Archive for the 'azuero' Category

Panamá, argumentos ambientales y morales para suspender los Carnavales

enero 20, 2016

Francisco Rivas Rivas.
apronad@gmail.com
https://www.facebook.com/apronadpanama/

En enero de 2016, la Iglesia Católica de Panamá, por medio de la Diócesis de Chitré, dio a conocer su posición con respecto a la crisis del agua potable que afecta a las Provincias de Herrera y Los Santos, como resultado del Fenómeno de El Niño (ENOS por sus siglas en inglés) y el Cambio Climático . El documento fue elaborado por la Comisión de Justicia y Paz y firmado por Monseñor Rafael Valdivieso, Obispo de Chitré, el Prof. Álvaro Sáez Asesor de la Comisión y el Prof. Ubaldino Sandoval, Miembro de la Comisión.

En lo fundamental, los líderes católicos se pronunciaron por no realizar los Carnavales (6-10 de febrero de 2016) en Azuero, considerando “el arribo a la zona de un contingente poblacional que duplica en ese período la demanda de agua para higiene personal, manipulación de alimentos y que amenaza con agotar las pocas reservas existentes”.

Además, argumentan criterios morales, pues “la crisis del agua acontece en el marco de una crisis de valores sociales, lo que agrava aún más la problemática. En Panamá el consumo de alcohol es de los más altos en América Central, situación que afecta a hombres y mujeres, dando un triste espectáculo no solo a las nuevas generaciones, sino al núcleo familiar en general”.

Por consiguiente, la crisis moral y ambiental, desde la perspectiva de los católicos, van de la mano y justifican la suspensión de los Carnavales en Azuero (y por extensión en todo el país).

La provincia de Los Santos de Panamá se compone de siete distritos con una población total de 90.000 personas. La provincia de Herrera de Panamá también se compone de siete distritos con una población total de 111.000 personas.

Ambas provincias forman parte de la Región de Azuero, la cual se caracteriza por el clima del “Arco Seco”, con un verano que se extiende 5 meses (diciembre – abril) muy secos. Durante esta estación los pozos se secan, obligando a gran parte de la población a obtener agua de fuentes naturales comprometidas. A esto debemos agregar que la deforestación es la causante de que grandes áreas de la región se vuelvan estériles, afectando la escorrentía.

De acuerdo con los datos proporcionados por el Departamento de Hidrometeorología (ETESA), la evolución de algunas variables meteorológicas de Panamá, debido al ENOS hasta mayo de 2016, es el siguiente:

traducir

Las temperaturas medias del aire se incrementan por encima de la media histórica entre 1 ° C o 2 ° C en gran parte del territorio. Los meses de febrero, marzo y abril de 2016, presentaron temperatura media del aire anómala por encima del promedio histórico de 0,5 ° C y 1 ° C, y superior a 2 ° C en la Península de Azuero.

Los meteorólogos advierten de la existencia de más de cinco mil hectáreas de bosque y vulnerable a la quema, sobre todo en las praderas de la Península de Azuero. Las altas temperaturas y la sequedad son las causas de los incendios que destruyen la vegetación y pastizales. Los registros oficiales indican que en 2015, 2.500 hectáreas fueron afectadas en las áreas protegidas de la Colmón, Los Santos y El Cenegal del Mangle en Herrera.

El 25 de marzo de 2013, se incendió el vertedero municipal localizado dentro de la Area Protegida de El Colmón. En esta oportunidad el incendio afectó cinco hectáreas del bosque protegido y una hectárea de una finca ganadera.

elcolmon

Los cultivos de la temporada se han perdido por completo. La producción agrícola (principalmente arroz y maíz) disminuyó entre 30% y 40% y muchos productores han decidido no plantar por la larga estación seca en 2016 (hasta mayo).

SequiaAzuero3

El sector ganadero perdió aproximadamente $40 millones por la sequía provocada por ENOS y la ampliación de la estación seca. Los agricultores han tenido que vender ganado para el inventario inferior celebrada en cada finca para lograr más pasto disponible. Sin embargo, el mayor problema sigue siendo la escasez de agua.

GanadoSequiaLosSantosPtyHay sectores de la Guararé Arriba, provincia de Los Santos, donde la lluvia es escasa; el río Guararé se encuentra casi seco. Según los residentes de la zona, esta es la primera vez que se deben excavar 600 pies para encontrar agua para los pozos.

PozoLosSantosEn 2015, hay 51% menos de precipitaciones, que ha comenzado a afectar a la toma de agua potable para las comunidades de Herrera y Los Santos. Por esta razón, el MINSA está considerando recomendar el racionamiento de agua potable.

SequiaAzuero4El colapso de las opciones tradicionales.

Los pozos y las plantas potabilizadoras son las formas convencionales utilizadas para dotar de agua potable a la población de Herrera y Los Santos. Pero estas formas dan muestras de agotamiento:

Debido al cambio climático (ENOS) junto con el clima del “arco seco”, los acuíferos han disminuido a niveles críticos, razón por la cual los pozos se construyen a profundidades cada vez mayores, con un elevado costo. Incluso durante los meses de lluvia, los acuíferos se recargan con lentitud, debido a la sobreexplotación ocurrida en la estación seca. Además, el agua de los pozos muestra la presencia de cloruro de sodio (sal) y materiales pesados, lo cual obliga a un proceso igualmente costoso de descontaminación. En conclusión, el agua de pozo es cada vez más escasa y cara.

Las plantas potabilizadoras existentes en Azuero son antiguas y poco eficientes. Mientras que a nivel internacional predominan las plantas potabilizadoras “de paquete” con capacidad para movilizarlas a mejores emplazamientos, en la medida de los cambios en los cursos de los ríos, las existentes son fijas, de concreto.

Las potabilizadoras enfrentan dos grandes problemas: las variaciones del caudal de los ríos (en este caso el Río La Villa) y la creciente contaminación de las aguas por el vertido de residuos sólidos y líquidos (residuos agroquímicos, excretas de las fincas porcinas). Es decir, al costo de mejorar y ampliar las vetustas potabilizadoras, hay que agregar ahora los sistemas de descontaminación (generalmente carbón activado).

Otro factor crítico es el deterioro de la red de distribución, lo cual es la causa igualmente de contaminación del agua, por la intrusión de químicos y biológicos como e-coli y coliformes. Las “fugas de agua”, en Macaracas por ejemplo, explica que se requiera producir más de un millón de galones de agua para una población de menos de 10.000 personas.EsquemaSequiaLa suspensión de los Carnavales en las ciudades de Los Santos y Herrera tiene un valor más bien simbólico. Se trata de quitarle a la población un mecanismo de evasión durante 5 días, para que centre  sus pensamientos en un problema de gran magnitud que requiere de un nuevo enfoque y soluciones creativas.

Posiblemente el llamado de la Iglesia Católica a un menor consumo de licor y menor asistencia a bailes y fiestas, tenga un reducido impacto en el comportamiento de los ciudadanos. Pero ha tenido la virtud de involucrar al ciudadano común, a partir del agua escasa, en el debate de nuestro tiempo: el cambio climático.

Panama: convertir aire en agua para el sediento Azuero

enero 10, 2016

Francisco Rivas Ríos.

El Gobierno de Panamá, en agosto de 2015 y mediante Resolución del Consejo de Gabinete, creó  la Comisión de Alto Nivel de Seguridad Hídrica, para hacer frente a El Niño, impulsando acciones ante la sequía que afecta el territorio nacional, especialmente la región de Azuero. El Comité está integrado, entre otras instituciones, por  el Ministerio de Ambiente (MIAMBIENTE), el Ministerio de Desarrollo Agropecuario (MIDA) y el Instituto de Acueductos y Alcantarillados Nacionales (IDAAN).

Las zonas más afectadas se localizan  en todo el Pacífico panameño, incrementándose en la región del Arco Seco, es decir Los Santos y Herrera, Coclé y Veraguas. En Herrera y Los Santos,  los ríos y quebradas no se recuperaron durante la estación “lluviosa”, pues las lluvias en 2015 fueron esporádicas y débiles.

El IDAAN lidera las acciones orientadas a dotar de agua potable a la población, en este período de crisis. Con un presupuesto de $20 millones impulsa 2 iniciativas principales: a) la ampliación de las plantas potabilizadoras; y b) la construcción de pozos y mantenimiento de tomas de agua.

Estas son medidas conocidas pero que pierden eficacia en la medida que el Cambio Climático profundiza su influencia. Las fuentes superficiales y subterráneas, durante la estación seca, reducen drásticamente sus volúmenes: ¿que agua se va a potabilizar si cada vez es más escasa?, con el agravante de que el sistema de distribución se encuentra altamente deteriorado, con grandes fugas de agua potable. Además, las fuentes de agua muestran preocupantes niveles de contaminación por el vertido de agroquímicos, residuos sólidos y liquidos, estos últimos provenientes de las granjas porcinas. Es conocida la crisis del Río La Villa por la descarga de atrazina (ver  La crisis del agua potable en Azuero, Panamá) y los enormes costos sociales, políticos y financieros.

La construccion de pozos tienen el problema de que el manto freático cada vez a mayor profundidad, y en muchos casos el agua muestra altos nivele de salinidad y contaminación con materiales pesados.

Resumiendo, rios y pozos secos y contaminados, obligan a evaluar opciones tecnologías distintas a las potabilizadoras y acueductos.  La clave se encuentra en la adaptación al Cambio Climático.

Frente a esta situación, organizaciones de la sociedad civil, técnicos y profesionales independientes y una empresa de los Estados Unidos se han dedicado en los últimos 4 meses a diseñar una propuesta para convertir la humedad en agua potable, mediante la construcción de Plantas de Agua Atmosférica (Atmospheric Water).

La propuesta ha sido adaptada a las condiciones de Azuero por la empresa FirstWater representante en Panamá de Atmospheric Water Solutions, Inc.      LogoFirstWaterLa propuesta consiste en tomar la humedad del ambiente, procesarla y convertirla en agua potable. Existe suficiente humedad en las Provincias de Los Santos y Herrera para lograr este objetivo, como se observa en el siguiente gráfico:

Humedad_LosSantosEn la Provincia de Los Santos los niveles más bajos de humedad en los últimos cinco años  (considerados como los más críticos) fue del 61%. Debemos considerar que el 30% es el nivel más bajo aceptable para la operación de la planta, por encima del 60% se considera operacionalmente óptimo. Los datos son similares en la Provincia de Herrera.

En consideración a lo anterior se propone implementar Generadores Atmosféricos de Agua Potable (AWG) en las comunidades que reunan los requisitos sociales e institucionales, dimensionadas para atender el tamaño de su población.

PlantaAWSLa planta atraerá la humedad del aire y la convertirá en agua potable.

  • La planta no requiere ninguna fuente de agua superficial o subterránea.
  • El agua potable será embotellada y entregada a los residentes durante todo el año.
  • El uso de este tipo de agua potable durante la temporada de lluvias, reducirá la presión sobre los pozos, permitiendo su recarga hídrica para la temporada seca.
  • Durante la estación seca se convierte en una excelente fuente de agua potable.

Se ha presentado el siguiente cuadro comparativo:

ComparativoLa propuesta será presentada a consideración de autoridades gubernamentales, locales, sociedad civil, centros universitarios y sector empresarial, en Chitré el 14 de enero. Estarems informando de los avances de esta propuesta.

SAVIM: RESILIENCIA FRENTE AL CAMBIO CLIMATICO EN AZUERO

noviembre 13, 2015

Francisco Rivas Rivas.
apronad@gmail.com
https://www.facebook.com/apronadpanama/

Contexto: Arco Seco y Cambio Climático.

Para entender la importancia de las actividades que desarrolla SAVIM (las siglas de “Sembremos un Árbol, Vivamos Mejor”), se hace necesario explicar brevemente los conceptos de “Arco Seco”, “Región de Azuero”, “Cuenca del Río La Villa” y “Subcuenca del Río Estivaná”.

La Región del Arco Seco la componen las provincias del área central del istmo de Panamá: Coclé, Herrera, Los Santos y Veraguas. En esta Región se localizan 10 Cuencas Hidrográficas como se observa a continuación:

CuencasArcoSecoPty

CuencasHidrograficas_ArcoSecoPty

Se encuentran tres (3) tipos de clima, los cuales son clima tropical muy húmedo, clima tropical de sabana y clima tropical húmedo con influencia del monzón (régimen de vientos, fig.1). Los primeros dos tipos son predominantes y se distribuyen en las provincias de Veraguas, Herrera, Los Santos y Coclé, mientras que el último, se limita a una pequeña franja de las partes nortes (altas) de las cuencas San Pablo y Santa María.

El Arco Seco se caracteriza por una gran variabilidad climática natural, la cual consiste en pronunciadas temporadas de sequía y escasez de lluvia incluso en periodos que en otras regiones del país están en la temporada lluviosa.

La Cuenca Hidrográfica del Río La Villa se localiza en la vertiente del Pacífico, en la Península de Azuero, entre las coordenadas geográficas 7º 30´ y 8º 00´ de latitud norte y 80º 12´ y 80º 50´ de longitud oeste, y cubre el 57.39% de la provincia de Herrera y un 42.61% de la provincia de Los Santos. Su forma es alargada y bastante ancha en la parte alta y más angosta a medida que se aproxima al océano Pacífico.

Tiene un área de drenaje de 1,295.45 km2 y una elevación media de 135 msnm. El punto más alto de la cuenca es el Cerro Cacarañado, ubicado al suroeste de la cuenca, con una elevación de 957 msnm, el cual es el límite entre las provincias de Herrera y Los Santos. Su río principal, La Villa, tiene una longitud de 125 kilómetros.

El Río La Villa abastece a 4 potabilizadoras que sirven a 118,903 habitantes en Herrera y 100,058 en Los Santos según datos del IDAAN correspondientes al año 2012. En ese período el IDAAN distribuyó (millones de galones), 3,583.0 en la provincia de Herrera y 3,583.0 en la provincia de Los Santos.

La Cuenca del Río La Villa se estructura en 9 Subcuencas: Quebrada Grande, Qebrada Pesé – Río La Villa, Quebrada Piedras – Río La Villa (alto), Quebrada Salitre – Río La Villa (medio), Río El Gato, Río Esquiguita, Río Estivaná, Río Tebarito y Río La Villa (bajo).

CuencaySubcuencasRioLaVilla

La Subcuenca del Río Estivaná es el principal afluente del Río La Villa, cuenta con una superficie de 296.1 Km² y el caudal medio de la fuente es de 7.8 m³/seg. La subcuenca enfrenta dos situaciones: 1) la variabilidad climática natural como consecuencia del “Arco Seco”; y 2) las acciones depredadoras provenientes de un modelo de producción insostenible que contribuyen al Cambio Climático. La subcuenca se caracteriza por la escasa nubosidad, la radiación solar intensa, suelos extremadamente secos ausentes de humedad, brisas veraniegas y fuentes naturales de agua agotadas.

Posee un bajo nivel de recarga hídrica y actividades agropecuarias mal manejadas, de naturaleza extensiva. La deforestación continúa en pro de la ampliación de una frontera agropecuaria no sustentable, lo que ocasiona erosión, degradación y desertificación de suelos.

Además, el vertido de residuos líquidos y sólidos de la actividad porcina y lecherías directamente en el río Estivaná y otros afluentes del río La Villa, sin tratamiento previo, produce contaminación y mala calidad de las aguas.

El Grupo Ecológico SAVIM (Sembremos un Árbol, Vivamos Mejor).

SAVIM surgió hace 10 años como una iniciativa de 5 familias dedicadas a la pequeña producción agropecuaria, interesados en hacerle frente al problema de la acelerada deforestación que caracteriza en general a las comunidades santeñas. Se localiza en la Comunidad El Calabazo, Corregimiento de Las Palmas, Distrito de Macaracas, Provincia de Los Santos. SAVIM también ha incursionado en el reciclaje de basuras plásticas.

En 10 años de existencia ha plantado y vendido miles de plantones frutales y forestales. Recientemente, en plena sequía, en el mes de agosto de 2015, SAVIM logró vender 3,000 plantones a MIAMBIENTE, demostrando una gran capacidad de resiliencia frente al cambio climático que asola la región. A continuación presentamos una vista del Vivero Forestal Comunitario propiedad de SAVIM:

Vivero1SAVIM

ProduccionplantasCal (4)

ProduccionplantasCal (2)

A continuación veremos el tipo de plantas que se producen en el Vivero Forestal Comunitario de SAVIM (2014):

PlantacionSAVIM

En 2015 SAVIM realizó un ejercicio de planificación estratégica, con los siguientes resultados:

Visión.
“En el año 2020 en el corregimiento de Las Palmas de Macaracas se ha mejorado sustancialmente la situación ambiental producto del cumplimiento de las leyes por parte de las instituciones y la comunidad”.

Misión
“SAVIM, Grupo Ecológico apoya al corregimiento de Las Palmas en la realización de acciones que contribuyen al mejoramiento ambiental a partir de capacitaciones, jornadas de reforestación, limpieza, reciclaje y comercialización de productos, elevando así la calidad de vida de todos”.

Problema comunitario principal.
El problema central identificado se centra en la carencia de vías de acceso adecuadas, electrificación, bus colegial que movilice a los estudiantes que van a los diferentes centros educativos de la provincia, áreas de recreación para el sano esparcimiento, falta de empleo y la carencia de un sitio apropiado para vender la producción (mercado),

Objetivos específicos.

El Grupo Ecológico SAVIM se ha planteado como objetivos:

  • Establecer viveros para la reforestación de áreas con poca cobertura boscosa.
  • Establecer viveros con fines de paisajismo.
  • Promover y desarrollar viveros forestales con el objetivo de rescatar la vegetación de la comunidad y proteger las fuentes de agua.

