Archive for the 'Acuerdo de París' Category

Declaración del Global Compact ONU sobre la decisión de Estados Unidos de retirarse del Acuerdo de París

junio 19, 2017

Nueva York, Estados Unidos de América.

Accenture-UN-Logo

Estamos decepcionados por la decisión de Estados Unidos de abandonar el Acuerdo de París, un acuerdo global histórico para combatir el cambio climático y proteger nuestro planeta para las generaciones futuras. A pesar de este revés, también hay motivo de optimismo. El Acuerdo de París ha activado un impulso imparable para la acción climática, con un papel esencial explicado para las empresas responsables.

En el Pacto Mundial de las Naciones Unidas, hemos construido una coalición de empresas que toman medidas sobre el clima. Estamos viendo que la participación del sector privado en materia de cambio climático crecer de forma exponencial en todos los ámbitos, con empresas en todas partes de comprometerse con un conjunto de políticas eficaces de carbono, incluyendo precios y el establecimiento de objetivos basados ​​en la ciencia.

Al mismo tiempo, los inversores están exigiendo cada vez más información sobre el clima, mientras que los consumidores están mostrando una disposición a pagar una prima por productos amigables con el ambiente. Hay una clara oportunidad de mercado y creciente para los productos compatibles con el clima, servicios e inversiones.

En el caso de una ausencia de un Estado miembro a tomar acción por el clima, los gobiernos sub-nacionales pueden seguir apoyando el cambio a una economía verde, resistente. Los estados y las ciudades pueden llevar la carga y hacer avanzar los objetivos del Acuerdo de París al servicio de la salud y la prosperidad económica de sus constituyentes.

Creemos que el Acuerdo de París envía las señales correctas del mercado para proporcionar previsibilidad, desbloquear capital, impulsar la innovación y recompensar a las empresas responsables. El Pacto Mundial de las Naciones Unidas se ha comprometido a trabajar con empresas grandes y pequeñas para incorporar los actuales estándares de liderazgo sobre el clima. Seguiremos desafiando a las empresas a ir más lejos en la transformación de sus modelos de negocio y la adopción de políticas que reduzcan sus emisiones y la transición a un futuro sostenible.

Aunque los contratiempos pueden intentar impedir el progreso del clima, empujaremos adelante en el espíritu de la solidaridad y de la unidad que primero trajo el mundo junto en apoyo del acuerdo de París. La comunidad empresarial puede y debe elevarse para hacer frente al desafío del cambio climático.

Junto con los gobiernos y la sociedad civil, el Pacto Mundial de las Naciones Unidas está dispuesto a movilizar un movimiento mundial de empresas responsables y partes interesadas para crear el mundo que queremos.

Anuncios

Sociedad civil y agenda ambiental en la relación Panamá – China

junio 18, 2017

El establecimiento de relaciones diplomáticas entre Panamá y China, ha creadopanamaES-master675 oportunidades para un relanzamiento de la economía panameña, mediante millonarias inversiones chinas en sectores estratégicos como infraestructura y logística. China es el segundo usuario en importancia del Canal del Canal de Panamá, detrás de EE.UU., y el primer proveedor de la Zona Libre de Colón (ZLC), la mayor del hemisferio, situada en la costa atlántica panameña y que está atravesando una aguda crisis.

Igualmente existen oportunidades para que las relaciones entre Panamá y China tengan un impacto favorable en el esfuerzo panameño por cumplir con el Acuerdo de París. Mientras que el gobierno del presidente Trump ha decidido retirarse de este Acuerdo, recientemente China y Alemania ratificaron su compromiso en la lucha contra el cambio climático. Destacamos la petición de la Canciller Merkel al primer ministro chino, Li Keqiang, “contribuir a la búsqueda de soluciones” para que las fundaciones políticas alemanas que trabajan en su país puedan realizar su tarea de “cooperación con la sociedad civil”.

Los planteamientos de Merkel pueden ser adoptados por el gobierno panameño. La presencia de China debe servir también para acercar a las organizaciones de la sociedad civil de ambos países, con enfoque en el desarrollo sostenible, y la conservación y protección ambiental. Por ejemplo, Panamá exporta Panamá vende a China desechos de cobre y aluminio pero esta actividad es realizada por el sector informal en condiciones laborales inhumanas, la cooperación técnica china podría colaborar a corregir este problema.

Una Agenda Ambiental, con la activa participación de la sociedad civil de ambos países podría incluir las siguientes áreas temáticas:

  1. El Manejo Integral de los Residuos Sólidos, con especial enfoque en la mejora de las condiciones de vida del sector informal vinculado al reciclaje.
  2. Impulso al turismo rural comunitario para ampliar y diversificar la oferta turística panameña ante la prevista afluencia de turistas chinos.
  3. Apoyo a la comercialización de bonos de carbono forestal (Mercado Voluntario de Carbono) propiedad de comunidades, propietarios privados de bosques y territorios indígenas.

Obviamente, el gobierno panameño incluirá otros temas relacionados con los intereses del sector logístico, financiero y comercial. Pero una Agenda Ambiental, con participación de la sociedad civil sería una importante contribución al desarrollo sostenible local  y la búsqueda de la equidad.

Cómo la corrupción agrava el cambio climático

marzo 29, 2017

Los columnistas Lili Fuhr y Simon Taylor, han publicado un artículo de opinión en el Blog: Project Syndicate titulado: “Cómo la corrupción agrava el cambio climático”. La tesis central de sus reflexiones es la siguiente: “Para cumplir el acuerdo de París, el combate a la corrupción debe ir de la mano de la lucha contra el cambio climático. La corrupción, en el sentido más amplio del término, es el aglutinante que mantiene unido al “sistema” y asegura que grupos de intereses ricos y poderosos no cumplan las normas pensadas para controlarlos. Y es la causa del incumplimiento de los compromisos de reducción de emisiones asumidos por los gobiernos”

En momentos en que América Latina se ve sacudida por denuncias de corrupción que involucran a la clase política y grandes empresas, las reflexiones de Fuhr y Taylor adquieren una importante relevancia.

Trump y el Cambio Climático: es la hora de los Actores No Estatales

marzo 29, 2017

El Presidente Trump firmó este martes 28 de marzo de 2017 una orden ejecutiva con media1490726610_971217_1490742786_noticia_fotograma docena de medidas para recuperar la producción de energías fósiles, lo cual amenaza con regresar a los Estados Unidos décadas atrás. Según uno de sus asesores, no se trata de desatenderse del problema, sino que “Cuando se trata de cambio climático, queremos hacer nuestro camino y a nuestra manera”. Cuál es ese camino y esa manera está por verse.

La decisión del Presidente Trump significará que Estados Unidos no pueda cumplir con su objetivo de reducir las emisiones un 30% para 2030, por debajo de los niveles de 2005, como se había comprometido hasta ahora. Tampoco cumplirá con su parte del Acuerdo de París y se informa incluso que evalúa la posibilidad de abandonar el pacto global contra el cambio climático.

Estas decisiones han sumido a las Naciones Unidas, a las agencias de cooperación internacional y a los gobiernos del mundo en un gran desasosiego.  ¿Se acabó la lucha contra el cambio climático? Esta sería una afirmación simplista. Así, por ejemplo, la empresa petrolera ExxonMobil (teóricamente una de las principales beneficiadas por Trump) pidió a la administración del Presidente Trump que respete el Acuerdo de París contra el cambio climático que la Casa Blanca considera “malo”.

En una misiva, fechada el 22 de marzo de 2017, Peter Trelenberg, responsable de políticas medioambientales en ExxonMobil, recuerda que la compañía petrolera, una de las más importantes del mundo, “apoya el acuerdo Exxon_Mobil_Logo.svgde París como un marco eficaz para responder a los riesgos del cambio climático”.

“Creemos que Estados Unidos está en una buena posición para ser competitivo en el marco del acuerdo de París, con abundantes recursos bajos en carbono, como el gas natural, y empresas privadas innovadoras, incluso en los sectores del petróleo, el gas y la petroquímica”, señala.

En Estados Unidos, por otra parte, las organizaciones de la sociedad civil defensoras del medioambiente, aseguran que responderán a este decreto en los tribunales. Este movimiento ha convocado a masivas concentraciones esta primavera.

Resulta claro que para revertir las decisiones del Gobierno de Estados Unidos ya no bastan las acciones en el ámbito gubernamental, las cuales tienen un efecto importante pero limitado. Se hace necesario sumar la acción multifacética de los actores no estatales: empresas, organizaciones no gubernamentales, propietarios de bosques, comunidades indígenas, organizaciones comunitarias, promoviendo iniciativas exitosas para reducir la emisión de los gases de efecto invernadero (GEI), creando conciencia mediante el método de “aprender haciendo”.

Es la hora de potenciar la participación de los actores no estatales, estableciendo diversas formas de alianzas, negocios conjuntos y acuerdos mutuamente beneficiosos, dirigidos a fortalecer la lucha contra el cambio climático. Y sobre esta base, definir un nuevo marco de coordinación con las entidades gubernamentales.

A %d blogueros les gusta esto: