Ian Urbina (NYT): El Océano Fuera de Ley, y las responsabilidades de Panamá

enero 21, 2016

Francisco Rivas Rivas.
apronad@gmail.com
https://www.facebook.com/apronadpanama/

A principios de enero de 2016 recibimos un correo electrónico del señor Ian Urbina, periodista del New York Times. El proposito del señor Urbina era informar a APRONAD de la existencia del Blog titulado “The Outlaw Ocean“, indicándose que “en esta serie sobre la anarquía en alta mar, se revela que la delincuencia y la violencia en aguas internacionales a menudo queda impune“.

En el Blog se han publicado 6 artículos (todos en idioma inglés, hacer click sobre los títulos para abrirlos):

  1. Stowaways and Crimes Aboard a Scofflaw Ship. Se indica que “Pocos lugares en la Tierra son tan libres de supervisión legal como en alta mar“.
  2. Murder at Sea: Captured on Video, but Killers Go FreeUn video muestra al menos cuatro hombres desarmados siendo abatidos a tiros en el agua. A pesar de decenas de testigos, los asesinatos no fueron denunciados y siguen siendo un misterio.
  3. The Human Misery That Feeds Pets and Livestock: los hombres que han huido de la esclavitud en los barcos de pesca, narran como recibieron golpizas y que parte de la pesca se destina a  alimentos para mascotas y el ganado en países como Estados Unidos.
  4. A Renegade Trawler, Hunted for 10,000 Miles by Vigilantes. Durante 110 días y través de dos mares y tres océanos, se persigue un barco pesquero fugitivo considerado cazador más famoso del mundo.
  5. Tricked and Indebted on Land, Abused or Abandoned at Sea. “Agencias de contratación” ilegales, engañan a aldeanos de las Filipinas con falsas promesas de altos salarios y los envían a los buques en donde son notorias las pésimas condiciones de seguridad y trabajo.
  6. Maritime ‘Repo Men’: A Last Resort for Stolen Ships. Se roban miles de barcos cada año, y algunos se dedican al contrabando, la prostitución, y otros delitos.

Los problemas que denuncia Ian Urbina tienen relación directa con Panamá. El país, por su estratégica posición geográfica y la existencia del Canal de Panamá, se ha convertido en un pilar del comercio marítimo entre las naciones del mundo.

Uno de sus más importantes logros es la Marina Mercante Nacional siendo el más antiguo y ahora el más grande registro mundial abierto de buques.

La Marina Mercante Panameña fue creada mediante la Ley 8 de 1925, con la cual se eliminaron las restricciones concernientes a la nacionalidad y residencia de los propietarios de los buques, para adoptar un sistema de registro abierto.

Desde entonces, el registro panameño de buques acepta naves pertenecientes a nacionales y extranjeros, bajo la condición del cumplimiento de las normas nacionales e internacionales relacionadas con la navegabilidad, seguridad marítima, prevención y control de contaminación, dotación, titulación y guardia de la gente de mar, normas técnicas, sociales y de materia fiscal.

El Registro ha permitido a Panamá convertirse en uno de los abanderadores más grandes del mundo con más de 8.000 barcos registrados, lo que le trae ingresos de unos US$150 millones al año.

El negocio del embanderamiento (registro) ha dado origen en algunos casos a denuncias de corrupción. Recientemente se denunció el “caso Orion”. Según trascendió, el centro de formación Orion Maritime Training Center —creado en 2010— otorgó de forma exclusiva títulos de competencia (assessments) a marinos y oficiales que trabajaban en barcos con bandera panameña y se conoció que pagó comisiones ilegales al Consulado de Panamá en El Pireo, Grecia, país donde se encuentran varios de los más importantes armadores de buques del mundo.

Por otra parte, ¿cuál es la responsabilidad del Gobierno de Panamá frente a la conducta de los propietarios de las embarcaciones? Fernando Solórzano, director general de Marina Mercante en la AMP, asegura que un Estado de Abanderamiento, en este caso Panamá, “no tiene implicaciones legales por actuaciones ilegales de un buque perteneciente a su marina mercante”.

Agregó que “un buque tiene obligaciones y, en el supuesto que se vea involucrado en un acto ilícito, este deberá hacerle frente… sin embargo, el Estado de Abanderamiento no será parte (imputada) del proceso judicial llevado contra los propietarios u operadores de un buque”.

Para algunos internacionalistas y abogados marítimos, esta aseveración es irresponsable, ya que en ausencia de los propietarios de la nave, Panamá tendrá que hacerle frente a cualquier litigio. Se menciona que en el Tribunal Internacional de Derecho del Mar (TIDM) residen algunos expedientes en los que Panamá, como Estado, ha tenido que hacerse cargo de los actos realizados por buques que, aunque no son de empresas panameñas, se encuentran abanderados por este país.

Las investigaciones realizadas por Ian Urbina deben ser un llamado al Gobierno y organizaciones ambientalistas y de derechos humanos de Panamá. El embanderamiento implica responsabilidades que no pueden ser soslayadas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: