Archive for the 'ambiente' Category

Cinco retos ambientales en 2017, segun The Nature Conservancy (TNC).

julio 27, 2017

The Nature Conservancy (TNC) ha publicado el estudio: “The Biggest Environmental Challenges of 2017. Perspectives from our global and regional leaders on the most pressing issues facing people and the planet”. El documento, en inglés y en formato PDF se puede descargar aqui .

Los 5 retos mencionados por TNC son:

1. Asegurar un futuro bajo en carbono.

El informe recuerda que los combustibles fósiles representan aproximadamente un 75 % de las emisiones globales que causan el cambio climático. Para limitar el calentamiento global a menos de 2 ºC, debemos impulsar cambios en la política energética que aceleren nuestra transición hacia un futuro de energía limpia, evitando al mismo tiempo los impactos de la expansión energética. Mantener el impulso de compromisos ambiciosos para reducir las emisiones de GEI —como el Acuerdo de París— será clave para acelerar la transición hacia soluciones energéticas limpias en todo el mundo. Y como las naciones que emiten más, como Estados Unidos, China, Brasil, Indonesia y México, continúan innovando hacia un futuro con bajas emisiones de carbono, será importante hacerlo de una manera que genere tanto energía sostenible y conservación de la biodiversidad.

2. Maximizar el papel de la naturaleza como solución climática.

La naturaleza es el gigante dormido a la hora de dar solución al cambio climático. El aumento de la inversión en soluciones basadas en la naturaleza, tales como evitar la pérdida de bosques, la reforestación, invertir en la salud del suelo y la restauración de los ecosistemas costeros nos brinda la mejor oportunidad para prevenir un calentamiento catastrófico y aumentar nuestra resiliencia a los impactos climáticos.

Aunque las tecnologías de las energías limpias y las políticas para regular las emisiones son esenciales, por sí solas no pueden trabajar con la suficiente rapidez. Las soluciones basadas en la naturaleza están disponibles, se pueden implementar ahora y podrían contribuir a más de un tercio de la reducción de emisiones de carbono necesaria para 2030. Estas soluciones también proporcionan un valor crítico tanto a las personas como a la naturaleza más allá de la mitigación del carbono, mediante la producción de alimentos, una mayor protección de la comunidad frente a las tormentas e inundaciones y ofreciendo refugio a algunas de las especies más amenazadas del mundo, entre otros.

arbol
WhatsApp Image 2017-04-24 at 11.09.04 AM (3)

3. Extender las prácticas agrícolas sostenibles.

Los seres humanos ya han eliminado o convertido casi un 40 % de la superficie libre de hielo de la tierra para la agricultura. Además, la agricultura es la segunda fuente principal de emisiones de GEI a escala mundial, después de los combustibles fósiles. El fomento de actividades agrícolas más productivas será esencial para satisfacer la creciente demanda de alimentos y asegurar el agua, a la vez que se garantiza que la naturaleza siga prosperando. Al convocar a diversas partes interesadas —pequeños productores y granjeros, grandes empresas agropecuarias, gobiernos, comunidades indígenas y financiadores—, podemos construir nuevos modelos de negocios que alineen la conservación, la producción de alimentos y las agendas sociales.

En este sentido, el documento recoge experiencias en lugares como Brasil, Indonesia, México y Estados Unidos que pueden proporcionar un modelo para conectar a más productores con prácticas bajas en carbono que aumenten el suministro de alimentos y promuevan el crecimiento económico mientras reducen el impacto de la agricultura en tierras y aguas.

4.,  Mejorar la gestión de las pesquerías a escala global.

Las pesquerías representan una industria de alrededor de 130 000 millones de dólares que se extiende —y alimenta— el mundo entero. Sin embargo, un 57 % de las poblaciones de peces están plenamente explotadas y otro 30 % están sobreexplotadas, agotadas o en recuperación. El coste para el mundo asciende a 50 000 MM$ de perdidas cada año por la pesca excesiva y una gestión pobre. Desafortunadamente, la mayoría de los países no tienen la información o las herramientas necesarias para solucionar estos problemas. La buena noticia es que los pescadores están dispuestos a abrir el camino haica un futuro más sostenible y existe una fuerte demanda de pescado y marisco sostenibles por parte de los consumidores.

Las soluciones consisten en involucrar directamente a los pescadores para pilotar y replicar nuevas prácticas y tecnologías en todo el mundo para una mejor comprensión de las poblaciones de peces y métodos de gestión sostenible, al mismo tiempo que trabajan con científicos pesqueros líderes en el mundo, empresas multinacionales y reguladores de etiquetas de certificación para escalar soluciones en el mercado mundial de pescados y mariscos.

5. Crear un futuro urbano verde.

Para el año 2050, dos tercios de la población mundial vivirán en las ciudades. Los seres humanos ya han hecho enormes inversiones en edificios y transporte, agua y sistemas de energía que sostienen las urbes, pero la gran demanda de la infraestructura adicional necesaria para apoyar a las ciudades en crecimiento está ejerciendo presión sobre los recursos naturales y las finanzas públicas. La combinación de la urbanización y el cambio climático podría convertir a las ciudades en lugares profundamente inhabitables, pero no tiene por qué ser así. La expansión de las inversiones en soluciones basadas en la naturaleza para abordar los desafíos urbanos como el agua de lluvia y la contaminación atmosférica es una manera rentable de mejorar la salud, la seguridad, la productividad y el bienestar de las personas que viven en las ciudades, así como de conservar la biodiversidad.

AURELIO RAMOS, Director Regional de TNC para América Latina. Es el encargado de presentar las perspectivas en Latinoamérica.

En su opinión, América Latina cuenta con el 40% de las especies del mundo, más de una cuarta parte de los bosques y el segundo arrecife más grande el planeta. Podría afirmarse, sobre la base de estos datos que AL es una “superpotencia” en biodiversidad.

Sin embargo, la situación está cambiando. Los grandes sistemas naturales como la selva tropical del Amazonas, los pastizales patagónicos y los humedales, tienen la capacidad de sostener a 500 millones de personas. Pero el crecimiento de la población, la acelerada demanda de energía y alimentos, en combinación con el calentamiento global, amenazan con destruir estos recursos naturales estratégicos.

 

Anuncios

En Panamá 10 Simposio Internacional Sobre Ambiente

mayo 8, 2015

SimposioSipEl  Sindicato de Industriales de Panamá y El Ministerio de Ambiente, están organizando el 10º Simposio Internacional Sobre Ambiente, los días 3 y 4 de junio de 2015 en el Hotel Tryp de Albrook.

 El objetivo primordial del simposio es generar espacios de reflexión ante los temas ambientales y proveer a los asistentes información y herramientas que les faciliten la toma de acciones encaminadas a mejorar la competitividad y el desempeño ambiental del sector productivo del país.

 El Simposio contará con: 

  • Área de conferencias, donde instituciones nacionales e internacionales, embajadas, asociaciones y empresas privadas  presentan sus experiencias y recomendaciones en este tema.
  • Área de exposición comercial, donde las empresas e instituciones podrán presentar sus servicios y dar a conocer sus proyectos de tipo ambiental.
  • Entrega del Premio “ Palma de Oro”: Premiación que se entrega a empresas que hayan aplicado prácticas de Producción más Limpia en sus procesos. 

Temas Generales: 

– Reducción, reciclaje y reutilización de residuos sólidos y líquidos.

– Reducción de la huella energética y de carbono.

– Uso de energías alternativas.

– Gestión eficiente en el uso del agua.

– Tratamiento y reutilización de las aguas residuales industriales.

– Casos de éxito en P+L en la industria local.

 Conferencistas de Instituciones:

Banco Interamericano de Desarrollo (BID)

Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA)

Embajada de Francia y la República Federal de Alemania

Organización de Estados Américanos (OEA)

Alcaldía de Panamá.

Inscripción: http://plataformaincontacto.com/simposio/

En el enlace tendrá la opción de realizar el Registro Express.

Propuesta para una Ley General de Residuos Sólidos de Panamá

marzo 30, 2013

Francisco Rivas Ríos

El incendio de Cerro Patacón en el mes de marzo de 2013, el principal vertedero del país, en donde se depositan entre 1200 y 1500 toneladas de residuos sólidos procedentes de la Ciudad Capital y el Distrito de San Miguelito, colocó de nuevo sobre el tapete la necesidad de contar con una legislación actualizada en el manejo de estos residuos. El Ministro de Salud ha informado que se preparara un Proyecto de Ley sobre el tema el cual, previo al aprobación por el Consejo de Gabinete, será enviado a la Asamblea Nacional de Diputados para su conocimiento y eventual aprobación.

 No se trata por cierto, de la primera iniciativa.  El Ministerio de Salud anteriormente preparó el Proyecto de Ley No. 225 “Que Establece Disposiciones Sobre el Servicio de Aseo y el Marco Regulatorio e Institucional para la Gestión Integral de los Residuos y Dicta Otras Disposiciones”, presentado por el Ministro de Salud a consideración de la Asamblea Nacional de Diputados de Panamá, el miércoles 28 de junio de 2006. La propuesta finalmente no logró materializarse.

 El proceso se vio truncado cuando, en el marco de la ruptura política de la alianza gobernante, el Gobierno decidió despojar a los municipios de su responsabilidad histórica en el manejo de los residuos sólidos, transfiriéndola a la Autoridad de Aseo Urbano y Domiciliario (AAUD).

La AAUD fue creada mediante la Ley 51 “Que crea la Autoridad de Aseo Urbano y Domiciliario y adopta disposiciones para la eficacia de su gestión” (Gaceta Oficial 26631-A), de fecha 29 de septiembre de 2010. El articulo 2 atribuye dos propósitos a la AAUD, uno operacional y otro de diseño de políticas para el sector:

a) “… la administración, dirección, planificación, operación, explotación, aprovechamiento, investigación, inspección y fiscalización de los servicios relacionados con el aseo urbano, comercial y domiciliario y de los rellenos sanitarios”.

b) “Además, estará encargada de la gestión integral de los residuos sólidos para su manejo, explotación, aprovechamiento y disposición final, en desarrollo de una política de residuos como directriz para la prevención y control de la contaminación del ambiente, a fin de garantizar la protección de la salud pública”.

La pregunta obvia es: ¿está en capacidad el Poder Ejecutivo de Panamá para asumir directamente la recolección, transporte y disposición final de los residuos sólidos en 75 municipios del país?. La respuesta es no. Por esta razón, se incluyó el siguiente artículo:

“Artículo 3. La Autoridad brindará el servicio de recolección de los residuos sólidos inicialmente en el distrito de Panamá y, hasta que se establezca en la región correspondiente, los municipios continuarán prestando los servicios en lo que respecta al manejo y disposición final de los residuos sólidos urbanos, comerciales y domiciliarios” (Subrayados nuestros).

Es decir, parece claro que la Ley – a pesar de tener un alcance nacional –en realidad se enfoca en el Distrito Capital y su propósito fue restarle protagonismo político a un alcalde considerado adversario del Gobierno, el cual paradójicamente terminaría renunciando. La inutilidad de la ley que creo AAUD obliga ahora al Ministerio de Salud (MINSA) a preparar una ley mas integral.

(Un artículo nuestro que presenta la evolución institucional y legal del sector de residuos sólidos de Panamá puede consultarse en en este Blog: https://apronadpanama.wordpress.com/2010/03/25/marco-juridico-de-los-residuos-solidos-en-panama/ ).

A continuación la propuesta que hemos preparado para la elaboración y aprobación de la “Ley General de Residuos Sólidos de Panamá”, presentada en forma resumida. Como una contribución al debate, esperamos, que sobrevendrá en los próximos meses.

 METODOLOGÍA

 Proponemos la creación de un Comité Nacional ampliamente representativo para colaborar con el Ministerio de Salud y la Comisión de Ambiente y Desarrollo de la Asamblea Nacional de Diputados, en la elaboración del texto. En el Comité deberían participar representantes de las instituciones gubernamentales, el sector municipal, el sector académico, sector productivo y organizaciones de la sociedad civil. Cualquier intento por imponer un texto legislativo, conducirá a la perdida de legitimidad ante la sociedad civil y el sector empresarial.

ESTRUCTURA DEL PROYECTO DE LEY PROPUESTO

 El Proyecto de Ley se organizaría en 4 Títulos:

TÍTULO I: DISPOSICIONES GENERALES.

En este título se incluirán Capítulos relacionados con:

    1. Objeto y ámbito de aplicación de la Ley:

Tendrían como fundamento los principios inspiradores del derecho ambiental a saber:  precautorio, el que contamina paga, el de responsabilidad extendida al productor, y el de responsabilidad compartida de los productores, importadores, exportadores, comercializadores, consumidores, empresas de servicios de manejo de residuos y de las autoridades gubernamentales.

    2.  Definiciones.

No pretendemos ser exhaustivos, pero el Capítulo correspondiente debería incorporar definiciones hasta ahora ausentes en la normativa ambiental panameña:

Aprovechamiento de los residuos:  conjunto de acciones cuyo objetivo es recuperar el valor económico de los residuos mediante su reutilización, remanufactura, rediseño, reciclado y recuperación de materiales secundarios o de energía.

Manejo integral:  las actividades de reducción en la fuente, separación, reutilización, reciclaje, co-procesamiento, tratamiento biológico, químico, físico o térmico, acopio, almacenamiento, transporte y disposición final de residuos, individualmente realizadas o combinadas de manera apropiada, para adaptarse a las condiciones y necesidades de cada lugar, cumpliendo objetivos de valorización, eficiencia sanitaria, ambiental, tecnológica, económica y social.

Plan de manejo:  instrumento cuyo objetivo es minimizar la generación y maximizar la valorización de residuos sólidos ordinarios, residuos de manejo especial y residuos peligrosos específicos, bajo criterios de eficiencia ambiental, tecnológica, económica y social, con fundamento en el diagnóstico básico para la gestión integral de residuos, diseñado bajo los principios de responsabilidad compartida y manejo integral, que considera el conjunto de acciones, procedimientos y medios viables e involucra a productores, importadores, exportadores, distribuidores, comerciantes, consumidores, usuarios de subproductos y grandes generadores de residuos, según corresponda.

Principio responsabilidad compartida:  principio mediante el cual se reconoce que los residuos sólidos  ordinarios y de manejo especial son generados a partir de la realización de actividades que satisfacen necesidades de la sociedad, mediante cadenas de valor tipo producción, proceso, envasado, distribución, consumo de productos, y que, en consecuencia, su manejo integral es una corresponsabilidad social y requiere la participación conjunta, coordinada y diferenciada de productores, distribuidores, consumidores, usuarios de subproductos, y del gobierno o las municipalidades según corresponda, bajo un esquema de factibilidad de mercado y eficiencia ambiental, tecnológica, económica y social.

Remediación: conjunto de medidas a las que se someten los suelos contaminados para eliminar o reducir los contaminantes hasta un nivel seguro para la salud y el ambiente.

    3. Organización administrativa.

El Capítulo correspondiente establecería la distribución de competencias y coordinación interinstitucional, con referencia especial al Ministerio de Salud (MINSA), la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM) y los municipios.

 TÍTULO II:  HERRAMIENTAS PARA LA GESTIÓN INTEGRAL DE LOS RESIDUOS SÓLIDOS.

Este Título incluiría Capítulos relacionados con:

La Política Nacional de Gestión de Residuos Sólidos. El Plan Nacional. Planes Municipales. Planes Sectoriales por Tipo de Residuo (Peligrosos, Especiales, Urbanos). Planes de Manejo Integral. Fiscalización de los Planes.

Información y Educación. Sistema Nacional de Información. Acceso a la información. Programa Nacional de Educación.

Promoción de la Gestión Integral de los Residuos Sólidos. Disposiciones para el fomento de la gestión integral de los residuos sólidos. Herramientas específicas Incentivos a generadores. Medidas especiales para minimizar la generación de los residuos sólidos. Participación ciudadana.

Las obligaciones del Estado. Presupuestos. Sistemas de Gestión Ambiental. Compras del Estado (promover la compra y utilización de materiales reutilizables, reciclables, biodegradables y valorizables).

Fondo para la Gestión Integral de los Residuos Sólidos. Constitución de los recursos. Manejo del Fondo.

TITULO III: GESTIÓN DE RESIDUOS.

Licencias y permisos. Evaluación de impacto ambiental. Registro de gestores por parte de las personas físicas o jurídicas que se dedican total o parcialmente a la gestión de los residuos sólidos.

Movimientos transfronterizos de residuos. Convenios internacionales. Importación. Exenciones. Tráfico ilícito. Inspección de aduanas. Repatriación.

Generación de los Residuos. Obligaciones de los generadores. Propiedad de los residuos. Responsabilidad extendida del productor. Residuos de manejo especial.

Residuos peligrosos. Responsabilidad. Obligaciones.

Sitios contaminados. Prevención. Remediación.

 TÍTULO IV: DISPOSICIONES FINALES.

Prohibiciones.

Sanciones administrativas. Principios de legalidad y el debido proceso. Actuación indebida de los funcionarios. Inspecciones. Cancelación de permisos y licencias.

De los delitos. Tráfico ilícito. Disposición ilegal. Responsabilidad por daños y perjuicios ambientales.

Panamá: los retos ambientales en un país de banqueros y comerciantes.

julio 3, 2012

Francisco Rivas R.

Desde los tiempos de la colonia el territorio panameño se especializó en una función “transitista” articulada a los mercados internacionales. Por aquí transitó, a lomo de mulas y en cayucos, gran parte del tesoro americano, hacia la metrópoli española, así como las mercancías provenientes de esta hacia las colonias, utilizando el sistema de flotas para proporcionar una mayor seguridad.

Más adelante, en el siglo XIX y por medio del ferrocarril interoceánico, el oro californiano, mercancías, trabajadores, aventureros, hombres de comercio recorrieron el istmo. Finalmente, en el siglo XX fue construido el Canal de Panamá, consolidando el eje transistmico Panamá – Colón, como el corazón económico, demográfico y político de este pequeño país.

En torno a esta función de tránsito se fueron estructurando diversos servicios, especialmente los de naturaleza militar, financieros y comerciales. Por más de 500 años la defensa militar de esta ruta fue una fuente significativo de ingresos.  Durante del siglo  XVIII el “Situado de Guerra” que llegaba anualmente desde Lima, inyectaba una fuerte cantidad de numerario que vivificaba muchos sectores de la economía, tanto local como externa. El situado era una especie de impuesto que pagaban las colonias con grandes recursos mineros (oro, plata) como Perú, para hacer frente a los ataques de potencias extranjeras, especialmente Inglaterra, por medio de piratas y corsarios.

En el siglo XX la construcción del Canal de Panamá vino acompañada de la instalación de bases militares por parte de Estados Unidos con un propósito defensivo contra la Unión Soviética. El arrendamiento de estas bases contribuyó al financiamiento gubernamental, y las tropas acantonadas aportaron a la economía nacional a través de las exportaciones panameña, así como la generación de empleo directo e indirecto y las remuneraciones a los trabajadores panameños.

La reversión del Canal de Panamá a manos panameñas en 1999, culminó una aspiración común a todos los panameños, puso fin al carácter geo-militar del Canal de Panamá, para convertirse en el principal recurso económico del país. Este fue un cambio transcendental pues consolidó la soberanía nacional, pero desde el punto de vista de la estructura económica, Panamá continuó siendo un país de servicios para el comercio y las comunicaciones a escala mundial, girando como hace 500 años en torno al eje Panamá – Colón, con una de las mayores  concentraciones de la riqueza en las Américas, en manos de banqueros y comerciantes, principalmente.

Con el paso de los años hasta el presente esta “híper especialización” terciaria se ha profundizado. Según las estimaciones del Instituto  Nacional de Estadística y Censo, el Producto Interno Bruto a precios de 1996 sumó $ 23,253.6 millones en 2011. Esto significa que  la economía creció 10.6% con respecto a 2010. Es el mayor crecimiento económico en los últimos cuatro años y es el resultado de una combinación de factores, entre los cuales se destaca un fuerte crecimiento en la inversión pública, tanto en la ampliación del Canal de Panamá como en otras obras de infraestructura, que llevó el sector de la construcción a liderar el crecimiento económico con una tasa de expansión del 17,4% anual. A ello se suma un desempeño notable del consumo -reflejado en un importante dinamismo del comercio y del sector de hoteles y restaurantes- y un ambiente de recuperación del comercio global, especialmente durante el primer semestre de ese año, lo que se reflejó en el fuerte dinamismo del transporte de mercancías y de las exportaciones de la Zona Libre de Colón.

Los Banqueros: muy lejos de las preocupaciones ambientales.

El Centro Bancario Internacional de Panamá (CBI) cerró 2011 con activos por un valor de US$81 mil millones, 13.7% más que en 2010, de acuerdo con la Superintendencia de Bancos. La principal actividad del CBI continua siendo el otorgamiento de crédito, el cual  representa para el 2011 el 61.92% del total de los activos.  Por su parte, la cartera crediticia del Sistema Bancario Nacional ascendió a $41,032 millones con un crecimiento anual del 19.75%. De esta cartera, los préstamos locales, que incluyen tanto  al sector privado como público, suman $29,000  millones. Esto representa un incremento anual del 17.3% respecto al año anterior.  Los depósitos totales del CBI a diciembre de  2011 sumaron $57,931 millones, lo que  representó un crecimiento anual del 12.75% respecto a 2010.

El Centro Bancario Internacional (CBI) de Panamá da trabajo a unos 20.000 panameños y tiene un “peso” del 10 % en la composición del Producto Interno Bruto del país. El crédito interno al sector privado se destina principalmente a los siguientes rubros: construcción  (13.3%), consumo personal (9.6%), hipoteca (13.7%), sector industrial (15.9%) y comercio (22.6%).

De acuerdo con José E. Salazar B.[1], en general los banqueros no ven una conexión directa, tangible, exacta ni legal entre sus negocios y las políticas ambientales. Esto obedecería a los siguientes factores:

  • El cortoplacismo ha inducido a los banqueros a pensar en el balance trimestral antes que en la sostenibilidad de su clientela.
  • Las fallas sistemáticas del mercado para asignar precios a bienes y servicios ambientales, así como para incorporar las externalidades en los productos ya transados en el mercado. Todo esto ha dificultado la visualización del tema ambiental en la gestión empresarial de sus clientes, pues no se refleja en los precios ni en los estados financieros de las empresas ni de los bancos.

De acuerdo con estos conceptos, la responsabilidad ambiental correría a cargo de los clientes del banco: empresas inmobiliarias, establecimientos comerciales y empresas de la construcción, principalmente.  El tema ambiental además sería responsabilidad del gobierno y no del sector bancario, razón por la cual no deben involucrarse.

Sin embargo, en ocasiones las poblaciones afectadas por proyectos de infraestructura han extendido la responsabilidad al sector bancario. El caso del Proyecto Hidroeléctrico Barro Blanco, en el río Tabasará, Provincia de Chiriquí es ilustrativo[2].

La constructora GENISA, propiedad de un grupo económico centroamericano, construye una hidroeléctrica de 28MW en Barro Blanco, el valle del río Tabasará, en la provincia Chiriquí. La energía eléctrica estaría destinada al sistema nacional de energía. El proyecto consiste en una represa de 55 m de altura en su punto más alto y 360m de largo; un embalse de 2,58 Km que abarcaría al menos 6,68 hectáreas de áreas anexas de la Comarca Ngäbe-Bugle. De acuerdo con líderes indígenas más de media docena de comunidades en las márgenes del río serán perjudicadas y unos 5.000 agricultores que dependen del agua potable del río para la agricultura y la pesca se verán negativamente afectados de manera irrevocable.

Con estos argumentos, el liderazgo indígena Ngäbe-Bugle se ha dirigido al Banco Deutsche Investitions- und Entwicklungsgesellschaft GmbH (DEG), el cual proporcionó el financiamiento de 20 millones de euros,  exigiendo que “retire inmediatamente su apoyo y financiación al proyecto Barro Blanco”.  La DEG ha rechazado esta petición, pretextando que Barro Blanco ha cumplido con la legislación panameña en lo relativo al Estudio de Impacto Ambiental y estándares internacionales.

La solicitud planteada por los dirigentes indígenas panameños al banco alemán DEG, es una señal de que en el futuro próximo el sistema financiero panameño deberá compartir responsabilidades ambientales con sus clientes. Posiblemente en el futuro los banqueros empezarán a prestar más atención a los impactos ambientales de los proyectos que financian como un potencial riesgo para sus negocios, en términos financieros y para su imagen corporativa.

Los comerciantes: un poco más cerca a la problemática ambiental.

Como se indicó anteriormente,  Panamá es un país altamente dependiente de las importaciones. Una parte de las importaciones se destinan al mercado interno, predominando, de acuerdo a datos de enero de 2012, los derivados del petróleo ($.220.4 millones), máquinas y aparatos de reproducción y sonido ($ 156 millones), equipo de transporte ($ 112.6 millones), metales comunes ($74.8 millones), productos químicos ($ 69.7 millones) y alimentos ($ 61.3 millones).

Otra parte de las importaciones son realizadas por la Zona Libre de Colón (ZLC), cuya actividad consiste en las re-exportaciones, especialmente dirigidas a América Latina. La mayor parte de las re-exportaciones de la ZLC son ropa, calzado, aparatos electrónicos, productos farmacéuticos, medicinas, perfumería, cosméticos, licores, cigarrillos, textiles, ropa de cama, mantelería y joyería fina. Estos productos son importados desde China Continental, Hong Kong, Taiwán, Japón y los Estados Unidos. El negocio consiste en importar mercancía y reexportarla hacia los países de Latinoamérica.  En enero de 2012 el valor de las importaciones ascendió a $ 933,1 millones y el de las re-exportaciones $ 981,5 millones.

Conclusiones.

Banqueros y comerciantes han jugado un papel predominante en la vida económica, cultural y política de Panamá. En 2004 la señora Linda E. Watt, a la sazón Embajadora de los Estados Unidos en Panamá afirmó que “… Un estudio de la Universidad de Panamá ha mostrado que un grupo de aproximadamente 80 personas, muchas ligadas por lazos empresariales y familiares, controlan cerca de la mitad del producto anual bruto de Panamá”[3]. Gran parte de la debilidad institucional en materia de ambiente se origina en el escaso protagonismo de estos sectores, derivada de su posición objetiva dentro del sistema económico. La materia prima de la banca (dinero), crece ad infinitum basada en tasas de interés compuesto (acuerdo social reciente), lo cual no tiene ninguna relación directa con el medio ambiente, local o global, ni con las leyes naturales.

Los comerciantes, especialmente los que se dedican a la venta de bienes de consumo al detalle, no reconocen en general un rol ambiental específico, pues correspondería a los países industrializados exportadores de estos bienes asumir la responsabilidad en esta materia. Por ejemplo, los comerciantes panameños carecen de toda posibilidad para influir en los sistemas de envasado de los productos de consumo  masivo importados, tales como industrias alimenticias, bebidas, farmacéuticas, cosméticas, higiene y limpieza.

A lo sumo, los comerciantes panameños empiezan a reconocer algún grado de compromiso en el tratamiento de los residuos generados especialmente por los empaques y envases, mediante iniciativas para propiciar el reuso y el reciclaje.

Esta visión cortoplacista y desaprensiva de banqueros y comerciantes en materia ambiental ha permeado a otros sectores empresariales, con los que mantienen estrechas relaciones económicas e incluso familiares: el sector inmobiliario, turístico, construcción, minero, energético, etc. Estos sectores están actuando de manera agresiva y sin contemplaciones sobre los recursos naturales contribuyendo a la deforestación, la destrucción de manglares, la sobreexplotación de los recursos hídricos, entre otros impactos ambientales destructivos.

En un próximo artículo nos referiremos a las posibles alternativas para enfrentar este estado de cosas.


[1] José E. Salazar B, El Banquero Exitoso, La fórmula verde,  Primera edición: Lima, marzo del 2000. Impreso en Perú. http://www.finanzasambientales.com/docs/JSalazar_El%20banquero%20exitoso.pdf

[3] Linda E. Watt, “Palabras de la Embajadora de los Estados Unidos a Casa Esperanza”, En: The Panama News, vol. 10, No. 13, 4 – 17 julio 2004.

Minuta sobre posiciones, consensos y desacuerdos en Río + 20

junio 21, 2012

E- mail enviado por FANCA:

Compartimos un correo reenviado nuestro colega de Guatemala Jorge Luis Ramírez en el que se hace una excelente síntesis de lo que viene aconteciendo en la Cumbre Mundial de Río+20.  A todo esto cabe además sumar el fracaso en materia de derecho humano al agua ha habido grandes retrocesos gracias a la propuesta de Brasil de modificar el texto que se había logrado consensuar en New York. Se eliminaron los compromisos y solo se hace una simple declaración de principio.

El documento final, presentado el día de ayer por Brasil en calidad de anfitrión de la cumbre, fue aprobado sin modificaciones en la reunión plenaria.

+documento “El futuro que queremos”, contiene 50 páginas y 283 párrafos

+ tiene como base la propuesta brasileña, que redujo significativamente el número de párrafos del original

+No fija metas ambiciosas para el futuro.

+ El documento plantea que es necesario abrir un debate para definir con claridad qué es la “economía verde”

+ el texto también propone que se discuta la implantación de nuevos indicadores de desarrollo y de crecimiento económico que vayan más allá del Producto Interno Bruto (PIB), que para muchos países no ofrece una medida correcta de los patrones de riqueza y bienestar ni de los países ni de las sociedades.

+Se propone un foro que podría ofrecer un liderazgo político, orientación y recomendaciones para el desarrollo sostenible.

+ El texto será sometido al centenar de jefes de Estado  y tienen derecho de cambiar el texto si lo ven conveniente

+ Los países en desarrollo sufrieron una derrota al ser rechazada una propuesta del G-77 + China, que buscaba la creación de un fondo verde con 30.000 millones de dólares anuales para financiar el desarrollo sostenible.

+ la Unión Europea y Estados Unidos no han querido comprometerse con el financiamiento de acciones para promover el desarrollo sostenible, por la crisis económica que atraviesan ambos países

+ establece que la erradicación de la pobreza como el mayor desafío global del planeta al día de hoy.

+ Recomienda también que el Sistema de la ONU, en cooperación con los donadores relevantes y organizaciones internacionales”, facilite la transferencia de tecnología para los países en desarrollo.

+ Los europeos pretendían crear una agencia mundial del medio ambiente que reemplace al PNUMA, pero se toparon con la oposición de Brasil y Estados Unidos y debieron conformarse con reforzar el actual sistema, en el texto pretende fortalecer su papel, aunque no está prevista su conversión en una agencia de la ONU, ni aumentar las atribuciones a este organismo.

+ En torno a la “economía verde”, el documento reconoce que existen diferentes abordajes, visiones, modelos y herramientas disponibles para que cada país, según sus circunstancias y prioridades nacionales, pueda alcanzar el desarrollo sostenible.

+ El documento final se limita a impulsar a los gobiernos a comprometerse a minimizar efectos del cambio climático y a buscar alternativas de economía verde, sin poner metas ni plazos. Ni siquiera el tema de protección de los océanos dejó cifras claras para reducir la contaminación que los afecta.

+ El texto incorpora un fuerte acento social, reconoce como el “mayor desafío” para la humanidad la erradicación total de la pobreza y establece que la búsqueda de un desarrollo sostenible debe ir de la mano con la procura de la equidad.

+ Sobre los  Objetivos de Desarrollo Sostenible, al nivel de los Objetivos del Milenio, se propone crear un grupo intergubernamental de 30 miembros que representen las seis regiones del mundo y que trabajaría desde septiembre próximo en identificar esos objetivos concretos y poner unas metas, sí así lo aprueban los gobiernos.

Comentarios y opiniones de las organizaciones y países:

+ Greenpeace y WWF condenaron duramente el borrador del acuerdo mundial discutido este martes en la conferencia de la ONU Rio+20, y advirtieron que la cumbre puede convertirse en un fracaso si los líderes mundiales no vienen “al rescate”.

+Río+20 se transformó en un fracaso épico. La Conferencia falló en términos de equidad, de ecología y de economía, afirmó el director de políticas públicas de Greenpeace, Daniel Mittler.

+ El texto es un fracaso colosal de liderazgo y visión de los diplomáticos. Deberían estar avergonzados, opinión del director general del Fondo Mundial de la Naturaleza (WWF), Jim Leape.

+ Greenpeace, WWF-Brasil y Third World Network coincidieron en criticar el texto El futuro que queremos e indicaron que por ello los activistas que luchan en el mundo por la preservación del medio ambiente decidieron llamar Río menos 20 a la cita carioca.

+ Los países de Venezuela y Bolivia lamentaron la falta de promesas de los países desarrollados en financiación para la cooperación. El texto es débil porque no incluye las obligaciones de los países desarrollados para el financiamiento de políticas sostenibles, expresión de René Orellana, jefe de la delegación de Bolivia.

+es un reflejo de los países que están dispuestos a hacer para avanzar el desarrollo sostenible pero hay problemas de financiación, porque ese tema dependía de los países desarrollados, expresión de Claudia Salerno, delegada de Venezuela

+ Third World Network, Meena Raman, afirmó que “este resultado mínimo muestra la falta de coraje político y compromiso de los países desarrollados”. Raman indicó además que al texto le falta ambición, por lo que tendrán que redoblar los esfuerzos para conseguir avances.

+ El grupo europeo manifestó en un comunicado que el acuerdo avanza en las metas del desarrollo sostenible y en el reconocimiento del papel de la “economía verde” como un instrumento para conseguir esos objetivos.

+Los gobiernos están minando la visión conjunta del desarrollo sustentable que nos ha guiado desde la primera conferencia de Rio 20 años atrás. Ahora hemos perdido esa visión´´, advirtió Kit Vaugh, director de la campaña sobre cambio climático de la organización CARE International

+ Martin Khor, de la ONG South Centre, estimó que la crisis que paraliza a muchos países en la toma de decisiones o aplicación de recursos “ensombreció el acuerdo. Los líderes tendrían que tener más presente que la crisis es coyuntural y el problema del medio ambiente es para siempre”

+ Para las organizaciones el texto carece de las acciones que necesita el planeta para hacer frente a una demanda de 50 por ciento más de alimentos, 45 por ciento más de energía y 30 por ciento más de agua para 2030.

Que se viene para el miércoles:

+por la tarde por parte el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, inauguran la cumbre oficial.

+El presidente de Ecuador, Rafael Correa, presentará en la conferencia de Rio, los temas del Buen Vivir como alternativa de desarrollo, la importancia de reimpulsar la declaración Universal de los Derechos de la Naturaleza, establecer un nuevo orden económico y financiero y la cultura como como pilar del desarrollo sostenible.

+ la Cumbre de los Pueblos, tienen programado una marcha este miércoles para protestar contra la falta de compromiso y responsabilidad de las naciones capitalistas para preservar la vida en el planeta.

+ El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, presentara en la  Conferencia de Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible (Río+20), la propuesta de establecer los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

+ Evo Morales, que participará Cupula do Povos en un encuentro con indígenas.

+ El presidente Ollanta Humala, participara de la Cumbre Río+20, pronunciará un discurso ante la conferencia plenaria del evento, luego de su participación inaugurara el Pabellón de Montañas, actividad que realizará con el presidente de la Confederación Suiza, Wolfgang Waldner.

Panamá: Posición de Organizaciones de la Sociedad Civil ante Río + 20.

junio 20, 2012

Ciudad de Panamá, 20 de junio de 2012.

Panamá es la franja más angosta del Continente Americano, conecta el comercio internacional, es puente entre la biodiversidad del hemisferio Norte y Sur, y alberga una diversidad étnica y cultural significativa. Sin embargo hoy el país enfrenta grandes retos ambientales, sociales y económicos para lograr el desarrollo sostenible, tal como fue concebido por la Agenda 21 en la Cumbre de la Tierra de 1992, adscrita por la República de Panamá. El crecimiento económico y el desarrollo son metas deseables por todos, pero para que éstos sean sostenibles en Panamá, se requiere que las autoridades reconozcan y tomen medidas frente a los riesgos ambientales, partiendo de enfoques basados en la capacidad de nuestros ecosistemas para sustentar el desarrollo. Para ello, es necesario estimular la creación de los puentes de diálogo con la sociedad civil que ha demostrado su compromiso con un modelo de participación activa y propositiva en resguardo de los valores ambientales, históricos, culturales. Sin embargo en Panamá es particularmente grave la falta de espacios de participación de la sociedad civil en las decisiones que afectan el desarrollo sostenible; una muestra de ello es  el planteamiento inconsulto y por ende no conciliado que hace el Gobierno de Panamá ante la comunidad internacional en el contexto de la Cumbre de Desarrollo Sostenible (Río+20).

Una gestión ambiental en retroceso en momentos en que un caótico crecimiento económico genera nuevas y múltiples presiones sobre los recursos naturales de Panamá, lejos de ser sostenible, pone en peligro a la población y los ricos recursos hídricos, paisajes, ecosistemas y biodiversidad que caracterizan  al país.  A continuación se listan hechos que demuestran fehacientemente la política del actual Gobierno de Panamá contraria a los preceptos del desarrollo sostenible.

Retroceso de la gestión y normativa ambiental. Acciones que hablan más alto que declaraciones oficiales demuestran la violación del principio de no regresión en materia ambiental y de derechos humanos por la actual administración panameña.  Hechos concretos son: los intentos de flexibilizar los Estudios de Impacto Ambiental; la reducción de  los estándares de calidad de agua; el desmejoramiento de legislación ambiental que protege los ecosistemas de humedales, en particular las normas para la tala de manglares, atentando contra el compromiso internacional asumido por Panamá ante la Convención Ramsar;  las recientes modificaciones al Código Minero y los intentos por imponer la explotación minera metálica en zona comarcal indígena en contra de su propio marco jurídico y del deseo de su población.  El retroceso también se refleja en decisiones adoptadas por el Órgano Judicial, a través de recientes fallos de la Corte Suprema de Justicia que suspenden el estatus de dos importantes áreas protegidas, siendo el caso más reciente la suspensión del área protegida “Refugio de Vida Silvestre Humedal Bahía de Panamá”, también declarada Sitio Ramsar, dando paso a que se tale, desequen y rellenen zonas de manglar.

Rechazo del enfoque de derechos.  El justo e intenso reclamo de pueblos originarios, particularmente de los Ngäbes y Buglés, por proteger sus recursos naturales ante el avance incontenible de las exploraciones y explotaciones mineras de gran escala en áreas de importancia y fragilidad ecológica. Un alto precio ha tenido que pagar Panamá por la irreparable pérdida de vidas humanas en defensa de la protección de sus recursos naturales provocada por la imposición y el irrespeto de los derechos humanos.  Las disputas por tierras y recursos maderables entre colonos e indígenas, los casos de conflictos por la tierra en zonas costeras, muestran la inadecuada gestión y ordenamiento del territorio, así como la negligencia gubernamental para cumplir y hacer cumplir la normativa ambiental

Desconocimiento de las designaciones internacionales en resguardo del patrimonio natural e histórico.  Las decisiones del Gobierno desatienden de manera abierta y arbitraria designaciones y recomendaciones sobre Sitios de Importancia Natural e Histórica realizadas por la UNESCO.   Están en riesgo sitios categorizados como Reservas de la Biósfera (La Reserva de la Cordillera de Talamanca – La Amistad y Darién); Sitios de Patrimonio Mundial Natural (como el Parque Internacional La Amistad, Parque Nacional Darién y el Parque Nacional Coiba y su zona especial de protección marina).  Sitios de Patrimonio Cultural como las Fortificaciones de la Costa Caribeña de Portobelo y San Lorenzo han sido objeto del más absoluto abandono por parte de la Administración actual. Reconocida a nivel internacional es la amenaza actual sobre el Casco Viejo Histórico de Panamá ante la construcción de megaproyectos de vialidad e infraestructura, en franca desatención de los más básicos valores históricos, culturales y éticos del país.

Arremetida contra el Sistema Nacional de Áreas Protegidas y las áreas costeras para promover el desarrollo no planificado de gran escala. El caso de la suspensión más reciente del área protegida “Refugio de Vida Silvestre Humedal Bahía de Panamá”, también declarada Sitio Ramsar, deja claro que los tomadores de decisión abren la puerta para la tala y destrucción de manglares que sustentan pesquerías de valor social y económico. De esa forma propician la proliferación de nuevos rellenos sobre áreas inundables que aumentarán la vulnerabilidad y el riesgo a desastres de buena parte de la ciudad capital, exacerbando los inminentes impactos del cambio climático.  Este actuar atenta contra el compromiso internacional asumido por Panamá ante la Convención Ramsar, Convención de Especies Migratorias, la Convención de Diversidad Biológica y la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, poniendo en peligro un sitio de importancia Hemisférica por albergar una riquísima biodiversidad, entre la que se destaca la presencia anual de  alrededor de dos millones de aves playeras migratorias provenientes de los hemisferios Sur y Norte en temporada invernal. Igualmente, la suspensión del estatus del Área Protegida de Donoso en el Caribe, deja expuestos a la especulación y al desarrollo minero bosques primarios que son eslabones claves del Corredor Biológico Mesoamericano. Todo lo anterior atenta contra la seguridad jurídica, ecológica, social y económica de Panamá.

Por estas razones la sociedad civil de Panamá exige al Gobierno de Panamá el cumplimiento del principio precautorio ignorado en los rellenos que se están realizando en los humedales, en las concesiones mineras otorgadas que afectan importantes bosques primarios y secundarios ricos en biodiversidad, y en la inadecuada gestión y ordenamiento territorial.  Hacemos un llamado a los acuerdos internacionales como la Convención Ramsar, la Convención de Especies Migratorias, la Convención de Diversidad Biológica y la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, mismos que se están incumpliendo, para que emitan conceptos de la situación ambiental panameña, asesoren a las autoridades para rectificar las políticas, normas y medidas que están atentando contra el desarrollo sostenible y para que apoyen a la sociedad civil panameña a establecer nuevamente canales de diálogo y participación efectivos para una gestión ambiental integral.  En virtud de lo anterior, los abajo suscritos, miembros de la sociedad civil panameña, expresamos nuestro repudio a la actual política del gobierno panameño de relegar el anhelado desarrollo sostenible al mercantilismo a ultranza, vulnerando el derecho a un Ambiente Sano consagrado en la Constitución Política de Panamá, en las Convenciones y Acuerdos internacionales suscritos por el Estado, incluyendo los Acuerdos de la Cumbre de Río de 1992 y los Principios de Río.

SUSCRIBEN:  ANCON, Sociedad Audubon de Panamá, Alianza Pro Ciudad, Alianza por un Mejor Darién, Alcalde de Soná- Faustino Camaño, Asociación de Vecinos y Amigos del Casco Antiguo, CEASPA, CIAM, Congreso General Embera Wounaan  de la Comarca Emberá, Empresa Forestal del Río Tupiza, Empresa Bálsamo de Marragantí, Empresa Fotrestal de Bajo Chiquito, Federación de Clubes de Jardinería de Panamá, Colectivo Voces Ecológicas, FAS Panamá, FUNDESPA, Fundación MarViva, GITEC, Movimiento Campesino en Defensa del Río Cobre,Panamá Verde, PASOS, Periódico Ambiental Génesis, PROMAR, Red Panameña de Afectados por Hidroeléctricas y Minas, Red de Periodistas Agro Ambientales de Panamá, REDPA, Tejedores de Comunicación Alternativa, TNC, Visión Empresarial

Programa de Adecuacion y Manejo Ambiental en una Finca Porcina de Panama

abril 10, 2012

Francisco Rivas Rivas.
apronad@gmail.com
https://www.facebook.com/apronadpanama/

La elaboración de Programas de Adecuación y Manejo Ambiental (PAMA´s), forma parte de la legislación ambiental panameña, para las empresas ya instaladas que requieren ajustar sus operaciones a la normativa ambiental. Las nuevas empresas requieren de un Estudio de Impacto Ambiental (EIA).

Los PAMA´s son documentos a los que difícilmente se tiene acceso. Por esta razón hemos retomado el presente documento, elaborado en 2006, el cual hemos revisado y actualizado en abril de 2012. El documento presenta el Programa de Adecuación y Manejo Ambiental (PAMA) elaborado para la Granja Porcina La Lechonera,  S.A., empresa dedicada a la cría y ceba de cerdos mediante ciclo completo, ubicada en la Comunidad de Palenque, Distrito de Colón, Provincia de Colón.

En el momento en que se realizó el PAMA, la granja albergaba 345 animales, con una capacidad para albergar a una cantidad aproximada de 150 madres.  El número de trabajadores de la granja era de 4 (cuatro), todos permanentes. La frecuencia de trabajo era de 7 (siete) días. Cada trabajador sólo labora 6 días, con una duración diaria de 8  horas (ocho). Una producción de aproximadamente80 a100 cerdos mensual,  destinada específicamente ala Empresa ElMachetazo, con un peso aproximado de125 a130 lbs. en canal.

Esperamos que el documento sea de utilidad especialmente para los especialistas, en términos de la metodología y técnicas utilizadas. El documento se puede descargar aqui: PAMA_La_Lechonera_Panama

Manual de Comunicacion Ambiental Empresarial (ppt)

diciembre 28, 2011

Francisco Rivas Rivas.
apronad@gmail.com
https://www.facebook.com/apronadpanama/

De manera resumida en version ppt, se presenta los aspectos principales de un manual de comunicación ambiental dirigido al sector porcino de Panama. El Manual tiene como objetivo ofrecer herramientas y recomendaciones para establecer una adecuada comunicación ambiental entre los porcinocultores y los actores directamente involucrados con la actividad porcina (comunidades, instituciones gubernamentales, autoridades locales, etc).

Ver y descargar aqui: http://www.authorstream.com/Presentation/apronad-1288580-la-comunicacion-ambiental-empresarial/

Panamá: ONGs ambientalistas aceptan el reto de participar en proceso de reformas a la Constitución (actualizado)

agosto 19, 2011

Francisco Rivas.

Un sector de ONGs panameñas ambientalistas, cuyo número se incrementa día a día, luego de un debate interno, aceptó el reto de participar en la Mesa de Concertación Nacional realizando propuestas de modificación a la Constitución Política, enfocadas en el “Titulo III: Derechos y Deberes Individuales y Sociales”, “Capítulo 7o Régimen Ecológico”, “Capitulo 8º. Regimen Agrario”. Tambien se hacen propuestas al “Título IX.  La Hacienda Pública”. “Capítulo 1º. Bienes y Derechos del Estado”. Estas propuestas, aun cuando se encuentran bastante consensuadas, podrían ser modificadas por las ONGs a última hora.

Este agrupamiento de ONGs actúa de acuerdo a los principios de la incidencia política, la cual ha sido definida por la Unión Mundial para la Conservación de la Naturaleza (UICN), como “el conjunto de actividades que desarrolla una organización de la sociedad civil con el propósito de lograr cambios en las decisiones y políticas de las instituciones del sector público y en la legislación relacionadas con los recursos naturales y el medio ambiente”.

Las propuestas de las ONGs se presentan a continuación:

Título III

Capítulo 7º. Ecología y Ambiente.

Se suprime la palabra Régimen del título del capítulo y se propone de título “Ecología y Ambiente”.

Se añaden los siguientes artículos:

Art. 121B. Todos los habitantes tienen derecho a participar, individual o colectivamente, en las decisiones que puedan afectar un ambiente sano, respetando su cultura y tradiciones y la Ley garantizará su cumplimiento.

Sustentación

Esta propuesta responde al Principio 10, de la Declaración de Río: Acceso a la información y participación en la toma de decisiones en materia ambiental.  Este principio contempla que el mejor modo de tratar las cuestiones ambientales es con la participación de todos los ciudadanos interesados, en el nivel que corresponda.

El Principio 10 está conformado por tres derechos de carácter instrumental: el acceso a la información, la participación pública en los procesos de toma de decisiones y el acceso a la justicia en materia ambiental.

El concepto actual de democracia implica no solo la representación a través de las instituciones políticas sino una verdadera representación del ciudadano en el entorno social, así como también la consideración del individuo tanto en el momento electoral como en el momento decisional.

Art 119. El Estado y todos los habitantes del territorio nacional tienen el deber de propiciar un desarrollo social y económico que prevenga la contaminación del ambiente, mantenga el equilibrio ecológico y evite la destrucción de los ecosistemas, garantizando la conservación de la biodiversidad, el mantenimiento de los servicios ambientales que prestan los ecosistemas marinos y terrestres y las áreas protegidas.

Sustentación

Los ecosistemas naturales proveen a la sociedad de muchos servicios esenciales para la sobrevivencia del ser humano, como la conservación de la biodiversidad, la provisión de agua y la purificación de la misma, estabilización del clima, control de enfermedades, polinización (beneficio para el agro), entre otros.

Los Acuerdos de Concertación establecen en su objetivo 1.5, derecho a un ambiente sano, “garantizar un equilibrio entre el medio ambiente, el ser humano y el aprovechamiento sostenible de los recursos naturales.”

Este artículo responde a los derechos de TERCERA GENERACION: LOS DERECHOS DE LA SOLIDARIDAD que incluyen que toda persona tiene que NACER Y VIVIR EN UN MEDIO AMBIENTE SANO. Los beneficios que brindan la diversidad de especies y los servicios ambientales que nos brindan los distintos  ecosistemas deben ser salvaguardados. Las áreas protegidas y la protección de hábitats terrestres y costero-marinos juegan un papel preponderante para garantizar el derecho a un ambiente sano.

Art. 121F. Se prohíbe la fabricación, importación, compra venta, posesión, tránsito y uso de armas químicas, biológicas y nucleares, así como de residuos nucleares, desechos tóxicos y materiales radioactivos en todo el territorio nacional, excepto para propósitos medicinales y técnico-científicos aprobados por la autoridad competente.

Art. 121G. Se prohíbe la importación, venta y uso de pesticidas, plaguicidas y otras sustancias tóxicas que estén prohibidas por lo menos en un país de economía de alto ingreso, independientemente de que esté aprobado su uso en países donde lo fabrican.

Sustentación

Esta propuesta se ajusta a la obligación internacional de garantizar los derechos humanos a la vida, a la salud y a un ambiente sano, prevista por la Convención Americana sobre Derechos Humanos y el Protocolo de San Salvador, los cuales son de obligatorio acatamiento conforme al artículo 4 de la Constitución.

También se ajusta al Tratado Concerniente a la Neutralidad Permanente y Funcionamiento del Canal de Panamá, que no impide prohibir el tránsito de determinados tipos de carga por razones de seguridad en la navegación, e incluso por la gravedad del daño que pudieran causar al país y los perjuicios a la salud humana, a los bienes y al ambiente natural, siempre y cuando no se discrimine a ninguna nave en atención a su pabellón.

Se ajusta también a la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar, ya que el Golfo de Panamá constituye aguas interiores por haber sido declarado Bahía Histórica, por lo que el derecho de paso inocente por el mar territorial no se aplica al mismo.

El tránsito de materiales radioactivos, residuos nucleares y desechos tóxicos por el territorio de la República implica un gravísimo riesgo para su población, su ambiente y su economía, sobre todo considerando que la ruta de tránsito atraviesa el área más densamente poblada, donde se encuentran las fuentes de agua para consumo humano de las principales ciudades del país, ecosistemas importantes y donde ocurren las principales actividades productivas del país. El tránsito de material radioactivo y radiotóxico impone el riesgo sobre el Istmo de Panamá y la región en general, de que ocurra un accidente nuclear con efectos impredecibles.

El Tribunal Latinoamericano del Agua declaró en 2006 que el Gobierno de Panamá es responsable de no haber prohibido en Panamá el tránsito de barcos con materiales altamente radioactivos, como se lo demandó el Tribunal Centroamericano del Agua en 2004. Reiteró también la demanda del Tribunal Centroamericano del Agua para que el Gobierno de Panamá tome medidas para el cese total del tránsito de material altamente radioactivo a fin de evitar una catástrofe.

A pesar de su importancia para el país, el tema de las sustancias y residuos peligrosos y tóxicos ha merecido escasa atención.

1. La presencia de sustancias peligrosas y tóxicas en el ambiente tienen un en efecto devastador sobre la salud humana, especialmente por su incidencia en las enfermedades crónicas y degenerativas (ejemplo, contribuyen a la aparición de enfermedades respiratorias como la bronquitis, enfisema y cáncer, por medio de la contaminación del aire, y también puede afectar el corazón y el sistema circulatorio).

  • Los contaminantes emitidos por las emisiones las quemas a cielo abierto (lo cual es una práctica extendida en el país) se depositan en el suelo y son asimilados por los tejidos de las plantas de cultivo. Los mayores índices de exposición corresponden a aquellos cultivos en los que la parte comestible queda expuesta; incluso después de un buen lavado, una cantidad importante entre el 15 y 50 % permanece adherida.
  • La contaminación del agua afecta, principalmente el pescado; la bioacumulación de TCDD (Tetracloro dibenzodioxina) en los peces supera hasta 159,000 veces las concentraciones existentes en el entorno acuático en que habitan.
  • Tras su administración en la dieta o la ingestión de suelos contaminados, el ganado vacuno de leche y carne acumula niveles importantes de TCDD y otros compuestos.

1. La debilidad de los mecanismos institucionales y legales en materia ambiental, ha facilitado el ingreso de productos y sustancias que contienen contaminantes orgánicos persistentes (COPs). Por ejemplo, entre los años 2003 a 2007 ingresaron procedentes de Costa Rica aproximadamente 17,237 toneladas de residuos usados contaminados con PCB (bifenilos policlorados) y otras sustancias tóxicas, con un valor cercano a $USA 11.4 millones.  Panamá pagó esta suma por aceites contaminados que las autoridades costarricenses incluyeron en el rubro de “prohibición para importar”. Costa Rica se deshizo de de sustancias peligrosas, costosas de eliminar y, además, obtuvo jugosos beneficios económicos de parte de Panamá. No obstante, esta actividad comercial no apareció registrada en las estadísticas panameñas.

2. Se permite aún en Panamá la importación de transformadores de dieléctrico líquido contaminado con PCB (con excepción de los equipos a nivel de suelo) y no existe ninguna regulación sobre las aplicaciones abiertas y semicerradas.

3. Otro problema crítico lo constituye la inadecuada disposición final de los residuos peligrosos (incluyendo plaguicidas obsoletos y sus envases, así como aguas residuales contaminadas con PCB),  los cuales son depositados en 76 vertederos municipales a cielo abierto localizados en todo el territorio nacional, para ser quemados con el resto de la basura o quemados en los patios de las viviendas.

4. Elevar este tema a rango constitucional proporcionaría a los tomadores de decisión, un fuerte mandato y contribuiría a crear un marco institucional eficaz.  Si bien Panamá ha ratificado Convenios Internacionales (Basilea, Rotterdam, Estocolmo y otros) destinados a la gestión ambientalmente racional de sustancias químicas peligrosas, el país carece de mecanismos para ejercer un control y fiscalización a la importación, almacenamiento, transporte y utilización de dichas sustancias. Resulta notable la resistencia de los interesados directos a aceptar y participar de las medidas de implementación de los Convenios y Leyes.

Azuero Verde: Conclusiones de la Reunión de Intercambio .

julio 12, 2011

 

Francisco Rivas Ríos.
apronad@gmail.com
https://www.facebook.com/apronadpanama/

Reunión de Intercambio Hacia una Estrategia Concertada para la Conservación y Protección de la Cuenca del Río La Villa  – Jueves 23 de junio de 2011 – Salón Azul de la Universidad Tecnológica de Panamá, Centro Regional de Azuero.

Francisco Rivas R.

El jueves 23 de junio de 2011, en el Salón Azul de la Universidad Tecnológica de Panamá, Centro Regional de Azuero, se han reunido representantes de instituciones gubernamentales, sector privado y de la sociedad civil de Azuero, para realizar un intercambio de opiniones sobre las causas y alternativas de solución a los problemas que están afectando a la Cuenca del Río La Villa.

El Profesor Osvaldo Solís presentó en forma resumida, como punto de partida, los principales de hallazgos de diversos estudios realizados sobre la Cuenca del Río La Villa. La información disponible indica una severa degradación ambiental como resultado de la deforestación, quemas, erosión y sedimentación, desertificación, cacería ilegal y contaminación ambiental. Sobre estos problemas actúa el cambio climático, con el riesgo de que se produzca a mediano plazo un desbalance entre una mayor demanda total de agua, con respecto de la oferta potencial.

Los participantes de la Reunión realizaron aportes acerca de las causas de estos problemas, enfocándose en las prácticas agropecuarias insostenibles, el crecimiento urbano caótico, hábitos y actitudes contrarios a la conservación ambiental frente a la naturaleza y la escasa coordinación interinstitucional y con los actores privados y de la sociedad civil.

 Identificados los problemas principales, los participantes presentaron propuestas como alternativas de solución.

Con relación a la coordinación interinstitucional, se recibió la información que se ha elevado una propuesta a la Administración General de ANAM, para crear una Unidad Ejecutora que unifique a las Direcciones Regionales de Herrera y Los Santos, con el objetivo de implementar de proyectos destinados a la conservación y protección de la Cuenca del Río La Villa. Esta iniciativa fue valorada positivamente por todos los asistentes.

En adición a lo señalado, se sugirió avanzar hacia la constitución de un Comité de Cuenca, el cual sería convocado por la ANAM – Regional Los Santos, con participación de entidades gubernamentales relacionadas, organizaciones de la sociedad civil y gremios del sector privado. En el proceso de creación del Comité de Cuenca – lo cual está contemplado en los planes de ANAM – es posible alcanzar acuerdos y consensos entre todos los actores involucrados, en torno a las tareas de conservación y protección ambiental.

Se consideró que un instrumento valioso es el Plan Ordenamiento Ambiental Territorial del Río La Villa. La tarea pendiente es impulsar su implementación, a partir de un Plan Operativo de corto plazo (anual). Se considera que existen una serie de iniciativas, programas y proyectos, algunos de larga data, los cuales requieren ser implementados lo más pronto posible.

Existió consenso en torno a la importancia de promover el pago por servicios ambientales, para lo cual se sugiere solicitar el financiamiento de un proyecto específico en el marco de la estrategia de Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación  de Bosques en Panamá (REDD), con amplia participación público – privada en su identificación, diseño e implementación.

Iniciativas de esta índole, sumadas a una mayor participación de las sedes regionales universitarias en la investigación aplicada, pueden contribuir a modificar los actuales patrones productivos en la perspectiva de una agricultura y ganadería sostenibles. La agroforestería, el agroturismo, los sistemas silvopastoriles, la producción más limpia (P+L) y la producción orgánica se ofrecen como alternativas rentables para los productores, y al mismo tiempo compatibles con la conservación de los recursos naturales.

Aspecto fundamental, dentro de una estrategia concertada, es el desarrollo continuado de la educación ambiental. Al respecto se indicó que existió un esfuerzo conjunto entre la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM) y el Ministerio de Educación (MEDUCA) para promover la educación ambiental en los centros educativos, el cual debe ser continuado, aprovechado la existencia de Guías Didácticas disponibles para orientar la labor de los educadores. Además, debe proporcionarse apoyo a las organizaciones de la sociedad civil que se encuentran ejecutando proyectos de educación ambiental no forman en las comunidades.

 Los participantes sugirieron hacer llegar estas conclusiones a los tomadores de decisión, en la esfera gubernamental y difundirlas en los medios de comunicación colectiva. Así como dar continuidad  mediante la realización de encuentros sectoriales.


A %d blogueros les gusta esto: