Regulación del mercurio se convierte en Ley Internacional

agosto 16, 2017

Screen Shot 2017-08-15 at 5.54.23 PMGöteborg, Suecia. El Convenio de Minamata, primer acuerdo multilateral jurídicamente vinculante para reducir la contaminación por mercurio, se sumó el miércoles 16 de agosto de 2017 al marco jurídico internacional.

Como resultado de vertidos industriales con mercurio, en la bahía de la ciudad de Minamata, Japón, en la década de 1950, se contaminaron los peces y después se intoxicaron miles de personas de las comunidades locales, creando graves problemas neurológicos permanentes como parálisis, pérdida sensorial en manos y pies, afectación de la vista y oído, dificultades en el habla e incluso la muerte. El Convenio de Mercurio recibe su nombre por esta tragedia.

El Convenio de Minamata, reconoce que el mercurio es una amenaza global para la salud humana, los medios de subsistencia de mucha población y el medio ambiente. Actualmente 74 países han ratificado el tratado, superando el límite de 50 países que permite que el tratado entre en vigor. Incluyendo Panamá.

El mercurio es un contaminante tóxico muy conocido y peligroso que contamina los peces en todo el mundo. Se ha producido un aumento de 3 veces en el mercurio desde la época preindustrial y un estudio reciente indica que la acumulación de mercurio en los océanos se correlaciona con la marea creciente de la contaminación por mercurio. El mercurio no respeta las fronteras nacionales o regionales. Puede viajar largas distancias por la atmósfera y se deposita lejos de su fuente original, donde las bacterias lo absorben y lo convierten en una forma muy tóxica, el metilmercurio, que se abre camino en la cadena alimentaria hasta llegar a los seres humanos.

Los especialistas líderes en salud ambiental de la Red Internacional para la Eliminación de los Contaminantes Orgánicos Persistentes (IPEN) y las Organizaciones No Gubernamentales que la componen en más de 100 países, donde combaten día a día la contaminación con productos tóxicos, celebran este acontecimiento. Dan la bienvenida a este histórico tratado multilateral de salud y medio ambiente y convocan a los gobiernos partes del mismo, a dar los siguientes pasos para garantizar que no se repita la intoxicación masiva de personas con mercurio, ocurrida en Minamata, Japón: “no más Minamatas”.NomoreMinamata2El Convenio, dicen los líderes especialistas de IPEN, es el comienzo del final del mercurio en la economía global. Pero para actualizar el objetivo del tratado -proteger la salud de las generaciones actuales y futuras, las cadenas alimenticias y el medio ambiente de la contaminación por mercurio- se requiere una acción global coordinada más fuerte. La eliminación del uso de mercurio y las emisiones en sus fuentes primarias, como la minería de extracción de oro a pequeña escala; las centrales eléctricas a base de carbón y hornos de cemento, así como la interrupción del comercio mundial de mercurio, son fundamentales. Identificar y remediar los sitios contaminados también son esenciales para proteger la salud humana de este metal altamente tóxico.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: