Efectos socioambientales derivados de la utilización de plaguicidas

agosto 17, 2015

Por la vía de IPEN hemos recibido el trabajo titulado “Fases en el proceso histórico de utilización y percepción de los efectos socioambientales derivado de la utilización de plaguicidas. De la invisibilización a las disputas en los territorios en conflicto”, presentado por  Javier Souza Casadinho,  Coordinador Regional de la Red de Acción en plaguicidas  sus  Alternativas de América Latina. RAPAL, en las XI Jornadas de Sociología de la UBA. Facultad de Ciencias Sociales Coordenadas contemporáneas de la Sociología.

El Resumen del Trabajo es el siguiente:

La actividad agraria se halla dominada por un proceso creciente de artificialización de la naturaleza. Los ciclos, flujos y relaciones naturales han sido reemplazados por capital; semillas mejoradas, plaguicidas y fertilizantes.  Este proceso ha elevado los requerimientos de capital monetario y además posee un importante impacto social, ambiental y cultural. Este trabajo posee el objetivo de analizar el proceso histórico de utilización de plaguicidas haciendo hincapié en las diferentes fases del mismo en relación  a la visualización de la problemática, el eje de las discusiones, los actores participantes, las acciones y logros.

Para realizar esta presentación se utilizaron datos de diferentes investigaciones de campo realizadas en las provincias de  Misiones, Buenos aires, Catamarca  y Santiago del Estero las cuales incluyeron entrevistas a productores e informantes claves, asistencia a reuniones y lectura de material específico. Aunque pareciera ser un proceso reciente, a la luz de las discusiones y presencia en los medios de difusión y ámbitos académicos, la problemática del uso de plaguicidas y sus consecuente impacto socio ambiental es un proceso de larga data que se fue re- significando en el tiempo, relacionado con modificaciones en los componentes de estructura agraria pero también con cambios y disputas en los territorio en conflicto.

Este trabajo posee el objetivo de analizar el proceso histórico de utilización de plaguicidas haciendo hincapié en las diferentes fases del mismo en relación a la visualización de la problemática, el eje de las discusiones, los actores participantes, las acciones y logros. A su vez se relacionara el proceso de utilización de estos productos químicos con los procesos de desarrollo agrario y dentro de ellos las políticas públicas

El ensayo completo puede consultarse aquí: RESmesa61souza casadinho,doc.docx


Nueva amenaza ambiental para Panamá: incineradora de residuos

junio 7, 2015

Francisco Rivas.

Mientras que desde 1994 la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. (EPA, por sus siglas en inglés) anunció que los incineradores de residuos hospitalarios eran responsables de un 40% de la contaminación atmosférica por dioxinas de todo el país, clausurando el 99% de los incineradores de residuos hospitalarios.

Y en tanto la Organización Mundial de la Salud recomienda que no se incineren los residuos que contengan PVC; y el Convenio de Estocolmo, firmado por más de 150 países, incluidos muchos de nuestra región, insta a seguir las mejores prácticas ambientales y las mejores técnicas disponibles para reducir la cantidad de dioxinas generadas por la incineración, el Ministerio de Salud (MINSA) de Panamä se apresta a autorizar a URBALIA S.A., operador del Relleno Sanitario de Cerro Patacón para que ponga en marcha un incinerador de residuos sólidos. Por su parte, el Ministerio del Ambiente (MIAMBIENTE) guarda un completo silencio.

En declaraciones brindadas a la prensa, el Señor Juan Camilo Álvarez, Director de Proyectos de la empresa URBALIA S.A. informa que el Relleno Sanitario de Cerro Patacón recibe diariamente 2,300 a 2,400 toneladas de basura procedentes de los Distritos Capital de Panamá y San Miguelito. La concesión otorgada por el Estado panameño data de 2008, y considerando que el período de vigencia es por 15 años, significa que URBALIA S.A. estará a cargo del relleno sanitario hasta 2023.

Panoramica_Cerro_Patacon

Para hacer frente a la operación del Relleno Sanitario, URBALIA S.A. cobra $11.53 por tonelada dispuesta. Esto significa ingresos brutos de $ 812,865.00 mensuales ($ 9, 754,380.00 al año). URBALIA no ha informado el costo por tonelada dispuesta, por lo cual no es posible estimar sus utilidades, pero su interés en permanecer como concesionario indicaría que se trata de un negocio rentable.

Sin embargo, en los últimos años, en un contexto caracterizado por grandes incendios en el Relleno, las cuales afectaron a la población de la capital, las autoridades gubernamentales han puesto en duda la capacidad de la empresa para administrar el Relleno y se ha planteado la posibilidad de rescindir el contrato de concesión.

Además, los estudios de impacto ambiental han demostrado que el Relleno Sanitario contamina el suelo, subsuelo y el río Cárdenas que desemboca en el Canal y produce cantidad de gas metano, gases contaminantes y de invernaderos.

incendio_cerropatacon

Para hacer frente a esta amenaza, URBALIA S.A. entregó a la Autoridad de Aseo Urbano y Domiciliario (AAUD) un plan de optimización del relleno y de ampliación de su vida útil. Se trata principalmente, de tres tipos de inversiones:

  1. La construcción y explotación de una planta de generación de energía eléctrica.
  2. Una Planta de Tratamiento de Lixiviados.
  3. Una Planta Incineradora para procesar 10/12 toneladas diarias de residuos hospitalarios.

La planta de generación de energía eléctrica.

Con relación a la planta de generación de energía eléctrica, la Autoridad Nacional de los Servicios Públicos (ASEP), mediante Resolución AN No.6050-Elec Panamá, de 2 de abril de 2013, otorgó a URBALIA S.A. licencia provisional por instalar una Planta “con una capacidad instalada de 10 MW”.

Sin embargo, hasta la fecha no se conoce ningún avance concreto del proyecto, salvo las declaraciones del Administrador de URBALIA S.A. el cual ha proporcionado la siguiente información:

  • El costo del proyecto se ha estimado (en sucesivas declaraciones) en 20, 30 y hasta 50 millones de dólares.
  • Se utilizarán motores generadores de 2.7 megas – tipo turbinas- que se encargarán de succionar el biogás del relleno sanitario para convertirlo en electricidad. La planta produciría 10 megavatios por hora (MWH), lo que se traduciría en 240 megas diarios (la demanda máxima que se da en el país está en 1,607 MW por día). Según los cálculos del administrador de URBALIA S.A. en febrero del 2016 la planta estaría lista para entrar en operaciones, generando anualmente 87,600 megavatios, suficiente en su opinión, para abastecer al menos a una sexta parte de la población del país.

Estas cifras no se corresponden con estudios previos realizados, especialmente, por expertos holandeses. El clima tropical lluvioso y el alto porcentaje de los residuos orgánicos reducen el valor calórico de la basura; además, la AAUD todavía confronta dificultades en la recogida y la población no practica la separación de los residuos.

Frente a estos cuestionamientos, los voceros de URBALIA S.A. empezaron a rebajar sus expectativas. En enero de 2014 Álvarez explicó “que usarán la electricidad en el relleno sanitario, aunque no descartó que puedan vender parte de la producción a la Empresa de Transmisión Eléctrica, S.A.” (véase http://impresa.prensa.com/panorama/Produciran-energia-Patacon_0_3838116196.html).

Planta de tratamiento de lixiviados.

La planta de tratamiento de lixiviados del relleno sanitario de cerro Patacón empezó operaciones el 26 de marzo de 2014, con el fin de cumplir con el Decreto Ejecutivo No. 275 de 2004, que aprueba las normas de rellenos sanitarios con capacidad mayor a 300 toneladas métricas. Juan Camilo Álvarez, director de Proyectos de Urbalia, señaló que en esta planta se producirán 300 metros cúbicos diarios de aguas tratadas que serán utilizadas para lavar camiones, riego de vías, etc.

Juan Camilo Álvarez, director de proyectos de Urbalia, informó que esta planta será capaz de tratar 200 metros cúbicos de lixiviados en verano y hasta 350 metros cúbicos durante la temporada lluviosa por día.  La inversión de este proyecto, según URBALIA S.A. es de $4.5 millones.

La Planta Incineradora de Residuos Hospitalarios.

URBALIA S.A. está a la espera de que el Ministerio de Salud (MINSA) autorice la puesta en operación del horno incinerador de los desechos hospitalarios. De acuerdo con Fausto Galeano, director de operaciones del incinerador, la planta está calibrada y lista para arrancar con las quemas en un horario de 24 horas, seis días a la semana, con capacidad para 400 kilos por hora (9.6 ton/día). Afirma que no incidirá en el ambiente porque la emisión de humo procedente del incinerador, pasará por 72 filtros en mangas de 2 metros de altura que se encargan de “purificar” los residuos hospitalarios.

HORNO_PATACON

El MINSA no ha autorizado la operación de la Planta por tres razones principales:

  1. El principal usuario de la Planta será el propio MINSA, pues por ley es el encargado de la recolección y disposición final de los residuos hospitalarios peligrosos. Cuál será la tasa que establecerá URBALIA S.A. por tonelada dispuesta en la Planta incineradora?. Esta no es una negociación sencilla.
  2. Como ocurre con todas las propuestas de URBALIA S.A., la sociedad civil no tiene acceso a información ni ha sido consultada. Distintas organizaciones y científicos se han mostrado críticos a la incineración como método de eliminación de los residuos en general, y más aún si son peligrosos. Es posible que las críticas arrecien una vez se ponga en operación la planta.
  3. La Asamblea Nacional de Panamá ratificó el Convenio de Estocolmo mediante Ley 3 de 20 de enero de 2003. El 8.52% de las fuentes de liberación de dioxinas y furanos corresponde a la incineración de desechos, y el compromiso del gobierno panameño, a través del MINSA, es reducir estas liberaciones, para cumplir con las metas establecidas en el Plan de Implementación del Convenio de Estocolmo. La incineradora de Cerro Patacón va en la dirección contraria.

Las tres iniciativas de URBALIA S.A. que hemos comentado, parecen ser medidas paliativas para evitar la rescisión del contrato de concesión, por parte del Gobierno de Panamá.

El 7 de junio de 2015, con el título de “Concesión de Patacón, en la mira” (http://www.prensa.com/sociedad/Concesion-Pataconen-mira_0_4210828999.html), el periódico La Prensa informó lo siguiente:

“El Gobierno tiene en la mira la concesión otorgada a la empresa Urbalia Panamá para administrar el relleno sanitario de cerro Patacón. ¿La razón? Las anomalías reportadas en los últimos años en la gestión y manejo de los desechos. De hecho, en 2013 se registró un incendio en el sitio que tardó semanas en ser controlado y generó contaminación.

Eladio Guardia, administrador de la Autoridad de Aseo Urbano y Domiciliario (AAUD), informó de que contratan una consultoría con la española Ineco, por $3 millones, para que haga una evaluación del relleno sanitario”.

El manejo de los residuos en los establecimientos de salud.

El Ministerio de Salud (MINSA) de Panamá, carece de una estrategia para el manejo adecuado de los residuos generados en los establecimientos de salud. La Red Global para Hospitales Verdes y Saludables (http://hospitalesporlasaludambiental.net/) ha elaborado una Agenda Global, la cual se plantea como Objetivo 3 “Reducir, tratar y disponer de manera segura los residuos de establecimientos de salud”,  planteandose la reducción del volumen y la toxicidad de los residuos producidos por el sector de la salud, implementando al mismo tiempo las opciones ecológicamente más sensatas de gestión y disposición de residuos.

La Red ha establecido que:

“La incineración de residuos médicos genera diversos gases y compuestos peligrosos, entre ellos, ácido clorhídrico, dioxinas y furanos, y metales tóxicos: plomo, cadmio y mercurio. La disposición de residuos sólidos produce emisiones de gases de efecto invernadero, incluido el metano, un gas de efecto invernadero veintiuna veces más potente que el dióxido de carbono”.

Salud sin Daño (véase   https://saludsindanio.org/americalatina/temas/alternativas-incineracion) informa que:

En los últimos 20 años, en EE.UU. se clausuró el 99% de los incineradores de residuos hospitalarios, de los 6.000 que operaban en 1988 quedaron menos de 60 a fines de 2008. Irlanda, por su parte, en 2003 ya no incineraba residuos hospitalarios.

El caso de Filipinas demuestra que es posible erradicar por completo la incineración. En las ciudades, los residuos infecciosos se manejan con autoclaves o microondas en establecimientos centralizados; en 2004, SSD trabajó con el Departamento de Salud de Filipinas ayudándoles a comprobar que era posible gestionar los residuos de un programa nacional de vacunación sin recurrir a la quema a cielo abierto o a la incineración.

La incineradora de Cerro Patacón utiliza un enfoque de “final de tubo”, dejando de lado una estrategia integral para su manejo. Al respecto la Red Global para Hospitales Verdes y Saludables ha sugerido las siguientes acciones concretas:

  1. Implementar procedimientos de compras que sean ecológicamente preferibles y que eviten materiales tóxicos, como el mercurio, el PVC y los productos descartables innecesarios.
  2. Crear una comisión de gestión de residuos y asignar a la gestión de residuos un presupuesto específico.
  3. Implementar un programa amplio de reducción de residuos, que incluya la medida de evitar, cuando sea posible, el uso de medicamentos inyectables cuando los tratamientos por vía oral tengan la misma eficacia.
  4. Separar los residuos en origen y comenzar a reciclar los residuos no peligrosos.
  5. Implementar un programa de capacitación amplio sobre gestión de residuos que incluya el tema de las inyecciones seguras, así como el de la manipulación segura de objetos cortantes y de otras categorías de residuos.
  6. Procurar que las personas que manipulan residuos estén capacitadas, vacunadas y cuenten con equipo de protección personal.
  7. Introducir tecnología de tratamiento de residuos que no implique la incineración, para garantizar que los residuos que no se puedan evitar se traten y dispongan de manera segura, económica y ambientalmente sustentable.
  8. Propugnar que las autoridades públicas construyan y administren vertederos seguros para la gestión de residuos no reciclables después de su tratamiento.
  9. Apoyar y participar en la elaboración e implementación de políticas de “basura cero” que reduzcan en una proporción signifi cativa la cantidad de residuos generados en los niveles hospitalario, municipal y nacional.

Por su parte Salud sin Daño sugiere como tecnologías alternativas de uso más frecuente los autoclaves y microondas que usan altas temperaturas para matar los microorganismos presentes en los residuos, para luego disponerlos junto con los residuos sólidos urbanos comunes. Esta organización ha publicado un inventario de proveedores de tecnologías alternativas de todo el mundo, identificando 113 empresas que abastecen a sesenta países (ver: .https://saludsindanio.org/sites/default/files/documents-files/2046/For_Proper_Disposal.pdf).

 


En Panamá 10 Simposio Internacional Sobre Ambiente

mayo 8, 2015

SimposioSipEl  Sindicato de Industriales de Panamá y El Ministerio de Ambiente, están organizando el 10º Simposio Internacional Sobre Ambiente, los días 3 y 4 de junio de 2015 en el Hotel Tryp de Albrook.

 El objetivo primordial del simposio es generar espacios de reflexión ante los temas ambientales y proveer a los asistentes información y herramientas que les faciliten la toma de acciones encaminadas a mejorar la competitividad y el desempeño ambiental del sector productivo del país.

 El Simposio contará con: 

  • Área de conferencias, donde instituciones nacionales e internacionales, embajadas, asociaciones y empresas privadas  presentan sus experiencias y recomendaciones en este tema.
  • Área de exposición comercial, donde las empresas e instituciones podrán presentar sus servicios y dar a conocer sus proyectos de tipo ambiental.
  • Entrega del Premio “ Palma de Oro”: Premiación que se entrega a empresas que hayan aplicado prácticas de Producción más Limpia en sus procesos. 

Temas Generales: 

– Reducción, reciclaje y reutilización de residuos sólidos y líquidos.

– Reducción de la huella energética y de carbono.

– Uso de energías alternativas.

– Gestión eficiente en el uso del agua.

– Tratamiento y reutilización de las aguas residuales industriales.

– Casos de éxito en P+L en la industria local.

 Conferencistas de Instituciones:

Banco Interamericano de Desarrollo (BID)

Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA)

Embajada de Francia y la República Federal de Alemania

Organización de Estados Américanos (OEA)

Alcaldía de Panamá.

Inscripción: http://plataformaincontacto.com/simposio/

En el enlace tendrá la opción de realizar el Registro Express.


La Autoridad de Aseo Urbano y Domiciliario (AAUD) de Panamá

abril 21, 2015

La AAUD se creó mediante la Ley 51  “Que crea la Autoridad de Aseo Urbano y Domiciliario y adopta disposiciones para la eficacia de su gestión” (Gaceta Oficial 26631-A de fecha 29 de septiembre de 2010). De esta forma el estado panameño dio un nuevo giro a las posiciones centralistas, al otorgar al Poder Ejecutivo el control de la gestión y operación de los residuos sólidos municipales, en todo el país, mediante una Autoridad.
Los primeros dos artículos de la Ley definen el contenido de la AAUD. El artículo 1 define a la AAUD como “… una entidad pública especializada,con competencia nacional, personería jurídica y autonomía en su régimen interno, sujeta a las políticas del Órgano Ejecutivo” (subrayados nuestros).
En concordancia con esta definición, la Junta Directiva queda constituida como sigue:
La Autoridad tendrá una Junta Directiva integrada por (Art. 11):
1. El Ministro de Salud, quien la presidirá.
2. El Ministro de Trabajo y Desarrollo Laboral.
3. El Ministro de Vivienda y Ordenamiento Territorial.
4. El Administrador de la Autoridad de Turismo de Panamá.
5. El Administrador de la Autoridad Nacional del Ambiente (ahora Ministerio de Ambiente).
Además, asistirán a las reuniones de la Junta Directiva, con derecho a voz, un representante de la Contraloría General de la República y de la Autoridad Nacional de los Servicios Públicos. Mientras que el Administrador General de la AAUD fungirá como secretario. Cada miembro contará con un suplente que lo remplazará en sus ausencias.
El articulo 2 atribuye dos propósitos a la AAUD, uno operacional y otro de diseño de políticas para el sector:
a) “… la administración, dirección, planificación, operación, explotación, aprovechamiento, investigación, inspección y fiscalización de los servicios relacionados con el aseo urbano, comercial y domiciliario y de los rellenos sanitarios ”
b) “Además, estará encargada de la gestión integral de los residuos sólidos para su manejo, explotación, aprovechamiento y disposición final, en desarrollo de una política de residuos como directriz para la prevención y control de la contaminación del ambiente, a fin de garantizar la protección de la salud pública”.
La pregunta obvia es: ¿está en capacidad el Poder Ejecutivo de Panamá para asumir directamente la recolección, transporte y disposición final de los residuos sólidos en 75 municipios del país?. La respuesta es no. Por esta razón, se incluyó el siguiente artículo:
Artículo 3. La Autoridad brindará el servicio de recolección de los residuos sólidos inicialmente en el distrito de Panamá y, hasta que se establezca en la región correspondiente, los municipios continuarán prestando los servicios en lo que respecta al manejo y disposición final de los residuos sólidos urbanos,comerciales y domiciliarios”.
Es decir, parece claro que la Ley  – a pesar de tener un alcance nacional  – en realidad se enfoca en el Distrito Capital.
Esta decisión, sin embargo, solo contribuyó a agravar el caos institucional y legal que caracteriza el sector de los residuos sólidos, por las siguientes razones:
Las principales ciudades de Panamá, con excepción de la Ciudad Capital, han concesionado la recolección, transporte y disposición final de sus residuos sólidos a empresas privadas, principalmente de capital colombiano.Tomando en cuenta esta situación, el artículo 5 indica que:
La Autoridad deberá respetar las condiciones contractuales negociadas por los diferentes municipios y, cuando asuma la prestación del servicio, no podrá disminuir, modificar o afectar las estipulaciones de tales contratos.La propiedad o titularidad de los residuos sólidos recolectados será de los concesionarios o contratistas del servicio de recolección y disposición final de los residuos sólidos hasta el cumplimiento de la vigencia de dichas concesiones”.
Si tomamos en cuenta que tales concesiones han sido otorgadas por periodos prolongados (generalmente 25 años), las operaciones de la AAUD quedan excluidas de las principales ciudades (Colón, San Miguelito, Arraijan, La Chorrera, Santiago y David).
Por otra parte, el manejo de los residuos sólidos peligrosos continúa siendo una función del Ministerio de Salud (MINSA). En tal sentido esta dicotomía prevalece.  
Cual será el futuro de la AAUD?. El gobierno de Panamá ha realizado una contratación directa a la firma española INECO, la cual se promueve como “la ingeniería y consultoría global referente en transporte”, por un monto de $ 2.5 millones, para elaborar una propuesta para el manejo de los residuos sólidos en Panamá.

Reciclaje en las escuelas de la Subcuenca del río Estibaná

abril 3, 2015

Francisco Rivas Ríos.

La Asociación para la Promoción de Nuevas Alternativas de Desarrollo (APRONAD), recibió invitación de la Licenciada Soledad Castro, Supervisora Regional de  Educación Básica General, Los Santos, para impartir una charla relacionada con el reciclaje en escuelas.

Considerando la experiencia de APRONAD en proyectos de esta índole, algunos de ellos realizados en conjunto con el MEDUCA en el pasado, se decidió ofrecer esta colaboración.

La charla abordó dos temas relacionados: 1) los lineamientos para un Proyecto de Reciclaje en las escuelas de Macaracas; y 2) la creación de una Red de Ecoclubes en el ámbito distrital.

El Proyecto tiene como objetivo principal contribuir al proceso de enseñanza – aprendizaje, y de manera secundaria, el conseguir recursos para las escuelas  mediante la venta de reciclables.

1. Con relación al reciclaje en las escuelas, se consideraron los siguientes aspectos principales:

La experiencia nacional e internacional enseña:

a. Debe recolectarse con una lista “corta” de materiales reciclables fáciles de trasladar por los estudiantes, de baja peligrosidad y valor comercial. En tal sentido se recomiendan: las latas, el plástico y el papel (bond blanco, revistas de colores, directorios telefónicos, cuadernos viejos).

b. Las escuelas deben contar con un área bajo techo para el almacenamiento temporal de estos materiales por no mas de 1 mes.

c. Los materiales, al cabo de 1 mes, serán trasladados desde las escuelas hasta un Centro de Acopio en materiales, para ser vendidos a la empresa recicladora.

d. Las escuelas establecerán un acuerdo con la o las empresas recicladoras, de mediano plazo, para garantizar la compra de estos materiales.

e. El destino de dichos recursos serán decidido por los directores de las escuelas, en conjunto con el cuerpo docente y los Ecoclubes.

2. Con relación a la Red de Ecoclubes.

a. Para el logro del objetivo principal se propone la creación de Ecoclubes. son organizaciones de que forman parte de la comunidad educativa, democráticas, constituidas básicamente por niños y jóvenes que desarrollan acciones de sensibilización dentro de las escuelas en estrecha coordinación con el personal docente, y que proyectan sus iniciativas hacia las familias y comunidades, buscando involucrar a los adultos  con otras en la implementación de propuestas para la conservación del medio ambiente.

b. Una experiencia exitosa con Ecoclubes impulsó APRONAD en coordinación con el Ministerio de Educación, en la Costa Arriba de Colón en el año 2009. En esa oportunidad se creó una Red de Ecoclubes Los nombres con los cuales se han identificaron varios de ellos fueron: “Ten  Oficio y Tendrás Beneficio” (Escuela de María Chiquita), “Ángeles Ambientales” (Escuela de Río Piedra), “Delfines Ambientalistas” (Escuela Jacobo Urriola Solís), “Pumas Ambientalistas” (Escuela de Nuevo Tonosí), “Guardianes del Ambiente” (Escuela de San Antonio).

c. Los Ecoclubes no solo impulsan dentro de las escuelas la recuperación de materiales reciclables, sino que contribuyen a la formación integral de sus integrantes, al mismo tiempo que promueven en jóvenes y adultos, dentro y fuera de la escuela, una mayor responsabilidad con la protección del ambiente y la salud colectiva.

d. Los Ecoclubes nombrarán sus Juntas Directivas, seleccionarán un logo y realizarán distintas actividades que incluyen talleres, desfiles, foros y murales con cápsulas ambientales y de promoción de la salud. También promoverán el reciclaje artesanal de papel.

Conclusiones y Recomendaciones:

Los educadores presentes en la Charla mostraron interés en todo momento y se manifestaron dispuestos a participar en un Proyecto de esta naturaleza.

La recomendación es que, al igual que ocurrió con las escuelas de la Costa Arriba de Colón en 2009, se gestione ante la Dirección Nacional de Educación Ambiental, la organización de un curso de 40 horas de duración, para que un grupo de educadores del Distrito de Macaracas sean capacitados como formadores y promotores de los ecoclubes y de proyectos de reciclaje en las escuelas, recibiendo por ello el reconocimiento de créditos académicos, lo cual les permitirá mejorar su currículo profesional.

El carácter específico de los ecoclubes en la Subcuenca del Río Estibaná consiste en su dramática crisis ambiental, caracterizada por la masiva deforestación y la contaminación del río y sus afluentes. Entonces los Ecoclubes  tienen la oportunidad de contribuir, desde las escuelas, en la tarea de sensibilizar a las comunidades en una nueva cultura ambiental.


La historia secreta de la contaminación y la EPA

marzo 21, 2015

Hemos recibido de Fernando Bejarano G. su artículo “La historia secreta de la contaminación y la EPA  un libro de E.G Vallianatos y McKay Jenkins”. El artículo lo envió Bejarano G a través de npogroups.org para IPEN, el 10 de marzo de 2015.

El libro de E.G Vallianatos y McKay Jenkins, comenta Fernando Bejarano, centra su atenciónPoisonSpring principalmente en el caso de los plaguicidas con numerosos ejemplos del fallo de la EPA y la complicidad con la industria química durante las administraciones de los presidentes Ronald Reagan (1981-89), George H W Bush (1989-83), Bill Clinton (1993-2001), George W Bush (2001-2009) e incluso de la administración actual de Barack Obama. Como es conocido, la misión de la  Environmental Protection Agency (EPA) de los Estados Unido consiste en proteger la salud de los seres humanos y el medio ambiente.

Con el título de Poison Spring: The Secret History of Pollution and the EPA, el libro de E.G Vallianatos y McKay Jenkins, puede ser adquirido en Amazon en esta dirección: http://www.amazon.com/Poison-Spring-Secret-History-Pollution/dp/1608199142

A continuación el artículo de Fernando Bejarano.

La historia secreta de la contaminación y la EPA un libro de E.G Vallianatos y McKay Jenkins
Fernando Bejarano G.

“Escribí este libro para contar la historia de lo que aprendí en la Agencia de Protección Ambiental, donde trabajé de 1979 al 2004. Esta historia-secreta, exasperante, y trágica- explica por qué y cómo la industria química y otras han capturado a la EPA y la han convertido de una agencia de protección ambiental a una agencia de protección a los contaminadores”. Así empieza el libro de E.G. Vallianatos que trabajó durante 25 años como “generalista” en la Oficina de Programas de Plaguicidas de la Agencia de Protección Ambiental (EPA) en Estados Unidos. Se trata de un testimonio de primera mano que nace de su experiencia personal y de la consulta de miles de documentos gubernamentales a los que tuvo acceso (memorándums, cartas, estudios, informes y notas), algunos rescatados antes de ser destruidos; así como de participar en innumerables reuniones con científicos y personas involucradas en la política pública, según apunta el autor principal en el prólogo junto con el periodista ambiental McKay Jenkins.
Los autores no se andan con rodeos y nos advierten “La Oficina de Programas de Plaguicidas, la organización más grande de la EPA, donde realicé la mayor parte de mi trabajo, está esencialmente en manos de la industria química global de los plaguicidas, y esto ha sucedido bajo las administraciones republicanas y demócratas. La EPA se convirtió en un lugar donde la ciencia honesta ha sido reemplazada por “evaluaciones de riesgo” y “análisis costo-beneficio” deshonestas, que sirven ambos como una delgada cubierta burocrática para poner los intereses de la industria por delante de la salud pública y el ambiente”.
Evagellos Vallianatos, es un estadounidense de origen griego, con formación como zoólogo en la Universidad de Illinois, con un doctorado en historia en la Universidad de Wisconsin en 1972 y estudios postdoctorales en historia de la ciencia en Harvard. Ha escrito también interesantes artículos y libros sobre el impacto de la industrialización de la agricultura y las raíces agrarias de la democracia en la Grecia Antigua, ver http://www.vallianatos.com/?page_id=3
Los autores señalan cómo la industria química opera detrás de organizaciones de fachada como la American Chemical Society, el Toxicology Forum, la American Crop Protection Association ó la Asociación de Productores de Maíz de Iowa, formando poderosos grupos de interés que influyen en el Congreso Como se contribuye con jugosas donaciones a las campañas de ciertos congresistas y como se aceita “la puerta giratoria” entre la industria y el gobierno en la que personas claves del sector privado pasan a ocupar lugares importantes en las oficinas de regulacil sector privadooy el gobierno en industria pasa a ocupar lugares claves en las oficinas de regulaci1972 y estudios postdoctioraón y viceversa, del gobierno pasan a las empresas que antes regulaban. Fenómeno que ha durado décadas y que inició con el primer director de la EPA, Ruckelshauss, designado por Richard Nixon en 1970, que pasó al terminar su servicio público a ocupar puestos directivos de poderosas compañías madereras como la Weyerhaeuser; regresando a la EPA 10 años después cuando lo llamó Reagan, saliendo después otra vez para ocupar jugosos puestos en Monsanto, Cumming Engine Company, American Paper Institute y otros grupos de empresas que cabildean para el debilitamiento de la leyes ambientales.
En un capítulo titulado “El pantano: el gran negocio de la ciencia fraudulenta”, se describe el caso de los Laboratorios Industriales Bio-Test ó IBT que falsificó de manera fraudulenta información científica en pruebas con animales durante 25 años y que fue contratada por algunos de las empresas químicas más ricas y poderosas, como Monsanto, para probar sus productos. “ De hecho, oficiales tanto de la EPA como del Departamento de Justicia que fueron responsables de la investigación y persecución de los crímenes cometidos por IBT de manera deliberada decidieron no ir después por las corporaciones como Monsanto y Chevron que se beneficiaron de los crímenes de IBT. Si lo hubieran hecho, el caso de IBT pudo haber cerrado un largo segmento de la industria química americana”. Sólo en el caso de los plaguicidas los laboratorios IBT falsificaron información de por lo menos 212 ingredientes activos, lo que significan miles de formulaciones posibles en Estados Unidos y el mundo. En 1981, la EPA calculó que cerca del 65% de los estudios de estos laboratorios debían considerarse inválidos. El escándalo fue enorme pues se calcula que cerca del 40% de todas las pruebas del agronegocio industrial y de la industria química, contrataron servicios del IBT, según afirman estos autores.
Más allá de las historias particulares del caso de IBT y otros dos casos en Texas y Pensylvania, los autores señalan “ El tema mayor que está detrás es, por supuesto, el conflicto de interés inherente en una situación en la que laboratorios privados pagados por la industria química hacen las pruebas en las que se basa el gobierno para proteger al público”. Y al final del capítulo afirman “La contratación de laboratorios aún domina las pruebas de las sustancias químicas, y son frecuentes ahora como lo fueron antes. Las empresas privadas no la EPA contratan a estos laboratorios para probar sus productos.” Es decir, primero se restringe el presupuesto de la EPA, se desmantela su biblioteca y se reducen el numero de sus laboratorios, y luego se privatizan los servicios, algo parecido a lo que ha estado pasando en otros países que han adoptado el modelo neoliberal estadounidense. Es con base en la información de la industria que la EPA evalúa los riesgos a la salud y el ambiente en un balance que debe hacer con los beneficios. El conflicto de intereses en el proceso de evaluación de riesgos de la EPA ha sido descrito con mayor detalle por otros científicos ejemplificando el caso de la evaluación de atrazina sobre los anfibios, en un artículo reciente publicado en BioScience en diciembre del 2014.
No nos da el espacio para contar con mayor detalle los otros ejemplos que se describen en los diversos capítulos del libro: como la EPA baso por muchos años su política sobre dioxinas basado en estudios de Monsanto que científicos de la EPA acusaron de ser fraudulentos en los conflictos causados por la exposición al “agente Naranja “(mezcla de los herbicidas 2,4, 5 T más 2,4 D) en los veteranos de la guerra de Vietnam y la posterior negociación política con Dow para no prohibir y dejar libre al 2,4-D; la investigación sobre los efectos neurotóxicos entre los trabajadores agrícolas que fue financiada primero y luego suspendida por la EPA en el estudio de los efectos del paratión metílico y otros organofosforados; el problema de los insecticidas neonicotinoides y la muerte de millones de abejas; el problema de la contaminación del agua por plaguicidas como aldicarb, atrazina y muchos otros en Iowa, entre otros estados; el estudio financiado por la EPA que encontró la presencia de clorpirifos y pentaclorofenol en la orina de las poblaciones de latinos de Estados Unidos, en tiempos de Reagan; los problemas de las fumigaciones aéreas y su deriva. Hasta terminar en los tiempos actuales del Presidente Obama y la protección de los intereses de las transnacionales con los cultivos transgénicos y el aumento de herbicidas como glifosato y 2,4-D, y los problemas de la fracturación hidráulica y el uso de cientos de sustancias químicas tóxicas, con la complicidad de la EPA.
Vallianatos y Jenkins proponen en las conclusiones que para que la EPA defienda realmente el interés público de la salud y el medio ambiente debe ser un organismo independiente,“ políticamente neutral” para no estar comprometida con los intereses de la Casa Blanca o el Congreso y menos con la industria. Sugiere que el director de la EPA sea una persona con gran integridad moral y credenciales científicas, nombrado por 10 años, a la que se pueda garantizar recursos que permitan a los científicos reconstruir los laboratorios, bibliotecas y capacidades de investigación, limitando los contactos con los cabilderos de la industria y poniendo plazos para que sus empleados no trabajen en la industria al salir de este organismo. Además plantea la necesidad de cambiar la política y apoyar a la agricultura familiar y las alternativas como la agricultura orgánica, en lugar de las grandes corporaciones que controlan la agricultura industrial en Estados Unidos.
En resumen, un libro que vale la pena ser leído que documenta cómo la ciencia y las regulaciones gubernamentales pueden ser corrompidas y manipuladas por los intereses de las grandes corporaciones, especialmente en la era del neoliberalismo en los Estados Unidos, aunque el autor no usa este concepto. Es un libro testimonial con la narración de una serie de hechos documentados más que un trabajo con pretensión académica, pues no hace uso de un marco analítico más amplio sobre el sistema económico o político donde se inserta la política de la EPA, por lo que su propuesta de cambio queda poco desarrollada.

Fernando Bejarano G.

“Escribí este libro para contar la historia de lo que aprendí en la Agencia de Protección Ambiental, donde trabajé de 1979 al 2004. Esta historia-secreta, exasperante, y trágica- explica por qué y cómo la industria química y otras han capturado a la EPA y la han convertido de una agencia de protección ambiental a una agencia de protección a los contaminadores”. Así empieza el libro de E.G. Vallianatos que trabajó durante 25 años como “generalista” en la Oficina de Programas de Plaguicidas de la Agencia de Protección Ambiental (EPA) en Estados Unidos. Se trata de un testimonio de primera mano que nace de su experiencia personal y de la consulta de miles de documentos gubernamentales a los que tuvo acceso (memorándums, cartas, estudios, informes y notas), algunos rescatados antes de ser destruidos; así como de participar en innumerables reuniones con científicos y personas involucradas en la política pública, según apunta el autor principal en el prólogo junto con el periodista ambiental McKay Jenkins.

Los autores no se andan con rodeos y nos advierten “La Oficina de Programas de Plaguicidas, la organización más grande de la EPA, donde realicé la mayor parte de mi trabajo, está esencialmente en manos de la industria química global de los plaguicidas, y esto ha sucedido bajo las administraciones republicanas y demócratas. La EPA se convirtió en un lugar donde la ciencia honesta ha sido reemplazada por “evaluaciones de riesgo” y “análisis costo-beneficio” deshonestas, que sirven ambos como una delgada cubierta burocrática para poner los intereses de la industria por delante de la salud pública y el ambiente”.

Evagellos Vallianatos, es un estadounidense de origen griego, con formación como zoólogo en la Universidad de Illinois, con un doctorado en historia en la Universidad de Wisconsin en 1972 y estudios postdoctorales en historia de la ciencia en Harvard. Ha escrito también interesantes artículos y libros sobre el impacto de la industrialización de la agricultura y las raíces agrarias de la democracia en la Grecia Antigua, ver http://www.vallianatos.com/?page_id=3

Los autores señalan cómo la industria química opera detrás de organizaciones de fachada como la American Chemical Society, el Toxicology Forum, la American Crop Protection Association o la Asociación de Productores de Maíz de Iowa, formando poderosos grupos de interés que influyen en el Congreso Como se contribuye con jugosas donaciones a las campañas de ciertos congresistas y como se aceita “la puerta giratoria” entre la industria y el gobierno en la que personas claves del sector privado pasan a ocupar lugares importantes en las oficinas de regulacil sector privadooy el gobierno en industria pasa a ocupar lugares claves en las oficinas de regulaci1972 y estudios postdoctioraón y viceversa, del gobierno pasan a las empresas que antes regulaban. Fenómeno que ha durado décadas y que inició con el primer director de la EPA, Ruckelshauss, designado por Richard Nixon en 1970, que pasó al terminar su servicio público a ocupar puestos directivos de poderosas compañías madereras como la Weyerhaeuser; regresando a la EPA 10 años después cuando lo llamó Reagan, saliendo después otra vez para ocupar jugosos puestos en Monsanto, Cumming Engine Company, American Paper Institute y otros grupos de empresas que cabildean para el debilitamiento de la leyes ambientales.

En un capítulo titulado “El pantano: el gran negocio de la ciencia fraudulenta”, se describe el caso de los Laboratorios Industriales Bio-Test ó IBT que falsificó de manera fraudulenta información científica en pruebas con animales durante 25 años y que fue contratada por algunos de las empresas químicas más ricas y poderosas, como Monsanto, para probar sus productos. “ De hecho, oficiales tanto de la EPA como del Departamento de Justicia que fueron responsables de la investigación y persecución de los crímenes cometidos por IBT de manera deliberada decidieron no ir después por las corporaciones como Monsanto y Chevron que se beneficiaron de los crímenes de IBT. Si lo hubieran hecho, el caso de IBT pudo haber cerrado un largo segmento de la industria química americana”. Sólo en el caso de los plaguicidas los laboratorios IBT falsificaron información de por lo menos 212 ingredientes activos, lo que significan miles de formulaciones posibles en Estados Unidos y el mundo. En 1981, la EPA calculó que cerca del 65% de los estudios de estos laboratorios debían considerarse inválidos. El escándalo fue enorme pues se calcula que cerca del 40% de todas las pruebas del agronegocio industrial y de la industria química, contrataron servicios del IBT, según afirman estos autores.

Más allá de las historias particulares del caso de IBT y otros dos casos en Texas y Pensylvania, los autores señalan “ El tema mayor que está detrás es, por supuesto, el conflicto de interés inherente en una situación en la que laboratorios privados pagados por la industria química hacen las pruebas en las que se basa el gobierno para proteger al público”. Y al final del capítulo afirman “La contratación de laboratorios aún domina las pruebas de las sustancias químicas, y son frecuentes ahora como lo fueron antes. Las empresas privadas no la EPA contratan a estos laboratorios para probar sus productos.” Es decir, primero se restringe el presupuesto de la EPA, se desmantela su biblioteca y se reducen el numero de sus laboratorios, y luego se privatizan los servicios, algo parecido a lo que ha estado pasando en otros países que han adoptado el modelo neoliberal estadounidense. Es con base en la información de la industria que la EPA evalúa los riesgos a la salud y el ambiente en un balance que debe hacer con los beneficios. El conflicto de intereses en el proceso de evaluación de riesgos de la EPA ha sido descrito con mayor detalle por otros científicos ejemplificando el caso de la evaluación de atrazina sobre los anfibios, en un artículo reciente publicado en BioScience en diciembre del 2014.

No nos da el espacio para contar con mayor detalle los otros ejemplos que se describen en los diversos capítulos del libro: como la EPA baso por muchos años su política sobre dioxinas basado en estudios de Monsanto que científicos de la EPA acusaron de ser fraudulentos en los conflictos causados por la exposición al “agente Naranja “(mezcla de los herbicidas 2,4, 5 T más 2,4 D) en los veteranos de la guerra de Vietnam y la posterior negociación política con Dow para no prohibir y dejar libre al 2,4-D; la investigación sobre los efectos neurotóxicos entre los trabajadores agrícolas que fue financiada primero y luego suspendida por la EPA en el estudio de los efectos del paratión metílico y otros organofosforados; el problema de los insecticidas neonicotinoides y la muerte de millones de abejas; el problema de la contaminación del agua por plaguicidas como aldicarb, atrazina y muchos otros en Iowa, entre otros estados; el estudio financiado por la EPA que encontró la presencia de clorpirifos y pentaclorofenol en la orina de las poblaciones de latinos de Estados Unidos, en tiempos de Reagan; los problemas de las fumigaciones aéreas y su deriva. Hasta terminar en los tiempos actuales del Presidente Obama y la protección de los intereses de las transnacionales con los cultivos transgénicos y el aumento de herbicidas como glifosato y 2,4-D, y los problemas de la fracturación hidráulica y el uso de cientos de sustancias químicas tóxicas, con la complicidad de la EPA.

Vallianatos y Jenkins proponen en las conclusiones que para que la EPA defienda realmente el interés público de la salud y el medio ambiente debe ser un organismo independiente,“ políticamente neutral” para no estar comprometida con los intereses de la Casa Blanca o el Congreso y menos con la industria. Sugiere que el director de la EPA sea una persona con gran integridad moral y credenciales científicas, nombrado por 10 años, a la que se pueda garantizar recursos que permitan a los científicos reconstruir los laboratorios, bibliotecas y capacidades de investigación, limitando los contactos con los cabilderos de la industria y poniendo plazos para que sus empleados no trabajen en la industria al salir de este organismo. Además plantea la necesidad de cambiar la política y apoyar a la agricultura familiar y las alternativas como la agricultura orgánica, en lugar de las grandes corporaciones que controlan la agricultura industrial en Estados Unidos.

En resumen, un libro que vale la pena ser leído que documenta cómo la ciencia y las regulaciones gubernamentales pueden ser corrompidas y manipuladas por los intereses de las grandes corporaciones, especialmente en la era del neoliberalismo en los Estados Unidos, aunque el autor no usa este concepto. Es un libro testimonial con la narración de una serie de hechos documentados más que un trabajo con pretensión académica, pues no hace uso de un marco analítico más amplio sobre el sistema económico o político donde se inserta la política de la EPA, por lo que su propuesta de cambio queda poco desarrollada.

 


El uso de la Atrazina y la influencia de la industria química

marzo 15, 2015

El Oxford Journal BioScience ha publicado un reporte científico con el título de “Pesticide Regulation amid the Influence of Industry” (Regulación de los pesticidas bajo influencia de la industria). En lo fundamental el reporte presenta las deficiencias del proceso de evaluación del riesgo de plaguicidas por parte de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (USEPA por sus siglas en inglés), con la reciente reevaluación de los impactos de la atrazina en anfibios como un ejemplo. Considerando la importancia que ha adquirido el uso de la Atrazina en Panamá, luego de la crisis ambiental por la contaminación del Río La Villa, hemos considerado importante reproducir el Reporte.

Regulación de los pesticidas bajo influencia de la industria.

Resumen.

El uso de pesticidas ha generado una amplia diseminación de los contaminantes químicos, razón por la cual se necesitan agencias reguladoras para evaluar los riesgos para la salud ambiental y humana. Sin embargo, la evaluación de riesgos se ve comprometida cuando se utilizan relativamente pocos estudios para determinar los impactos, sobre todo si la mayoría de los datos utilizados en la evaluación son producidos por el fabricante de un plaguicida, lo que constituye un conflicto de intereses. A continuación, presentamos las deficiencias del proceso de evaluación del riesgo de plaguicidas de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos, con la reciente reevaluación de los impactos de la atrazina en anfibios como un ejemplo. Ofrecemos soluciones para mejorar el proceso de evaluación de riesgos, lo que reduciría el potencial y la percepción de parcialidad en un proceso que es crucial para la salud ambiental y humana.

Poco después de la publicación  Primavera Silenciosa (Carson 1962), aproximadamente 245 millones de kilogramos (kg) de principios activos de pesticidas fueron aplicados en los Estados Unidos en 1964, un valor que se incrementó de manera constante y se estabilizó a aproximadamente 500 millones kg (Waxman 1998, Grube et al., 2011), o alrededor de 1,5 kg de ingrediente activo por ciudadano al año en la actualidad. Aunque los pesticidas se aplican en determinados lugares, se distribuyen ampliamente por la deriva de la atmósfera, la escorrentía, y el movimiento a través de las redes alimentarias, creando la posibilidad de riesgos para la salud y el medio ambiente que son gestionados, mitigados, y está regulado por la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (USEPA).

Los plaguicidas se someten a una serie de pruebas de toxicidad para evaluar los riesgos; estas pruebas suelen realizarse o financiados por el fabricante del pesticida (es decir, los estudios de la industria con suministro; USEPA 2008). La USEPA evalúa los riesgos indicados por estudios suministrados por la industria  y por los estudios financiados por otros medios de los laboratorios independientes para determinar si un pesticida puede utilizarse y las condiciones en que se puede aplicar.

El proceso de toma de decisiones del USEPA para la inscripción y reinscripción de un plaguicida es un acto de equilibrio complejo en el que los beneficios de su uso se comparan con los riesgos para la salud humana y del medio ambiente. Como investigadores con experiencia de trabajo en el ámbito de la ecotoxicología, nos preocupa que el proceso de evaluación de riesgos de la USEPA puede continuar utilizando una parte reducida de los datos disponibles y puede ser basada exclusivamente en estudios de la industria por el proveedor.

La reevaluación continua del impacto de la atrazina en anfibios subraya algunas de las trampas de enfoque actual de la USEPA e ilustra cómo puede verse afectada la directiva de la USEPA para proteger la salud humana y del medio ambiente.

La preocupación por el proceso de evaluación de riesgos de la USEPA.

Una debilidad importante de la evaluación del riesgo de plaguicidas de la USEPA es el uso de datos de la industria suministrados, que tienen conflictos de intereses inherentes (COIs por sus siglas en inglés). Los riesgos de COIs dentro del sistema federal de regulación se han discutido en los últimos años, en gran medida con respecto a la regulación de los medicamentos (Cheng 2009, Irwin 2009). Existen problemas similares en la regulación de los productos químicos que entran en el ámbito de la USEPA, pero la discusión sobre COIs en este contexto son limitadas.

Los COIs ocurren cuando el juicio profesional o la toma de decisiones tiene el potencial de ser influenciado por el beneficio personal o financiero (Rohr y McCoy 2010a). Los COIs no significan que la mala conducta existe o va a ocurrir, pero sí crea el riesgo de que el juicio profesional podría verse comprometido, ya sea intencionalmente o no. La percepción de COIs en la investigación socava la confianza en los resultados, lo que conduce al escepticismo, tanto del público como de la comunidad científica. Debido a esto, los Institutos Nacionales de Salud ahora requieren la revelación de COIs financieros personales al solicitar o recibir subsidios federales (http://grants.nih.gov/grants/policy/coi).

La USEPA también prohíbe a cualquier científico servir en sus paneles asesores científicos (SAP por su siglas en inglés: organismos independientes de científicos expertos que han sido seleccionados por la USEPA para evaluar sus evaluaciones de riesgo), si la recomendación del miembro del panel podría tener “efectos directos y previsibles en [su ] intereses financieros “, ya que podría dar lugar a” la aparición de [a] la pérdida de imparcialidad “.

A pesar del reconocimiento de la USEPA de COIs en ciertos aspectos de la evaluación de riesgos, los COIs están arraigados en la actualidad en el proceso, debido a que las empresas que registren productos químicos están obligados a suministrar los datos involucrados en la revisión de riesgos (USEPA 2008). Por otra parte, la USEPA trabaja con la industria para establecer la metodología y el diseño experimental para los estudios. La complejidad y la logística de estos diseños se hacen prohibitivo para investigadores fuera de la industria, a menudo dejando a la industria como la única entidad que puede darse el lujo de realizar la investigación con las especificaciones del USEPA o que tenga conocimiento de los requisitos. Por lo tanto, la totalidad o la mayor parte de los datos utilizados en las evaluaciones de riesgo puede provenir de investigación de la industria con suministro, no obstante la existencia de COIs claras.

En muchos estudios, han sido cuantificados los efectos de la fuente de financiación en los resultados de la investigación, y se ha demostrado que los estudios suministrados por la industria son más propensos a apoyar los efectos favorables a la industria. Por ejemplo, el mejor predictor de si el herbicida atrazina tuvo efectos biológicos significativos, en una investigación financiada por el fabricante, tendrá una mayor probabilidad de encontrar ningún efecto o sólo efectos pequeños (Hayes 2004). Una conclusión similar se llegó en estudios suministrados por la industria farmacéutica, con más probabilidades de encontrar resultados favorables a la empresa (Lexchin et al. 2003). Del mismo modo, en la investigación sobre el bisfenol-A, en 95 de 115 publicado en estudios in vivo, se informaron efectos significativos, mientras que los estudios suministrados por la industria no mostraron efectos significativos (vom Saal y Hughes 2005). Debido a los sesgos potenciales o reales, los estudios suministrados por la industria pueden oscurecer el impacto real de un plaguicida, lo que puede resultar en un proceso de regulación lenta más ventajosa para los fabricantes (Michaels 2008, Rohr y McCoy 2010a).

Por estas razones, es esencial tener en cuenta que los estudios de la industria suministrado sufren de COIs, los cuales deben ser mitigados. No obstante, una evaluación de riesgos USEPA, indica que los riesgos de COIs no se están mitigando. De hecho, el sistema aumenta la probabilidad de que solo los datos suministrados por la industria son utilizados en las evaluaciones de riesgos, como se demuestra a continuación, lo que potencialmente oscurece el impacto de un pesticida para que los riesgos no pueden ser gestionados de forma responsable.

Criterios rígidos para la inclusión de los estudios de evaluación de riesgos.

Las evaluaciones de riesgo de los plaguicidas pueden ser restringidos a un subconjunto limitado, con la inclusión de pocos o ningún estudio independiente de los fabricantes de plaguicidas, debido a que la USEPA tiene criterios rígidos para la inclusión de estudios en estas evaluaciones de riesgos. Por ejemplo, la reevaluación de la USEPA de atrazina en anfibios se basó únicamente en un solo estudio financiado directamente por el fabricante (Kloas et al. 2009), con exclusión de una gran cantidad de literatura. Tales resultados se presentan aún cuando la mayoría de los estudios publicados no cumplen los criterios específicos, y aun cuando la inclusión de estos datos daría lugar a conclusiones diferentes.

Como los criterios están destinados a establecer que la calidad de los datos es suficiente para la regulación y reduce al mínimo las ambigüedades de las relaciones causa-efecto, que son importantes para la regulación y posibles litigios, los criterios estrictos pueden dar lugar a basar las decisiones regulatorias sólo en un puñado de estudios (como con la evaluación de bisfenol-A; Myers et al 2009). En las evaluaciones de 2007 y 2012 de la USEPA sobre los efectos de la atrazina en los anfibios (USEPA 2007, 2012), sólo uno de los 75 estudios de laboratorio publicados (Kloas et al 2009;. Se evaluaron los estudios de campo, pero fueron excluidos de la consideración) cumplieron los criterios de la USEPA para cuantitativa evaluación (es decir, útil para la evaluación de riesgos; los criterios de prueba se detallan en la USEPA 2012). En este estudio, Kloas y sus colegas (2009) llevaron a cabo dos experimentos paralelos en diferentes laboratorios para examinar los efectos de la atrazina en el crecimiento, la supervivencia, y los puntos finales reproductivos en uñas africana ranas (Xenopus laevis) y se encontró que la exposición a la atrazina no tuvo ningún efecto en los puntos finales reproductivos y un pequeño o ningún efecto sobre otras respuestas en concentraciones de 0,1 a 100 miligramos por litro (mg / l).

En las evaluaciones de la USEPA 2007 y 2012, sobre los efectos de la atrazina en los anfibios (USEPA 2007, 2012), sólo uno de los 75 estudios de laboratorio publicados (Kloas et al 2009; realizaron estudios de campo, pero fueron excluidos de la consideración), cumplieron con los criterios de la USEPA para una evaluación cuantitativa (es decir, útil para la evaluación de riesgos; los criterios de prueba se detallan en la USEPA 2012). En este estudio, Kloas y sus colegas (2009) llevaron a cabo dos experimentos paralelos en diferentes laboratorios para examinar los efectos de la atrazina en el crecimiento, la supervivencia, y los puntos finales reproductivos en la rana africana de uñas (Xenopus laevis) y se encontró que la exposición a la atrazina no tuvo ningún efecto en los puntos finales reproductivos y un pequeño o ningún efecto sobre otras respuestas en concentraciones de 0,1 a 100 miligramos por litro (mg / l).

Los estudios de laboratorio publicados restantes no cumplieron con todos los criterios de la USEPA y se clasificaron solo como útiles para la evaluación de riesgos, o cualitativa (es decir, útil para examinar si la atrazina tiene efectos pero no para determinar las concentraciones de preocupación; USEPA 2012). Los estudios no válidos no lograron cumplir muchos requisitos básicos y adecuados de buen diseño experimental, como la replicación, la asignación al azar de los tratamientos, el uso de los controles adecuados, y la detección de pesticidas (USEPA 2012). Los estudios cualitativos no cumplían uno o más de los muchos criterios adicionales (por ejemplo, el uso de envases de vidrio, densidades de carga inferior a 1 renacuajo por litro, medido las concentraciones de plaguicidas o de amoníaco en los tratamientos y controles durante todo el estudio, el uso de un Flow a través del aparato de diseño; USEPA 2012).

Aunque muchos de los criterios adicionales puede ser ideales, la falta de uno o más de los criterios no se opone a la determinación de las relaciones de causa-efecto. Por lo tanto, la eliminación de este tipo de estudios a partir de una evaluación de riesgos es cuestionable, un punto de vista que se hizo hincapié en las revisiones SAP 2007 y 2012 (FIFRA SAP 2007, 2012).

Cuando la USEPA desarrolla criterios para futuros estudios de regulación de un fabricante y luego las aplica retroactivamente a la literatura, como sucedió en la reevaluación de atrazina (USEPA 2012), es improbable que muchos estudios reunirán todos los criterios y ninguno lo hizo, excepto para un solo estudio suministrado por la industria (Kloas et al., 2009). Aunque numerosos estudios se han clasificado como “efectos demostrados” cualitativos de la atrazina en concentraciones ambientales (USEPA 2012), no parecieron afectar a las conclusiones definitivas del USEPA que la atrazina no tuvo un efecto sobre los anfibios.

La USEPA sacrificó la replicación independiente, el sello distintivo del proceso científico, por una larga lista de criterios de prueba, lo que resulta en el uso de un solo estudio en la evaluación del riesgo de la atrazina para los anfibios. Por lo tanto, están mostrando una mayor tolerancia de cometer errores de tipo II (es decir, no encontrar un efecto cuando existe) sobre errores de tipo I (es decir, la búsqueda de efectos cuando no existen), lo que indica una falta de precaución adecuadas. Todos los estudios con diseños experimentales que no sufren COIs deben incluirse en la evaluación de riesgos y la toma de decisiones.

Aplicación inconsistente de criterios entre los grupos taxonómicos.

La heterogénea aplicación de criterios uniformes en todos los grupos taxonómicos también puede ser problemático en las evaluaciones de riesgos. Por ejemplo, para evaluar la toxicidad de atrazina a las comunidades de plantas acuáticas (principalmente fitoplancton), la USEPA (2012) mostró que 46 de 73 estudios de mesocosmos cumplen sus criterios de aceptación. A pesar de un número similar de estudios en la literatura comunidad de anfibios y de la planta antes de la detección, sólo alrededor del 1,3% de los estudios de anfibios eran aceptables para la USEPA después de su examen. La diferencia en la tasa de aceptación parece estar relacionada con los criterios específicos, que eran un buen diseño experimental para las plantas acuáticas y criterios adicionales para los anfibios (enumerados en USEPA 2012; ejemplos anteriores). Aunque las diferencias específicas de cada especie pueden aumentar la importancia relativa de algunos criterios sobre los demás, parece que hay una falta de coherencia en la aplicación de criterios entre los grupos taxonómicos, que pueden aumentar aún más la sospecha pública y científica de sesgo.

La expectativa de una respuesta uniforme entre las cepas de laboratorio, poblaciones o especies.

La evaluación de los efectos de pesticidas es un reto, porque los organismos varían en sus respuestas a los factores de estrés. En algunos casos, la USEPA parece tener una expectativa de una respuesta uniforme entre las poblaciones o especies. Por ejemplo, la USEPA (2012) concluyó que no había datos suficientes para confirmar o rechazar la hipótesis de que la atrazina afectaba el desarrollo gonadal en los anfibios “debido a la inconsistencia y falta de reproducibilidad entre los estudios y las incertidumbres en la naturaleza de una relación dosis-respuesta en los datos actuales”.

Estudios ecológicos nos han enseñado que los individuos, las poblaciones y especies difieren en sus respuestas a las variables naturales y ambientales, incluyendo el pH, depredadores, competidores, y los contaminantes ambientales (para una revisión, ver Duellman y Trueb 1994, Sparling et al. 2010, Hammond et al., 2012). Incluso los animales criados en el laboratorio (o, tal vez, especialmente los animales criados) pueden variar en sus respuestas, ya que diferentes cepas de laboratorio o linajes pueden tener diferencias genéticas. La variación en los linajes de laboratorio de la rana africana de uñas (X. laevis) podría explicar sus fuertes (por ejemplo, Hayes et al., 2002) o débiles (por ejemplo, Kloas et al. 2009) respuestas a la atrazina, una hipótesis que podría ser probada. Debido a la variación inherente en los organismos vivos, hace necesario valorar la variación poblacional y nivel de especie en las pruebas reglamentarias más significativas de la USEPA. Es poco probable que revelar una respuesta única para un grupo taxonómico entero, una sola especie o población.

Aunque los estudios disponibles indican que la atrazina puede actuar como un producto químico disruptor endocrino, influyendo en el desarrollo reproductivo y el comportamiento de apareamiento de algunas especies de anfibios y peces ya través de otros efectos (Hayes et al. 2011, Rohr y McCoy 2010b), las concentraciones que causará impactos biológicamente significativos en el campo no son claras, y esta es un información crucial que requiere por parte de la USEPA la realización de evaluaciones válidas de los impactos de la atrazina en los organismos no objetivo hasta ahora, incluidos los humanos.

La importancia del contexto ecológico.

Aunque las fortalezas y debilidades de los análisis de laboratorio, estudios de campo y estudios naturales han sido enumerados por otros, examinar los efectos de pesticidas exclusivamente en el laboratorio es problemático y puede llevar a conclusiones incompletas. Los estudios de laboratorio ofrecen oportunidades para controlar las condiciones ambientales, pero sufren de limitaciones inherentes en validez y generalización externa; por lo tanto, deben ser complementados por estudios de campo pertinentes. Existen organismos en las redes alimentarias, y si un pesticida influye en la red alimentaria o en la respuesta de un organismo, sus efectos pueden ser profundos, pero a menudo no son detectables en el laboratorio. Sin embargo, el enfoque secuencial utilizado por la USEPA se basa en la suposición de que los efectos del campo serán más débiles que las que se encuentran en el laboratorio; Por lo tanto, si no se detectaron efectos en el laboratorio, establece la USEPA, los estudios de campo no son necesarios. Sin embargo, esta suposición no es necesariamente precisa (por ejemplo, Relyea y Diecks 2008).

Hay muchos estudios que demuestran el valor de los estudios de campo en las evaluaciones de riesgos. Por ejemplo, en un estudio de campo, Rohr y colaboradores (2008) encontraron que la atrazina y uno de sus metabolitos representan una porción significativa de la variación en la abundancia de larvas del trematodo en las poblaciones naturales de la rana leopardo norteña (Lithobates [anteriormente Rana pipiens)] de los estanques en Minnesota.

Sobre la base de los resultados de campo, Rohr y colegas (2008), realizaron luego un estudio de mesocosmo para probar experimentalmente cómo la atrazina afectaba la carga de infección de los anfibios. Pues la exposición a la atrazina condujo a un aumento de la carga parasitaria en renacuajos tanto directamente, mediante la supresión de la función inmune de los anfibios, e indirectamente, mediante la estimulación de crecimiento de la población de caracol (los huéspedes intermediarios de tremátodos). Estos resultados apoyaron los patrones observados en el campo. La comparación de los animales expuestos a la atrazina con los controles en condiciones más naturales permite la determinación de las relaciones causa-efecto y aclara la importancia de la red alimentaria en el impulso de las respuestas de los enlaces que podrían ser fácilmente perdidos o subestimadas en estudios de laboratorio.

Tratamiento de las recomendaciones de los SAPs.
Los SAPs (Sampling and Analysis Plan) fueron creados para ofrecer una evaluación científica de evaluación de riesgo de la USEPA, así como asesoramiento sobre si se necesitan más estudios para determinar el riesgo. Sin embargo, la EPA no está obligada a aceptar el consejo de un panel, ni aclarar explícitamente que consejo fue aceptado o rechazado.

Tres programas de ajuste estructural (FIFRA SAP 2003, 2007, 2012) se reunieron específicamente para evaluar la evaluación de la USEPA sobre los efectos de la atrazina en los anfibios, y cada panel ofreció consejos similares, como la inclusión de los datos de anfibios en América del Norte y estudios de campo para evaluar el potencial para la atrazina para afectar los sistemas reproductivos (FIFRA SAP 2003, 2007, 2012). No está claro cómo o por qué la USEPA optó por ignorar el asesoramiento constante de varios paneles.

Soluciones para un proceso de inscripción y reinscripción mejorada.
Como científicos, estamos entrenados para discernir las fortalezas y debilidades de cualquier estudio, para usar un enfoque de ponderación de las pruebas para llegar a una conclusión que es hasta la fecha de su elaboración, y de estar abierto a los cambios de una conclusión dada a la luz de nueva información; sin embargo, para hacerlo de manera eficaz, tenemos que evaluar la literatura científica y de los datos disponibles.
La formulación de una lista rígida de los criterios que elimina una gran parte de la información, para luego llegar a una conclusión con uno o un puñado de estudios, carece de equilibrio y perspectiva – convirtiéndose en la antítesis de la ciencia y la política basada en la evidencia. La evaluación del riesgo de los impactos de la atrazina en anfibios demuestra que la adhesión a criterios rígidos puede limitar seriamente la perspectiva, que la investigación financiada por la industria puede ser la única fuente de datos que se utilizan para tomar decisiones con respecto a los impactos sobre un grupo taxonómico determinado, y que las aportaciones del exterior de la comunidad científica a través de programas de ajuste estructural puede tener poco impacto en los datos recogidos o las normas aplicadas. Como resultado, la agencia responsable de la regulación de plaguicidas en los Estados Unidos no puede realizar plenamente su mandato de proteger la salud humana y el medio ambiente.
Nosotros, los autores, no tenemos un interés personal en las decisiones sobre el uso y regulación de cualquier pesticida en particular, incluyendo la atrazina, pero el proceso de evaluación de riesgos puede y debe ser mejorado para que las decisiones se tomen con los mejores datos disponibles con un enfoque basado en la evidencia.

A continuación se sugieren las recomendaciones:

(1) Eliminar el uso de estudios con COIs y eliminar influencia de la industria de la investigación.
Aunque los fabricantes que se benefician directamente de ventas de productos químicos deben seguir asumiendo los gastos de pruebas, esto se puede lograr sin COIs por un tercero independiente, sin potencial para obtener ganancias financieras de los resultados y sin vínculos directos con el fabricante. Tal cambio minimizaría el potencial de de la industria para influir sobre la ciencia y restauraría la confianza en el proceso de revisión de la USEPA.
The National Fish and Wildlife Foundation es una organización no lucrativa creada por el Congreso de Estados Unidos que actúa como un tercero neutral para distribuir subvenciones para cuestiones reglamentarias específicas. Este modelo está siendo utilizado para evaluar los impactos del derrame de petróleo de Deepwater Horizon, con financiación de la investigación con financiación de la investigación de British Petroleum (BP), independiente de la Iniciativa de Investigación de México. A través de terceros, se puede lograr la separación fundamental entre el fabricante y la investigación, mitigando los COIs. Como mínimo, las reevaluaciones podrían considerar toda la literatura disponible, teniendo en cuenta si la inclusión de los datos del fabricante afecta a las conclusiones extraídas.

(2) El peso de la evidencia se obtiene mediante la investigación disponible.

Rohr y McCoy (2010b) utilizaron una serie de estudios para evaluar si había suficiente peso de la evidencia que apoyara la hipótesis de que la atrazina afecta a los puntos finales específicos para anfibios. Mediante el uso de un meta-análisis cualitativo, examinaron los efectos de la atrazina a través de numerosas especies de anfibios y peces, en más de 125 estudios, y concluyeron que la atrazina puede alterar el momento de la metamorfosis, reducir el tamaño de la metamorfosis, alterar comportamientos contra depredadores, reducir la función inmune, aumentar infección, alterar la morfología gonadal, y afectar a la función gonadal.

Ellos también compararon sus análisis basados en estudios que cumplían sus criterios, con un análisis que incluyó todos los estudios y llegaron a conclusiones similares; de esta manera, Rohr y McCoy (2010b) fueron capaces de evaluar si y cómo sus conclusiones se alteraron por sus criterios de diseño, algo que el USEPA o un análisis suministrado por la industria (Solomon et al. 2008) no ha hecho.

Sin embargo, a pesar de la existencia de muchos estudios “que muestran los efectos significativos de la atrazina, la USEPA concluyó que 0,1 a 100 mg / L de la atrazina “no afecta sistemáticamente el desarrollo gonadal anfibio” de X. laevis y que “no se necesitaban más pruebas” sobre los anfibios (USEPA 2012, p. 9, 62). Esta conclusión indica que los estudios considerados de valor cualitativo no influyeron en la conclusión de la USEPA.

(3) Incluir tanto estudios de laboratorio y de campo en las decisiones regulatorias.
La predicción de los impactos en la naturaleza, a partir de los estudios de laboratorio es difícil sin la incorporación de factores naturales en diseños experimentales, lo cual a menudo requiere la realización de estudios en mesocosmos al aire libre o en el campo para obtener información. Debido a que la USEPA (2012) utiliza un solo estudio, en el que no se encontraron efectos de la atrazina en los anfibios, en su evaluación de riesgos, no ha encontrado justificación suficiente para pasar a las pruebas de campo (aunque probablemente tendría que hacerlo si se hubiera utilizado un mayor parte de la investigación disponible).

Aunque el valor de los estudios de campo suministrados por la industria es cuestionable debido a COIs, se han publicado estudios de campo que fueron excluidos de la consideración y que sugieren importantes consecuencias de la exposición ambiental a la atrazina. Por ejemplo, Rohr y sus colegas (2008) vinculan la exposición a la atrazina a la variación en la abundancia de larvas trematodo en Ranas Leopardo Norteñas. El estudio de campo fue apoyada por un estudio mesocosmos experimental que proporciona un mecanismo para explicar variación. Además, Hayes y colaboradores (2003) encontraron Ranas Leopardo Norteñas hermafroditas, en las zonas donde se detectó la atrazina en el agua, que se correspondía con las respuestas observadas en los experimentos de laboratorio controladas. La vinculación de los estudios de mesocosmos o de los análisis mecanicistas de laboratorio con las observaciones de campo, ofrece una visión de gran alcance para los efectos potenciales de un determinado plaguicida en las poblaciones naturales, que son el objetivo de la protección en la evaluación del riesgo regulatorio.

(4) Abordar explícitamente las recomendaciones de un SAP.

Aunque consejos similares se dieron a la USEPA por varios SAP (FIFRA SAP 2003, 2007, 2012) con respecto a la inclusión de datos sobre los anfibios en América del Norte, el uso de los estudios de campo, y la insuficiencia de basar una conclusión en un único estudio, la USEPA ha dejado de actuar en el asesoramiento de los SAPs, y la explicación para esta decisión no queda claro. Cuando los investigadores presentan las revisiones de subvenciones a organismos de financiación o manuscritos revisados a revistas, no es necesario que los investigadores acepten todos los consejos, sino que debe detallar las sugerencias que fueron aceptadas o rechazadas. El proceso de evaluación de riesgos podría beneficiarse de transparencia similar.

(4) abordar explícitamente las recomendaciones de un SAP.

Aunque consejos similares se dieron a la USEPA por varios SAP (FIFRA SAP 2003, 2007, 2012) con respecto a la inclusión de datos sobre los anfibios en América del Norte, el uso de los estudios de campo, y la insuficiencia de basar una conclusión en un único estudio, la USEPA ha dejado de actuar en el asesoramiento de los SAPs, y la explicación para esta decisión no queda claro. Cuando los investigadores presentan las revisiones de subvenciones a organismos de financiación o manuscritos revisados a revistas, no es necesario que los investigadores acepten todos los consejos, sino que debe detallar las sugerencias que fueron aceptadas o rechazadas. El proceso de evaluación de riesgos podría beneficiarse de transparencia similar.

Conclusiones.

La presunción de inocencia hasta que la culpabilidad se pruebe (es decir, no tendrá efecto hasta que no está probado) pesa fuertemente sobre el sistema regulatorio de Estados Unidos, cuando la precaución puede ser más apropiada. El sistema regulatorio actual en los Estados Unidos no puede abrazar la precaución cuando se utilizan principalmente datos suministrados y adecuadamente financiados por la industria, para sacar sus conclusiones. Además, es más difícil evaluar la inocencia o la culpabilidad o el grado de culpabilidad de un pesticida cuando la mayoría de los datos son eliminados del examen. La atrazina sirve como un ejemplo de ello. Aunque la USEPA evaluó 75 estudios de laboratorio en la evaluación de los efectos de la atrazina en los anfibios, ninguno de los datos cualitativos marcados tuvo una influencia en su conclusión final, lo cual llevó a la USEPA a afirmar que “En base a los análisis previos de los datos de ecotoxicidad disponibles, USEPA (2012) llegó a la conclusión de que el nivel de preocupación por los efectos de la atrazina en las comunidades de plantas acuáticas … fue menor que las concentraciones de atrazina observados para producir efectos directos o indirectos significativos sobre los invertebrados, peces y anfibios “(p. 97). Con esta decisión aparentemente intentarán eliminar la necesidad de estudios o evaluaciones futuras sobre los anfibios.

En cambio, la literatura científica indica que la atrazina puede tener un impacto en las concentraciones ambientales relevantes sobre el crecimiento, la inmunidad, y el desarrollo reproductivo y los comportamientos de algunas especies. Es hora de que la USEPA lidere un esfuerzo para determinar la capacidad de penetración de estos efectos y las concentraciones que puede generar preocupación, para lo cual se requiere de una gestión significativa y decisiones regulatorias.

Carson (1962) escribió: “A medida que el hombre avanza hacia su meta anunciada de la conquista de la naturaleza, ha escrito un registro deprimente de la destrucción, dirigida no sólo contra la Tierra en el que habita, sino contra la vida que comparte con él” (p. 85). La USEPA se estableció, en parte, para detener la ola de esta destrucción. Sin embargo, cuando el proceso de evaluación de riesgos está plagada de problemas que impiden una evaluación adecuada de los datos disponibles, la USEPA pone la salud humana y el medio ambiente a merced de la industria. En principio, los cambios necesarios para mejorar el proceso de reglamentación son simples y comienzan con la eliminación de la abrumadora influencia de la industria.

En la práctica, estos cambios serán difíciles y requerirán probablemente la acción legislativa, porque la industria se muestran reacia a renunciar a su influencia. Las evaluaciones de riesgo deben realizarse sobre la base de un cuerpo sano de la investigación, y las decisiones deben tomarse con precaución y objetividad sobre los riesgos y beneficios del uso de un plaguicida. La evaluación de la USEPA de los efectos de la atrazina sobre los anfibios demuestra que este no es siempre el caso.


Microempresa de Gestión Ambiental en el Municipio de Los Pozos

marzo 8, 2015

El Distrito de Los Pozos forma parte de la Provincia de Herrera, República de Panamá, y se localiza en la Cordillera de Las Minas-Los Pozos-Ocú, Parte Alta de la Cuenca Hidrográfica del Río La Villa. El 90.2% de su área total hace parte de dicha Cuenca.

Con 345.4 Km², el Distrito de Los Pozos cuenta con una población de 11,609 habitantes (33.61 habitantes/km2) y 2,300 viviendas (Censo de Población y Vivienda, 2010), distribuidos en 9 Corregimientos.

Importancia estratégica del Distrito Los Pozos para la Cuenca del Río La Villa.

En Los Pozos y Las Minas se localiza la Reserva Producción de Agua Cerro Borrola, con una extensión de 400 has, creada el 15 de noviembre de 1995, mediante Resolución Municipal N° 12. Esta Reserva es una área boscosa escarpada y quebrada, cuyo valor primordial es conservar la producción hídrica en cantidad adecuada para las actividades humanas y productivas de la región. La Reserva da una importante contribución a la Cuenca Alta del Río La Villa.

En el Distrito de Los Pozos, igualmente se localiza el Peñón del Cedro, el cual fue declarado refugio de vida silvestre mediante la Resolución Municipal No. 3 del 28 junio de 1991, con una extensión de 30 has.

Este refugio forma parte de los últimos reductos de bosques maduros de la provincia. Es considerada un área para observar diferentes variedades de flora y fauna. Allí también se aprecia gran cantidad de especies silvestres como son los conejos pintados, gatos, venados y de aves, entre ellas loros, tucanes, torcazas y pericos.

PeñondelCedro_LosPozos

Degradación ambiental crítica del Distrito de Los Pozos.

La provincia de Herrera se caracteriza en general por tierras bajas en los distritos de Santa María y Parita y por tierras con colinas suaves en los distritos de Parita, Pesé, Ocú y Los Pozos; los alineamientos de las suaves colinas muestran signos de procesos avanzados de erosión y efectos degradantes del uso desmedido del fuego en las actividades agropecuarias. Las tierras altas se localizan en el distrito de Las Minas donde se encuentra el pico más alto denominado, Cerro Alto del Higo, en el macizo de El Montuoso, con más de 900 msnm.

La degradación ambiental es el resultado de un sistema económico insostenible, basado en patrones productivos altamente destructivos. Entre las principales características podemos mencionar:

  • Rosa y quema.
  • Sobre pastoreo.
  • Uso excesivo de agroquímicos.
  • Cultivos a favor de las pendientes.
  • Inadecuado del uso según vocación agrícola.
  • Deforestación.
  • Desarrollo urbanístico caótico.
  • Quemas agrícolas.

El manejo inadecuado de los residuos sólidos.
Considerando una producción de residuos de 600 gramos por habitante/día, el Distrito estaría generando aproximadamente 209 toneladas al mes, como se observa en la Tabla No 1.

La población y por ende la generación de los residuos se concentra en los Corregimientos Los Pozos Cabecera y Capurí. La Alcaldía ofrece un servicio de recolección y transporte de los residuos en el “casco viejo” de Los Pozos Cabecera.

Tabla 1 Los PozosNo existe un tratamiento adecuado de los residuos líquidos y sólidos. Las aguas servidas (urbanas, industriales, ganaderas) se vierten directamente en quebradas y ríos. El entierro, la incineración y la utilización de terrenos baldíos son los métodos más usuales para la eliminación de basuras en cerca del 90% de los domicilios. Solo el 8% de las viviendas reciben el servicio de aseo municipal. En el Vertedero Municipal se recurre constantemente a la quema de los residuos.

VertederoLosPozos

Alternativas de solución al problema de los residuos sólidos: la MEGA.

El 5 de marzo de 2015 se realizó el Seminario – Taller: “Creación de una Microempresa Asociativa de Gestión Ambiental (MEGA) – Distrito Los Pozos”, en la Casa Cural. Al evento asistieron líderes comunitarios, Representes de Corregimiento y funcionarios de instituciones públicas. Los objetivos fueron:

  • Presentar información sobre las consecuencias de un mal manejo de los residuos sólidos.
  • Analizar alternativas de solución al problema, mediante la creación de una Microempresa de Gestión Ambiental en el Distrito de Los Pozos.
  • Recoger los aportes de los participantes al Proyecto que gestiona actualmente el Alcalde.

Francisco Rivas hizo una exposición organizada en dos temas: 1) el problema de los residuos sólidos en el Distrito de Los Pozos; y b) la propuesta para crear una Microempresa de Gestión Ambiental (MEGA).

En la caracterización del problema del manejo inadecuado de los residuos sólidos, además de los datos estadísticas disponibles, fue presentado el documental: “Las Pequeñas Cosas Son Importantes” que actualmente difunde IPEN (ver: https://www.youtube.com/watch?v=DblB2CA4jcA). Es un video de 7 minutos con subtitulos en español sobre el efecto de los tóxicos en el coeficiente intelectual y desarrollo cerebral de los niños. Se dio especial enfasis a la extendida práctica de la quema de residuos domiciliarios y domiciliarios y su relación con la emisión de Contaminantes Organicos Persistentes (COPs), particularmente las Dioxinas y Furanos.

A continuación se presentó la propuesta para crear una Microempresa Asociativa de Gestión Ambiental (MEGA), la cual realizará las tareas de todo el ciclo de los residuos sólidos en el Distrito de Los Pozos: Recolección y Transporte, Reciclaje y la operación de un Relleno Sanitario que habrá de construirse para sustituir al actual vertedero.

La MEGA será asociativa, es decir, propiedad de todos sus trabajadores y los microempresarios/trabajadores deben tener las siguientes características:

  • Jóvenes en situación de desempleo y con obligaciones familiares.
  • Educación primaria, mínimo.
  • Buen estado de salud.
  • Sin antecedentes penales.
  • Disposición al trabajo en equipo.

El financiamiento del Proyecto tendría dos propósitos:

Inversión para constituir la MEGA:

  • Inscripción legal.
  • Implementos de trabajo (uniformes, palas, carretillos, etc.)
  • Capital semilla para 6 meses de operación de la MEGA.
  • Asistencia técnica por 6 meses.
  • Camión recolector

Inversión en la infraestructura y equipamiento del Municipio:

  • Relleno Sanitario Manual en Los Pozos en un nuevo sitio apropiado para tal efecto.
  • Una pequeña planta de reciclaje – compostaje, en el área del Relleno Sanitario Manual, con capacidad para procesar 1,000 ton/año.
  • Un Tractor D6.

El financiamiento de las operaciones de la MEGA.

Para lograr la sostenibilidad financiera de la MEGA se establecen las siguientes fuentes de ingreso:

  • El pago de la tasa de aseo por parte los usuarios domiciliarios, comerciales e institucionales.
  • La venta de materiales reciclables.
  • La venta de compost.
  • Ingresos por recolección de desechos especiales.
  • Subsidio estatal por un período de 6 meses.

El debate: cobertura de servicios de la MEGA y el pago de la tasa de aseo.

¿Debería la MEGA realizar las labores de recolección, transporte, reciclaje y operación del Relleno Sanitario?. Los participantes en general consideraron que la gestión privada es la más indicada para lograr mayor eficiencia y respaldo de la ciudadanía.

Sin embargo, el Alcalde se mostró reticente, pues actualmente cuenta con personal de aseo que realiza esta tareas en el “casco viejo” de la cabecera del Distrito. Esto le representa mas de $USA 400 mensuales, por el pago de la tasa de aseo que realiza el sector comercial. Si este servicio se transfiere a la MEGA, la Alcaldía perdería uno de los pocos ingresos seguros. El Alcalde preferiría que la MEGA atendiera los sectores no atendidos por el Municipio.

Es importante señalar que los usuarios comerciales e industriales, en todo el país, generalmente mantienen al día el pago de la tasa de aseo, pues es un requisito obligatorio para que los municipios otorguen permisos de construcción y otras autorizaciones.

El otro debate se relacionó con el pago de tasa de aseo, requisito fundamental para garantizar la sostenibilidad financiera de la MEGA El cura párroco participante consideró que este asunto debía ser consultado con la comunidad, pues históricamente los habitantes del Distrito no han pagado por este servicio. Existe la posibilidad de que la comunidad reaccione con hostilidad al Proyecto por su arraigada “cultura del no pago” de la tasa de aseo.

Para conocer la opinión se organizaron 3 Grupos de Trabajo que abordaron el pago de la tasa de aseo (Grupo 1), separación de los residuos (Grupo 2) y Relleno Sanitario (Grupo 3). A continuación los resultados de la reflexión colectiva.

Grupo No. 1: el Pago de la Tasa de Aseo. Conclusiones.

  • Desarrollar jornadasde información y capacitación sobre el Proyecto,  para crear conciencia ciudadana sobre la necesidad de pagar la tasa de aseo. Incorporar en esta tarea a organizaciones de productores y grupos comunitarios ambientalistas que existen en el Distrito de Los Pozos.LosPozos2
  • Jornadas de distribución de material informativo sobre el Proyecto, casa a casa. Debe ser información comprensible, incluyendo esquemas y gráficos. Es necesario explicar los beneficios del Proyecto y el costo de no implementarlo, en términos de consecuencias para la salud, especialmente las relacionadas con la incineración a cielo abierto de los residuos domiciliarios, comerciales y agrícolas.
  • Que el “nervio motor” de las acciones de información y sensibilización sean los niños.
  • Realizar el estudio de factibilidad financiera del Proyecto, ingresos y egresos. Cantidad exacta de usuarios. Para determinar científicamente el monto de la tasa de aseo.
  • Conocer con precision los tipos de basuras que se producen en el distrito, plasticos, papel, cartón, vidrios, etc. para evaluar el potencial de recuperación de materiales reciclables y producción de composta.
  • La presentación del Proyecto debe ofrecer a la comunidad una visión de futuro, en apoyo al medio ambiente.
  • Involucrar en las actividades de información y sensibilización a niños, jóvenes y adultos.
  • Realizar un diagnóstico, incluyendo una encuesta, para conocer las razones por las cuales la comunidad no paga la tasa de aseo.

Grupo No. 2: la Separación en la Fuente. Conclusiones.

  • Campaña de concienciación a la poblacion, para que entregue los residuos sólidos en forma separada. La campaña debe iniciarse en las escuelas y los grupos organizados de las comunidades.LosPozos1

Que el proyecto sea administrado por empresa privada con la colaboraciòn del Municipio y demás instituciones y autoridades locales.

  • Los trabajadores de la MEGA deben ser responsables y creyentes en lo que realizan, que sean habitantes de las comunidades del Distrito.
  • Involucrar en la MEGA a personas que tengan experiencias en reciclaje y producción de abonos producto de la materia orgánica.

Grupo No. 3: el Relleno Sanitario. Conclusiones.

  • El Municipio de Los Pozos cuenta con un terreno de 4 hectáreas aproximadamente, lejos de fuentes hidricas, adecuado para construir un Relleno Sanitario Manual (Semimecanizado).
  • El relleno sanitario debe ser manejado por una Empresa Privada (la MEGA) y sus trabajadores contratados en las comunidades cercanas al sitio.
  • Ofrecer el Relleno Sanitario a municipios vecinos, pero a condición de entregar la basura en forma separada y pagando una tasa por tonelada dispuesta.

LosPozos4

Los riesgos del Proyecto.

  • Los usuarios domiciliarios, comerciales, institucionales no pagan la tasa de aseo. Los equipos donados se dañan rápidamente por falta de mantenimiento, no hay dinero para pagar el personal, los camiones no se mueven por falta de combustible.
  • No hay separación de los residuos en las viviendas, comercios e instituciones. Por lo tanto fracasa el plan de reciclaje.
  • No existe una adecuada administración del Relleno Sanitario.

Lecciones aprendidas.

Desde 1998 en Panamá se han creado Microempresas de Gestión Ambiental, con el apoyo financiero internacional. Sin embargo, tales proyectos no lograron mantenerse en el tiempo.

A pesar de lo que pueda suponerse, el factor financiero no fue la razón principal de estos fracasos. Las MEGAS contaron con un importante respaldo de las comunidades y el porcentaje de morosidad nunca rebasó el 20% (frente al 50% promedio nacional). Además, dado que las microempresas tienen por objetivo principal generar empleo e ingresos a moradores en situación de pobreza, no se plantearon la generación de grandes utilidades, con lo cual las tasa de aseo resultaron relativamente bajas.

Fueron factores políticos y una conducta poca transparente, los que atentaron contra las MEGAS. Las microempresas nunca lograron obtener contratos de concesión con los Municipios, para el servicio de recolección, transporte y disposición final de los residuos sólidos. Esto creo una situación de completa inseguridad jurídica, pues la relación con los Municipios dependió de la discrecionalidad del Alcalde. El riesgo se hizo evidente en el momento en que, luego de los procesos electorales, se produjo un cambio en la integración de la Alcaldía y los Consejos Municipales. Generalmente las nuevas autoridades optaron por prescindir de los servicios de las MEGAs, sustituyéndolas por empresas generalmente de capital colombiano.

Esto nos remite al comportamiento poco transparente de varias autoridades locales. La consolidación de las MEGAs generó el interés de empresarios en tomar control de los servicios de aseo. Existen fundadas sospechas de que utilizaron recursos económicos para persuadir a las autoridades locales de sustituir a las MEGAs, dando paso a dichas empresas.

Las empresas que sustituyeron a las MEGAs y microempresas informales ha demostrado ser un fiasco. En ciudades como Colón, San Miguelito, Arraiján, La Chorrera y Santiago, aumentaron las tasas de aseo en forma arbitraria y prestan un servicio ineficiente lo cual es motivo de inconformidad permanente por parte de la población.

Hoy Panamá vive un momento histórico caracterizado por la lucha contra la corrupción en la gestión pública. Este nuevo clima de transparencia y probidad, justifica replantearse el impulso de las MEGAS como alternativa para un servicio de aseo eficiente y de bajo costo.

Todos estos aspectos serán considerados por APRONAD para la formulación final de la creación de la MEGA en el Distrito de Los Pozos.


Alternativa a la crisis de los residuos solidos en el Distrito de Macaracas

marzo 5, 2015

Francisco Rivas

De acuerdo con el Censo de Vivienda y Población de 2010, el distrito de Macaracas cuenta con 2,870 viviendas y 9,021 habitantes. En el ámbito del Distrito se localiza el río Estibaná es tributario del Río La Villa y se localiza en el Distrito de Macaracas, Provincia de Los Santos. La superficie de la subcuenca de este  río  es de 296.1 Km² y el caudal medio de la fuente: 7.8 m³/seg.

La Alcaldía proporciona el servicio de recolección en las áreas más urbanizadas de 6 Corregimientos, mientras que otros 4 carecen totalmente de este servicio.

Tabla 1 Macaracas De acuerdo con estudios “de basuras” (composición física) en poblaciones con características similares en Veraguas y Colón, la producción per cápita diaria en las áreas más urbanizadas se estima en 0.60 kilogramos al día (0.60 Kgr./hab./día), mientras que en las áreas rurales de poblamiento disperso es de 0.30 Kgr./hab./día).

Si aplicamos estos valores a la situación de Macaracas tendremos los siguientes resultados:

Tabla 2 Macaracas Vertedero municipal es foco de contaminación, localizado en El Colmón, Área Protegida.

El Vertedero Municipal de Macaracas se encuentra emplazado en el Área Protegida de El Colmón, creada en 1918, con un alto valor histórico, y fuente de productos forestales de uso local comunitario, al mismo tiempo que sirve de refugio de especies silvestres.

En el Vertedero ocurren periódicamente incendios, provocados o espontáneos, lo cual ha agravado el deterioro de los recursos naturales existentes. Además, este foco de contaminación impide el aprovechamiento turístico de este sitio.

Incendio_ElColmonLas formas de eliminación de las basuras por parte de la población son altamente contaminantes. En las áreas rurales de poblamiento disperso y en los Corregimientos que carecen del servicio de recolección, las prácticas más usuales para eliminar las basuras, todas ellas contaminantes, son la incineración, el entierro y la acumulación de los residuos en terrenos baldíos y su lanzamiento a ríos y quebradas.

El servicio de aseo es financieramente insostenible por la cultura de no pago de la tasa de aseo.

El personal de aseo consiste en 1 conductor y 2 ayudantes, con la peculiaridad de que también realizan otras labores en la Alcaldía. Para las tareas de recolección se dispone de un camión.Tabla 3 MacaracasEl Proyecto: Manejo Integral de los Residuos Sólidos en el Distrito de Macaracas.

APRONAD ha preparado para la Alcaldía del Distrito de Macaracas, con el apoyo de líderes comunitarios y otras organizaciones ambientalistas y empresarios, un Proyecto para dar una solución sostenible al grave problema generado por el manejo inadecuado de los residuos sólidos.

Como se señaló el problema a resolver se manifiesta a lo largo de todo ciclo: deficiencias en el almacenamiento temporal, reducida cobertura de la recolección y transporte de los residuos, carencia de prácticas de separación y reciclaje y una disposición final realizada en vertederos contaminantes a cielo abierto localizados en zonas de importancia ecológica, todo lo cual se acompaña del entierro, incineración y lanzamiento de las basuras a las fuentes de agua.

El Proyecto “Manejo Integral de los Residuos Sólidos del Distrito de Macaracas”, se propone como objetivos:

  1. Diseñar e implementar un Plan de Educación Ambiental, para modificar hábitos y actitudes inconvenientes de la población respecto del manejo de los residuos sólidos, promover la separación en la fuente y generar una cultura favorable al pago de la tasa de aseo.
  2. Diseñar e implementar un sistema de recolección y transporte de los residuos sólidos, administrado por la Alcaldía de Macaracas con tecnologías, frecuencia y horarios que garanticen un servicio eficiente y de bajo costo.
  3. Diseñar y construir un Relleno Sanitario Manual, en un terreno localizado fuera del Área Protegida El Colmón, que sustituya al actual vertedero a cielo abierto, incluyendo una pequeña Planta de Reciclaje y Compostaje.
  4. Cerrar, sanear y rehabilitar el sitio actual del Vertedero para darle un valor turístico y ambiental, al servicio del Municipio de Macaracas.

Se esperan alcanzar los siguientes resultados:

  • Generada una cultura favorable al pago de la tasa de aseo por parte de los usuarios domiciliarios y comerciales, así como a la práctica de la separación de los residuos en la fuente, mediante un Plan de Educación Ambiental.
  • Un sistema de recolección y transporte de los residuos sólidos, administrado por la Alcaldía de Macaracas con el equipo suficiente, frecuencia y horarios que garanticen un servicio eficiente y de bajo costo.
  • Implementadas técnicas de eliminación de los residuos sólidos, en las áreas rurales de poblamiento disperso en donde es inviable el sistema convencional de aseo.
  • Un Relleno Sanitario Manual, incluyendo una pequeña Planta de Reciclaje y Compostaje, para sustituir el vertedero municipal del área protegida de El Colmón.

Taller de Validación de la propuesta.

El 3 de marzo de 2015 se celebró el Taller “Los Desechos Sólidos en el Distrito de Macaracas
La Solución está en Nuestras Manos”. El evento fue inaugurado por el Lic. Juan de Dios Martínez, Alcalde.

El Taller cumplió con los siguientes objetivos: a) presentar información sobre las consecuencias de un mal manejo de los residuos sólidos; b) analizar alternativas de solución al problema; y c) recoger los aportes al Proyecto por parte de los participantes.

El Taller fue facilitado por Francisco Rivas, quien realizó una amplia exposición del Proyecto. Posteriormente, se realizaron Trabajos en Grupo para que los representantes de instituciones gubernamentales y líderes comunitarios presentaran sus observaciones. Grupo_TallerMacaracas2Un Grupo abordó el tema del Pago de la Tasa de Aseo. Todos los estudios indican que en el ámbito panameño prevalece lo que se conoce como “cultura de no pago” de la tasa de aseo, lo cual hace inviable los proyectos de modernización de los sistemas de recolección y transporte de los residuos sólidos. Luego de un intercambio sobre la forma de encarar este problema, se formularon las siguientes sugerencias:

  • Es necesario establecer mecanismos coactivos, para obligar a pagar por el servicio de recolección y transporte, al sector de los usuarios desaprensivos. Esto se logra mediante un Acuerdo Municipal que establezca severas sanciones pecuniarias a los que se rehúsan pagar por el servicio, y prefieren persistir en hábitos y actitudes inconvenientes (quema de las basuras a cielo abierto, contaminación de ríos, etc.)
  • Considerando que a pesar de que existan mecanismos coactivos, pueda producirse un porcentaje de morosidad irreductible (por ejemplo, un 20%), se sugirió que las organizaciones comunitarias en conjunto con la Alcaldía realicen actividades económicas periódicas orientadas a mantener el punto de equilibrio financiero del servicio.
  • Finalmente, se consideró de la mayor importancia incorporar a las organizaciones comunitarias y sus líderes en las jornadas de sensibilización “puerta a puerta” para el pago de la tasa de aseo.

Grupo_TallerMacaracas1Un segundo Grupo abordó el Tema del Reciclaje. Al respecto las recomendaciones fueron:

  1. Enfocar la capacitación en los estudiantes de escuelas primarias, abordando las 3 R´s: Reutilizar, Reducir y Reciclar.
  2. No solo recuperar los residuos reciclables (latas, plástico, papel, etc,), sino también aprovechar los residuos orgánicos para producir composta y abono. Esto es especialmente importante, si tomamos en cuenta que el Distrito de Macaracas se caracteriza por contar con una importante sector agropecuario que demanda este tipo de productos.
  3. Los grupos ecológicos del Distrito que se dedican a recuperar materiales reciclables tienen que viajar hasta la Ciudad de Chitré para venderlos, con un alto costo del transporte. En tal sentido, se apoya la propuesta de instalar una Planta de Reciclaje, como parte del diseño del Relleno Sanitario, con lo cual la recuperación se realizaría aprovechando la economía de escala.

Proyecto de Ley Pago por Servicios Ambientales de Panamá

octubre 11, 2014

Francisco Rivas Rios.

El 4 de agosto de 2014, se presentó a consideración de la Comisión: Población, Ambiente y Desarrollo, de la Asamblea Nacional de Diputados de Panamá, el Proyecto de Ley No.040, “Que Regula el Pago y Compensación por los Servicios Ambientales en la República de Panamá y se Dictan Otras Disposiciones”.

En la Exposición de Motivos se establece que el principal problema que atiende este Proyecto es la deforestación, indicando como vía de solución que “…las actividades de conservación (reforestación, protección y manejo de bosques), se conviertan en alternativas de producción económicamente viables y más rentables que las actividades tradicionales de uso de la tierra, que requieren la eliminación del bosque”. Se advierte que en el fundamento del Pago por Servicios Ambientales subyace la idea de que “El que conserva recibe compensación”.

Este Proyecto, que debería recibir el beneplácito de el sector empresarial, es cuestionada ahora por distintos sectores, encabezados por Comisión de Energía de la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresa (APEDE), los cuales manifiestan sentirse preocupados porque “el proyecto de Ley que busca crear nuevos costos a los agentes generadores de energía”.

Que es lo que se paga (beneficios)?.

El Articulo 4. define el Pago y Compensación por Servicios Ambientales, como un mecanismo de retribución monetaria o compensación flexible y adaptable a diferentes condiciones, que apunta a un pago o compensación directa por el mantenimiento o provisión de un servicio ambiental, por parte de los usuarios del servicio el cual se destina a los proveedores.
Los pagos y compensación por servicios ambientales para los efectos de la presente ley, no serán considerados un impuesto, derecho, tasa, cargo, contribución o tributo, el mismo constituye una inversión para la conservación de los recursos naturales, el ambiente y el mejoramiento de la calidad de vida de las poblaciones humanas residentes, en las zonas que brindan un servicio ambiental

El Artículo 3 entiende como servicios ambientales, entre otros los siguientes (entre otros):

La protección y conservación de fuentes de agua y cuencas hidrográficas.
La protección y conservación de las cuencas atmosféricas.
La protección, conservación y recuperación del suelo.
La protección o conservación de la biodiversidad, especies y ecosistemas.
La mitigación de emisiones y la fijación, reducción, secuestro, almacenamiento y absorción de gases de efecto invernadero.
La belleza escénica.
La asimilación y diseminación de efluentes y emisiones.
En general, el mantenimiento de los procesos ecológicos esenciales de los Ecosistemas naturales.

Que se cobra (costos)…?

Este es el tema más conflictivo para una parte del sector empresarial. El Programa de Pago y Compensación por Servicios Ambientales, contempla como fuentes de financiamiento, entre otros:

Artículo 12. Toda persona usuaria del recurso hídrico sin distinción, ya sea natural o jurídica, pública o privada, con o sin fines de lucro, que hagan uso y aprovechamiento de las aguas superficiales o subterráneas… Esta compensación será determinada en la reglamentación de la presente ley
Artículo 13. Las empresas de generación de energía eléctrica tendrán la obligación de aportar capital de la siguiente manera:
1. Para el Fondo de Inversión Socio Ambiental Comunitario (FISAC), las empresas de generación termoeléctrica aportaran la suma de CIEN DOLARES (B/.1 00.00) anuales por Megavatio (MW) a instalar.

2. Para el Fondo de Pago por Servicios Ambientales (FPSA), en las siguientes condiciones:
a) Las empresas que utilicen fuentes renovables para la generación de energía, ya sea que pretendan registrar sus proyectos como Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL) o en el mercado voluntario, deberán contribuir con el treinta por ciento (30%) de los ingresos que generen a través de la venta de los Certificados de Reducción de Emisiones (CERs).

Quien maneja el dinero?.

El Articulo 7 indica que “Corresponde a la Autoridad Nacional del Ambiente la administración, ejecución y fiscalización del Programa de Pago y Compensación por Servicios Ambientales, creado por esta Ley”. Esta disposición debería modificarse para generar un mayor consenso con el sector empresarial.

En el documento “Pagos por Servicios Ambientales. Marcos Jurídicos e Institucionales” elaborado por la UICN (http://cmsdata.iucn.org/downloads/eplp_78_sp.pdf) se recomienda: “Un marco institucional apropiado para PSA ha de considerar tres aspectos financieros: aumento de los fondos disponibles a través de instituciones especializadas en la recaudación y gestión de fondos; limitación de los costos de transacción institucionales; y aportación de medios financieros suficientes para garantizar el desempeño institucional”.

Agrega que: “para asegurar transparencia y evitar actos de mala gestión y corrupción, el uso de fondos y bienes públicos debe ser monitoreado y supervisado por una autoridad independiente cuyos derechos y responsabilidades han de estar claramente establecidos en la legislación”.

En Costa Rica, por ejemplo, el Programa de Servicios Ambientales cuenta con un Fondo Nacional de Financiamiento Forestal (FONAFIFO). Este FONAFIFOes un órgano de desconcentración máxima adscrito al Ministerio de Ambiente, Energía y Telecomunicaciones, con personería jurídica instrumental que le permite establecer convenios y hacer negocios a nivel nacional e internacional. Esta entidad es la que se encarga de la administración financiera y de los pagos a los propietarios.

La existencia del FONAFIFO ha garantizado al sector empresarial costarricense transparencia, seguridad financiera y monitoreo.

Resumiendo, el Proyecto de Ley para el Pago por Servicios Ambientales es un gran paso adelante, pero debe ser revisado específicamente en lo relacionado a la gestión financiera de los fondos recaudados y pagados.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.222 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: