Propuesta para una Ley General de Residuos Sólidos de Panamá

marzo 30, 2013

Francisco Rivas Ríos

El incendio de Cerro Patacón en el mes de marzo de 2013, el principal vertedero del país, en donde se depositan entre 1200 y 1500 toneladas de residuos sólidos procedentes de la Ciudad Capital y el Distrito de San Miguelito, colocó de nuevo sobre el tapete la necesidad de contar con una legislación actualizada en el manejo de estos residuos. El Ministro de Salud ha informado que se preparara un Proyecto de Ley sobre el tema el cual, previo al aprobación por el Consejo de Gabinete, será enviado a la Asamblea Nacional de Diputados para su conocimiento y eventual aprobación.

 No se trata por cierto, de la primera iniciativa.  El Ministerio de Salud anteriormente preparó el Proyecto de Ley No. 225 “Que Establece Disposiciones Sobre el Servicio de Aseo y el Marco Regulatorio e Institucional para la Gestión Integral de los Residuos y Dicta Otras Disposiciones”, presentado por el Ministro de Salud a consideración de la Asamblea Nacional de Diputados de Panamá, el miércoles 28 de junio de 2006. La propuesta finalmente no logró materializarse.

 El proceso se vio truncado cuando, en el marco de la ruptura política de la alianza gobernante, el Gobierno decidió despojar a los municipios de su responsabilidad histórica en el manejo de los residuos sólidos, transfiriéndola a la Autoridad de Aseo Urbano y Domiciliario (AAUD).

La AAUD fue creada mediante la Ley 51 “Que crea la Autoridad de Aseo Urbano y Domiciliario y adopta disposiciones para la eficacia de su gestión” (Gaceta Oficial 26631-A), de fecha 29 de septiembre de 2010. El articulo 2 atribuye dos propósitos a la AAUD, uno operacional y otro de diseño de políticas para el sector:

a) “… la administración, dirección, planificación, operación, explotación, aprovechamiento, investigación, inspección y fiscalización de los servicios relacionados con el aseo urbano, comercial y domiciliario y de los rellenos sanitarios”.

b) “Además, estará encargada de la gestión integral de los residuos sólidos para su manejo, explotación, aprovechamiento y disposición final, en desarrollo de una política de residuos como directriz para la prevención y control de la contaminación del ambiente, a fin de garantizar la protección de la salud pública”.

La pregunta obvia es: ¿está en capacidad el Poder Ejecutivo de Panamá para asumir directamente la recolección, transporte y disposición final de los residuos sólidos en 75 municipios del país?. La respuesta es no. Por esta razón, se incluyó el siguiente artículo:

“Artículo 3. La Autoridad brindará el servicio de recolección de los residuos sólidos inicialmente en el distrito de Panamá y, hasta que se establezca en la región correspondiente, los municipios continuarán prestando los servicios en lo que respecta al manejo y disposición final de los residuos sólidos urbanos, comerciales y domiciliarios” (Subrayados nuestros).

Es decir, parece claro que la Ley – a pesar de tener un alcance nacional –en realidad se enfoca en el Distrito Capital y su propósito fue restarle protagonismo político a un alcalde considerado adversario del Gobierno, el cual paradójicamente terminaría renunciando. La inutilidad de la ley que creo AAUD obliga ahora al Ministerio de Salud (MINSA) a preparar una ley mas integral.

(Un artículo nuestro que presenta la evolución institucional y legal del sector de residuos sólidos de Panamá puede consultarse en en este Blog: https://apronadpanama.wordpress.com/2010/03/25/marco-juridico-de-los-residuos-solidos-en-panama/ ).

A continuación la propuesta que hemos preparado para la elaboración y aprobación de la “Ley General de Residuos Sólidos de Panamá”, presentada en forma resumida. Como una contribución al debate, esperamos, que sobrevendrá en los próximos meses.

 METODOLOGÍA

 Proponemos la creación de un Comité Nacional ampliamente representativo para colaborar con el Ministerio de Salud y la Comisión de Ambiente y Desarrollo de la Asamblea Nacional de Diputados, en la elaboración del texto. En el Comité deberían participar representantes de las instituciones gubernamentales, el sector municipal, el sector académico, sector productivo y organizaciones de la sociedad civil. Cualquier intento por imponer un texto legislativo, conducirá a la perdida de legitimidad ante la sociedad civil y el sector empresarial.

ESTRUCTURA DEL PROYECTO DE LEY PROPUESTO

 El Proyecto de Ley se organizaría en 4 Títulos:

TÍTULO I: DISPOSICIONES GENERALES.

En este título se incluirán Capítulos relacionados con:

    1. Objeto y ámbito de aplicación de la Ley:

Tendrían como fundamento los principios inspiradores del derecho ambiental a saber:  precautorio, el que contamina paga, el de responsabilidad extendida al productor, y el de responsabilidad compartida de los productores, importadores, exportadores, comercializadores, consumidores, empresas de servicios de manejo de residuos y de las autoridades gubernamentales.

    2.  Definiciones.

No pretendemos ser exhaustivos, pero el Capítulo correspondiente debería incorporar definiciones hasta ahora ausentes en la normativa ambiental panameña:

Aprovechamiento de los residuos:  conjunto de acciones cuyo objetivo es recuperar el valor económico de los residuos mediante su reutilización, remanufactura, rediseño, reciclado y recuperación de materiales secundarios o de energía.

Manejo integral:  las actividades de reducción en la fuente, separación, reutilización, reciclaje, co-procesamiento, tratamiento biológico, químico, físico o térmico, acopio, almacenamiento, transporte y disposición final de residuos, individualmente realizadas o combinadas de manera apropiada, para adaptarse a las condiciones y necesidades de cada lugar, cumpliendo objetivos de valorización, eficiencia sanitaria, ambiental, tecnológica, económica y social.

Plan de manejo:  instrumento cuyo objetivo es minimizar la generación y maximizar la valorización de residuos sólidos ordinarios, residuos de manejo especial y residuos peligrosos específicos, bajo criterios de eficiencia ambiental, tecnológica, económica y social, con fundamento en el diagnóstico básico para la gestión integral de residuos, diseñado bajo los principios de responsabilidad compartida y manejo integral, que considera el conjunto de acciones, procedimientos y medios viables e involucra a productores, importadores, exportadores, distribuidores, comerciantes, consumidores, usuarios de subproductos y grandes generadores de residuos, según corresponda.

Principio responsabilidad compartida:  principio mediante el cual se reconoce que los residuos sólidos  ordinarios y de manejo especial son generados a partir de la realización de actividades que satisfacen necesidades de la sociedad, mediante cadenas de valor tipo producción, proceso, envasado, distribución, consumo de productos, y que, en consecuencia, su manejo integral es una corresponsabilidad social y requiere la participación conjunta, coordinada y diferenciada de productores, distribuidores, consumidores, usuarios de subproductos, y del gobierno o las municipalidades según corresponda, bajo un esquema de factibilidad de mercado y eficiencia ambiental, tecnológica, económica y social.

Remediación: conjunto de medidas a las que se someten los suelos contaminados para eliminar o reducir los contaminantes hasta un nivel seguro para la salud y el ambiente.

    3. Organización administrativa.

El Capítulo correspondiente establecería la distribución de competencias y coordinación interinstitucional, con referencia especial al Ministerio de Salud (MINSA), la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM) y los municipios.

 TÍTULO II:  HERRAMIENTAS PARA LA GESTIÓN INTEGRAL DE LOS RESIDUOS SÓLIDOS.

Este Título incluiría Capítulos relacionados con:

La Política Nacional de Gestión de Residuos Sólidos. El Plan Nacional. Planes Municipales. Planes Sectoriales por Tipo de Residuo (Peligrosos, Especiales, Urbanos). Planes de Manejo Integral. Fiscalización de los Planes.

Información y Educación. Sistema Nacional de Información. Acceso a la información. Programa Nacional de Educación.

Promoción de la Gestión Integral de los Residuos Sólidos. Disposiciones para el fomento de la gestión integral de los residuos sólidos. Herramientas específicas Incentivos a generadores. Medidas especiales para minimizar la generación de los residuos sólidos. Participación ciudadana.

Las obligaciones del Estado. Presupuestos. Sistemas de Gestión Ambiental. Compras del Estado (promover la compra y utilización de materiales reutilizables, reciclables, biodegradables y valorizables).

Fondo para la Gestión Integral de los Residuos Sólidos. Constitución de los recursos. Manejo del Fondo.

TITULO III: GESTIÓN DE RESIDUOS.

Licencias y permisos. Evaluación de impacto ambiental. Registro de gestores por parte de las personas físicas o jurídicas que se dedican total o parcialmente a la gestión de los residuos sólidos.

Movimientos transfronterizos de residuos. Convenios internacionales. Importación. Exenciones. Tráfico ilícito. Inspección de aduanas. Repatriación.

Generación de los Residuos. Obligaciones de los generadores. Propiedad de los residuos. Responsabilidad extendida del productor. Residuos de manejo especial.

Residuos peligrosos. Responsabilidad. Obligaciones.

Sitios contaminados. Prevención. Remediación.

 TÍTULO IV: DISPOSICIONES FINALES.

Prohibiciones.

Sanciones administrativas. Principios de legalidad y el debido proceso. Actuación indebida de los funcionarios. Inspecciones. Cancelación de permisos y licencias.

De los delitos. Tráfico ilícito. Disposición ilegal. Responsabilidad por daños y perjuicios ambientales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: