La crisis del agua potable en Azuero, Panamá

julio 3, 2014

Francisco Rivas Ríos.

El 20 de junio de 2014, las dos potabilizadoras que se abastecen del río La Villa, en la región de Azuero, Panamá paralizaron operaciones, por el vertido de vinaza, un subproducto líquido de la destilación del mosto en la fermentación del etanol,  así como la presencia inusual del herbicida atrazina en el caudal del río La Villa, cuyos efectos son tóxicos para el ser humano y animales.

El Ministerio de Salud (MINSA) alertó a los habitantes para que no consumiera el agua de grifos, por los altos niveles de toxicidad, además, se suspendieron las clases en los escuelas y colegios públicos y privados, en espera de una nueva notificación del MINSA para reanudarlas. La población ha mostrado signos de desesperación ante la escasez de agua embotellada en tiendas y supermercados, en un clima de rumores alarmistas.

Este es un problema que ha sido identificado y caracterizado hace más de una década. En el  Plan de ordenamiento territorial ambiental de la cuenca hidrográfica del río La Villa, elaborado por CATIE, para la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM), en el año 2008, podemos leer:

“Como resultados generales obtenidos por Arden & Price 2002 se puede apreciar que, los índices de calidad de agua tienen valores que reflejan un grado de contaminación incluso en la época de lluvia, ya que algunos puntos para esta época resultaron con valores menores de 70 que la califican como regular, en los puntos de Estivaná y río La Villa parte baja.

Estos valores disminuyen aún más enla época seca que se reducen también los caudales. Para esta época, los valores del ICA menores de 70 se reflejan en nueve de los 11 puntos de muestreos. Los puntos Estivaná, Llano de Piedra y Las Cabras en quebrada Pesé-río La Villa muestran un índice muy bajo, cercano a la característica que lo valora como “Malo”.

Para el caso de los análisis realizados por CATIE en enero de 2008, se muestra que sólo en dos puntos se refleja según el ICA, una calidad de agua que se puede considerar como buena, cinco puntos como regular y el punto de quebrada Grande por su valor de ICA se puede considerar como malo”.

El propósito de este artículo es  presentar las causas y alternativas de solución al grave problema.

 La Península de Azuero.

Azuero_Peninsula_NASALa península de Azuero es la península de mayor tamaño de la República de Panamá y la más meridional de América Central. Está rodeada por el océano Pacífico al sur y oeste y por el Golfo de Panamá al este. Comprende la totalidad de las provincias de Herrera y Los Santos, y la parte sureste de la provincia de Veraguas, en la República de Panamá.

La región de Azuero según el censo de vivienda y población de 2010, cuenta con 202,176 habitantes aproximadamente. La población de Herrera es de 107,911 habitantes, siendo la provincia más poblada de la región; la provincia de Los Santos cuenta con 88,487 habitantes, y el distrito de Mariato (Provincia de Veraguas) es el área menos poblada con 5.778 habitantes.

La Cuenca Hidrográfica del Río La Villa.

El río La Villa es el de mayor  longitud de la península de Azuero. Nace en la cordillera Occidental de Azuero, en la reserva forestal de El Montuoso. Su cuenca hidrográfica abarca territorios de Los Santos y Herrera. DeseUbicación_CuencaRioLaVillamboca en el océano Pacífico en el golfo de Parita, en un amplio estuario entre la provincia de Herrera y Los Santos. En su recorrido por Azuero de oeste a este, atraviesa pueblos como Macaracas, La Villa de Los Santos o Chitré.Posee una extensión de 1,157.5 Km²,  y 107,793 habitantes (50% hombres y 50% mujeres), para una densidad de población de 83.95 hab/km2. Su división política-administrativa incluye 2 Provincias (Herrera y Los Santos), 8 distritos y 48 corregimientos.

En la Provincia de Herrera existen 4 Distritos que forman parte de la Cuenca del Río La Villa:

Las Minas: 138.3 Km² (31.7% de su área total, 5,036 habitantes).

Los Pozos: 345.4 Km² (90.2% de su área total,6,879 habitantes).

Pesé: 115.1 Km² (40.6% de su área total, 11,574 habitantes).

Chitré: 47 Km² (51.6 % de su área total, 50,684 habitantes). En este Distrito se encuentra la principal Toma de Agua.

El incidente que provocó la contaminación del Río La Villa el 20 de junio de 20134 ocurrió en el Distrito de Pesé, específicamente en el Corregimiento Las Cabras (1,914 habitantes), cuando se produjo una rotura de una tubería de conducción de la empresa Campos de Pesé S.A., que participa en la producción de etanol.

En la Provincia de Los Santos, son dos Distritos que se ubican dentro de la Cuenca del Río La Villa:

Macaracas: 299.3 Km² (59.3 % de su área total, 9,021 habitantes).

Los Santos: 212.4 Km² (49.7 % de su área total, 21,829 habitantes). En este Distrito se encuentra la Toma de Agua “Rufina Alfaro”.

La contaminación de la Cuenca del Río La Villa.

El vertido de vinaza y la contaminación con agroquímicos del Río La Villa, forma parte de un proceso continuo de degradación ambiental que se ha intensificado hace 5 años.

La Cuenca se caracteriza por el fuerte crecimiento de la industria procesadora de alimentos, los ingenios, la porcinocultura, los cultivos de exportación, la producción de maíz para el mercado nacional y la expansión urbana. A esto se suma la ganadería extensiva que ocupa la mayor cantidad de espacio en la Cuenca, y la agricultura de subsistencia que está ejerciendo una fuerte presión sobre la cobertura boscosa en la parte alta de la Cuenca.

Utilización indiscriminada de agroquímicos en la agricultura.

Aunque existen varios factores causantes de la contaminación de las aguas de los ríos y quebradas en la Cuenca, los agroquímicos son los de mayor peligro, producto de su masiva e indiscriminada utilización entre agricultores y ganaderos, quienes en su mayoría no siguen las recomendaciones exigidas por el Ministerio de Salud.DIGITAL CAMERA

Un reportaje realizado por el Periódico La Prensa (“Los ríos enfermos de Panamá”) el 1 de diciembre de 2001, hace 14 años,  indicó que la mayor contaminación por agroquímicos se registra  donde se cultiva maíz, tomate, zapallo, arroz, sandía y melón, entre otros productos, cuyos productores, para erradicar la maleza y los insectos, utilizan cantidades herbicidas y plaguicidas en sus cultivos. Finalmente, cuando llueve, los residuos van a parar a quebradas y afluentes del río La Villa. Una de esas malezas que causa mayor dolor de cabeza a quienes cultivan tomate industrial es la pimentilla, obligando al agricultor a invertir una buena suma de dinero en la compra de agroquímicos.

De acuerdo con observadores, está ocurriendo un cambio en las prácticas de cultivo en Azuero: los agricultores cada vez recurren menos al machete para hacer los desmontes y, en vez de la tradicional herramienta, prefiere el uso de plaguicidas para librarse de las malas hierbas, aunque muchas veces desconoce que con ello altera su propia salud y el ecosistema que le rodea.

La atrazina en particular, es utilizada en forma intensiva en los cultivos de maíz, sorgo, pasto, caña de azúcar, piña y potreros.

Igual le ocurre a los ganaderos de los distritos de Macaracas, Guararé, Las Tablas y Los Santos, quienes tienen que fumigar sus fincas con 2-4-D, ATRAZINA, TORDON, para acabar con la pimentilla, contaminando los afluentes de los ríos Estivaná, Guararé y La Villa.

La pimentilla, que fue importada en la década de 1970 desde México, con el objetivo de evitar las erosiones y evitar los taludes cuando se construían algunas represas en el río La Villa, se esparció en todo el país a través de las correntadas de agua y los vientos. Hoy día es como una plaga para el agricultor y el ganadero.

Por otro lado, hace algunos años un informe del Instituto de Investigación Agropecuaria de Panamá (IDIAP) señaló que insectos como la mosca blanca, el gusano del fruto, el minador, las chinillas, la gallina ciega, las hormigas y el gusano cogollero afectan a la agricultura de la región, y para poder erradicarlos y lograr una buena cosecha, se tiene que gastar miles de dólares en la compra de agroquímicos.

Por consiguiente, los principales responsables por la contaminación con agroquímicos del Río La Villa, son los ganaderos y agricultores (incluyendo los que cultivan la caña de azúcar).

 Las excretas del ganado porcino y el uso de químicos para limpieza de galeras.

porquerizaLa producción porcina ha generado un creciente conflicto social con distintos usuarios de la Cuenca. Los ganaderos, empresas agroindustriales y moradores, principalmente, se quejan que las porquerizas están contaminando las fuentes de agua y  el suelo y son el origen de olores molestos.

En el año agrícola 2010/2011 el 38.74% del hato nacional porcino (192,098 cabezas), se localizó en la Cuenca Hidrográfica del Río La Villa. Mientras que en el ámbito nacional el promedio de cabezas por finca porcina fue de 88, en las explotaciones localizadas en esta Cuenca fue de 256. Esta situación se refleja en el desempeño económico de las explotaciones porcinas, pues en tanto a escala nacional las ventas anuales fueron de B/. 8,079.95 en por explotación, dentro de la Cuenca se elevó a B/. 13,506.34.

Los Corregimientos que concentran la producción porcina en la provincia de Los Santos son Las Cruces y Villa Lourdes del Distrito de Los Santos y Llano de Piedra del Distrito de Macaracas; mientras que en la provincia de Herrera están concentrados en los corregimTabla1_ContaminacionRioVillaientos de Las Cabras de Pesé, así como en Monagrillo y Llano Bonito en Chitré.

Las excretas de las explotaciones porcinas se descargan directamente en los efluentes del Río La Villa, causando una elevada contaminación biológica y química, en este último caso por la utilización de materiales de limpieza en sus galeras.

La industria de la caña de azúcar (producción licorera y de etanol).

En  1999 el Río La Villa ya fue contaminado con vinaza, procedente de las tinas y el 24 de julio del 2000, unos 200 mil litros de alcohol puro de Alcoholes del Istmo fueron derramados. Por consiguiente, lo ocurrido en junio de 2014 es un incidente reiterado.

El MINSA y la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM) han señalado como responsable del incidente ambiental de 2014 a la empresa Campos de Pesé S.A., dedicada al cultivo de caña de azúcar. Esta empresa forma parte de un consorcio con una estructura vertical que incluye: Alcoholes del Istmo, S.A. dedicada a la la destilería de alcohol;  Alcoholes del Istmo Internacional, S.A.  especializada en la exportación de alcoholes y aguardientes frescos productos de la destilería, y el Consorcio Licorero Nacional, S.A. – Alcoholes y Rones de Panamá, S.A.  cuyo principal producto es  al envejecimiento de alcohol, formulaciones de rones para marcas privadas y servicio de embotellado.

El grupo empresarial ha experimentado grandes cambios en su propiedad y en su línea de producción, al incorporar  el  etanol a su oferta a partir de 2012. Un primer cambio notable es que Alcoholes del Istmo ha pasado de producir 100 mil litros/día de alcohol industrial a 16 millones litros/día para atender la producción de etanol.

El impacto de la producción de etanol sobre las fuentes de agua, es ampliamente conocido en los países que tienen experiencia en esta actividad. La calidad del agua de los ríos, subterránea, los litorales y manantiales reciben el impacto de un gran aumento de fertilizantes y pesticidas utilizados en la fase agrícola, esto es en la producción de la caña de azúcar.

La producción del etanol utiliza mucha agua. De acuerdo con un estudio publicado en la revista Natural Resources Research, son necesarios 7 mil litros de agua para cultivar 12 kilos de caña, que son usados para la producción de un litro de etanol. Cada litro de etanol genera 10 litros de agua residual contaminada. Además, cada litro de etanol producido genera de 10 a 13 litros de vinaza.

De acuerdo con estadísticas de la Dirección Regional de Herrera de la ANAM (Autoridad Nacional del Ambiente), Alcoholes del Istmo  S.A. está consumiendo 792 m3/día de agua y Campos de Pesé S.A. 1,800 m3/día, esto es, 2,592 m3/día, entre ambas, convirtiéndose en los segundos grandes usuarios de la Cuenca, solo detrás  de las Potabilizadoras de  Chitré (27,252 m3 24 horas) y de Los Santos (20,160 m3 24 horas).

En conclusión, al introducirse la producción de etanol, Campos de Pesé S.A. y Alcoholes del Istmo S.A. están consumiendo más agua procedente de la Cuenca Hidrográfica del Río La Villa y generando más residuos: agroquímicos en la etapa agrícola y vinaza en la industrialización.

El cultivo de la caña de azúcar se caracteriza por un círculo vicioso: la ausencia de buenas prácticas de conservación en la producción demanda cada vez más plaguicidas, lo cual tiene como resultado que las tierras se vuelven menos fértiles y con menores rendimientos por hectárea.  Es necesario, por lo tanto, aplicar mayor cantidad de fertilizantes y dedicar mayor cantidad de terreno a la agricultura, con las consecuentes repercusiones en el ambiente y la salud de las personas. Adicionalmente, la quema de grandes extensiones de cultivo  genera un impacto negativo a la salud de los trabajadores y de habitantes de las comunidades localizadas en un amplio radio de acción,  debido  a la exposición a las emisiones. Este patrón productivo insostenible es la causa de que los problemas ambientales escalen continuamente a una etapa superior, a saber: el uso indiscriminado de plaguicidas, la utilización ineficiente de fertilizantes, emisiones de dioxinas y furanos, degradación del suelo y afectaciones a las aguas superficiales y subterráneas.

El manejo inadecuado de los residuos sólidos (dioxinas y furanos).

En el ámbito de la Cuenca Hidrográfica del Río La Villa, sus 107,793 habitantes estarían generando 86 toneladas/día (800 gramos habitante/día) de residuos sólidos orgánicos e inorgánicos, estimándose de acuerdo a estudios, que en las zonas rurales más pobres se generarían 300 gramos/habitante/día y en las áreas urbanas 1 kgr/habitante/día.

Las 2,587 toneladas mensuales de basura generadas dentro de esta Cuenca son objeto de malas prácticas: se entierran, se depositan en afluentes y el propio Río La Villa, se acumulan en sitios públicos y se queman a cielo abierto tanto en el ámbito doméstico como en los vertederos municipales de Chitré y La Villa. Las quemas a cielo abierto son un factor crítico por sus impactos negativos en la salud de la población y el ambiente.en colores

Cuando la basura “corriente” se mezcla con desechos peligrosos (por ejemplo, plástico PVC, envases de productos agropecuarios, y lubricantes, residuos agrícolas), y luego se quema, entonces se producen humos con sustancias tóxicas (dioxinas y furanos). Las dioxinas y furanos, más exactamente dibenzo-p-dioxinas policloradas (PCDD) y dibenzofuranos policlorados (PCDF) son dos de los diecisiete Contaminantes Orgánicos Persistentes (COP). Luego de liberados a la atmósfera, como resultado de las quemas domesticas y municipales de la basura, las dioxinas y furanos se alojan en todos los compartimentos de los ecosistemas, incluyendo el aire, agua, suelo, además en los productos.

Se trata de sustancias químicas extremadamente tóxicas capaces de afectar la salud de los seres humanos y animales a muy bajas concentraciones. Sus efectos en los seres vivientes pueden ser evidentes en concentraciones muy bajas del orden de microgramos (ug= .001 partes por millón) o incluso más pequeñas, de partes por trillón (ppt) (.000001 partes por millón).

Las dioxinas y furanos pueden causar efectos crónicos, como cáncer y malformaciones congénitas en animales y seres humanos. La mayoría de ellos pueden afectar el sistema endocrino (hormonal). Es decir, pueden entrar a las células e imitar o bloquear la acción normal de las hormonas, pudiendo provocar serios efectos en el sistema de defensas de nuestro organismo, el desarrollo de la inteligencia, fertilidad y la reproducción, especialmente si la exposición ocurre en los períodos críticos del desarrollo del feto.

En la Cuenca del Río La Villa existen principalmente 3 vertederos municipales en donde se queman continuamente toneladas de residuos sólidos a cielo abierto, generadores de dioxinas y furanos: Chitré, Los Santos y Las Tablas. Pero en la totalidad de los Municipios es igualmente una práctica cotidiana, a lo que debemos sumar las quemas de basuras en los patios de las casas y sitios públicos.

A los agroquímicos y la vinaza, debemos agregar entonces los peligrosos contaminantes Dioxinas y Furanos provenientes del manejo inadecuado de los residuos sólidos.

Conclusiones.

1. En el último decenio el Río La Villa ha sufrido un proceso continuo de degradación ambiental, como resultado de las actividades humanas. Desde grandes empresas hasta humildes campesinos,  utilizan prácticas insostenibles tales como la roza y quema, el sobrepastoreo, cultivos a favor de las pendientes, utilización inadecuada de los suelos de vocación agrícola, la deforestación, la utilización masiva de agroquímicos, y el manejo inadecuado de los residuos sólidos en el contexto de una expansión urbana caótica.

2. El incidente del 20 de junio de 2014, en cuanto al vertido de vinaza al Río La Villa, es claramente una responsabilidad de la empresa Campos de Pesé, S.A..  Es posible que la infraestructura (tinas) de las empresas que se dedican a la producción de etanol, con el incremento sustancial de los residuos líquidos, muestre síntomas de obsolescencia, una característica negativa de la industria del etanol en muchos países.

3. Pero atribuir a estas empresas la unica responsabilidad por la presencia de atrazina en el Río La Villa, carece de fundamento. El uso indiscriminado de agroquímicos es de larga data, y son responsables propietarios de fincas ganaderas y productores agrícolas, incluyendo los que se dedican a cultivos de exportación. El sector azucarero, especialmente con la producción de etanol, es también un gran consumidor de agroquimicos, pero no el único.

4. La degradación ambiental del Río La Villa se debe igualmente, en gran medida, al uso inadecuado de los residuos sólidos, por ser un factor crítico en la contaminación de suelos, aguas subtérranes y superficiales y la liberación de dioxinas y furanos, debido a la practica de la quema a cielo abierto, los cuales poseen un nivel de toxicidad superior a la atrazina.

5. Si la contaminación del Río La Villa mostraba signos alarmantes, al menos desde hace 5 años, ¿por qué hasta ahora las autoridades gubernamentales advierten que el agua no es potable?. Existen varias posibilidades: a) que el MINSA y la ANAM carecen de un sistema de monitoreo de la calidad de agua del Río La Villa y sus afluentes; b) que se realizaron monitoreos, pero los análisis de la calidad de agua se enfocaron en parámetros físicos y microbiológicos, mas no químicos; 3) que los análisis fueron realizados con anterioridad, y reflejaron la presencia de agentes químicos, pero se abstuvieron de informar para evitar “alarmar” a la población, una práctica usual en todos los gobiernos.

6. El incidente del 20 de junio es la punta del iceberg, un claro indicador de que el Río de La Villa se encuentra al borde del colapso, como resultado de años de degradación ambiental continua e incrementada, ante la desidia de tirios y troyanos, funcionarios gubernamentales, empresarios, autoridades locales y ciudadanía.

7. Restaurar la Cuenca del Río La Villa es la tarea estratégica que se impone. Será necesario reestructurar todo el sistema productivo para que adopte prácticas ambientalmente sostenibles, pasar a una ganadería y agricultura y agroindustria sostenibles. Para lograrlo se requerirán grandes inversiones,  posiblemente cientos de millones de dólares y el aporte de científicos y técnicos. Porque en material ambiental, – que nos quede de enseñanza -, lo más caro es reparar lo destruido.


Agenda de Estado para resolver el problema de la basura en Panama

enero 26, 2014

El 24 de enero fue publicada en Panamá la Encuesta Opina, contratada por Telemetro y el periódico La Estrella, y realizada por la casa encuestadora IPSOS. Según se indica en el reporte. La recolección de datos se realizó del día 17 al 20 de Enero del 2014, período en el que se entrevistaron 1500 personas, residentes de la República de Panamá en zonas urbanas y rurales (considerando las Comarcas Ngöbe-Buglé, Guna Yala y la provincia de Darién), mayores de 18 años.

Entre los objetivos del estudio, se mencionan determinar cuáles son los problemas más graves del país, y cuál es la intención de voto de los panameños. En el primer caso, los dos problemas que más agobian a la población son la Canasta Básica y la Inseguridad Ciudadana como se observa en la gráfica adjunta. Pero por segunda vez aparece la mala disposición de la basura en una posición sexta, en el conjunto de los problemas más relevantes.

Es importante indicar que el manejo inadecuado de los residuos sólidos, en los dos últimos meses, se ha convertido en un problema relevante, por su relación con la epidemia de dengue que está afectando a la población. Sin embargo, las distintas campañas carecen aún de respuestas a este problema.

A continuación planteamos sugerencias para enfrentar el problema.

  1.  La oferta electoral debería incluir la promulgación de una Ley General de Residuos Sólidos.

En forma resumida se sugiere dejar claramente establecidas en la Ley, las Herramientas para al Manejo Integral:

  • La Política Nacional de Gestión de Residuos Sólidos. El Plan Nacional. Planes Municipales. Planes Sectoriales por Tipo de Residuo (Peligrosos, Especiales, Urbanos). Planes de Manejo Integral. Fiscalización de los Planes.
  • Información y Educación. Sistema Nacional de Información. Acceso a la información. Programa Nacional de Educación.
  • Promoción de la Gestión Integral de los Residuos Sólidos. Disposiciones para el fomento de la gestión integral de los residuos sólidos. Herramientas específicas Incentivos a generadores. Medidas especiales para minimizar la generación de los residuos sólidos. Participación ciudadana.
  • Las obligaciones del Estado. Presupuestos. Sistemas de Gestión Ambiental. Compras del Estado (promover la compra y utilización de materiales reutilizables, reciclables, biodegradables y valorizables).
  • Fondo para la Gestión Integral de los Residuos Sólidos. Constitución delos recursos. Manejo del Fondo.

Aspectos críticos de la Ley General que se propone, es retornar a los Municipios la gestión de los residuos sólidos y su operación (en los casos en que el servicio no esté concesionado). Deberá incluir además instrumentos claros de fiscalización a las empresas que tienen concesiones para la recolección, transporte y disposción final de los residuos sólidos. Asi como la consitución de un Fondo para apoyar financieramente a los municipios, mientras se genera una cultura de pago de la tasa de aseo.

2.  Incorporar al sector informal al Plan Nacional de Residuos Sólidos.

Como resultado de las deficiencias del sector público y municipal en la prestación de servicios de recolección y transporte de residuos sólidos, ha prosperado un sector informal para atender esta demanda. Se trata de propietarios de pequeños camiones que recorren las barriadas periféricas cobrando generalmente $0.25 por bolsa plástica de residuos.

Las tareas que se imponen es organizar este sector en cooperativas o microempresas, dotarlos de financiamiento para mejorar sus vehículos recolectores,  planificar sus labores (rutas, frecuencias) y fiscalizar sus operaciones. El fortalecimiento de este sector contribuiría a atender a las poblaciones periféricas y urbano –marginales, colaborando especialmente a suplir el déficit en la recolección primaria.

La formalización de este sector no solo contribuye a aumentar la oferta de servicios de aseo en forma estable y ordenada, sino que también a la generación de empleos e ingresos.

Otra tarea importante es la formalización de los centenares de “pepenadores” que laboran en los sitios de disposición final. En este caso, la implementación de un plan de creación de microempresas de reciclaje, sería la mejor opción para dignificar este trabajo de acuerdo a parámetros ambiental y socialmente sostenibles.

Al respecto hemos escrito el ensayo: “Lineamientos para crear una Microempresa de Reciclaje”.

3.  La creación de un Fondo para la Gestión Integral de los Residuos Sólidos.

En este mismo Blog hemos publicado el artículo Análisis de alternativas al problema de los residuos sólidos en Panamá”.

Incluimos en esa oportunidad un resumen del Plan de Negocios preparado por el Ministerio de Salud (MINSA) de Panamá, en 2005, plenamente vigente en la actualidad. El Proyecto preparado por el MINSA contempla una inversión de $USA 14, 780,000 para fortalecer los sistemas de recolección de los municipios considerados, $USA 6,120,000 ($USA 90,000 por unidad) para la compra de 68 compactadores de 16 yardas cúbicas y $USA 3, 960,000.00 ($USA 60,000 por unidad) para la compra de 68 volquetes de 13 yardas cúbicas. A estos equipos deben sumarse pick-ups para supervisión, retroexcavadoras, etc.

Estas inversiones se proponen estabilizar y mejorar sustancialmente la recolección y transporte de todos los residuos sólidos en todo el territorio nacional, con el propósito primordial de romper el círculo vicioso: “no se presta un buen servicio porque no se paga la  tasa de aseo, y no se paga la tasa de aseo porque no se presta un buen servicio”.

Mientras que el servicio mejoraría con las inversiones señaladas, se implementarán distintas iniciativas dirigidas a elevar el compromiso de los usuarios en los ámbitos domiciliar, comercial, industrial e institucional. Considerando que el 80% de los residuos para se generan en los domicilios, la participación ciudadana con un enfoque comunitario es clave para avanzar hacia una “cultura de pago”. A continuación presentamos algunas iniciativas.

4.  Ley para impulsar la creación de Comités Voluntarios de Vigilantes Ambientales.

Para modificar los hábitos y actitudes incorrectos que prevalecen hoy en el manejo de los residuos sólidos, se hace indispensable incorporar a la sociedad civil en las funciones de control y vigilancia ambiental, colaborando con las autoridades competentes en la aplicación de la legislación vigente. Esta propuesta se corresponde con una mayor conciencia del tema ambiental por la sociedad panameña.

En consideración a lo anterior resulta de interés público promover la participación comunitaria como coadyuvante de las autoridades competentes en la aplicación de la normativa ambiental. El vigilante ambiental voluntario, asume una responsabilidad ciudadana  con su comunidad y el ambiente y sus actividades y su labor  debe ser reconocida, avalada y apoyada por el Estado panameño.

En este Blog se puede consultar el “Manual Operativo  para la Puesta en Marcha de un Plan de Vigilancia Ambiental Comunitaria”. El Manual se estructura en tres partes: La 1a., denominada “Objetivos y Características del  Manual”, presenta una descripción general de los objetivos del Manual y su organización. La 2a. que hemos titulado “Procedimientos a Seguir por el Comité Voluntario de Vigilantes Ambientales”, describe una serie de procedimientos que deben utilizar los miembros del grupo, y por último la 3a. “Procedimientos a Seguir por los Corregidores” que no es otra cosa que el conjunto de instrucciones para estas autoridades.

Adicionalmente, hemos preparado el borrador de Anteproyecto de Ley “Que Establece Disposiciones para la Promoción de la Vigilancia Comunitaria Voluntaria Ambiental en el Territorio Nacional”. Esta Ley se sustenta en el precepto constitucional (Art. 119) de que el Estado y todos los habitantes del territorio nacional tienen el deber de propiciar un desarrollo social y económico que prevenga la contaminación del ambiente, mantenga el equilibrio ecológico y evite la destrucción de los ecosistemas.

Igualmente se fundamenta en la responsabilidad compartida incorporada en la Ley General del Ambiente cuando expresa en su Artículo 106 que toda persona natural o jurídica está en la obligación de prevenir el daño y controlar la contaminación ambiental.

Se puede consultar el  texto completo aquí: Proyecto_Ley_Vigilantes_Ambientales, presentado a consideración de las organizaciones sociales políticas interesadas en el tema.

Las iniciativas sugeridas se han sustentado en estudios e investigaciones realizadas en el marco de Consulorías Nacionales e Internacionales.


El problema de los residuos solidos en la campaña electoral panameña

enero 1, 2014

Francisco Rivas Ríos.

Los ciudadanos panameños han sido convocados a elecciones generales el 4 de mayo de 2014, para escoger Presidente, Diputados, Alcaldes y Representantes de Corregimiento. Mientras que los partidos afines al Gobierno, Cambio Democrático (CD) en alianza con el  Molirena, enfocan su campaña en los logros económicos alcanzados, así como los programas sociales basados en transferencias monetarias a distintos grupos de población, los partidos de oposición Partido Revolucionario Democrático (PRD), Partido Panameñista (aliado con el Partido Popular) y Frente Amplio Democrático se esmeran en señalar los principales problemas aun no resueltos, como el alto costo de la vida y la inseguridad, entre otros.

Un problema de vieja data: el deficiente sistema de recolección y tratamiento de los residuos, sin embargo, ha ocupado una atención marginal para el conjunto de las fuerzas políticas. A pesar de que el problema agobia a importantes sectores de la población especialmente en la Ciudad Capital y ciudades intermedias.

Hoy como ayer algunos candidatos a Alcaldes, esgrimen los mismos planteamientos, sin que a la fecha se hayan logrado implementar. Veremos algunas razones de las debilidades de estas propuestas reiterativas.

1. “Educar a la población”.

De manera resumida, se promete que la población será educada  para que disponga adecuadamente la basura (“para que no la bote en cualquier parte”, especialmente ríos y quebradas), para que recicle y dicho con un menor énfasis, pague la tasa de aseo.

La debilidad crucial de esta propuesta resulta obvia: habría que “educar” a la población sobre qué hacer con los residuos sólidos que se acumulan en sus casas y vecindarios debido al colapso del sistema de recolección.

Hemos tenido la oportunidad de ofrecer charlas informativas a comunidades urbanas y rurales sobre las 3 NO: no botar la basura en sitios públicos, mucho menos en ríos y quebradas; no quemar la basura a cielo abierto; no enterrarla. Los argumentos, debidamente ilustrados, se enfocan en los daños potenciales a la salud y el ambiente.  El problema, planteado por los participantes, es el siguiente: “si no podemos quemar, botar en sitios públicos, ni enterrar la basura y, además, los encargados de la recolección no realizan su tarea que hacemos? Comérnosla?”.

 2.     “Comprar camiones recolectores”.

El problema, entonces, remite al principio de todo: organizar un sistema eficiente de la recolección de los residuos sólidos, sobre CAMIONESLIMPIA1cuya base puede pensarse en un plan de educación a la comunidad. En tal sentido, adquirir camiones compactadores y otro equipo como retroexcavadoras se ha constituido en el símbolo de la modernidad y solución definitiva al problema de los residuos sólidos en Panamá, desde hace dos década. Aunque no existen cifras exactas, en los últimos 20 años el país ha dedicado centenares de millones de dólares a la compra o alquiler de estos equipos.

Punto_acopio_improvisado_residuos_urbanos_PtyVarios problemas han reducido el impacto positivo de estas inversiones. Primero, el mantenimiento ha sido deficiente y en poco tiempo tales equipos terminan convertidos en chatarra. Segundo, de poco han servido para atender las áreas urbanas de clase baja, pues las características de sus vías (veredas estrechas y de trazado irregular), no permiten realizar la recolección en forma eficiente. No existe una recolección primaria planificada, utilizando equipos adecuados, que permita trasladar los residuos desde las viviendas hasta los camiones compactadores. La consecuencia es que los residuos sólidos se acumulan en lugares improvisados por los vecinos como puntos de acopio, a la espera de los camiones compactadores.

 3.     “Reciclar”.

La totalidad de los aspirantes a las Alcaldías, de todos los partidos políticos, ofrecen como una de las soluciones principales al problema señalado, el “reciclaje”. No obstante, omiten mencionar – posiblemente por desconocimiento- que en Panamá existe un número importante de empresas recicladoras las cuales realizan exportaciones millonarias de materiales reciclables. (Véase la Presentación de nuestra autoría: http://www.authorstream.com/Presentation/apronad-294001-el-mercado-de-reciclaje-en-panama-recclaje-metales-papel-exportaciones-residuos-apronad-travel-places-nature-ppt-powerpoint/).

 Los planteamientos de los políticos, en cambio, hacen referencia a experiencias de países europeos y muy especialmente Japón, sin que se explique a los electores sobre el cómo propiciar programas municipales de reciclaje cuando el sistema de recolección y transporte de los residuos sólidos está colapsado y, además, esta actividad es controlada por la empresa privada.

4. Una grave omisión … política.

Los ciudadanos esperarían de sus políticos eso: una propuesta relacionada en el campo de las políticas para un manejo adecuado de los residuos sólidos. Porque el problema de raíz es que el marco institucional panameño en este campo es un verdadero de caos. Primero, la responsabilidad por el manejo de la basura fue transferida al gobierno central, en la figura de la Autoridad de Aseo Urbano y Domiciliario (AAUD). Pero en la práctica esta autoridad, teóricamente de alcance nacional, se ha concentrado en lidiar con el problema en la Ciudad Capital. En el resto del país la responsabilidad sigue siendo de los Municipios.

Por otra parte, la recolección, transporte y disposición final de los residuos sólidos en las principales ciudades, con excepción de la Capital, ha sido concesionada a empresas extranjeras de capital colombiana, por periodos de 25 o más años. Estas concesiones fueron otorgadas por los Municipios, antes de la creación de la AAUD, y están vigentes. Agreguemos que el Relleno Sanitario de Cerro Patacón, localizado en el Distrito Capital, fue concesionado igualmente en su momento a una empresa de origen colombiana, por el Municipio de Panamá.

Adicionalmente, la responsabilidad por la gestión y operación de los residuos peligrosos es del Ministerio de Salud (MINSA), generalmente enfocado solo en los residuos hospitalarios. El sector portuario, la Zona Libre de Colón y la Autoridad del Canal de Panamá, entre otros, cuentan con sus propios sistemas. Los grandes generadores del sector comercial y hotelero han optado por contratar empresas recolectoras privadas. En las barriadas de clase media del interior del país, la recolección es ofrecida por recolectores informales.

Y para completar este panorama, las empresas recicladoras se apoyan en una masa de recolectores informales (“pepenadores”), sin que exista una normativa específca. El déficit de legislación en esta materia, además, ha permitido el crecimientode la actividad del reciclaje en forma caótica, con elevados costos sociales y ambientales..

En este contexto caotico es prácticamente imposible poner en marcha propuestas viables para resolver el problema de los residuos solidos. ¿No sería tarea precisamente  de los políticos presentar una oferta una estrategia integral de solución al problema?

Proponer, por ejemplo, el impulso de una Ley General de Residuos Sólidos, creando Comité Nacional ampliamente representativo para colaborar con la Comisión de Ambiente y Desarrollo de la Asamblea Nacional de Diputados, en la elaboración del texto. En el Comité deberían participar representantes de las instituciones gubernamentales, el sector municipal, el sector académico, sector productivo y organizaciones de la sociedad civil. Véase al respecto: http://es.scribd.com/doc/28925693/Legislacion-Residuos-Solidos-Panama


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 375 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: