Estrategia para salvar el Río La Villa, Panamá

julio 16, 2014

Francisco Rivas.

Bibliografía.

La Cuenca Hidrográfica del Río La Villa, es una de las más estudiadas de Panamá. También es una de las cuencas sobre las que se han formulado más advertencias y elaborado más propuestas para su ordenamiento y restauración. Uno de los tantos incidentes de contaminación, ocurrido en junio de 2014, mereció una atención destacada en los medios de comunicación, pero curiosamente toda la valiosa información científica ha sido ignorada.

Entre 2007 y 2009 el Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza (CATIE), mediante contratos de consultoría con la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM), elaboró documentos que diagnosticaron los problemas del Río La Villa y sugirieron acciones para su ordenamiento y restauración. Sugerimos a los estudiosos la consulta de los siguientes documentos:

  • CATIE, Diagnósticos biofísico, socioeconómico y línea base de las cuencas hidrográficas de los Ríos Bayano, Chiriquí, Chucunaque, Río Grande, La Villa, Santa María y Tuira, Panamá, Octubre de 2007, páginas 170 a 210.
  • CATIE Panamá, “Manejo integral de la cuenca del río La Villa”, En: InfoCATIE Panamá, Año 9, No.1, mayo 2009, 12 páginas
  • CATIE, et. Als, Plan de Ordenamiento Territorial Ambiental de la Cuenca Hidrográfica del Río La Villa, Panamá, 2008, 132 páginas.
  • Alexis De La Cruz Lombardo,  Evaluación de La Calidad Físico-Química y Microbiológica de La Cuenca de Río La Villa, Península de Azuero, Proyecto de Investigación, Universidad de Panamá, 2008.
  • ANAM, Plan Nacional de Gestión Integrada de Recursos Hídricos de la República de Panamá, 2010-2030, Panamá, 2011. (Aunque aborda todas las cuencas hidrográficas de Panamá, contiene información específica del Río La Villa).

Los 6 males de la Cuenca del Rio La Villa.

1. La mala calidad de las aguas.

El deterioro de la calidad del agua del Río La Villa ha sido constatada en todos los estudios realizados. Los factores que inciden en este problema son, principalmente:

Manejo inadecuado de los residuos sólidos: (i) hábitos y actitudes inconvenientes de la población (quemas a cielo abierto, entierro de los residuos y lanzamiento de basuras a ríos y quebradas), (ii) reducida cobertura de la recolección y transporte de los residuos, localizada en las cabeceras de los principales distritos; (iii) vertederos municipales (Chitré, Los Santos, Las Tablas, Macaracas, Las Minas, etc.) convertidos en focos de contaminación en donde los residuos se queman a cielo abierta en forma permanente, generando dioxinas y furanos.

Vertidos de residuos líquidos sin tratamiento (aguas negras y grises).  (i) Valores de coliformes fecales en la parte baja del río la Villa, mayores de 2000 CFU ICA con valores menores a 50, en el 83%; (ii) Contaminación de las aguas las excretas del ganado bovino (82.9% del territorio de la cuenca en uso agropecuario); (iii) actividades porcinas sin manejo de aguas residuales. Menos de 30% de la industria en esta actividad reutilizan los desechos o cumplen con la infraestructura de manejo de los desechos orgánicos y los que tratan de cumplir con la misma, la mayoría de los sistemas no funcionan correctamente.

Excesivo uso de agroquímicos. La principal actividad económica de la cuenca, es la agricultura y ganadería. El 70% de los productores utilizan agroquímicos en alguna fase de la producción. La utilización de agroquímicos se ha incrementado recientemente con el inicio de la producción de etanol, lo cual ha requerido una mayor producción de caña de azucar, la cual a su vez demanda un mayor volumen de agroquímicos, principalmente para eliminar las malezas.

2. Limitada disponibilidad de agua para consumo humano.

Usuarios_RLaVillaLa disputa de los usuarios de la Cuenca del Río La Villa puede conducir a corto plazo a graves conflictos sociales. La Cuenca Hidrográfica del Río La Villa mantiene aún el “equilibrio”  (la oferta alcanza a cubrir la demanda), pero en los meses de diciembre a abril, se presentan severos déficit,  lo cual la hace  vulnerable a cualquier variación de la oferta y a demanda.

La expansión del sector servicios y comercio, del cultivo y procesamiento agroindustrial de la caña de azucar para la producción de etanol, empezará a competir con las necesidades de la población.

La situación de desequilibrio empieza a manifestarse  especialmente en la Provincia de Los Santos en donde: a) las fuentes subterráneas se agotan y su calidad se deteriora continuamente, por lo cual la competencia por el agua se está agudizando; y b) el carácter disperso de lapoblación, fundamentalmente rural, encarece el costo per cápita. De acuerdo con la información proporcionada por el IDAAN, se carece de datos específicos para localizar  nuevas fuentes subterráneas, las cuales abastecen en un 90% la demanda de la población y que se están agotando.

El desequilibrio podría intensificarse en el futuro proximo como consencuencia de los siguientes procesos:

Contaminación de las aguas superficiales. Parámetros hidrológicos con valores que demuestran niveles altos de contaminación.

Alteración en los caudales de los ríos y fuentes de agua. Disminución de los caudales en la temporada seca y aumento en temporada lluviosa,

Demanda para otros usos (Parte Baja de la Cuenca). El 11% de la demanda de agua actualmente es de tipo comercial. Demanda de 13 millones de galones de agua en la parte baja. Los usuarios registrados en la ANAM, en su mayoría utilizan el agua para actividades agrícolas e industriales y la demanda es en época seca donde los niveles son más bajos.

Los pozos bajan rendimientos. Muchos productores e industriales utilizan agua de pozos. La demanda de agua de pozos en la cuenca es de 9,188.50 m3/hora

Falta protección de zonas de recarga hídrica. La demanda está cerca de rebasar la recarga. La Quebrada Salitre-río La Villa, Río Estibaná y río Esquiguita tienen bajo nivel de recarga hídrica y se encuentra en áreas de sobreuso por actividades agropecuarias

3. Mala calidad del aire. 

La práctica generalizada de quema a cielo abierto de residuos sólidos urbanos y agrícolas, especialmente durante los meses de la estación seca, generan una elevada contaminación atmosférica con afectaciones a la población rural y urbana en términos de enfermedades respiratorias y a mediano y largo plazo, el surgimiento de enfermedades crónicas y degenerativas por la liberación de dioxinas y furanos.

4. Pérdida de la cobertura vegetal de la cuenca.

Deforestación. Sólo 12.7% de la cuenca cuenta con bosque maduro y secundario. 39.3% de la superficie de la cuenca está dedicada a las actividades agropecuarias y 43.6% en matorrales y rastrojos lo que indica que se encuentran deforestadas igualmente.

Uso intensivo de tierras de protección.(i) Zonas de recarga hídricas en la parte media, en uso agropecuario, (ii) Áreas con pendientes y vocación forestal en la parte alta con desarrollo de actividades agropecuarias; (iii) Bosque de galería en las zonas bajas y medias con actividades de producción; (iv) Áreas de bosque en toda la cuenca sustituidas por actividades de producción.

Agricultura sin planificación. (i) 68.4% de la superficie de la cuenca se encuentra en sobreuso; (ii) tierras de vocación forestal con desarrollo de sistemas agrícolas; (iii) actividades agrícolas con características extensivas en toda la cuenca.

Quemas e incendios forestales. 80%  de  los  productores  utiliza  como método tradicional la quema para preparar el terreno

Pérdida de cobertura forestal de las riberas de los ríos. El 40% de las riberas de las fuentes de agua se encuentra sin bosque de galería en la parte media y baja de la cuenca del río La Villa.

5. Baja productividad de la tierra.

Pérdida de la fertilidad de los suelos. (i) 10.6% de la cuenca con niveles críticos de erosión; (ii) necesidad del uso de fertilizantes para el mejoramiento del suelo.

Suelos de baja capacidad para la producción. (i) 72% de suelos sin capacidad para desarrollo de la agricultura; (ii) a más del 50% del terreno agrícola se aplican abonos, en el cultivo de los principales rubros.

Suelos erosionados. 10.6% de la cuenca con niveles críticos de erosión.

Sistemas de producción sin prácticas de conservación de suelos y aguas. 80% de los productores utilizan el método de tumba, roza y quema y no aplican sistemas de conservación de suelos.

Pérdida del pasto en tierras altas por bajas temperaturas, alta humedad y lluvia. (i) Se ha presentado en varias ocasiones en los meses de octubre y noviembre en áreas mayores a 900m de altura; (ii) se ha reporta cabezas de ganado muerto por este fenómeno climático.

No existe mercado público para productores. No existe infraestructura o mercados públicos establecidos en el área, sólo pequeños ranchitos en donde algunos productores exhiben sus productos.

Falta de planificación del uso de la tierra (solo oferta, no hay mercadeo). El 100% de los pequeños agricultores trabajan sin conocimiento del mercado, por lo cual fácilmente son expoliados por los intermediarios.

 6. El fracaso del Estado en la Cuenca Hidrográfica del Río La Villa.

El estado panameño ha contado con 4 instrumentos para prevenir a tiempo la crisis del Río La Villa. Estos son:

La Ley N° 44 (De 5 de agosto de 2002), la cual estableció  el “Régimen Administrativo Especial para el manejo, protección y conservación de las cuencas hidrográficas de la República de Panamá”. (Véase http://www.anam.gob.pa/images/stories/documentos_pdf/LEY_44_%20DE_CUENCAS.pdf). Esta Ley establece taxativamente: “Artículo 3. La Autoridad Nacional del Ambiente será el ente público encargado de diagnosticar, administrar, manejar y conservar las cuencas hidrográficas de la República de Panamá, en coordinación con las Instituciones sectoriales con competencia ambiental que integran el Sistema Interinstitucional Ambiental, con las Comisiones Consultivas Ambientales, establecidas en la Ley 41 de 1998, y con los Comités de Cuencas Hidrográficas creados en la presente Ley”.

La Dirección Gestión Integrada de Cuencas Hidrográficas (DGICH), de la ANAM. La DGICH tiene como una de sus funciones: “Formular e implementar estudios e investigaciones que permitan conocer en profundidad los procesos que determinan la cantidad y calidad de los flujos de agua en la tierra, y los efectos sobre el entorno”. (Véase http://anam.gob.pa/index.php/article-categories/direccion-gestion-integradas-de-cuencas-hidrograficas ) .

El Comité de Cuenca del Río La Villa. En noviembre  de 2011 se inició el proceso para la creación de este Comité, para lo cual fue contratada incluso una consultora por 8 meses. Se realizaron talleres “diagnóstico” con funcionarios gubernamentales… pero en ninguno se logró anticipar la crisis que se avecinaba.

El Plan de Ordenamiento Territorial Ambiental de la Cuenca Hidrográfica del Río La Villa. Elaborado por CATIE en noviembre de 2008. Según se indica en el documento, está elaborado con un horizonte de 15 años pero se estima un periodo de 10 años para el logro de impactos representativos.  El plan de ordenamiento contempla cinco ejes estratégicos y once programas de actuación:

Ejes estratégicos:

  • La producción sostenible.
  • Gestión integrada de los recurso hídrico.
  • Recurso natural (suelo, flora, fauna y aire).
  • Equipamiento territorial.
  • Fortalecimiento de capacidades.

Programas de actuación:

  • Programa de desarrollo agropecuario.
  • Programa de conservación de suelos.
  • Programa de manejo de riesgos.
  • Programa de manejo y conservación de aguas.
  • Programa de protección y manejo de fuentes de agua y zonas de recarga hídrica.
  • Programa de desarrollo forestal.
  • Programa de recuperación y conservación de ecosistemas terrestres y recursos marino costeros.
  • Programa de desarrollo urbano.
  • Programa de mejoramiento de servicios básicos.
  • Fortalecimiento institucional.
  • Capacitación y educación ambiental.

Para estas acciones, fue indicado en 2008, era  necesaria una inversión de cincuenta y siete millones de dólares (US.$) 57,000,000 de los cuales veintidós millones (US.$22,000,000) serían destinados a infraestructura, la cual es importante tomar en cuenta considerando la situación actual del territorio en planificación y para lograr que este desarrollo sea integral.

Este importante documento se puede bajar aquí:  http://apronadpanama.files.wordpress.com/2014/07/plan_de_ordenamiento_territorial_cuenca_-la-villa.pdf

(considerando que consta de 113 páginas, aun en formato Pdf es bastante pesado).

Resumiendo, una ley que resultó ser letra muerta, una DGICH inoperante, un Comité de Cuenca del Río La Villa que nunca termino de constituirse y un Plan de Ordenamiento del Río La Villa que fue engavetado …posiblemente por su costo.

Lineamientos de corto plazo para enfrentar el problema.

1. Sin participación de la sociedad civil no podrá salvarse el Río La Villa.

Como quedó señalado anteriormente el estado panameño contaba con los instrumentos legales,  administrativos y técnicos para prevenir la crisis del Rio La Villa. La gran ausente fue la sociedad civil organizada, lo cual demuestra una vez más que, sin una participación de activa de la población, los problemas no podrán ser resueltos solo en manos de funcionarios públicos.

El instrumento creado para la participación de la sociedad civil es el Comité de Cuenca, pero la legislación es mezquina en otorgarles espacios. De acuerdo con la Ley No 44, el Comité de Cuenca lo integran 7  Directores Regionales (ANAM, MIDA, MINSA, MICI, AMP, IDAAN, MIVI), los Alcaldes (en este caso son 6), 1 representante de Corregimiento. A las organizaciones no gubernamentales se les reserva solo  1 espacio y a los usuarios de las actividades “representativas” de la cuenca (obviamente sector agropecuario y agroindustrial) 2 espacios. Esta composición del Comité de Cuenca anula cualquier participación de la sociedad civil y lo convierte en un círculo cerrado de funcionarios gubernamentales.

La nueva administración de ANAM plantea “reactivar” el Comité de Cuenca del Rio La Villa, pero esto no basta si el deseo es mantener una relación constructiva con los distintos movimientos sociales que surgieron en Azuero, para enfrentar la situación de crisis. Es necesario abrir las puertas de dicho Comité a los nuevos actores.

El Plan de Ordenamiento Territorial Ambiental del Rio La Villa es un buen punto de partida, para no partir de cero. Convertir dicho documento en un plan de trabajo concreto, con cronograma de cumplimiento y responsabilidades bien definidas, es la tarea que ahora se impone.

 2. La conservación y restauración del Río La Villa cuesta dinero.

Desde luego que todos nos sentiríamos mas aliviados si la ANAM, el MINSA e IDIAP realizaran monitoreos periódicos de la calidad del agua del Río La Villa. Pero esta es una metodología de “final de tubo”, es decir, conocemos los problemas cuando estos son irreversibles.  Lo cierto es que el deterioro ambiental del Río La Villa obedece a factores estructurales, de raíz, cuya solución requiere de planificación y recursos.  Obviamente, no es lo mismo gastar en análisis físico- químicos y biológicos del agua potable que consumimos los azuerenses, que invertir 57 millones de dólares para ordenar y restaurar el Río La Villa.

Es un asunto de prioridades, el señor Martinelli persuadió al país que era necesario invertir más de 2,000 millones de dólares en un Metro, para trasladar a 100 mil personas desde y hacia San Miguelito. Ahora nos corresponde a los habitantes de  Azuero convencer a la nueva Administración gubernamental  de que son necesarios al menos 57 millones para garantizar agua potable, de manera duradera y sostenible, a más de 100,000 personas.

Posiblemente las estimaciones presupuestarias y el tipo de proyectos han variado desde noviembre de 2008, cuando se formularon. Pero es un buen punto de partida para empezar a conversar con el nuevo gobierno:

InversionRioLaVilla1

InversionRioLaVilla2

InversionRioLaVilla3


La crisis del agua potable en Azuero, Panamá

julio 3, 2014

Francisco Rivas Ríos.

El 20 de junio de 2014, las dos potabilizadoras que se abastecen del río La Villa, en la región de Azuero, Panamá paralizaron operaciones, por el vertido de vinaza, un subproducto líquido de la destilación del mosto en la fermentación del etanol,  así como la presencia inusual del herbicida atrazina en el caudal del río La Villa, cuyos efectos son tóxicos para el ser humano y animales.

El Ministerio de Salud (MINSA) alertó a los habitantes para que no consumiera el agua de grifos, por los altos niveles de toxicidad, además, se suspendieron las clases en los escuelas y colegios públicos y privados, en espera de una nueva notificación del MINSA para reanudarlas. La población ha mostrado signos de desesperación ante la escasez de agua embotellada en tiendas y supermercados, en un clima de rumores alarmistas.

Este es un problema que ha sido identificado y caracterizado hace más de una década. En el  Plan de ordenamiento territorial ambiental de la cuenca hidrográfica del río La Villa, elaborado por CATIE, para la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM), en el año 2008, podemos leer:

“Como resultados generales obtenidos por Arden & Price 2002 se puede apreciar que, los índices de calidad de agua tienen valores que reflejan un grado de contaminación incluso en la época de lluvia, ya que algunos puntos para esta época resultaron con valores menores de 70 que la califican como regular, en los puntos de Estivaná y río La Villa parte baja.

Estos valores disminuyen aún más enla época seca que se reducen también los caudales. Para esta época, los valores del ICA menores de 70 se reflejan en nueve de los 11 puntos de muestreos. Los puntos Estivaná, Llano de Piedra y Las Cabras en quebrada Pesé-río La Villa muestran un índice muy bajo, cercano a la característica que lo valora como “Malo”.

Para el caso de los análisis realizados por CATIE en enero de 2008, se muestra que sólo en dos puntos se refleja según el ICA, una calidad de agua que se puede considerar como buena, cinco puntos como regular y el punto de quebrada Grande por su valor de ICA se puede considerar como malo”.

El propósito de este artículo es  presentar las causas y alternativas de solución al grave problema.

 La Península de Azuero.

Azuero_Peninsula_NASALa península de Azuero es la península de mayor tamaño de la República de Panamá y la más meridional de América Central. Está rodeada por el océano Pacífico al sur y oeste y por el Golfo de Panamá al este. Comprende la totalidad de las provincias de Herrera y Los Santos, y la parte sureste de la provincia de Veraguas, en la República de Panamá.

La región de Azuero según el censo de vivienda y población de 2010, cuenta con 202,176 habitantes aproximadamente. La población de Herrera es de 107,911 habitantes, siendo la provincia más poblada de la región; la provincia de Los Santos cuenta con 88,487 habitantes, y el distrito de Mariato (Provincia de Veraguas) es el área menos poblada con 5.778 habitantes.

La Cuenca Hidrográfica del Río La Villa.

El río La Villa es el de mayor  longitud de la península de Azuero. Nace en la cordillera Occidental de Azuero, en la reserva forestal de El Montuoso. Su cuenca hidrográfica abarca territorios de Los Santos y Herrera. DeseUbicación_CuencaRioLaVillamboca en el océano Pacífico en el golfo de Parita, en un amplio estuario entre la provincia de Herrera y Los Santos. En su recorrido por Azuero de oeste a este, atraviesa pueblos como Macaracas, La Villa de Los Santos o Chitré.Posee una extensión de 1,157.5 Km²,  y 107,793 habitantes (50% hombres y 50% mujeres), para una densidad de población de 83.95 hab/km2. Su división política-administrativa incluye 2 Provincias (Herrera y Los Santos), 8 distritos y 48 corregimientos.

En la Provincia de Herrera existen 4 Distritos que forman parte de la Cuenca del Río La Villa:

Las Minas: 138.3 Km² (31.7% de su área total, 5,036 habitantes).

Los Pozos: 345.4 Km² (90.2% de su área total,6,879 habitantes).

Pesé: 115.1 Km² (40.6% de su área total, 11,574 habitantes).

Chitré: 47 Km² (51.6 % de su área total, 50,684 habitantes). En este Distrito se encuentra la principal Toma de Agua.

El incidente que provocó la contaminación del Río La Villa el 20 de junio de 20134 ocurrió en el Distrito de Pesé, específicamente en el Corregimiento Las Cabras (1,914 habitantes), cuando se produjo una rotura de una tubería de conducción de la empresa Campos de Pesé S.A., que participa en la producción de etanol.

En la Provincia de Los Santos, son dos Distritos que se ubican dentro de la Cuenca del Río La Villa:

Macaracas: 299.3 Km² (59.3 % de su área total, 9,021 habitantes).

Los Santos: 212.4 Km² (49.7 % de su área total, 21,829 habitantes). En este Distrito se encuentra la Toma de Agua “Rufina Alfaro”.

La contaminación de la Cuenca del Río La Villa.

El vertido de vinaza y la contaminación con agroquímicos del Río La Villa, forma parte de un proceso continuo de degradación ambiental que se ha intensificado hace 5 años.

La Cuenca se caracteriza por el fuerte crecimiento de la industria procesadora de alimentos, los ingenios, la porcinocultura, los cultivos de exportación, la producción de maíz para el mercado nacional y la expansión urbana. A esto se suma la ganadería extensiva que ocupa la mayor cantidad de espacio en la Cuenca, y la agricultura de subsistencia que está ejerciendo una fuerte presión sobre la cobertura boscosa en la parte alta de la Cuenca.

Utilización indiscriminada de agroquímicos en la agricultura.

Aunque existen varios factores causantes de la contaminación de las aguas de los ríos y quebradas en la Cuenca, los agroquímicos son los de mayor peligro, producto de su masiva e indiscriminada utilización entre agricultores y ganaderos, quienes en su mayoría no siguen las recomendaciones exigidas por el Ministerio de Salud.DIGITAL CAMERA

Un reportaje realizado por el Periódico La Prensa (“Los ríos enfermos de Panamá”) el 1 de diciembre de 2001, hace 14 años,  indicó que la mayor contaminación por agroquímicos se registra  donde se cultiva maíz, tomate, zapallo, arroz, sandía y melón, entre otros productos, cuyos productores, para erradicar la maleza y los insectos, utilizan cantidades herbicidas y plaguicidas en sus cultivos. Finalmente, cuando llueve, los residuos van a parar a quebradas y afluentes del río La Villa. Una de esas malezas que causa mayor dolor de cabeza a quienes cultivan tomate industrial es la pimentilla, obligando al agricultor a invertir una buena suma de dinero en la compra de agroquímicos.

De acuerdo con observadores, está ocurriendo un cambio en las prácticas de cultivo en Azuero: los agricultores cada vez recurren menos al machete para hacer los desmontes y, en vez de la tradicional herramienta, prefiere el uso de plaguicidas para librarse de las malas hierbas, aunque muchas veces desconoce que con ello altera su propia salud y el ecosistema que le rodea.

La atrazina en particular, es utilizada en forma intensiva en los cultivos de maíz, sorgo, pasto, caña de azúcar, piña y potreros.

Igual le ocurre a los ganaderos de los distritos de Macaracas, Guararé, Las Tablas y Los Santos, quienes tienen que fumigar sus fincas con 2-4-D, ATRAZINA, TORDON, para acabar con la pimentilla, contaminando los afluentes de los ríos Estivaná, Guararé y La Villa.

La pimentilla, que fue importada en la década de 1970 desde México, con el objetivo de evitar las erosiones y evitar los taludes cuando se construían algunas represas en el río La Villa, se esparció en todo el país a través de las correntadas de agua y los vientos. Hoy día es como una plaga para el agricultor y el ganadero.

Por otro lado, hace algunos años un informe del Instituto de Investigación Agropecuaria de Panamá (IDIAP) señaló que insectos como la mosca blanca, el gusano del fruto, el minador, las chinillas, la gallina ciega, las hormigas y el gusano cogollero afectan a la agricultura de la región, y para poder erradicarlos y lograr una buena cosecha, se tiene que gastar miles de dólares en la compra de agroquímicos.

Por consiguiente, los principales responsables por la contaminación con agroquímicos del Río La Villa, son los ganaderos y agricultores (incluyendo los que cultivan la caña de azúcar).

 Las excretas del ganado porcino y el uso de químicos para limpieza de galeras.

porquerizaLa producción porcina ha generado un creciente conflicto social con distintos usuarios de la Cuenca. Los ganaderos, empresas agroindustriales y moradores, principalmente, se quejan que las porquerizas están contaminando las fuentes de agua y  el suelo y son el origen de olores molestos.

En el año agrícola 2010/2011 el 38.74% del hato nacional porcino (192,098 cabezas), se localizó en la Cuenca Hidrográfica del Río La Villa. Mientras que en el ámbito nacional el promedio de cabezas por finca porcina fue de 88, en las explotaciones localizadas en esta Cuenca fue de 256. Esta situación se refleja en el desempeño económico de las explotaciones porcinas, pues en tanto a escala nacional las ventas anuales fueron de B/. 8,079.95 en por explotación, dentro de la Cuenca se elevó a B/. 13,506.34.

Los Corregimientos que concentran la producción porcina en la provincia de Los Santos son Las Cruces y Villa Lourdes del Distrito de Los Santos y Llano de Piedra del Distrito de Macaracas; mientras que en la provincia de Herrera están concentrados en los corregimTabla1_ContaminacionRioVillaientos de Las Cabras de Pesé, así como en Monagrillo y Llano Bonito en Chitré.

Las excretas de las explotaciones porcinas se descargan directamente en los efluentes del Río La Villa, causando una elevada contaminación biológica y química, en este último caso por la utilización de materiales de limpieza en sus galeras.

La industria de la caña de azúcar (producción licorera y de etanol).

En  1999 el Río La Villa ya fue contaminado con vinaza, procedente de las tinas y el 24 de julio del 2000, unos 200 mil litros de alcohol puro de Alcoholes del Istmo fueron derramados. Por consiguiente, lo ocurrido en junio de 2014 es un incidente reiterado.

El MINSA y la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM) han señalado como responsable del incidente ambiental de 2014 a la empresa Campos de Pesé S.A., dedicada al cultivo de caña de azúcar. Esta empresa forma parte de un consorcio con una estructura vertical que incluye: Alcoholes del Istmo, S.A. dedicada a la la destilería de alcohol;  Alcoholes del Istmo Internacional, S.A.  especializada en la exportación de alcoholes y aguardientes frescos productos de la destilería, y el Consorcio Licorero Nacional, S.A. – Alcoholes y Rones de Panamá, S.A.  cuyo principal producto es  al envejecimiento de alcohol, formulaciones de rones para marcas privadas y servicio de embotellado.

El grupo empresarial ha experimentado grandes cambios en su propiedad y en su línea de producción, al incorporar  el  etanol a su oferta a partir de 2012. Un primer cambio notable es que Alcoholes del Istmo ha pasado de producir 100 mil litros/día de alcohol industrial a 16 millones litros/día para atender la producción de etanol.

El impacto de la producción de etanol sobre las fuentes de agua, es ampliamente conocido en los países que tienen experiencia en esta actividad. La calidad del agua de los ríos, subterránea, los litorales y manantiales reciben el impacto de un gran aumento de fertilizantes y pesticidas utilizados en la fase agrícola, esto es en la producción de la caña de azúcar.

La producción del etanol utiliza mucha agua. De acuerdo con un estudio publicado en la revista Natural Resources Research, son necesarios 7 mil litros de agua para cultivar 12 kilos de caña, que son usados para la producción de un litro de etanol. Cada litro de etanol genera 10 litros de agua residual contaminada. Además, cada litro de etanol producido genera de 10 a 13 litros de vinaza.

De acuerdo con estadísticas de la Dirección Regional de Herrera de la ANAM (Autoridad Nacional del Ambiente), Alcoholes del Istmo  S.A. está consumiendo 792 m3/día de agua y Campos de Pesé S.A. 1,800 m3/día, esto es, 2,592 m3/día, entre ambas, convirtiéndose en los segundos grandes usuarios de la Cuenca, solo detrás  de las Potabilizadoras de  Chitré (27,252 m3 24 horas) y de Los Santos (20,160 m3 24 horas).

En conclusión, al introducirse la producción de etanol, Campos de Pesé S.A. y Alcoholes del Istmo S.A. están consumiendo más agua procedente de la Cuenca Hidrográfica del Río La Villa y generando más residuos: agroquímicos en la etapa agrícola y vinaza en la industrialización.

El cultivo de la caña de azúcar se caracteriza por un círculo vicioso: la ausencia de buenas prácticas de conservación en la producción demanda cada vez más plaguicidas, lo cual tiene como resultado que las tierras se vuelven menos fértiles y con menores rendimientos por hectárea.  Es necesario, por lo tanto, aplicar mayor cantidad de fertilizantes y dedicar mayor cantidad de terreno a la agricultura, con las consecuentes repercusiones en el ambiente y la salud de las personas. Adicionalmente, la quema de grandes extensiones de cultivo  genera un impacto negativo a la salud de los trabajadores y de habitantes de las comunidades localizadas en un amplio radio de acción,  debido  a la exposición a las emisiones. Este patrón productivo insostenible es la causa de que los problemas ambientales escalen continuamente a una etapa superior, a saber: el uso indiscriminado de plaguicidas, la utilización ineficiente de fertilizantes, emisiones de dioxinas y furanos, degradación del suelo y afectaciones a las aguas superficiales y subterráneas.

El manejo inadecuado de los residuos sólidos (dioxinas y furanos).

En el ámbito de la Cuenca Hidrográfica del Río La Villa, sus 107,793 habitantes estarían generando 86 toneladas/día (800 gramos habitante/día) de residuos sólidos orgánicos e inorgánicos, estimándose de acuerdo a estudios, que en las zonas rurales más pobres se generarían 300 gramos/habitante/día y en las áreas urbanas 1 kgr/habitante/día.

Las 2,587 toneladas mensuales de basura generadas dentro de esta Cuenca son objeto de malas prácticas: se entierran, se depositan en afluentes y el propio Río La Villa, se acumulan en sitios públicos y se queman a cielo abierto tanto en el ámbito doméstico como en los vertederos municipales de Chitré y La Villa. Las quemas a cielo abierto son un factor crítico por sus impactos negativos en la salud de la población y el ambiente.en colores

Cuando la basura “corriente” se mezcla con desechos peligrosos (por ejemplo, plástico PVC, envases de productos agropecuarios, y lubricantes, residuos agrícolas), y luego se quema, entonces se producen humos con sustancias tóxicas (dioxinas y furanos). Las dioxinas y furanos, más exactamente dibenzo-p-dioxinas policloradas (PCDD) y dibenzofuranos policlorados (PCDF) son dos de los diecisiete Contaminantes Orgánicos Persistentes (COP). Luego de liberados a la atmósfera, como resultado de las quemas domesticas y municipales de la basura, las dioxinas y furanos se alojan en todos los compartimentos de los ecosistemas, incluyendo el aire, agua, suelo, además en los productos.

Se trata de sustancias químicas extremadamente tóxicas capaces de afectar la salud de los seres humanos y animales a muy bajas concentraciones. Sus efectos en los seres vivientes pueden ser evidentes en concentraciones muy bajas del orden de microgramos (ug= .001 partes por millón) o incluso más pequeñas, de partes por trillón (ppt) (.000001 partes por millón).

Las dioxinas y furanos pueden causar efectos crónicos, como cáncer y malformaciones congénitas en animales y seres humanos. La mayoría de ellos pueden afectar el sistema endocrino (hormonal). Es decir, pueden entrar a las células e imitar o bloquear la acción normal de las hormonas, pudiendo provocar serios efectos en el sistema de defensas de nuestro organismo, el desarrollo de la inteligencia, fertilidad y la reproducción, especialmente si la exposición ocurre en los períodos críticos del desarrollo del feto.

En la Cuenca del Río La Villa existen principalmente 3 vertederos municipales en donde se queman continuamente toneladas de residuos sólidos a cielo abierto, generadores de dioxinas y furanos: Chitré, Los Santos y Las Tablas. Pero en la totalidad de los Municipios es igualmente una práctica cotidiana, a lo que debemos sumar las quemas de basuras en los patios de las casas y sitios públicos.

A los agroquímicos y la vinaza, debemos agregar entonces los peligrosos contaminantes Dioxinas y Furanos provenientes del manejo inadecuado de los residuos sólidos.

Conclusiones.

1. En el último decenio el Río La Villa ha sufrido un proceso continuo de degradación ambiental, como resultado de las actividades humanas. Desde grandes empresas hasta humildes campesinos,  utilizan prácticas insostenibles tales como la roza y quema, el sobrepastoreo, cultivos a favor de las pendientes, utilización inadecuada de los suelos de vocación agrícola, la deforestación, la utilización masiva de agroquímicos, y el manejo inadecuado de los residuos sólidos en el contexto de una expansión urbana caótica.

2. El incidente del 20 de junio de 2014, en cuanto al vertido de vinaza al Río La Villa, es claramente una responsabilidad de la empresa Campos de Pesé, S.A..  Es posible que la infraestructura (tinas) de las empresas que se dedican a la producción de etanol, con el incremento sustancial de los residuos líquidos, muestre síntomas de obsolescencia, una característica negativa de la industria del etanol en muchos países.

3. Pero atribuir a estas empresas la unica responsabilidad por la presencia de atrazina en el Río La Villa, carece de fundamento. El uso indiscriminado de agroquímicos es de larga data, y son responsables propietarios de fincas ganaderas y productores agrícolas, incluyendo los que se dedican a cultivos de exportación. El sector azucarero, especialmente con la producción de etanol, es también un gran consumidor de agroquimicos, pero no el único.

4. La degradación ambiental del Río La Villa se debe igualmente, en gran medida, al uso inadecuado de los residuos sólidos, por ser un factor crítico en la contaminación de suelos, aguas subtérranes y superficiales y la liberación de dioxinas y furanos, debido a la practica de la quema a cielo abierto, los cuales poseen un nivel de toxicidad superior a la atrazina.

5. Si la contaminación del Río La Villa mostraba signos alarmantes, al menos desde hace 5 años, ¿por qué hasta ahora las autoridades gubernamentales advierten que el agua no es potable?. Existen varias posibilidades: a) que el MINSA y la ANAM carecen de un sistema de monitoreo de la calidad de agua del Río La Villa y sus afluentes; b) que se realizaron monitoreos, pero los análisis de la calidad de agua se enfocaron en parámetros físicos y microbiológicos, mas no químicos; 3) que los análisis fueron realizados con anterioridad, y reflejaron la presencia de agentes químicos, pero se abstuvieron de informar para evitar “alarmar” a la población, una práctica usual en todos los gobiernos.

6. El incidente del 20 de junio es la punta del iceberg, un claro indicador de que el Río de La Villa se encuentra al borde del colapso, como resultado de años de degradación ambiental continua e incrementada, ante la desidia de tirios y troyanos, funcionarios gubernamentales, empresarios, autoridades locales y ciudadanía.

7. Restaurar la Cuenca del Río La Villa es la tarea estratégica que se impone. Será necesario reestructurar todo el sistema productivo para que adopte prácticas ambientalmente sostenibles, pasar a una ganadería y agricultura y agroindustria sostenibles. Para lograrlo se requerirán grandes inversiones,  posiblemente cientos de millones de dólares y el aporte de científicos y técnicos. Porque en material ambiental, – que nos quede de enseñanza -, lo más caro es reparar lo destruido.


Agenda de Estado para resolver el problema de la basura en Panama

enero 26, 2014

El 24 de enero fue publicada en Panamá la Encuesta Opina, contratada por Telemetro y el periódico La Estrella, y realizada por la casa encuestadora IPSOS. Según se indica en el reporte. La recolección de datos se realizó del día 17 al 20 de Enero del 2014, período en el que se entrevistaron 1500 personas, residentes de la República de Panamá en zonas urbanas y rurales (considerando las Comarcas Ngöbe-Buglé, Guna Yala y la provincia de Darién), mayores de 18 años.

Entre los objetivos del estudio, se mencionan determinar cuáles son los problemas más graves del país, y cuál es la intención de voto de los panameños. En el primer caso, los dos problemas que más agobian a la población son la Canasta Básica y la Inseguridad Ciudadana como se observa en la gráfica adjunta. Pero por segunda vez aparece la mala disposición de la basura en una posición sexta, en el conjunto de los problemas más relevantes.

Es importante indicar que el manejo inadecuado de los residuos sólidos, en los dos últimos meses, se ha convertido en un problema relevante, por su relación con la epidemia de dengue que está afectando a la población. Sin embargo, las distintas campañas carecen aún de respuestas a este problema.

A continuación planteamos sugerencias para enfrentar el problema.

  1.  La oferta electoral debería incluir la promulgación de una Ley General de Residuos Sólidos.

En forma resumida se sugiere dejar claramente establecidas en la Ley, las Herramientas para al Manejo Integral:

  • La Política Nacional de Gestión de Residuos Sólidos. El Plan Nacional. Planes Municipales. Planes Sectoriales por Tipo de Residuo (Peligrosos, Especiales, Urbanos). Planes de Manejo Integral. Fiscalización de los Planes.
  • Información y Educación. Sistema Nacional de Información. Acceso a la información. Programa Nacional de Educación.
  • Promoción de la Gestión Integral de los Residuos Sólidos. Disposiciones para el fomento de la gestión integral de los residuos sólidos. Herramientas específicas Incentivos a generadores. Medidas especiales para minimizar la generación de los residuos sólidos. Participación ciudadana.
  • Las obligaciones del Estado. Presupuestos. Sistemas de Gestión Ambiental. Compras del Estado (promover la compra y utilización de materiales reutilizables, reciclables, biodegradables y valorizables).
  • Fondo para la Gestión Integral de los Residuos Sólidos. Constitución delos recursos. Manejo del Fondo.

Aspectos críticos de la Ley General que se propone, es retornar a los Municipios la gestión de los residuos sólidos y su operación (en los casos en que el servicio no esté concesionado). Deberá incluir además instrumentos claros de fiscalización a las empresas que tienen concesiones para la recolección, transporte y disposción final de los residuos sólidos. Asi como la consitución de un Fondo para apoyar financieramente a los municipios, mientras se genera una cultura de pago de la tasa de aseo.

2.  Incorporar al sector informal al Plan Nacional de Residuos Sólidos.

Como resultado de las deficiencias del sector público y municipal en la prestación de servicios de recolección y transporte de residuos sólidos, ha prosperado un sector informal para atender esta demanda. Se trata de propietarios de pequeños camiones que recorren las barriadas periféricas cobrando generalmente $0.25 por bolsa plástica de residuos.

Las tareas que se imponen es organizar este sector en cooperativas o microempresas, dotarlos de financiamiento para mejorar sus vehículos recolectores,  planificar sus labores (rutas, frecuencias) y fiscalizar sus operaciones. El fortalecimiento de este sector contribuiría a atender a las poblaciones periféricas y urbano –marginales, colaborando especialmente a suplir el déficit en la recolección primaria.

La formalización de este sector no solo contribuye a aumentar la oferta de servicios de aseo en forma estable y ordenada, sino que también a la generación de empleos e ingresos.

Otra tarea importante es la formalización de los centenares de “pepenadores” que laboran en los sitios de disposición final. En este caso, la implementación de un plan de creación de microempresas de reciclaje, sería la mejor opción para dignificar este trabajo de acuerdo a parámetros ambiental y socialmente sostenibles.

Al respecto hemos escrito el ensayo: “Lineamientos para crear una Microempresa de Reciclaje”.

3.  La creación de un Fondo para la Gestión Integral de los Residuos Sólidos.

En este mismo Blog hemos publicado el artículo Análisis de alternativas al problema de los residuos sólidos en Panamá”.

Incluimos en esa oportunidad un resumen del Plan de Negocios preparado por el Ministerio de Salud (MINSA) de Panamá, en 2005, plenamente vigente en la actualidad. El Proyecto preparado por el MINSA contempla una inversión de $USA 14, 780,000 para fortalecer los sistemas de recolección de los municipios considerados, $USA 6,120,000 ($USA 90,000 por unidad) para la compra de 68 compactadores de 16 yardas cúbicas y $USA 3, 960,000.00 ($USA 60,000 por unidad) para la compra de 68 volquetes de 13 yardas cúbicas. A estos equipos deben sumarse pick-ups para supervisión, retroexcavadoras, etc.

Estas inversiones se proponen estabilizar y mejorar sustancialmente la recolección y transporte de todos los residuos sólidos en todo el territorio nacional, con el propósito primordial de romper el círculo vicioso: “no se presta un buen servicio porque no se paga la  tasa de aseo, y no se paga la tasa de aseo porque no se presta un buen servicio”.

Mientras que el servicio mejoraría con las inversiones señaladas, se implementarán distintas iniciativas dirigidas a elevar el compromiso de los usuarios en los ámbitos domiciliar, comercial, industrial e institucional. Considerando que el 80% de los residuos para se generan en los domicilios, la participación ciudadana con un enfoque comunitario es clave para avanzar hacia una “cultura de pago”. A continuación presentamos algunas iniciativas.

4.  Ley para impulsar la creación de Comités Voluntarios de Vigilantes Ambientales.

Para modificar los hábitos y actitudes incorrectos que prevalecen hoy en el manejo de los residuos sólidos, se hace indispensable incorporar a la sociedad civil en las funciones de control y vigilancia ambiental, colaborando con las autoridades competentes en la aplicación de la legislación vigente. Esta propuesta se corresponde con una mayor conciencia del tema ambiental por la sociedad panameña.

En consideración a lo anterior resulta de interés público promover la participación comunitaria como coadyuvante de las autoridades competentes en la aplicación de la normativa ambiental. El vigilante ambiental voluntario, asume una responsabilidad ciudadana  con su comunidad y el ambiente y sus actividades y su labor  debe ser reconocida, avalada y apoyada por el Estado panameño.

En este Blog se puede consultar el “Manual Operativo  para la Puesta en Marcha de un Plan de Vigilancia Ambiental Comunitaria”. El Manual se estructura en tres partes: La 1a., denominada “Objetivos y Características del  Manual”, presenta una descripción general de los objetivos del Manual y su organización. La 2a. que hemos titulado “Procedimientos a Seguir por el Comité Voluntario de Vigilantes Ambientales”, describe una serie de procedimientos que deben utilizar los miembros del grupo, y por último la 3a. “Procedimientos a Seguir por los Corregidores” que no es otra cosa que el conjunto de instrucciones para estas autoridades.

Adicionalmente, hemos preparado el borrador de Anteproyecto de Ley “Que Establece Disposiciones para la Promoción de la Vigilancia Comunitaria Voluntaria Ambiental en el Territorio Nacional”. Esta Ley se sustenta en el precepto constitucional (Art. 119) de que el Estado y todos los habitantes del territorio nacional tienen el deber de propiciar un desarrollo social y económico que prevenga la contaminación del ambiente, mantenga el equilibrio ecológico y evite la destrucción de los ecosistemas.

Igualmente se fundamenta en la responsabilidad compartida incorporada en la Ley General del Ambiente cuando expresa en su Artículo 106 que toda persona natural o jurídica está en la obligación de prevenir el daño y controlar la contaminación ambiental.

Se puede consultar el  texto completo aquí: Proyecto_Ley_Vigilantes_Ambientales, presentado a consideración de las organizaciones sociales políticas interesadas en el tema.

Las iniciativas sugeridas se han sustentado en estudios e investigaciones realizadas en el marco de Consulorías Nacionales e Internacionales.


El problema de los residuos solidos en la campaña electoral panameña

enero 1, 2014

Francisco Rivas Ríos.

Los ciudadanos panameños han sido convocados a elecciones generales el 4 de mayo de 2014, para escoger Presidente, Diputados, Alcaldes y Representantes de Corregimiento. Mientras que los partidos afines al Gobierno, Cambio Democrático (CD) en alianza con el  Molirena, enfocan su campaña en los logros económicos alcanzados, así como los programas sociales basados en transferencias monetarias a distintos grupos de población, los partidos de oposición Partido Revolucionario Democrático (PRD), Partido Panameñista (aliado con el Partido Popular) y Frente Amplio Democrático se esmeran en señalar los principales problemas aun no resueltos, como el alto costo de la vida y la inseguridad, entre otros.

Un problema de vieja data: el deficiente sistema de recolección y tratamiento de los residuos, sin embargo, ha ocupado una atención marginal para el conjunto de las fuerzas políticas. A pesar de que el problema agobia a importantes sectores de la población especialmente en la Ciudad Capital y ciudades intermedias.

Hoy como ayer algunos candidatos a Alcaldes, esgrimen los mismos planteamientos, sin que a la fecha se hayan logrado implementar. Veremos algunas razones de las debilidades de estas propuestas reiterativas.

1. “Educar a la población”.

De manera resumida, se promete que la población será educada  para que disponga adecuadamente la basura (“para que no la bote en cualquier parte”, especialmente ríos y quebradas), para que recicle y dicho con un menor énfasis, pague la tasa de aseo.

La debilidad crucial de esta propuesta resulta obvia: habría que “educar” a la población sobre qué hacer con los residuos sólidos que se acumulan en sus casas y vecindarios debido al colapso del sistema de recolección.

Hemos tenido la oportunidad de ofrecer charlas informativas a comunidades urbanas y rurales sobre las 3 NO: no botar la basura en sitios públicos, mucho menos en ríos y quebradas; no quemar la basura a cielo abierto; no enterrarla. Los argumentos, debidamente ilustrados, se enfocan en los daños potenciales a la salud y el ambiente.  El problema, planteado por los participantes, es el siguiente: “si no podemos quemar, botar en sitios públicos, ni enterrar la basura y, además, los encargados de la recolección no realizan su tarea que hacemos? Comérnosla?”.

 2.     “Comprar camiones recolectores”.

El problema, entonces, remite al principio de todo: organizar un sistema eficiente de la recolección de los residuos sólidos, sobre CAMIONESLIMPIA1cuya base puede pensarse en un plan de educación a la comunidad. En tal sentido, adquirir camiones compactadores y otro equipo como retroexcavadoras se ha constituido en el símbolo de la modernidad y solución definitiva al problema de los residuos sólidos en Panamá, desde hace dos década. Aunque no existen cifras exactas, en los últimos 20 años el país ha dedicado centenares de millones de dólares a la compra o alquiler de estos equipos.

Punto_acopio_improvisado_residuos_urbanos_PtyVarios problemas han reducido el impacto positivo de estas inversiones. Primero, el mantenimiento ha sido deficiente y en poco tiempo tales equipos terminan convertidos en chatarra. Segundo, de poco han servido para atender las áreas urbanas de clase baja, pues las características de sus vías (veredas estrechas y de trazado irregular), no permiten realizar la recolección en forma eficiente. No existe una recolección primaria planificada, utilizando equipos adecuados, que permita trasladar los residuos desde las viviendas hasta los camiones compactadores. La consecuencia es que los residuos sólidos se acumulan en lugares improvisados por los vecinos como puntos de acopio, a la espera de los camiones compactadores.

 3.     “Reciclar”.

La totalidad de los aspirantes a las Alcaldías, de todos los partidos políticos, ofrecen como una de las soluciones principales al problema señalado, el “reciclaje”. No obstante, omiten mencionar – posiblemente por desconocimiento- que en Panamá existe un número importante de empresas recicladoras las cuales realizan exportaciones millonarias de materiales reciclables. (Véase la Presentación de nuestra autoría: http://www.authorstream.com/Presentation/apronad-294001-el-mercado-de-reciclaje-en-panama-recclaje-metales-papel-exportaciones-residuos-apronad-travel-places-nature-ppt-powerpoint/).

 Los planteamientos de los políticos, en cambio, hacen referencia a experiencias de países europeos y muy especialmente Japón, sin que se explique a los electores sobre el cómo propiciar programas municipales de reciclaje cuando el sistema de recolección y transporte de los residuos sólidos está colapsado y, además, esta actividad es controlada por la empresa privada.

4. Una grave omisión … política.

Los ciudadanos esperarían de sus políticos eso: una propuesta relacionada en el campo de las políticas para un manejo adecuado de los residuos sólidos. Porque el problema de raíz es que el marco institucional panameño en este campo es un verdadero de caos. Primero, la responsabilidad por el manejo de la basura fue transferida al gobierno central, en la figura de la Autoridad de Aseo Urbano y Domiciliario (AAUD). Pero en la práctica esta autoridad, teóricamente de alcance nacional, se ha concentrado en lidiar con el problema en la Ciudad Capital. En el resto del país la responsabilidad sigue siendo de los Municipios.

Por otra parte, la recolección, transporte y disposición final de los residuos sólidos en las principales ciudades, con excepción de la Capital, ha sido concesionada a empresas extranjeras de capital colombiana, por periodos de 25 o más años. Estas concesiones fueron otorgadas por los Municipios, antes de la creación de la AAUD, y están vigentes. Agreguemos que el Relleno Sanitario de Cerro Patacón, localizado en el Distrito Capital, fue concesionado igualmente en su momento a una empresa de origen colombiana, por el Municipio de Panamá.

Adicionalmente, la responsabilidad por la gestión y operación de los residuos peligrosos es del Ministerio de Salud (MINSA), generalmente enfocado solo en los residuos hospitalarios. El sector portuario, la Zona Libre de Colón y la Autoridad del Canal de Panamá, entre otros, cuentan con sus propios sistemas. Los grandes generadores del sector comercial y hotelero han optado por contratar empresas recolectoras privadas. En las barriadas de clase media del interior del país, la recolección es ofrecida por recolectores informales.

Y para completar este panorama, las empresas recicladoras se apoyan en una masa de recolectores informales (“pepenadores”), sin que exista una normativa específca. El déficit de legislación en esta materia, además, ha permitido el crecimientode la actividad del reciclaje en forma caótica, con elevados costos sociales y ambientales..

En este contexto caotico es prácticamente imposible poner en marcha propuestas viables para resolver el problema de los residuos solidos. ¿No sería tarea precisamente  de los políticos presentar una oferta una estrategia integral de solución al problema?

Proponer, por ejemplo, el impulso de una Ley General de Residuos Sólidos, creando Comité Nacional ampliamente representativo para colaborar con la Comisión de Ambiente y Desarrollo de la Asamblea Nacional de Diputados, en la elaboración del texto. En el Comité deberían participar representantes de las instituciones gubernamentales, el sector municipal, el sector académico, sector productivo y organizaciones de la sociedad civil. Véase al respecto: http://es.scribd.com/doc/28925693/Legislacion-Residuos-Solidos-Panama


Empresas B: las mejores para el mundo

noviembre 15, 2013

Por: Agustín CALVO CASTILLA //Director de Proyectos APRONAD Costa Rica desde 2011 // Economista. Coordinador y director de proyectos. Consultor económico, especialista en mercadeo y comunicación política. Impulsor de programas de reciclaje, proyectos socioproductivos y negocios inclusivos en Argentina y Costa Rica.

ebd-704x318La economía social continúa en franca expansión. Este movimiento socioeconómico basado en valores y principios, centrado en las personas y en prácticas de cooperación y solidaridad, encuentra nuevas concepciones y modelos paralelos desde la economía de mercado que no dejan de ser funcionales a propósitos similares.

Tal es el caso de las llamadas ‘Empresas B’. Estas organizaciones, concebidas como motores de desarrollo y bienestar, interpretan que el Estado y la Sociedad Civil son fundamentales para dar solución a los principales retos sociales y ambientales, pero no suficientes; y en ese sentido se proponen contribuir desde los productos y servicios que comercializan, sus prácticas laborales y ambientales, y el trabajo articulado con los proveedores y las comunidades.

Como guía de sus prácticas ha sido creado el Sistema B, que establece una serie de requisitos para alcanzar la certificación Empresa B. En primer lugar, el sistema redefine el sentido de ‘éxito’ de las empresas, buscando que ya no sean las mejores del mundo sino ‘para el mundo’, entendiendo en esta reorientación la centralidad del impacto social y ambiental para el desarrollo y bienestar de la comunidad. En segundo lugar, establece un riguroso proceso de regularización que analiza todas las dimensiones de la organización para garantizar el cumplimiento de estándares mínimos de desempeño y un fuerte compromiso de transparencia al exigir el reporte público de los impactos sociales y ambientales. Y finalmente, introduce modificaciones legales que protegen tanto la misión empresarial como el interés público, avalando así normativamente el respeto hacia el propósito constitutivo de la organización.

Esta nueva generación de empresas que utilizan el poder del sector privado para crear beneficios para las personas y el medio ambiente ya involucra a más de 855 organizaciones, desempeñándose en 60 industrias diferentes a lo largo de 28 países. En América Latina son 74 las empresas que han logrado la certificación, desarrollándose en los mercados de Argentina, Brasil, Colombia y Chile. Algunas de las exitosas iniciativas son las siguientes:

+Ambiente (Argentina): recicla y revaloriza el aceite vegetal usado de cocina para la fabricación de jabones ecológicos 100% biodegradables. Los productos son fabricados por mujeres emprendedoras de barrios vulnerables y comercializados por Enlazadoras de Mundos, una red de distribuidoras independientes. Además, brindan talleres de conciencia ambiental para niños y adolescentes. [http://www.masambiente.com]

Britec (Chile): capacita y emplea en trabajo remunerado a presidiarios del Centro Penitenciario Colina 1 para la fábrica de colectores solares calentadores de agua, promoviendo así la reinserción social y la energía limpia. [http://www.britec.cl]

Ouro Verde Amazonia (Brasil): produce y comercializa aceite de castaña, crema de castaña, castaña triturada y castaña sin cáscara. Utiliza materia prima de árboles de castaña autóctonos de la Amazonia, e involucra para su cosecha a diversas comunidades de la región, incluyendo grupos indígenas y agricultores familiares. [http://www.ouroverdeamazonia.com.br]

Santosh (Colombia): produce y comercializa alimentos inspirados en la ciencia Ayurveda: mantequilla clarificada, granolas de frutos secos, pasas y chocolate, infusiones de diversas hierbas, sales, especias y semillas. Cultivan orgánicamente parte de sus insumos e involucran a mujeres campesinas como trabajadoras y proveedoras. [http://santoshayurveda.com]

Alcanzar la certificación para integrarse oficialmente a la Comunidad Global de Empresas B reporta no solo beneficios de imagen, posicionamiento y credibilidad, sino que también abre acceso a inversionistas, financiamiento, nuevos clientes y mercados, y ahorros provenientes de relacionarse con otras empresas del movimiento global. Si ya iniciaste un emprendimiento o estás por hacerlo, y te interesa ser parte de este universo, es posible someter tu negocio a una pre-evaluación y ver cuán cerca o lejos estás de cumplir con los requisitos para obtener la certificación.

Sin lugar a dudas, se trata de un nuevo paradigma empresarial que supera la responsabilidad social como práctica y la incorpora a la esencia del negocio, procurando que el impacto positivo en la sociedad y el ambiente sea su mismo fin. El movimiento ya crece a pasos agigantados, y pronto encontraremos en el resto de América Latina más casos de éxito de emprendimientos responsables, Empresas B, nuevas alternativas de desarrollo que bien merecen una ‘A’.


Taller sobre Responsabilidad Social Empresarial para Dirigentes Políticos de Costa Rica

octubre 30, 2013

La Responsabilidad Social Empresarial (RSE) generalmente es abordada desde la perspectiva de los empresarios, como protagonistas principales, y de manera secundaria desde las organizaciones no gubernamentales y fundaciones filantrópicas. Los tomadores de decisión son considerados comúnmente como referentes para la aprobación de legislaciones que fortalezcan y viabilicen la RSE, pero no hacen parte de las acciones de la RSE.

Por eso la actividad desarrollada por APRONAD COSTA RICA, sobre la RSE pero enfocada en actores políticos, constituye un valioso antecedente.

1185456_504871586268739_1894235377_nEn la ciudad de San José, el día 10 de septiembre de 2013, APRONAD COSTA RICA desarrolló el Curso Taller “Prácticas Sustentables”, evento realizado en coordinación con AFODCIL y el patrocinio de la Embajada de los Países Bajos, en el salón de Beneméritos de la Patria de la Asamblea Legislativa.

El propósito del Taller  fue capacitar a representantes de las Fracciones Parlamentarias de los Partidos Políticos, mediante una jornada informativa. Las exposiciones estuvieron a cargo de Pablo Fernández, representante de APRONAD; Francisco Hernández, encargado de Comunicaciones Corporativas de UNILEVER; y Joost Hamelink, representante de la EMBAJADA DE LOS PAÍSES BAJOS.de San José, el día 10 de septiembre de 2013, APRONAD COSTA RICA desarrolló el Curso Taller “Prácticas Sustentables”, evento realizado en coordinación con AFODCIL y el patrocinio de la Embajada de los Países Bajos, en el salón de Beneméritos de la Patria de la Asamblea Legislativa.

Pablo Fernández, instruyó a los participantes sobre el Desarrollo Sustentable y Responsabilidad Social Empresarial, exponiendo la parte teórica y, además, mostrando ejemplos de empresas y organizaciones que realizan prácticas sustentables.

Francisco Hernández, presentó el ejemplo de Unilever como empresa sustentable que aplica los principios de la Responsabilidad Social Empresarial. Algunas de sus prácticas sustentables mencionadas hicieron referencia a la fabricación ecoeficiente mediante el uso de fuentes sostenibles, innovación sostenible, responsabilidad en la cadena de valor, entre otras. Además, desatacaba que el 68% de responsabilidad recae en el consumidor, por lo tanto, lo que les ha obligado a impulsar sobre patrones de consumo responsable.

Por otro lado, Joost Hamelink, mostró el ejemplo del Gobierno de los Países Bajos como Gobierno Sustentable a través de su programa “Compras Sustentables”. Expuso que este programa está diseñado para compras mayores de $190,000, definiendo los lineamientos mínimos que las empresas deben cumplir para ser proveedores del gobierno. Mencionó la incidencia que tiene este proyecto como multiplicador de prácticas sustentables, debido a los requisitos que deben cumplir todos los implicados en la cadena de valor.

Temáticas abordadas.

1209276_504872112935353_791507779_nSostenible.

Historia ambiental, definición y conceptos asociados, desarrollo económico, problemas actuales, cambio de percepción del modelo de consumo (ejemplo de alternativas verdes), presente y futuro.

Sustentabilidad.

Conceptos y definiciones, huella de carbono, huella hídrica, eficiencia y reducción energética, capacitación, cadena de abastecimiento, ejemplos.

Responsabilidad Social Empresarial

El rol de la empresa u organización en la comunidad, responsabilidad en los negocios, conceptos y derechos (derechos empleados, derechos humanos, derechos de la mujer), ganar-ganar (gobierno, empresas, ONG), relación con la comunidad, impulso al desarrollo. Corporética, programas, comunicación.

Metodología.

Ejemplos, revisión de acciones sustentables y de RSE, trabajo en equipo, perspectivas,

casos prácticos: propuesta, diseño, evaluación y comunicación.

Usted puede conocer sobre las actividades que realiza APRONAD – COSTA RICA en el siguiente sitio web: http://apnad.org/. O escribir al e-mail: info@apnad.org. Teléfono: +506.2255.2452


Conclusiones del Primer Congreso Internacional de Responsabilidad Social

octubre 30, 2013

cirsd-704x318Por: Agustín CALVO CASTILLA // Director de Proyectos APRONAD Costa Rica desde 2011 // Economista. Coordinador y director de proyectos. Consultor económico, especialista en mercadeo y comunicación política. Impulsor de programas de reciclaje, proyectos socioproductivos y negocios inclusivos en Argentina y Costa Rica.  http://apnad.org/

Los días 14, 15 y 16 de Noviembre tuvo lugar el 1er. Congreso Internacional de Responsabilidad Social en Buenos Aires, Argentina, y APRONAD estuvo presente participando de las actividades.

En sesiones plenarias y paralelas se abarcaron múltiples temáticas vinculadas, como Derechos Humanos, Finanzas Éticas, Economía Social, Responsabilidad Universitaria, Desarrollo Local, Diversidad y Género, Comunicación, Salud, Educación, Políticas Públicas, Sustentabilidad Ambiental, Cultura y Deporte. Entre los diversos expositores sobresalieron las intervenciones del Premio Nobel en Economía Dr. Amartya Sen, el Ex Presidente de Brasil Luiz Inazio ‘Lula’ Da Silva, el Ex Presidente de España Felipe González Márquez, y el ‘Padre de la Ética para el Desarrollo y la Gerencia Social’ Dr. Bernardo Kliksberg.

A modo de resumen, seleccionamos los 18 principales conceptos y conclusiones que arrojaron las tres jornadas de debate y reflexión:

1] La Responsabilidad Social compete a todos: a nosotros como individuos, a las cooperativas, a los sindicatos, a las universidades, a las empresas y a los gobiernos locales. El trabajo en ecosistema y el diálogo entre los actores es lo que va a permitir definir acciones responsables.

2] Desde el individualismo se avanzó hacia la filantropía, la responsabilidad moral. La Responsabilidad Social implica responsabilidad jurídica, marco legal, para alcanzar impacto en la sociedad en su territorio. No se trata de ‘buenas prácticas’: pensar acciones de impacto positivo requiere preguntarnos cuáles son nuestros impactos negativos. La Responsabilidad Social no transforma nada aún.

3] El mundo ha experimentado un capitalismo salvaje, fuertemente acumulativo, enfocado en maximizar beneficios a costa de la sociedad y el ambiente. La ‘teoría del derrame’ que pregona el crecimiento como motor para que el mercado atienda las desigualdades sociales es primitiva y ha demostrado empíricamente ser una falacia: el 1% más rico del mundo posee lo que necesita el 90% y la concentración va en aumento. El modelo de crecimiento con equidad, más allá de los fundamentos morales, funciona mejor económicamente frente a las crisis.

4] La Responsabilidad Social debe profundizar por sobre la búsqueda de reputación. El RSE puede ser funcional como ardid del marketing para dar nuevo ropaje al capitalismo salvaje, y es preciso evitar el ‘efecto vacuna’, el ‘rol cosmético’ (fairwashing, greenwashing) que muestra acciones responsables para maquillar resultados netos desfavorables. Necesitamos pensar la Responsabilidad Social como anclaje de la democracia.

5] La democracia no es un pacto de silencio; es una sociedad en constante movilización en la búsqueda de conquistas. Fuera de la política no hay democracia. El político que deseamos está dentro de nosotros: participemos para transformar la realidad.

6] La educación implica educación formal y debate público. La educación política es muy importante para la transformación de la condición humana, y la participación es la única manera de proveer base a una idea.

7] La participación ciudadana es creciente en Latinoamérica, y es la que está demandando a las empresas Responsabilidad Social: condiciones laborales dignas, honestidad con el consumidor, cuidado del medioambiente, transparencia operativa e inversión social en las comunidades que conforman su entorno.

8] La ética es comprometerse con los valores. Cuando el Estado se compromete con los valores, surgen las políticas públicas que priorizan a la gente. Cuando se compromete la sociedad, surgen el voluntarismo y el asociativismo. Y cuando se compromete la empresa privada, surgen acciones de Responsabilidad Social.

9] Vemos logros y fracasos en las economías de mercado y en sus organizaciones, pero las necesitamos para lograr productividad. Independientemente de si se trata de capitalismo o socialismo, es preciso buscar una combinación de instituciones para cada caso, para cada realidad, bajo el nombre que sea, que nos lleve a la Responsabilidad Social.

10] El concepto Organización No Gubernamental (ONG) implica el supuesto de un Estado ausente, y la misión de actuar para cubrir una necesidad allí donde su presencia falla. Por esta razón, ante Estados presentes, gana popularidad el concepto Organización de la Sociedad Civil (OSC).

11] Recursos Humanos y Recursos Naturales representan insumos para la producción en la dinámica capitalista. Es preciso pensar como sujetos Personas y Naturaleza.

12] El presupuesto destinado al desarrollo social no es gasto social, sino inversión social.

13] Las 1000 principales empresas del planeta son responsables de más del 50% del valor accionario de todas las bolsas de valores mundiales, y juntas poseen activos por una cifra superior al Producto Bruto Global: existe un nivel de concentración económica inédito en la historia. Este alto protagonismo les otorga poder de presión sobre los gobiernos y la sociedad, volviendo al empresario un actor fundamental. Trabajar su sentido de la ética es imprescindible para abordar la Responsabilidad Social Empresarial.

14] El emprendedor social es un actor clave en la Responsabilidad Social. Se caracteriza por ser optimista, perseverante, empático e innovador. Los emprendedores sociales y sus nuevas ideas son puentes al cambio sistémico.

15] La Responsabilidad Social Empresarial ha demostrado empíricamente aumentar la moral de los trabajadores, y a partir de ello su nivel de productividad (así también el de la empresa). El empresariado siente gratificación por su gestión del impacto social, y la comunidad mejora su situación. Las ventajas involucran a todos.

16] Estudios empíricos de la Universidad de Harvard demuestran que el riesgo cardiovascular se reduce cuando se está ayudando activamente a los otros, y la esperanza de vida se duplica en la población de tercera edad. Pensar en ayudar a los demás, incluso, activa las mismas zonas de placer del cerebro que comer o tener sexo. Ayudar al otro mejora la calidad de vida.

17] El planeta puede producir alimentos para 12.000 millones de personas; somos 7.000 millones los que lo habitamos, y cerca de 1.000 millones sufren hambre. Unos 800 millones toman agua contaminada, y 2.600 millones no cuentan con servicios sanitarios. Estos ‘escándalos éticos’ demandan nuestra Responsabilidad Social.

18] La Responsabilidad Social no se trata sólo de luchar contra la pobreza, sino también de trabajar sobre la productividad como solución: empoderar a los pequeños y medianos actores para que puedan realizar mejor su trabajo y desarrollarse, y hacer más eficiente la gestión de las políticas públicas para lograr un impacto más responsable sobre el conjunto.

 


Hugo Rivas: literatura premonitoria de la corrupción

julio 11, 2013

Hugo Rivas Ríos nació en Costa Rica, en Santa Cruz, Guanacaste, el 30 de julio de 1954.  Realizó los estudios primarios en la Escuela Josefina López de Huertas, de Santa Cruz, y los secundarios en el Liceo de Santa Cruz. Posteriormente estudió Filología en el Centro Regional Universitario de Guanacaste. Escribió el ensayo Golpe de Estado (1976) y recibió una mención honorífica en la Universidad de Costa Rica. Además escribió la novela “Esa orilla sin nadie” (1988).

En 1988 fue merecedor del Premio Nacional de Novela “Aquileo Echeverría”, de Costa Rica. En 1993 la Editorial Costa Rica publicó su obra de “Cambios de Otoño’. Falleció el 03 de diciembre del año 1992.

Esa Orilla sin Nadie

La única novela que escribió Hugo Rivas la tituló Esa orilla sin nadie y la publicó en 1988.

Esta novela ofrece una gama de acontecimientos ligados a la corrupción política y al desencanto. Es una obrPortada_HugoRivas2a desde una perspectiva narracional olímpica pero muy cerca a cada personaje. El narrador omnisapiente se convierte en una especie de eco, de intérprete, de comunicador de lo que piensa y hace el personaje, lo acompaña, está a su lado y hace guiños al lector social para que no se le escapen algunos elementos importantes que desea señalar, reafirmar, destacar. Esto le confiere cierta objetividad, a pesar de su presencia casi absoluta en toda la novela. El diálogo es escaso y está mediatizado por el narrador.

La novela tiene como eje principal inclinación, la denuncia de la corrupción política de los funcionarios de las instituciones públicas. El ejemplo lo testimonia don Franco Gutiérrez y los que le rodean de más alto nivel, abogados y empleados superiores. Los hechos se tipifican como un desfalco contra el estado, en beneficio propio. Pero la obra no se estructura únicamente en el desarrollo de este acto ilícito, sino que se intercala con algunos acontecimientos como el asesinato del general Morazán, la revolución y triunfo del sandinismo, la guerrilla en El Salvador, y la muerte del hijo de don Franco, Marco. Es una especie de mural que se intercala, se entrecruza para formar la trama de la novela. Pero lo más importante es el resultado de esa degradación social y política, a nivel centroamericano y familiar, que produce, en la juventud de esos años del período que gobernó Costa Rica, don Luis Alberto Monge Álvarez. Es una muchachada casi sin personalidad, vacía, sin proyectos, desraizada, sin identidad, al garete, sin nada a qué asirse, huérfana, no sólo de padres que se convierten en corruptos, egoístas, coléricos, violentos y que no les importa el futuro de sus hijos, sino de sus propios beneficios y placeres. Este desamparo lo refleja el narrador en la frase:

“No este mundo terrible, no este sitio de todos. Es llegar a la otra orilla, esa orilla sin nadie”.

Esto hace que el peso de la novela lo mantengan las relaciones del clan de jóvenes que inicia la novela en el bar Chelles. Este grupo formado por varios muchachos de alto nivel económico y social representa una juventud citadina que vivió desorientada, ahuecada, vacía, rebelde, pero engañada, violentada, enajenada. Es una juventud que busca valores en una sociedad degradada y termina, víctima de ella. Por eso sus actos, más que afincarlos en un proyecto vital, solidario, que los realice como individuos y agentes sociales, son vulgares, de escape, sosos, de desencanto, de a mí qué me importa, total nada cambia, todo es lo mismo, salen unos y entran otros, se cambia el nombre del ladrón, del corrupto y todo permanece como ha sido siempre. Una juventud con tal sociedad y tales padres y con el ejemplo de los políticos de turno, sin importar el partido o la ideología de papel o de cafetín o cantina, ¿qué puede esperar y qué resultado podrá dar? ¿Cómo alcanzar la otra orilla sin nadie?.

Cambios de otoño

Portada_HugoRivasCambios de otoño es una colección de narraciones perfectamente bien elaboradas, en las cuales, el existencialismo, es tratado con originalidad y enmarcado en el contexto urbano. La aparente sencillez formal está compensada por la profundidad de algunos planteamientos y el manejo del suspenso, lo insólito, lo anormal de la normalidad mayoritariamente admitida. Esta obra pretende seguir los postulados literarios de la escuela latinoamericana, iniciada por Julio Cortázar, Carlos Fuentes y Mario Benedetti.

Hugo Rivas intenta atacar directamente lo convencional, lo establecido; aunque para algunos pueda resultar objeto de escándalo farisaico, quizá logre también en algún grado, despertar la conciencia crítica casi muerta de los lectores de nuestra latitud.

Literatura premonitoria

En la actualidad la corrupción en América Latina se ha convertido hoy en un factor extremadamente negativo para la estabilidad de las instituciones democráticas, y está erosionando el estado de derecho, el crecimiento económico y la competitividad.

La mayoría de los latinoamericanos sigue creyendo que la corrupción es generalizada en sus países. Cinco de cada diez latinoamericanos se han visto considerablemente afectados por la corrupción, y menos del 30% de los latinoamericanos considera que se ha avanzado en la reducción de la corrupción en los últimos dos años.

En 1998 Hugo Rivas, a la sazón de un joven escritor costarricense, anticipó a su manera uno de los dramas contemporáneos de América Latina.


Se inicia debate sobre nuevo Código Sanitario de Panamá

mayo 27, 2013

Francisco Rivas.

El Ministerio de Salud (MINSA) de Panamá ha invitado a todas las instituciones, organizaciones, asociaciones o sociedades relacionadas con la salud  y con personería jurídica en el territorio nacional, a participar en el análisis y discusión del borrador del nuevo Código Sanitario de Panamá, con el fin de asegurar que la actualización de dicho documento contenga los preceptos necesarios para regular las funciones del Estado en lo relativo al fomento, protección y recuperación de la salud.  Hasta el  viernes 12 de julio, el Ministerio de Salud recibirá todas las propuestas referentes a la modificación o adición de los artículos que se espera sean incluidos en este documento borrador.

El borrador de nuevo Código Sanitario consta de 10 Títulos, 42 Capítulos y 185 artículos. En su Artículo 1, se establece que “La presente Ley regula el derecho a la salud, establece las bases y modalidades  para el acceso a los servicios de salud y los principios básicos de las acciones de promoción, prevención, conservación, restitución, rehabilitación de la salud y cuidados paliativos”. Además, reconoce el principio precautorio en salud pública (Artículo 4.) y los acuerdos e instrumentos jurídicos internacionales que ratifique la República de Panamá (Artículo 5). Estas dos disposiciones, aunque sea teóricamente, constituyen un avance significativo por la reticencia del estado panameño a cumplir con compromisos internacionales que pueden afectar a poderosos intereses económicos.

El Capítulo VI se refiere tímidamente al tema de la salud reproductiva, especialmente entre adolescentes (Panamá posee una de más altas tasas en la región de embarazos no deseados entre la población adolescente). Indica que con la participación de la sociedad y organizaciones no gubernamentales, se promoverán acciones integradas de salud en la adolescencia, incluyendo la educación sexual.

El Capítulo VIII “De la Salud Ocupacional”, dicta el establecimiento de coordinaciones con la Caja de Seguro Social y el Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral, para definir las condiciones de saneamiento y seguridad contra los accidentes y las enfermedades laborales en todos los lugares de producción, elaboración y comercio; la  ejecución de medidas generales y especiales sobre protección de los trabajadores, en cuanto a prevenir enfermedades y accidentes; y la prevención o control de cualquier hecho o circunstancia que pueda afectar la salud y la vida del trabajador.

Considerando la alta tasa de accidentes, especialmente en el sector construcción, resulta inexplicable que el Proyecto de Ley no se refiera al establecimiento de normas técnicas sobre enfermedades ocupacionales de protección de la salud de los trabajadores. Sin estas normas la ley difícilmente podrá aplicarse. Tampoco se hace referencia a un sistema de control y comando como podría ser un Consejo Nacional de Salud Ocupaciones de carácter tripartito (empleadores, trabajadores y estado) que impulse los objetivos planteados en el Código Sanitario.

El Titulo IV “De la Salud y la Preservación del Ambiente” establece que el MINSA en coordinación con las entidades públicas y privadas competentes, velará porque se desarrollen programas de saneamiento ambiental que incluyan, entre otros, “el cumplimiento de los convenios internacionales sobre sustancias químicas y desechos peligrosos y no peligrosos”. Lo cual es un significativo avance, aunque sea solo de tipo declarativo.

Capítulo IV “De los Desechos Sólidos Peligrosos y No Peligrosos”  indica que “El Ministerio de Salud establecerá las normas de atención integral de los desechos peligrosos y no peligrosos en todo el territorio nacional. Los desechos sólidos deben ser transportados y almacenados para su utilización, tratamiento y disposición final mediante los sistemas aprobados por la Autoridad Sanitaria” (MINSA).

El texto señalado profundiza las ambigüedades jurídicas e institucionales sobre la autoridad competente en materia de residuos sólidos no peligrosos (también llamados municipales). Efectivamente, el 29 de septiembre de 2010, la Asamblea Nacional aprobó la Ley N° 51 que creó la Autoridad de Aseo Urbano Domiciliario. Dicha Ley, promovida curiosamente por el MINSA, establece en su artículo 11 que: “A partir de la vigencia de esta Ley, es función de la Autoridad, el manejo y explotación de desechos sólidos en todas sus formas. En cumplimiento de esta función le corresponde a la autoridad: a) La administración, dirección, planificación, investigación, inspección, operación, explotación y fiscalización de los servicios relacionados con el aseo urbano y domiciliario y de los rellenos sanitarios, ya sea directamente o por medios de concesiones administrativas. b) Desarrollar políticas, estrategias generales y planes en la materia de operación y disposición de desechos sólidos”.

Quienes deseen consultar el borrador de Proyecto de Ley lo pueden descargar en esta dirección: http://www.minsa.gob.pa/sites/default/files/archivos/codigo_sanitario_-_primer_borrador.pdf. Para hacer llegar sus comentarios y sus aportaciones lo puede hacer mediante carta dirigida al Ministro de Salud de Panamá, Dr. Javier Díaz. Dirección: Corregimiento de Ancón, Ministerio de Salud Edificio 237, lateral al Hospital Oncológico Nacional o por medio de un formulario que en la pagina del MINSA (http://www.minsa.gob.pa) en el hipervínculo ubicado en el segmentos de DESTACADOS. También se puede llamar a los números (507) 512-9204, (507)  512-9341 y (507) 512-9398 para mayor información.


RECICLADORA DE BASE LATINOAMERICANA ES RECONOCIDA CON PRESTIGIOSO “PREMIO GOLDMAN”

abril 20, 2013

San Francisco, Abril 15, 2013] Nohra Padilla, una recicladora de base de la ciudad de Bogotá, en Colombia, es una de las seis personas reconocidas con el prestigioso Premio Goldman, conocido como el “Premio Nobel del Medio Ambiente”, que será entregado oficialmente hoy en una ceremonia a realizarse en el Opera House de San Francisco. Nohra es destacada por su lucha por la dignidad y el reconocimiento al rol de los recicladores en el manejo de los residuos urbanos.

“Soy una recicladora de base, lo que significa que ofrezco un servicio público esencial que permite la recuperación de los materiales reutilizables y reciclables que de otra manera acabarían en los vertederos, rellenos sanitarios o incineradoras”, dice Nohra. “Este es un componente clave de un sistema de Basura cero. A través de nuestra red de cooperativas, los recicladores de base reunen 100 veces más material reciclable que la industria formal del reciclaje en Bogotá”.

Sin inmutarse por poderosos adversarios políticos y una cultura generalizada de violencia, Nohra organizó a los recicladores en sindicatos y convirtió el reciclaje en un componente legítimo de la gestión de los residuos urbanos. En marzo, la Asociación de Recicladores de Bogotá – co-fundado y dirigido por Nohra – ganó una victoria histórica en la que la ciudad comenzó a pagar salarios oficiales a los recicladores, casi a la par con lo que pagan a las grandes compañías de reciclaje. El hecho marcó un hito en la lucha de los recicladores por sus derechos. Nohra y la agrupación que dirige, son asimismo referentes para el movimiento de recicladores de América Latina y el mundo, una comunidad que representa el 1% de la población urbana en la región, y reconocidos como los principales agentes del reciclaje y recuperación de los residuos.

Premio reconoce iniciativas de Basura Cero

La agrupación que Nohra Padilla lidera en Bogotá, junto al también ganador Rossano Ercolini, un profesor básico de Toscana, son miembros de GAIA. Este premio es también un reconocimiento al creciente movimiento anti incineración en el mundo, a los recicladores de base y a los objetivos de Basura Cero. Comunidades alrededor del mundo están dando pasos concretos con planes innovadores para reducir sus niveles de disposición de residuos. Iniciativas como éstas, junto con programas comunitarios con participación de recicladores para la reducción de los residuos, han logrado exitosamente desviar millones de toneladas de residuos desde los rellenos sanitarios e incineradores hacia el reciclaje y la reutilización.

Los programas de Basura Cero crean empleos y economías vibrantes y participativas al recuperar recursos valiosos en lugar de enterrarlos o destruirlos en incineradoras.

“El trabajo de Nohra y de Rossano son ejemplos del concepto e Basura Cero en acción y en terreno”,  dice Christie Keith, Coordinadora Internacional de GAIA. “Con su trabajo nos muestran que, en conjunto, reciclaje, transformación de los patrones de consumo, participación ciudadana y de los trabajadores, alternativas a la incineración de residuos y políticas que apoyen estos sistemas pueden transformar y empoderar a las comunidades hacia una causa común: un mundo sin basura”.

Más aun, este movimiento ha contribuido a reducir el uso de energía y el calentamiento global. Un sistema de Basura Cero reduce las emisiones de gas metano desde los rellenos sanitarios así como la demanda por nuevos productos y las emisiones resultantes de la elaboración de los mismos. Así por ejemplo, la deforestación es responsable del 25% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero.  Reduciendo el uso del papel y reciclando papel, menos árboles se deben cortar y se conservan los suelos (y todo el carbono que contienen), reduciendo así en un 10% el total de emisiones de gases de fecto invernadero generados a partir de la industria del papel y la pulpa.

Información detallada sobre la biografía de los premiados, fotografías y videos de todos los premiados están disponibles en www.goldmanprize.org/pressroom/2013

Sobre la Alianza Global para Alternativas a la Incineración.

GAIA es una alianza global de más de 650 grupos de base, organizaciones no gubernamentales e individuos en más de 90 países cuya visión última es un mundo libre de tóxicos y sin incineración. Para más información visite www.no-burn.org ywww.zerowasteworld.org

Sobre el Premio Goldman.

El Premio Ambiental Goldman se estableció en 1989, impulsado por Richard y Rhoda Goldman, líderes cívicos y filántropos de San Francisco. El Premio continúa hoy con su misión original de honrar cada año a héroes populares de la ecología en cada una de las seis regiones continentales habitadas del mundo: África, Asia, Europa, Islas y Naciones Isleñas, Norteamérica, y Sur y Centroamérica. El Premio rinde homenaje a quienes han venido realizando una constante e importante labor para proteger y mejorar el ambiente natural, frecuentemente a riesgo de sus propias vidas. Para el Premio Goldman, son dirigentes “de base” aquellas personas involucradas en campañas locales que logran obtener cambios positivos mediante la participación de la comunidad o la ciudadanía en los asuntos que afectan su bienestar. Con su homenaje a estos líderes, el Premio busca inspirar a otras personas comunes y corrientes a actuar de forma extraordinaria para proteger el mundo natural. www.goldmanprize.org.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.693 seguidores