El Proyecto Silvopastoril.
Luego de 10 años de acciones fructíferas, SAVIM se ha propuesto impulsar el Proyecto: “Establecimiento de un Sistema Silvopastoril en la Comunidad de El Calabazo, Provincia de Los Santos”. El Proyecto contribuye a la conservación de las Cuencas Media y Alta del rio La Villa en la provincia de Los Santos, las cuales se caracterizan por condiciones topográficas quebradas y onduladas con fuertes pendientes, y cuya fuente de ingreso principal para sus habitantes es la ganadería. Esta zona esta demarcada en puntos clave para área de recarga hídrica.

Para la implementación del Proyecto, SAVIM ha identificado 25 hectáreas de fincas cuyos propietarios forman parte del Grupo y que han aceptado incorporar el sistema silvopastoril. Además, se cuenta con mano de obra de cinco hombres y cinco mujeres, que laboran con facilidad en actividades de producción de plantas, y plantaciones forestales, de manera que para efectos de la incorporación de los componentes forestales y la siembra de los pastos mejorados, no se requiere la contratación de otra mano de obra; lo cual incorporarán como contrapartida.

Un aspecto de especial importancia será el uso de herbicidas para la eliminación de las malezas y pastos ajenos al que será incorporado, mezclándolos con un adherente, para evitar que el herbicida sea lavado con facilidad hacia otras partes ajenas al follaje al cual fue aplicado.

Los objetivos específicos del Proyecto son:

  1. Mejorar las fuentes de forrajes y, en general, las fuentes proteicas para el ganado.
  2. Incorporar el componente forestal a las fincas.
  3. Mejorar los caudales de las fuentes superficiales.
  4. Permitir la regeneración natural en las partes altas de las fincas.
  5. Mejorar el bosque de galerías de las fuentes superficiales.

Se estima que el costo del Proyecto es de $ 36,786.87, con un aporte propio de SAVIM de $ 15,237.50. Ahora se encuentran realizando gestiones para completar los $ 20,237.50 restantes.

La resiliencia frente al cambio climático.

Se ha definido la resiliencia como la “capacidad de un sistema social o ecológico para absorber una alteración sin perder su estructura básica, sus modos de funcionamiento, su capacidad de auto organización, ni su capacidad de adaptación al estrés y al cambio”. Las comunidades santeñas han enfrentado dramáticas condiciones adversas como consecuencia del cambio climático.
Propietarios de pequeñas explotaciones agropecuarias en la comunidad de El Calabazo, han decidido por su propia iniciativa, y con un escaso apoyo gubernamental y de otro tipo, impulsar la reforestación y ahora el establecimiento de sistemas silvo pastoriles.

En momentos en que sobran los discursos para mitigar los efectos del cambio climático, tal vez estas pequeñas iniciativas comunitarias logren el apoyo que se merece.

Reforestation Project Provinces of Herrera and Los Santos, Panama

noviembre 11, 2015

Francisco Rivas Rivas.
apronad@gmail.com
https://www.facebook.com/apronadpanama/

Mapa_Azuero

Tomado de Mapa c. Proyecto Ecológico Azuero (www.proecoazuero.org).

The Project has defined goals for access to a total technology package of forestry development in 25,000 hectares and consists of four stages:

1st stage studies for zoning of forest crops, its forest and industrial economic feasibility Herrera and Los Santos.

2nd stage, environmental impact studies in the areas chosen by the provincial authorities and the private sector.

3rd stage development of a regional reforestation project under the Clean Development Mechanism (CDM) in deforested areas and creating two Private Investment Corporations.

4th stage, creating a Training Center and Technological  Development in the Region.

View the PPT presentation on this link: Reforestation Project

Estrategia para salvar el Río La Villa, Panamá

julio 16, 2014

Francisco Rivas Rivas.
apronad@gmail.com
https://www.facebook.com/apronadpanama/

 

Bibliografía.

La Cuenca Hidrográfica del Río La Villa, es una de las más estudiadas de Panamá. También es una de las cuencas sobre las que se han formulado más advertencias y elaborado más propuestas para su ordenamiento y restauración. Uno de los tantos incidentes de contaminación, ocurrido en junio de 2014, mereció una atención destacada en los medios de comunicación, pero curiosamente toda la valiosa información científica ha sido ignorada.

Entre 2007 y 2009 el Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza (CATIE), mediante contratos de consultoría con la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM), elaboró documentos que diagnosticaron los problemas del Río La Villa y sugirieron acciones para su ordenamiento y restauración. Sugerimos a los estudiosos la consulta de los siguientes documentos:

  • CATIE, Diagnósticos biofísico, socioeconómico y línea base de las cuencas hidrográficas de los Ríos Bayano, Chiriquí, Chucunaque, Río Grande, La Villa, Santa María y Tuira, Panamá, Octubre de 2007, páginas 170 a 210.
  • CATIE Panamá, “Manejo integral de la cuenca del río La Villa”, En: InfoCATIE Panamá, Año 9, No.1, mayo 2009, 12 páginas
  • CATIE, et. Als, Plan de Ordenamiento Territorial Ambiental de la Cuenca Hidrográfica del Río La Villa, Panamá, 2008, 132 páginas.
  • Alexis De La Cruz Lombardo,  Evaluación de La Calidad Físico-Química y Microbiológica de La Cuenca de Río La Villa, Península de Azuero, Proyecto de Investigación, Universidad de Panamá, 2008.
  • ANAM, Plan Nacional de Gestión Integrada de Recursos Hídricos de la República de Panamá, 2010-2030, Panamá, 2011. (Aunque aborda todas las cuencas hidrográficas de Panamá, contiene información específica del Río La Villa).

Los 6 males de la Cuenca del Rio La Villa.

1. La mala calidad de las aguas.

El deterioro de la calidad del agua del Río La Villa ha sido constatada en todos los estudios realizados. Los factores que inciden en este problema son, principalmente:

Manejo inadecuado de los residuos sólidos: (i) hábitos y actitudes inconvenientes de la población (quemas a cielo abierto, entierro de los residuos y lanzamiento de basuras a ríos y quebradas), (ii) reducida cobertura de la recolección y transporte de los residuos, localizada en las cabeceras de los principales distritos; (iii) vertederos municipales (Chitré, Los Santos, Las Tablas, Macaracas, Las Minas, etc.) convertidos en focos de contaminación en donde los residuos se queman a cielo abierta en forma permanente, generando dioxinas y furanos.

Vertidos de residuos líquidos sin tratamiento (aguas negras y grises).  (i) Valores de coliformes fecales en la parte baja del río la Villa, mayores de 2000 CFU ICA con valores menores a 50, en el 83%; (ii) Contaminación de las aguas las excretas del ganado bovino (82.9% del territorio de la cuenca en uso agropecuario); (iii) actividades porcinas sin manejo de aguas residuales. Menos de 30% de la industria en esta actividad reutilizan los desechos o cumplen con la infraestructura de manejo de los desechos orgánicos y los que tratan de cumplir con la misma, la mayoría de los sistemas no funcionan correctamente.

Excesivo uso de agroquímicos. La principal actividad económica de la cuenca, es la agricultura y ganadería. El 70% de los productores utilizan agroquímicos en alguna fase de la producción. La utilización de agroquímicos se ha incrementado recientemente con el inicio de la producción de etanol, lo cual ha requerido una mayor producción de caña de azucar, la cual a su vez demanda un mayor volumen de agroquímicos, principalmente para eliminar las malezas.

2. Limitada disponibilidad de agua para consumo humano.

Usuarios_RLaVillaLa disputa de los usuarios de la Cuenca del Río La Villa puede conducir a corto plazo a graves conflictos sociales. La Cuenca Hidrográfica del Río La Villa mantiene aún el “equilibrio”  (la oferta alcanza a cubrir la demanda), pero en los meses de diciembre a abril, se presentan severos déficit,  lo cual la hace  vulnerable a cualquier variación de la oferta y a demanda.

La expansión del sector servicios y comercio, del cultivo y procesamiento agroindustrial de la caña de azucar para la producción de etanol, empezará a competir con las necesidades de la población.

La situación de desequilibrio empieza a manifestarse  especialmente en la Provincia de Los Santos en donde: a) las fuentes subterráneas se agotan y su calidad se deteriora continuamente, por lo cual la competencia por el agua se está agudizando; y b) el carácter disperso de lapoblación, fundamentalmente rural, encarece el costo per cápita. De acuerdo con la información proporcionada por el IDAAN, se carece de datos específicos para localizar  nuevas fuentes subterráneas, las cuales abastecen en un 90% la demanda de la población y que se están agotando.

El desequilibrio podría intensificarse en el futuro proximo como consencuencia de los siguientes procesos:

Contaminación de las aguas superficiales. Parámetros hidrológicos con valores que demuestran niveles altos de contaminación.

Alteración en los caudales de los ríos y fuentes de agua. Disminución de los caudales en la temporada seca y aumento en temporada lluviosa,

Demanda para otros usos (Parte Baja de la Cuenca). El 11% de la demanda de agua actualmente es de tipo comercial. Demanda de 13 millones de galones de agua en la parte baja. Los usuarios registrados en la ANAM, en su mayoría utilizan el agua para actividades agrícolas e industriales y la demanda es en época seca donde los niveles son más bajos.

Los pozos bajan rendimientos. Muchos productores e industriales utilizan agua de pozos. La demanda de agua de pozos en la cuenca es de 9,188.50 m3/hora

Falta protección de zonas de recarga hídrica. La demanda está cerca de rebasar la recarga. La Quebrada Salitre-río La Villa, Río Estibaná y río Esquiguita tienen bajo nivel de recarga hídrica y se encuentra en áreas de sobreuso por actividades agropecuarias

3. Mala calidad del aire. 

La práctica generalizada de quema a cielo abierto de residuos sólidos urbanos y agrícolas, especialmente durante los meses de la estación seca, generan una elevada contaminación atmosférica con afectaciones a la población rural y urbana en términos de enfermedades respiratorias y a mediano y largo plazo, el surgimiento de enfermedades crónicas y degenerativas por la liberación de dioxinas y furanos.

4. Pérdida de la cobertura vegetal de la cuenca.

Deforestación. Sólo 12.7% de la cuenca cuenta con bosque maduro y secundario. 39.3% de la superficie de la cuenca está dedicada a las actividades agropecuarias y 43.6% en matorrales y rastrojos lo que indica que se encuentran deforestadas igualmente.

Uso intensivo de tierras de protección.(i) Zonas de recarga hídricas en la parte media, en uso agropecuario, (ii) Áreas con pendientes y vocación forestal en la parte alta con desarrollo de actividades agropecuarias; (iii) Bosque de galería en las zonas bajas y medias con actividades de producción; (iv) Áreas de bosque en toda la cuenca sustituidas por actividades de producción.

Agricultura sin planificación. (i) 68.4% de la superficie de la cuenca se encuentra en sobreuso; (ii) tierras de vocación forestal con desarrollo de sistemas agrícolas; (iii) actividades agrícolas con características extensivas en toda la cuenca.

Quemas e incendios forestales. 80%  de  los  productores  utiliza  como método tradicional la quema para preparar el terreno

Pérdida de cobertura forestal de las riberas de los ríos. El 40% de las riberas de las fuentes de agua se encuentra sin bosque de galería en la parte media y baja de la cuenca del río La Villa.

5. Baja productividad de la tierra.

Pérdida de la fertilidad de los suelos. (i) 10.6% de la cuenca con niveles críticos de erosión; (ii) necesidad del uso de fertilizantes para el mejoramiento del suelo.

Suelos de baja capacidad para la producción. (i) 72% de suelos sin capacidad para desarrollo de la agricultura; (ii) a más del 50% del terreno agrícola se aplican abonos, en el cultivo de los principales rubros.

Suelos erosionados. 10.6% de la cuenca con niveles críticos de erosión.

Sistemas de producción sin prácticas de conservación de suelos y aguas. 80% de los productores utilizan el método de tumba, roza y quema y no aplican sistemas de conservación de suelos.

Pérdida del pasto en tierras altas por bajas temperaturas, alta humedad y lluvia. (i) Se ha presentado en varias ocasiones en los meses de octubre y noviembre en áreas mayores a 900m de altura; (ii) se ha reporta cabezas de ganado muerto por este fenómeno climático.

No existe mercado público para productores. No existe infraestructura o mercados públicos establecidos en el área, sólo pequeños ranchitos en donde algunos productores exhiben sus productos.

Falta de planificación del uso de la tierra (solo oferta, no hay mercadeo). El 100% de los pequeños agricultores trabajan sin conocimiento del mercado, por lo cual fácilmente son expoliados por los intermediarios.

 6. El fracaso del Estado en la Cuenca Hidrográfica del Río La Villa.

El estado panameño ha contado con 4 instrumentos para prevenir a tiempo la crisis del Río La Villa. Estos son:

La Ley N° 44 (De 5 de agosto de 2002), la cual estableció  el “Régimen Administrativo Especial para el manejo, protección y conservación de las cuencas hidrográficas de la República de Panamá”. (Véase http://www.anam.gob.pa/images/stories/documentos_pdf/LEY_44_%20DE_CUENCAS.pdf). Esta Ley establece taxativamente: “Artículo 3. La Autoridad Nacional del Ambiente será el ente público encargado de diagnosticar, administrar, manejar y conservar las cuencas hidrográficas de la República de Panamá, en coordinación con las Instituciones sectoriales con competencia ambiental que integran el Sistema Interinstitucional Ambiental, con las Comisiones Consultivas Ambientales, establecidas en la Ley 41 de 1998, y con los Comités de Cuencas Hidrográficas creados en la presente Ley”.

La Dirección Gestión Integrada de Cuencas Hidrográficas (DGICH), de la ANAM. La DGICH tiene como una de sus funciones: “Formular e implementar estudios e investigaciones que permitan conocer en profundidad los procesos que determinan la cantidad y calidad de los flujos de agua en la tierra, y los efectos sobre el entorno”. (Véase http://anam.gob.pa/index.php/article-categories/direccion-gestion-integradas-de-cuencas-hidrograficas ) .

El Comité de Cuenca del Río La Villa. En noviembre  de 2011 se inició el proceso para la creación de este Comité, para lo cual fue contratada incluso una consultora por 8 meses. Se realizaron talleres “diagnóstico” con funcionarios gubernamentales… pero en ninguno se logró anticipar la crisis que se avecinaba.

El Plan de Ordenamiento Territorial Ambiental de la Cuenca Hidrográfica del Río La Villa. Elaborado por CATIE en noviembre de 2008. Según se indica en el documento, está elaborado con un horizonte de 15 años pero se estima un periodo de 10 años para el logro de impactos representativos.  El plan de ordenamiento contempla cinco ejes estratégicos y once programas de actuación:

Ejes estratégicos:

  • La producción sostenible.
  • Gestión integrada de los recurso hídrico.
  • Recurso natural (suelo, flora, fauna y aire).
  • Equipamiento territorial.
  • Fortalecimiento de capacidades.

Programas de actuación:

  • Programa de desarrollo agropecuario.
  • Programa de conservación de suelos.
  • Programa de manejo de riesgos.
  • Programa de manejo y conservación de aguas.
  • Programa de protección y manejo de fuentes de agua y zonas de recarga hídrica.
  • Programa de desarrollo forestal.
  • Programa de recuperación y conservación de ecosistemas terrestres y recursos marino costeros.
  • Programa de desarrollo urbano.
  • Programa de mejoramiento de servicios básicos.
  • Fortalecimiento institucional.
  • Capacitación y educación ambiental.

Para estas acciones, fue indicado en 2008, era  necesaria una inversión de cincuenta y siete millones de dólares (US.$) 57,000,000 de los cuales veintidós millones (US.$22,000,000) serían destinados a infraestructura, la cual es importante tomar en cuenta considerando la situación actual del territorio en planificación y para lograr que este desarrollo sea integral.

Este importante documento se puede bajar aquí:  https://apronadpanama.files.wordpress.com/2014/07/plan_de_ordenamiento_territorial_cuenca_-la-villa.pdf

(considerando que consta de 113 páginas, aun en formato Pdf es bastante pesado).

Resumiendo, una ley que resultó ser letra muerta, una DGICH inoperante, un Comité de Cuenca del Río La Villa que nunca termino de constituirse y un Plan de Ordenamiento del Río La Villa que fue engavetado …posiblemente por su costo.

Lineamientos de corto plazo para enfrentar el problema.

1. Sin participación de la sociedad civil no podrá salvarse el Río La Villa.

Como quedó señalado anteriormente el estado panameño contaba con los instrumentos legales,  administrativos y técnicos para prevenir la crisis del Rio La Villa. La gran ausente fue la sociedad civil organizada, lo cual demuestra una vez más que, sin una participación de activa de la población, los problemas no podrán ser resueltos solo en manos de funcionarios públicos.

El instrumento creado para la participación de la sociedad civil es el Comité de Cuenca, pero la legislación es mezquina en otorgarles espacios. De acuerdo con la Ley No 44, el Comité de Cuenca lo integran 7  Directores Regionales (ANAM, MIDA, MINSA, MICI, AMP, IDAAN, MIVI), los Alcaldes (en este caso son 6), 1 representante de Corregimiento. A las organizaciones no gubernamentales se les reserva solo  1 espacio y a los usuarios de las actividades “representativas” de la cuenca (obviamente sector agropecuario y agroindustrial) 2 espacios. Esta composición del Comité de Cuenca anula cualquier participación de la sociedad civil y lo convierte en un círculo cerrado de funcionarios gubernamentales.

La nueva administración de ANAM plantea “reactivar” el Comité de Cuenca del Rio La Villa, pero esto no basta si el deseo es mantener una relación constructiva con los distintos movimientos sociales que surgieron en Azuero, para enfrentar la situación de crisis. Es necesario abrir las puertas de dicho Comité a los nuevos actores.

El Plan de Ordenamiento Territorial Ambiental del Rio La Villa es un buen punto de partida, para no partir de cero. Convertir dicho documento en un plan de trabajo concreto, con cronograma de cumplimiento y responsabilidades bien definidas, es la tarea que ahora se impone.

 2. La conservación y restauración del Río La Villa cuesta dinero.

Desde luego que todos nos sentiríamos mas aliviados si la ANAM, el MINSA e IDIAP realizaran monitoreos periódicos de la calidad del agua del Río La Villa. Pero esta es una metodología de “final de tubo”, es decir, conocemos los problemas cuando estos son irreversibles.  Lo cierto es que el deterioro ambiental del Río La Villa obedece a factores estructurales, de raíz, cuya solución requiere de planificación y recursos.  Obviamente, no es lo mismo gastar en análisis físico- químicos y biológicos del agua potable que consumimos los azuerenses, que invertir 57 millones de dólares para ordenar y restaurar el Río La Villa.

Es un asunto de prioridades, el señor Martinelli persuadió al país que era necesario invertir más de 2,000 millones de dólares en un Metro, para trasladar a 100 mil personas desde y hacia San Miguelito. Ahora nos corresponde a los habitantes de  Azuero convencer a la nueva Administración gubernamental  de que son necesarios al menos 57 millones para garantizar agua potable, de manera duradera y sostenible, a más de 100,000 personas.

Posiblemente las estimaciones presupuestarias y el tipo de proyectos han variado desde noviembre de 2008, cuando se formularon. Pero es un buen punto de partida para empezar a conversar con el nuevo gobierno:

InversionRioLaVilla1

InversionRioLaVilla2

InversionRioLaVilla3

La crisis del agua potable en Azuero, Panamá

julio 3, 2014

Francisco Rivas Rivas.
apronad@gmail.com
https://www.facebook.com/apronadpanama/

El 20 de junio de 2014, las dos potabilizadoras que se abastecen del río La Villa, en la región de Azuero, Panamá paralizaron operaciones, por el vertido de vinaza, un subproducto líquido de la destilación del mosto en la fermentación del etanol,  así como la presencia inusual del herbicida atrazina en el caudal del río La Villa, cuyos efectos son tóxicos para el ser humano y animales.

El Ministerio de Salud (MINSA) alertó a los habitantes para que no consumiera el agua de grifos, por los altos niveles de toxicidad, además, se suspendieron las clases en los escuelas y colegios públicos y privados, en espera de una nueva notificación del MINSA para reanudarlas. La población ha mostrado signos de desesperación ante la escasez de agua embotellada en tiendas y supermercados, en un clima de rumores alarmistas.

Este es un problema que ha sido identificado y caracterizado hace más de una década. En el  Plan de ordenamiento territorial ambiental de la cuenca hidrográfica del río La Villa, elaborado por CATIE, para la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM), en el año 2008, podemos leer:

“Como resultados generales obtenidos por Arden & Price 2002 se puede apreciar que, los índices de calidad de agua tienen valores que reflejan un grado de contaminación incluso en la época de lluvia, ya que algunos puntos para esta época resultaron con valores menores de 70 que la califican como regular, en los puntos de Estivaná y río La Villa parte baja.

Estos valores disminuyen aún más enla época seca que se reducen también los caudales. Para esta época, los valores del ICA menores de 70 se reflejan en nueve de los 11 puntos de muestreos. Los puntos Estivaná, Llano de Piedra y Las Cabras en quebrada Pesé-río La Villa muestran un índice muy bajo, cercano a la característica que lo valora como “Malo”.

Para el caso de los análisis realizados por CATIE en enero de 2008, se muestra que sólo en dos puntos se refleja según el ICA, una calidad de agua que se puede considerar como buena, cinco puntos como regular y el punto de quebrada Grande por su valor de ICA se puede considerar como malo”.

El propósito de este artículo es  presentar las causas y alternativas de solución al grave problema.

 La Península de Azuero.

Azuero_Peninsula_NASALa península de Azuero es la península de mayor tamaño de la República de Panamá y la más meridional de América Central. Está rodeada por el océano Pacífico al sur y oeste y por el Golfo de Panamá al este. Comprende la totalidad de las provincias de Herrera y Los Santos, y la parte sureste de la provincia de Veraguas, en la República de Panamá.

La región de Azuero según el censo de vivienda y población de 2010, cuenta con 202,176 habitantes aproximadamente. La población de Herrera es de 107,911 habitantes, siendo la provincia más poblada de la región; la provincia de Los Santos cuenta con 88,487 habitantes, y el distrito de Mariato (Provincia de Veraguas) es el área menos poblada con 5.778 habitantes.

La Cuenca Hidrográfica del Río La Villa.

El río La Villa es el de mayor  longitud de la península de Azuero. Nace en la cordillera Occidental de Azuero, en la reserva forestal de El Montuoso. Su cuenca hidrográfica abarca territorios de Los Santos y Herrera. DeseUbicación_CuencaRioLaVillamboca en el océano Pacífico en el golfo de Parita, en un amplio estuario entre la provincia de Herrera y Los Santos. En su recorrido por Azuero de oeste a este, atraviesa pueblos como Macaracas, La Villa de Los Santos o Chitré.Posee una extensión de 1,157.5 Km²,  y 107,793 habitantes (50% hombres y 50% mujeres), para una densidad de población de 83.95 hab/km2. Su división política-administrativa incluye 2 Provincias (Herrera y Los Santos), 8 distritos y 48 corregimientos.

En la Provincia de Herrera existen 4 Distritos que forman parte de la Cuenca del Río La Villa:

Las Minas: 138.3 Km² (31.7% de su área total, 5,036 habitantes).

Los Pozos: 345.4 Km² (90.2% de su área total,6,879 habitantes).

Pesé: 115.1 Km² (40.6% de su área total, 11,574 habitantes).

Chitré: 47 Km² (51.6 % de su área total, 50,684 habitantes). En este Distrito se encuentra la principal Toma de Agua.

El incidente que provocó la contaminación del Río La Villa el 20 de junio de 20134 ocurrió en el Distrito de Pesé, específicamente en el Corregimiento Las Cabras (1,914 habitantes), cuando se produjo una rotura de una tubería de conducción de la empresa Campos de Pesé S.A., que participa en la producción de etanol.

En la Provincia de Los Santos, son dos Distritos que se ubican dentro de la Cuenca del Río La Villa:

Macaracas: 299.3 Km² (59.3 % de su área total, 9,021 habitantes).

Los Santos: 212.4 Km² (49.7 % de su área total, 21,829 habitantes). En este Distrito se encuentra la Toma de Agua “Rufina Alfaro”.

La contaminación de la Cuenca del Río La Villa.

El vertido de vinaza y la contaminación con agroquímicos del Río La Villa, forma parte de un proceso continuo de degradación ambiental que se ha intensificado hace 5 años.

La Cuenca se caracteriza por el fuerte crecimiento de la industria procesadora de alimentos, los ingenios, la porcinocultura, los cultivos de exportación, la producción de maíz para el mercado nacional y la expansión urbana. A esto se suma la ganadería extensiva que ocupa la mayor cantidad de espacio en la Cuenca, y la agricultura de subsistencia que está ejerciendo una fuerte presión sobre la cobertura boscosa en la parte alta de la Cuenca.

Utilización indiscriminada de agroquímicos en la agricultura.

Aunque existen varios factores causantes de la contaminación de las aguas de los ríos y quebradas en la Cuenca, los agroquímicos son los de mayor peligro, producto de su masiva e indiscriminada utilización entre agricultores y ganaderos, quienes en su mayoría no siguen las recomendaciones exigidas por el Ministerio de Salud.DIGITAL CAMERA

Un reportaje realizado por el Periódico La Prensa (“Los ríos enfermos de Panamá”) el 1 de diciembre de 2001, hace 14 años,  indicó que la mayor contaminación por agroquímicos se registra  donde se cultiva maíz, tomate, zapallo, arroz, sandía y melón, entre otros productos, cuyos productores, para erradicar la maleza y los insectos, utilizan cantidades herbicidas y plaguicidas en sus cultivos. Finalmente, cuando llueve, los residuos van a parar a quebradas y afluentes del río La Villa. Una de esas malezas que causa mayor dolor de cabeza a quienes cultivan tomate industrial es la pimentilla, obligando al agricultor a invertir una buena suma de dinero en la compra de agroquímicos.

De acuerdo con observadores, está ocurriendo un cambio en las prácticas de cultivo en Azuero: los agricultores cada vez recurren menos al machete para hacer los desmontes y, en vez de la tradicional herramienta, prefiere el uso de plaguicidas para librarse de las malas hierbas, aunque muchas veces desconoce que con ello altera su propia salud y el ecosistema que le rodea.

La atrazina en particular, es utilizada en forma intensiva en los cultivos de maíz, sorgo, pasto, caña de azúcar, piña y potreros.

Igual le ocurre a los ganaderos de los distritos de Macaracas, Guararé, Las Tablas y Los Santos, quienes tienen que fumigar sus fincas con 2-4-D, ATRAZINA, TORDON, para acabar con la pimentilla, contaminando los afluentes de los ríos Estivaná, Guararé y La Villa.

La pimentilla, que fue importada en la década de 1970 desde México, con el objetivo de evitar las erosiones y evitar los taludes cuando se construían algunas represas en el río La Villa, se esparció en todo el país a través de las correntadas de agua y los vientos. Hoy día es como una plaga para el agricultor y el ganadero.

Por otro lado, hace algunos años un informe del Instituto de Investigación Agropecuaria de Panamá (IDIAP) señaló que insectos como la mosca blanca, el gusano del fruto, el minador, las chinillas, la gallina ciega, las hormigas y el gusano cogollero afectan a la agricultura de la región, y para poder erradicarlos y lograr una buena cosecha, se tiene que gastar miles de dólares en la compra de agroquímicos.

Por consiguiente, los principales responsables por la contaminación con agroquímicos del Río La Villa, son los ganaderos y agricultores (incluyendo los que cultivan la caña de azúcar).

 Las excretas del ganado porcino y el uso de químicos para limpieza de galeras.

porquerizaLa producción porcina ha generado un creciente conflicto social con distintos usuarios de la Cuenca. Los ganaderos, empresas agroindustriales y moradores, principalmente, se quejan que las porquerizas están contaminando las fuentes de agua y  el suelo y son el origen de olores molestos.

En el año agrícola 2010/2011 el 38.74% del hato nacional porcino (192,098 cabezas), se localizó en la Cuenca Hidrográfica del Río La Villa. Mientras que en el ámbito nacional el promedio de cabezas por finca porcina fue de 88, en las explotaciones localizadas en esta Cuenca fue de 256. Esta situación se refleja en el desempeño económico de las explotaciones porcinas, pues en tanto a escala nacional las ventas anuales fueron de B/. 8,079.95 en por explotación, dentro de la Cuenca se elevó a B/. 13,506.34.

Los Corregimientos que concentran la producción porcina en la provincia de Los Santos son Las Cruces y Villa Lourdes del Distrito de Los Santos y Llano de Piedra del Distrito de Macaracas; mientras que en la provincia de Herrera están concentrados en los corregimTabla1_ContaminacionRioVillaientos de Las Cabras de Pesé, así como en Monagrillo y Llano Bonito en Chitré.

Las excretas de las explotaciones porcinas se descargan directamente en los efluentes del Río La Villa, causando una elevada contaminación biológica y química, en este último caso por la utilización de materiales de limpieza en sus galeras.

La industria de la caña de azúcar (producción licorera y de etanol).

En  1999 el Río La Villa ya fue contaminado con vinaza, procedente de las tinas y el 24 de julio del 2000, unos 200 mil litros de alcohol puro de Alcoholes del Istmo fueron derramados. Por consiguiente, lo ocurrido en junio de 2014 es un incidente reiterado.

El MINSA y la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM) han señalado como responsable del incidente ambiental de 2014 a la empresa Campos de Pesé S.A., dedicada al cultivo de caña de azúcar. Esta empresa forma parte de un consorcio con una estructura vertical que incluye: Alcoholes del Istmo, S.A. dedicada a la la destilería de alcohol;  Alcoholes del Istmo Internacional, S.A.  especializada en la exportación de alcoholes y aguardientes frescos productos de la destilería, y el Consorcio Licorero Nacional, S.A. – Alcoholes y Rones de Panamá, S.A.  cuyo principal producto es  al envejecimiento de alcohol, formulaciones de rones para marcas privadas y servicio de embotellado.

El grupo empresarial ha experimentado grandes cambios en su propiedad y en su línea de producción, al incorporar  el  etanol a su oferta a partir de 2012. Un primer cambio notable es que Alcoholes del Istmo ha pasado de producir 100 mil litros/día de alcohol industrial a 16 millones litros/día para atender la producción de etanol.

El impacto de la producción de etanol sobre las fuentes de agua, es ampliamente conocido en los países que tienen experiencia en esta actividad. La calidad del agua de los ríos, subterránea, los litorales y manantiales reciben el impacto de un gran aumento de fertilizantes y pesticidas utilizados en la fase agrícola, esto es en la producción de la caña de azúcar.

La producción del etanol utiliza mucha agua. De acuerdo con un estudio publicado en la revista Natural Resources Research, son necesarios 7 mil litros de agua para cultivar 12 kilos de caña, que son usados para la producción de un litro de etanol. Cada litro de etanol genera 10 litros de agua residual contaminada. Además, cada litro de etanol producido genera de 10 a 13 litros de vinaza.

De acuerdo con estadísticas de la Dirección Regional de Herrera de la ANAM (Autoridad Nacional del Ambiente), Alcoholes del Istmo  S.A. está consumiendo 792 m3/día de agua y Campos de Pesé S.A. 1,800 m3/día, esto es, 2,592 m3/día, entre ambas, convirtiéndose en los segundos grandes usuarios de la Cuenca, solo detrás  de las Potabilizadoras de  Chitré (27,252 m3 24 horas) y de Los Santos (20,160 m3 24 horas).

En conclusión, al introducirse la producción de etanol, Campos de Pesé S.A. y Alcoholes del Istmo S.A. están consumiendo más agua procedente de la Cuenca Hidrográfica del Río La Villa y generando más residuos: agroquímicos en la etapa agrícola y vinaza en la industrialización.

El cultivo de la caña de azúcar se caracteriza por un círculo vicioso: la ausencia de buenas prácticas de conservación en la producción demanda cada vez más plaguicidas, lo cual tiene como resultado que las tierras se vuelven menos fértiles y con menores rendimientos por hectárea.  Es necesario, por lo tanto, aplicar mayor cantidad de fertilizantes y dedicar mayor cantidad de terreno a la agricultura, con las consecuentes repercusiones en el ambiente y la salud de las personas. Adicionalmente, la quema de grandes extensiones de cultivo  genera un impacto negativo a la salud de los trabajadores y de habitantes de las comunidades localizadas en un amplio radio de acción,  debido  a la exposición a las emisiones. Este patrón productivo insostenible es la causa de que los problemas ambientales escalen continuamente a una etapa superior, a saber: el uso indiscriminado de plaguicidas, la utilización ineficiente de fertilizantes, emisiones de dioxinas y furanos, degradación del suelo y afectaciones a las aguas superficiales y subterráneas.

El manejo inadecuado de los residuos sólidos (dioxinas y furanos).

En el ámbito de la Cuenca Hidrográfica del Río La Villa, sus 107,793 habitantes estarían generando 86 toneladas/día (800 gramos habitante/día) de residuos sólidos orgánicos e inorgánicos, estimándose de acuerdo a estudios, que en las zonas rurales más pobres se generarían 300 gramos/habitante/día y en las áreas urbanas 1 kgr/habitante/día.

Las 2,587 toneladas mensuales de basura generadas dentro de esta Cuenca son objeto de malas prácticas: se entierran, se depositan en afluentes y el propio Río La Villa, se acumulan en sitios públicos y se queman a cielo abierto tanto en el ámbito doméstico como en los vertederos municipales de Chitré y La Villa. Las quemas a cielo abierto son un factor crítico por sus impactos negativos en la salud de la población y el ambiente.en colores

Cuando la basura “corriente” se mezcla con desechos peligrosos (por ejemplo, plástico PVC, envases de productos agropecuarios, y lubricantes, residuos agrícolas), y luego se quema, entonces se producen humos con sustancias tóxicas (dioxinas y furanos). Las dioxinas y furanos, más exactamente dibenzo-p-dioxinas policloradas (PCDD) y dibenzofuranos policlorados (PCDF) son dos de los diecisiete Contaminantes Orgánicos Persistentes (COP). Luego de liberados a la atmósfera, como resultado de las quemas domesticas y municipales de la basura, las dioxinas y furanos se alojan en todos los compartimentos de los ecosistemas, incluyendo el aire, agua, suelo, además en los productos.

Se trata de sustancias químicas extremadamente tóxicas capaces de afectar la salud de los seres humanos y animales a muy bajas concentraciones. Sus efectos en los seres vivientes pueden ser evidentes en concentraciones muy bajas del orden de microgramos (ug= .001 partes por millón) o incluso más pequeñas, de partes por trillón (ppt) (.000001 partes por millón).

Las dioxinas y furanos pueden causar efectos crónicos, como cáncer y malformaciones congénitas en animales y seres humanos. La mayoría de ellos pueden afectar el sistema endocrino (hormonal). Es decir, pueden entrar a las células e imitar o bloquear la acción normal de las hormonas, pudiendo provocar serios efectos en el sistema de defensas de nuestro organismo, el desarrollo de la inteligencia, fertilidad y la reproducción, especialmente si la exposición ocurre en los períodos críticos del desarrollo del feto.

En la Cuenca del Río La Villa existen principalmente 3 vertederos municipales en donde se queman continuamente toneladas de residuos sólidos a cielo abierto, generadores de dioxinas y furanos: Chitré, Los Santos y Las Tablas. Pero en la totalidad de los Municipios es igualmente una práctica cotidiana, a lo que debemos sumar las quemas de basuras en los patios de las casas y sitios públicos.

A los agroquímicos y la vinaza, debemos agregar entonces los peligrosos contaminantes Dioxinas y Furanos provenientes del manejo inadecuado de los residuos sólidos.

Conclusiones.

1. En el último decenio el Río La Villa ha sufrido un proceso continuo de degradación ambiental, como resultado de las actividades humanas. Desde grandes empresas hasta humildes campesinos,  utilizan prácticas insostenibles tales como la roza y quema, el sobrepastoreo, cultivos a favor de las pendientes, utilización inadecuada de los suelos de vocación agrícola, la deforestación, la utilización masiva de agroquímicos, y el manejo inadecuado de los residuos sólidos en el contexto de una expansión urbana caótica.

2. El incidente del 20 de junio de 2014, en cuanto al vertido de vinaza al Río La Villa, es claramente una responsabilidad de la empresa Campos de Pesé, S.A..  Es posible que la infraestructura (tinas) de las empresas que se dedican a la producción de etanol, con el incremento sustancial de los residuos líquidos, muestre síntomas de obsolescencia, una característica negativa de la industria del etanol en muchos países.

3. Pero atribuir a estas empresas la unica responsabilidad por la presencia de atrazina en el Río La Villa, carece de fundamento. El uso indiscriminado de agroquímicos es de larga data, y son responsables propietarios de fincas ganaderas y productores agrícolas, incluyendo los que se dedican a cultivos de exportación. El sector azucarero, especialmente con la producción de etanol, es también un gran consumidor de agroquimicos, pero no el único.

4. La degradación ambiental del Río La Villa se debe igualmente, en gran medida, al uso inadecuado de los residuos sólidos, por ser un factor crítico en la contaminación de suelos, aguas subtérranes y superficiales y la liberación de dioxinas y furanos, debido a la practica de la quema a cielo abierto, los cuales poseen un nivel de toxicidad superior a la atrazina.

5. Si la contaminación del Río La Villa mostraba signos alarmantes, al menos desde hace 5 años, ¿por qué hasta ahora las autoridades gubernamentales advierten que el agua no es potable?. Existen varias posibilidades: a) que el MINSA y la ANAM carecen de un sistema de monitoreo de la calidad de agua del Río La Villa y sus afluentes; b) que se realizaron monitoreos, pero los análisis de la calidad de agua se enfocaron en parámetros físicos y microbiológicos, mas no químicos; 3) que los análisis fueron realizados con anterioridad, y reflejaron la presencia de agentes químicos, pero se abstuvieron de informar para evitar “alarmar” a la población, una práctica usual en todos los gobiernos.

6. El incidente del 20 de junio es la punta del iceberg, un claro indicador de que el Río de La Villa se encuentra al borde del colapso, como resultado de años de degradación ambiental continua e incrementada, ante la desidia de tirios y troyanos, funcionarios gubernamentales, empresarios, autoridades locales y ciudadanía.

7. Restaurar la Cuenca del Río La Villa es la tarea estratégica que se impone. Será necesario reestructurar todo el sistema productivo para que adopte prácticas ambientalmente sostenibles, pasar a una ganadería y agricultura y agroindustria sostenibles. Para lograrlo se requerirán grandes inversiones,  posiblemente cientos de millones de dólares y el aporte de científicos y técnicos. Porque en material ambiental, – que nos quede de enseñanza -, lo más caro es reparar lo destruido.

Azuero Verde: Conclusiones de la Reunión de Intercambio .

julio 12, 2011

 

Francisco Rivas Ríos.
apronad@gmail.com
https://www.facebook.com/apronadpanama/

Reunión de Intercambio Hacia una Estrategia Concertada para la Conservación y Protección de la Cuenca del Río La Villa  – Jueves 23 de junio de 2011 – Salón Azul de la Universidad Tecnológica de Panamá, Centro Regional de Azuero.

Francisco Rivas R.

El jueves 23 de junio de 2011, en el Salón Azul de la Universidad Tecnológica de Panamá, Centro Regional de Azuero, se han reunido representantes de instituciones gubernamentales, sector privado y de la sociedad civil de Azuero, para realizar un intercambio de opiniones sobre las causas y alternativas de solución a los problemas que están afectando a la Cuenca del Río La Villa.

El Profesor Osvaldo Solís presentó en forma resumida, como punto de partida, los principales de hallazgos de diversos estudios realizados sobre la Cuenca del Río La Villa. La información disponible indica una severa degradación ambiental como resultado de la deforestación, quemas, erosión y sedimentación, desertificación, cacería ilegal y contaminación ambiental. Sobre estos problemas actúa el cambio climático, con el riesgo de que se produzca a mediano plazo un desbalance entre una mayor demanda total de agua, con respecto de la oferta potencial.

Los participantes de la Reunión realizaron aportes acerca de las causas de estos problemas, enfocándose en las prácticas agropecuarias insostenibles, el crecimiento urbano caótico, hábitos y actitudes contrarios a la conservación ambiental frente a la naturaleza y la escasa coordinación interinstitucional y con los actores privados y de la sociedad civil.

 Identificados los problemas principales, los participantes presentaron propuestas como alternativas de solución.

Con relación a la coordinación interinstitucional, se recibió la información que se ha elevado una propuesta a la Administración General de ANAM, para crear una Unidad Ejecutora que unifique a las Direcciones Regionales de Herrera y Los Santos, con el objetivo de implementar de proyectos destinados a la conservación y protección de la Cuenca del Río La Villa. Esta iniciativa fue valorada positivamente por todos los asistentes.

En adición a lo señalado, se sugirió avanzar hacia la constitución de un Comité de Cuenca, el cual sería convocado por la ANAM – Regional Los Santos, con participación de entidades gubernamentales relacionadas, organizaciones de la sociedad civil y gremios del sector privado. En el proceso de creación del Comité de Cuenca – lo cual está contemplado en los planes de ANAM – es posible alcanzar acuerdos y consensos entre todos los actores involucrados, en torno a las tareas de conservación y protección ambiental.

Se consideró que un instrumento valioso es el Plan Ordenamiento Ambiental Territorial del Río La Villa. La tarea pendiente es impulsar su implementación, a partir de un Plan Operativo de corto plazo (anual). Se considera que existen una serie de iniciativas, programas y proyectos, algunos de larga data, los cuales requieren ser implementados lo más pronto posible.

Existió consenso en torno a la importancia de promover el pago por servicios ambientales, para lo cual se sugiere solicitar el financiamiento de un proyecto específico en el marco de la estrategia de Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación  de Bosques en Panamá (REDD), con amplia participación público – privada en su identificación, diseño e implementación.

Iniciativas de esta índole, sumadas a una mayor participación de las sedes regionales universitarias en la investigación aplicada, pueden contribuir a modificar los actuales patrones productivos en la perspectiva de una agricultura y ganadería sostenibles. La agroforestería, el agroturismo, los sistemas silvopastoriles, la producción más limpia (P+L) y la producción orgánica se ofrecen como alternativas rentables para los productores, y al mismo tiempo compatibles con la conservación de los recursos naturales.

Aspecto fundamental, dentro de una estrategia concertada, es el desarrollo continuado de la educación ambiental. Al respecto se indicó que existió un esfuerzo conjunto entre la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM) y el Ministerio de Educación (MEDUCA) para promover la educación ambiental en los centros educativos, el cual debe ser continuado, aprovechado la existencia de Guías Didácticas disponibles para orientar la labor de los educadores. Además, debe proporcionarse apoyo a las organizaciones de la sociedad civil que se encuentran ejecutando proyectos de educación ambiental no forman en las comunidades.

 Los participantes sugirieron hacer llegar estas conclusiones a los tomadores de decisión, en la esfera gubernamental y difundirlas en los medios de comunicación colectiva. Así como dar continuidad  mediante la realización de encuentros sectoriales.


SOSTENIBILIDAD DE LOS PROYECTOS DEL CORREDOR BIOLOGICO MESOAMERICANO DEL ATLANTICO PANAMEÑO (CBMAP)

junio 14, 2011

Francisco Rivas Ríos.
apronad@gmail.com
https://www.facebook.com/apronadpanama/

El Corredor Biológico Mesoamericano del Atlántico Panameño (CBMAP II) ha aprobado 17 proyectos comunitarios (CESIA 3-4), en el ámbito de las Áreas Protegidas: Cerro Hoya,La Tronosa, Isla Iguana e Isla Caña, en la Provincia de Los Santos.

Los proyectos destinados a instalar zoocriaderos de iguana verde y conejo pintado suman 7 (41%); los proyectos silvopastoriles y de reforestación son igualmente 7 (41%), mientras que los restantes 3 se refieren a la construcción de un restaurante, actividades ecoturísticas en general y el manejo sostenible de huevos de tortuga.

 1. Garantizar la sostenibilidad de la zoocría.

El “boom” de la zoocría en Panamá, es una tendencia que han experimentado varios países de América Latina, los cuales generalmente enfrentaron problemas para garantizar la sostenibilidad de estos establecimientos, con el efecto subsecuente de la clausura de gran parte de ellos. Existe el riesgo de que las inversiones realizadas por el CBMAP II puedan perderse, si no se aplican de inmediato medidas destinadas al fortalecimiento de los grupos.

 Entre los problemas detectados se enumeran:

  • Mala gestión del zoocriadero.
  • Poca  formación  de  los grupos en temas de gestión de zoocriaderos y gestión empresarial.
  • Mala  organización de los grupos entre sí, pues cada  uno gestiona su propio zoocriadero.
  • Poca variedad  de las especies producidas.
  • Incertidumbre  sobre  el rendimiento económico de la producción, pues no se conocen con exactitud los costes del  mantenimiento del zoocriadero.
  • El  cumplimiento  parcial  de  las funciones  del  regente.  Muchas veces,  el  administrador  no  tiene  la formación  necesaria para trabajar en los zoocriaderos  de iguanas verdes y conejo pintado.

Líneas de acción sugeridas

Se hace necesario contratar a una entidad que  proporcione seguimiento a todo el proceso de gestión técnica, organizativa, financiera y comercial a los 7 proyectos de zoocriaderos aprobados, conforme a los Términos de Referencia que serán elaborados para tal efecto y bajo la directa supervisión de la Dirección Regional ANAM (Autoridad Nacional del Ambiente) – Los Santos.

Esta entidad tendría la responsabilidad de:

  • Diseñar y realizar cursos de  formación  para  los grupos, adaptados a sus necesidades y características especificas, con el propósito de mejorar la gestión de los zoocriaderos. Acompañar estos cursos de asistencia técnica en campo (capacitación in services).
  • Gestionar  recursos para la construcción de infraestructura y compra de equipo   para los zoocriaderos, dependiendo de su desarrollo y potencial.
  • Diseñar e implementar programas de fortalecimiento institucional a los grupos.
  • Desarrollar     un     modelo     de  compra/venta    que  vincule a los grupos a las oportunidades de mercado local o nacional.
  • Diseñar e implementar una Red de Zoocriaderos en el Ámbito de las Áreas Protegidas de la Provincia de Los Santos, con vínculos a organizaciones homologas nacionales e internacionales.

2. Garantizar la sostenibilidad de los proyectos silvo pastoriles.

 La actividad silvo pastoril se encuentra en fase incipiente en Panamá, y podría estar enfrentando las siguientes limitantes que atentan contra su sostenibilidad.

Problemas identificados:

  • No existen bebederos en los  potreros  o  cercanos  a estos  que  permita a  los animales  el  acceso  al  agua  en  todo  el  tiempo  que realizan el pastoreo y  que además evite la contaminación de las fuentes de aguas superficiales.
  • No se realizan tratamientos  de  las  aguas  servidas  en  sus  fincas  para evitar la contaminación de las aguas superficiales
  • La  carga  animal  utilizada  respecto  al  área  forrajera efectiva es la causa de sobre utilización de los recursos forrajeros.
  • La utilización de fincas de otros productores que no participan del proyecto, en alguna época del año, impide verificar si el  tipo  de  pasto  que  el  ganado  está  consumiendo  está libre de sustancias tóxicas y el tipo de manejo sanitario que  se  le  está  dando  al  ganado  fuera  de  la  finca  es  el más indicado.
  • Los productores realizan desparasitación interna y externa con productos químicos  que  no  son  permitidos  en  la  certificación  ya que impide obtener carne 100% orgánica.
  • Muy  pocos  productores  de  este  grupo  hacen  uso  de  suplementación  para  mejorar  la  nutrición  de  su  hato ganadero.
  • Los índices productivos y reproductivos en estos grupos son bajos, lo que refleja la mala aplicación de técnicas de manejo del hato ganadero.

Líneas de acción sugeridas.

Se hace necesario contratar a una entidad que  proporcione seguimiento a todo el proceso de gestión técnica, organizativa, financiera y comercial a los 7 proyectos de silvo pastoriles aprobados, conforme a los Términos de Referencia que serán elaborados para tal efecto y bajo la directa supervisión dela Dirección Regional ANAM– Los Santos.

 

Azuero Verde: Invitación a elaborar una Estrategia Concertada para la Conservación y Protección de la Cuenca del Rio La Villa.

abril 13, 2011

En Azuero, el rio de La Villa permite a más de 90 000 personas tener agua potable. La cuenca del rio La Villa forma parte del Arco Seco de Panamá el cual experimenta un proceso de degradación ambiental debido al manejo inadecuado de sus recursos.

La cuenca del rio de La Villa nace en la reserva forestal El Montuoso donde se encuentra los últimos bosques maduros de la península de Azuero y tienen una importancia decisiva para la biodiversidad, la regulación de los regímenes hídricos y la riqueza de los suelos. El Estado panameño ha incorporado a la cuenca del río La Villa, en la lista de cuencas de la vertiente del Pacífico que espera rescatar.

Una ausencia de criterios medioambientales:

  • Expansión de la frontera agrícola a expensas de una mala conservación de los bosques y prácticas agrícolas y ganaderas inadecuadas para la conservación de suelos (deforestación, erosión y uso de agroquímicos, etc.)
  • Crecimiento urbanístico desordenado sin planificación.
  • Vulnerabilidad de la población ante eventos y amenazas naturales (sequía extrema e inundaciones)
  • Limitadas capacidades para gestionar la planificación territorial y ambiental.

Una gestión del agua caótica:

  • Usos inadecuados (desconocimiento del balance hídrico superficial y subterráneo, ausencia de criterios en la gestión del agua y de regadíos)
  • Pérdida de calidad de los recursos hídricos de las principales cuencas (consecuencia de vertidos de aguas servidas urbanas e industriales, excretas ganaderas y drenaje de agroquímicos)
  • Inadecuada gestión de desechos sólidos (falta de reciclaje)

Una falta de protección de la biodiversidad y de las áreas silvestres protegidas:

  • Aislamiento y fragmentación de las áreas naturales protegidas (carencia de corredores biológicos bien diseñados y protegidos, conectividad entre los diferentes ecosistemas relacionados)
  • Ausencia de Planes de Manejo y limitada capacidad de gestión y control ambiental por parte de las autoridades competentes.

Para una gestión sostenible de la Cuenca del Rio La Villa.
Con respecto a todos estos problemas, hay que desarrollar una nueva forma de pensar y gestionar los recursos naturales tantas importantes como el agua. Un desarrollo sostenible tiene que encontrar un punto de equilibre entre la economía, lo social y el ambiental. La participación a la gestión de esos recursos naturales, bienes comunes, es un derecho y un deber de todos.

Para contribuir a este propósito, APRONAD se propone realizar una investigación participativa que incluya la recopilación y sistematización de información secundaria y trabajo de campo, mediante entrevistas a informantes clave, focus group y talleres participativos. La información será sistematizada y servirá para elaborar una Estrategia Concertada para la Conservación y Protección de la Cuenca del Rio La Villa, la cual será sometida a la validación de los actores involucrados (empresarios, comunidades, autoridades locales, funcionarios gubernamentales y sociedad civil).

El proyecto tendría que contribuir a crear un marco de gobernabilidad considerando por ejemplo la creación de un Comité de Cuenca, una legislación específica y los procedimientos para una administración eficiente, transparente y participativa de los recursos para la recuperación, conservación y protección de esta cuenca fuente de vida en la península de Azuero. La organización del territorio bajo criterios de sostenibilidad (ambiental, económico y social) y la gestión ambiental tienen que favorecer un proceso de participación.

Para un Azuero más verde… y para una mejor calidad de vida.
Azuero se merece un futuro con más justica y más participación ciudadana en el manejo sostenible de sus recursos. Esta concertación tiene que construirse de manera democrática, participativa y solidaria, pensando siempre en mejorar la calidad de vida de la población de Azuero.

Azuero Verde: una contribucion para recuperar las Cuencas Hidrograficas

enero 27, 2011

 

Francisco Rivas Ríos.
apronad@gmail.com
https://www.facebook.com/apronadpanama/

La Asociación para la Promoción de Nuevas Alternativas de Desarrollo (APRONAD), con la participación de voluntarios ambientales ha elaborado una Cartera de Perfiles de Proyecto orientados a impulsar acciones concertadas para la restauración, conservación y protección ambiental de las Cuencas Hidrográficas de la Península de Azuero.

El diagnóstico es bastante conocido y los estudios abundan: la región central de Panamá avanza hacia una crisis ambiental sin precedentes, por el deterioro de las cuencas hidrográficas. Esto es el resultado de: a) una producción agropecuaria insostenible que combina la ganadería extensiva con la agricultura comercial (arroz, principalmente) a base de agroquímicos; b) la deforestación galopante a raíz de la tala indiscriminada y los incendios forestales; la contaminación con plaguicidas como resultado principalmente de la fumigación aérea; el manejo inadecuado de los residuos sólidos; el avance de las actividades agrícolas en las zonas de manglar y la cacería ilegal, sin que esta sea una lista exhaustiva.

Para contribuir a revertir esta situación APRONAD ha preparado 3 Perfiles de Proyecto, los cuales tienen un propósito demostrativo:

  • Impulso a las Cadenas Productivas  entre el Sector Turístico y el Sector Agropecuario Tradicional en las Cuencas Hidrográficas  de la  Provincia de Los Santos (Ver el documento en pdf: Proyecto_PyMES_turisticas_Cuencas_LosSantos).

Los interesados en enriquecer estos Proyectos pueden hacernos llegar sus críticas, recomendaciones, opiniones al correo apronad@gmail.com. En la actualidad se llevan a cabo gestiones dirigidas a localizar el financiamiento requerido ante agencias gubernamentales y de cooperación internacional.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.397 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: