Archive for the 'Cambio climático' Category

Líderes de Estados Unidos, Canadá y América Latina acuerdan cooperar sobre el precio del carbono

diciembre 12, 2017

París, 12 de Diciembre – Con motivo la Cumbre de Un Planeta, organizada por Francia, los líderes de los gobiernos de Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica y México, así como los gobernadores de California y Washington, y los primeros ministros de Alberta, Columbia Británica, Nueva Escocia, Ontario y Quebec, pusieron en marcha un Marco de Cooperación sobre el Precio del Carbono en las Américas – CPA.

Reconociendo que el cambio climático es una amenaza global, nacional y local, losCarbon-Pricing-PAElíderes estadounidenses reafirmaron su compromiso con el Acuerdo de París, con la promesa de aplicar el precio del carbono como instrumento de política central para la acción contra el cambio climático; profundizar la integración regional de los instrumentos de fijación de precios de carbono a través del hemisferio; y desarrollar políticas de carbono que apoyen la competitividad, fomenten la innovación, contribuya a crear puestos de trabajo, proporcionen un ambiente saludable para sus ciudadanos, y genere las reducciones de emisiones significativas.

Con esta declaración, los líderes de todo el continente introducen su visión compartida de la cooperación regional en el Precio del Carbono en las Américas – CPA y se comprometen a colaborar en el fortalecimiento de los sistemas de medición, reporte y verificación (MRV) de las emisiones de gases de efecto invernadero con el objetivo final de establecer el bases necesarias para vincular sus mercados de carbono.

Este compromiso renovado para compartir las lecciones y mejorar la capacidad técnica en torno a los precios del carbono, se produce en un momento crucial: con ocho iniciativas nuevas o mejoradas de fijación de precios del carbono en vigor desde principios de 2016 – tres cuartas partes de ellos en América (Colombia, Chile, y varias provincias de Canadá ) – en la actualidad hay 42 nacionales y 25 jurisdicciones subnacionales poner un precio a las emisiones de carbono.

La declaración  se basa en los compromisos de sostenibilidad establecidos por los países miembros de la Alianza del Pacífico y de los continuos esfuerzos de Canadá y California para acelerar los esfuerzos hacia el crecimiento limpio, y permitirá a los países de la región para hacer frente al desafío del cambio climático utilizando la colaboración.

De cara al futuro, el grupo de trabajo del Precio del Carbono en las Américas – CPA, servirá como una plataforma para la cooperación entre las jurisdicciones y, con el apoyo de diversas partes interesadas – incluyendo, empresas, instituciones financieras, organizaciones no gubernamentales y la sociedad civil -, tendrá como objetivo identificar oportunidades para aumentar la alineación de los sistemas de fijación de precios de carbono y promover los mercados de carbono que se basan en iniciativas ya implementadas con éxito,.

DSC_0123-300x200El Precio del Carbono en las Américas – CPA, dispone de plataformas de colaboración para fortalecer la aplicación de los precios del carbono como instrumento de política central para la acción climática y el cambio a la energía limpia, la innovación y la promoción del desarrollo económico sostenible. Esta iniciativa refuerza la alineación de los sistemas de fijación de precios de carbono e introduce sistemas armonizados para la medición, reporte y verificación (MRV) de las emisiones de gases de efecto invernadero, como base necesaria para la cooperación regional y el desarrollo de los mercados de carbono dentro de las Américas.

Opiniones de los líderes políticos americanos participantes:

Michelle Bachelet, Presidenta de Chile.
“Nuestras economías no pueden negar el cambio climático y su impacto en la vida de las personas. Mediante la implementación de un precio del carbono, permitimos que las fuerzas del mercado puedan impulsar la acción climática a un menor costo. Cuando los objetivos económicos y ambientales están alineados, el desarrollo sostenible es inevitable. Por esta razón, estamos contentos de que el precio del carbono se está extendiendo a través de las Américas, de esta manera más personas se beneficiarán de mitigación del cambio climático”.

Enrique Peña Nieto, Presidente de México.
“La fase piloto de nuestro mercado de carbono está programada para iniciar en la segunda mitad de 2018. Este es un paso sin precedentes en México y América Latina. Con la adopción de esta Declaración, reconocemos el enorme potencial de colaboración en el continente, para continuar la ampliación, profundización y la vinculación de nuestros mercados de carbono “.

Jerry Brown, gobernador, California.
“California ha puesto un precio al carbono y esto ha contribuido a que nuestra economía haya crecido hasta llegar a sdr la sexta más grande en el mundo. Vamos a trabajar con los estados y países de las Américas, y mas alla,  para expandir el esfuerzo.”

María Angela Holguín Cuéllar, Ministerio de Asuntos Exteriores, Colombia.
“Los precios de carbono son un uno de los instrumentos económicos más importantes para Colombia y es parte de nuestra Política Nacional de Cambio Climático. Reconocemos la importancia de fortalecer el diálogo técnico entre nuestros gobiernos con el fin de mejorar la acción del clima en nuestra región”.

Manuel González Sanz, ministro de Asuntos Exteriores, Costa Rica.
“Costa Rica tiene una larga historia de reconocer el valor económico de los servicios ambientales como aspecto clave de nuestra política ambiental, tanto en el país como en el extranjero. Estamos orgullosos de adoptar esta Declaración y esperamos seguir trabajando con nuestros amigos y colegas para encontrar la manera de reforzar las conexiones entre el precio del carbono, la transparencia y la ambición en apoyo de la meta del Acuerdo de París “.

Catalina McKenna, Ministro de Medio Ambiente y Cambio Climático, Canadá.
“Los precios del carbono puede ayudar a estimular la innovación; alentar a las empresas a reducir las emisiones; y apoyar los esfuerzos mundiales para abordar el cambio climático. Canadá entiende que un medio ambiente limpio y una economía fuerte van mano a mano. La cooperación entre los gobiernos de las Américas apoya la competitividad de nuestras economías, la protección de nuestro medio ambiente y el bienestar de nuestros ciudadanos “.

Kathleen Wynne, Premier, Ontario.
“La lucha contra el cambio climático se trata de salvar nuestro planeta entero. Tenemos que estar juntos en esta lucha. A través de la cooperación podemos tener el mayor impacto al menor costo. El precio del carbono en el marco de cooperación Américas es otro gran paso hacia adelante. Esto demuestra que no vamos a dejar que las generaciones futuras sufran las consecuencias de la inacción. Juntos, vamos a ganar esta lucha “.

Philippe Couillard, Premier, Québec.
“En Québec, se optó por un mercado de carbono, ya que es la herramienta económica más flexible y eficiente para guiar a las empresas en la transición energética y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en todos los sectores. Hoy en día, Québec, California y Ontario, en conjunto, conforman el segundo mayor mercado de carbono en el mundo. Nuestro mercado ha inspirado a muchos otros y es una herramienta de fijación de precios de carbono compartido con un número creciente de socios en los cuatro rincones del mundo. Al unirse a la Declaración Precio del Carbono en las Américas – CPA, Québec se suma a las acciones de muchos, asociaciones y alianzas que han sido creados para apoyar la introducción de un precio al carbono en las economías del mundo y, en particular, para promover los mercados de carbono “.

Iain Rankin, ministro de Medio Ambiente, Nueva Escocia.
“Nueva Escocia ha trabajado duro para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Podemos estar orgullosos de lo que hemos logrado, y por medio de nuestro nuevo programa de limitación y comercio, vamos a seguir contribuyendo al esfuerzo global sobre el cambio climático. Estamos encantados de estar trabajando con otros países, estados y provincias para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero “.

Opiniones de personalidades internacionales que apoyan la iniciativa en las Américas.

Emmanuel Macron, Presidente, Francia.
“Reconozco estos líderes regionales por la colocación de la primera piedra para una cooperación multinivel en el precio del carbono. Se envía una señal clara y muestra que el trabajo conjunto puede producir resultados concretos para lograr los objetivos principales y ambiciosos siguiendo el camino de París “.

Jim Yong Kim, presidente del Grupo del Banco Mundial.
“A medida que el mundo se une para reafirmar su compromiso con el Acuerdo de París, celebramos el marco de cooperación creado con el Precio del Carbono en las Américas – CPA. La fijación de precios de carbono proporciona el costo eficiente y predecible camino más estable, para los países en transición hacia economías de bajo carbono. El Grupo del Banco Mundial está dispuesto a apoyar a los países en las Américas a medida que trabajan juntos para implementar el precio del carbono para la acción climática ambiciosa “.

António Guterres, Secretario General de las Naciones Unidas.
“Los precios del carbono puede desencadenar la innovación y proporcionar los incentivos que las industrias y los consumidores necesitan para tomar decisiones sostenibles. A medida que nos esforzamos para una mayor ambición en la aplicación del Acuerdo de París, insto a todos los gobiernos y las partes interesadas a la rampa encima de la acción en este instrumento clave para hacer frente al desafío climático y aprovechar las oportunidades de un futuro resistente y de bajo carbono “.

Christiana Figueres, Ex Secretario Ejecutivo, Convención Marco, Vicepresidente, Pacto Mundial de Alcaldes. Líder climático, Grupo del Banco Mundial.
“Los precios del carbono es una herramienta poderosa para la colaboración y la traducción de urgencia a la acción. Lanzado en en segundo aniversario del Tratado de París, esta iniciativa no podría ser más oportuna y demuestra que la voluntad política para la acción climática en las Américas sigue siendo fuerte.”

Ban Ki-moon, el ex Secretario General de las Naciones Unidas.
“Los precios del carbono es un salto cuántico fundamental para la transformación tan necesaria para un futuro bajo en carbono. El precio del Carbono en las Américas – CPA, va a desatar las fuerzas del mercado para impulsar la innovación climática y soluciones. Esta iniciativa única debería conducir a una Coalición Global de precios de arbono, tal como se recomendó en presidente Hollande en 2015, furante la COP de París sobre el Clima”.

Kofi A. Annan, Presidente de la Fundación Kofi Annan, ex Secretario General de las Naciones Unidas.
“Doy la bienvenida a esta iniciativa atractiva para la acción del cambio climático. Al poner un precio al carbono, hemos estableciendo los incentivos correctos a nuestras economías verdes y acelerar el cambio hacia fuentes limpias y eficientes de la energía”.

Feike Sijbesma, CEO de Royal DSM, Líder Climático del Banco Mundial y co-presidente de la Coalición de Liderazgo precio del carbono.
“La colaboración de los líderes en las Américas es un hito importante. Una famosa expresión es “Si quieres ir rápido, ve solo. Si quieres llegar lejos, ve acompañado “. ¡Afortunadamente, cuando los gobiernos colaboran en la fijación de precios de carbono, esto incentiva el sector privado para ir no sólo, pero más rápido también! Muchas empresas en las Américas ya están a prueba de futuro de su negocio poniendo un precio interno sobre carbono, y yo animaría más a unirse a nosotros. En DSM, ya aplicamos un precio interno de 50 € CO2 / tonelada. Un precio al carbono libera el potencial del sector privado, al igual que las empresas e inversores para contribuir más y más rápido para hacer frente al cambio climático, asegurando un incentivo económico “.

Dirk Forrister, Presidente y CEO, Asociación Internacional de Comercio de Emisiones (IETA).
“IETA apoya plenamente el compromiso de los gobiernos de todo el continente americano para formar un marco de cooperación para integrar sus mercados de carbono en el futuro. El creciente interés en las soluciones basadas en el mercado en todo el mundo ayudará a movilizar los negocios para promover los objetivos del Acuerdo de París, preservando la competitividad. IETA felicita a los firmantes por su visión y se compromete a ayudar a los firmantes cumplen los objetivos de esta importante declaración “.

Fred Krupp, presidente, Environmental Defense Fund (EDF).
“ Precio del Carbono en las Américas – CPA, proclamada dos años después del día en que se adoptó el Acuerdo de París, es una demostración que el Acuerdo de París es posible. Un nuevo modelo de cooperación internacional que reúne a los países con los estados y provincias para aumentar la ambición global sobre la acción climática y mover al mundo a un futuro de prosperidad baja en carbono. El precio del carbono ya está trabajando para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y estimular la innovación de energía limpia en California y Quebec. Esta declaración allana el camino para extender esos beneficios a lo largo de las Américas, el posicionamiento de la región como líder en la lucha contra el cambio climático. Environmental Defense Fund aplaude los firmantes por su liderazgo y espera que el apoyo a la aplicación de la Declaración “.

Ben van Beurden, CEO de Royal Dutch Shell plc.
“Este compromiso de los Jefes de Gobierno de aplicar el precio del carbono a lo largo de gran parte de las Américas es a la vez audaz y muy bienvenido. Esperamos que, en el mediano y largo plazo, podría impulsar la eficiencia y los beneficios económicos para todos los países involucrados en su intento de reducir las emisiones de dióxido de carbono. La creación de una plataforma de cooperación y la expansión de los mercados de carbono que sustentan es exactamente el tipo de resultado ambicioso que está buscando el artículo 6 del Acuerdo de París “.

Isabelle Kocher, CEO, engie.
“Poner un precio al carbono es claramente la señal clave para la toma de decisiones que tenemos que tomar las decisiones correctas y cumplir con el objetivo Acuerdo  menos-que-° C París. Definitivamente la bienvenida y asociarse con esta declaración “.

Geisha Williams, CEO y Presidente de PG & E Corporación.
“Los precios del carbono juega un papel fundamental en las inversiones de toda la acción climática. PG & E fue uno de los precursores de los precios del carbono a través del programa Cap & Trade multisectorial de California, yapoya firmemente la adopción de precios del carbono en otras jurisdicciones para mitigar los impactos climáticos que se siguen produciendo. Esperamos trabajar con los actores clave en el fortalecimiento de la colaboración internacional y regional sobre este tema en los próximos años “.

Juliana Lopes, CDP, Director de América Latina.
.“Los precios del carbono es una parte importante del conjunto de herramientas para manejar las emisiones de carbono e impulsar la inversión de bajo carbono en una forma agradable y rentable mercado. Al poner en los bloques de construcción para futuras vinculaciones con los mercados de carbono como este, los gobiernos de California, Chile, Canadá, Colombia, México y Perú están demostrando su liderazgo sobre el cambio climático y su deseo de crear los incentivos adecuados para las empresas y los inversores a futuro. Esperamos poder apoyarlos en la toma de este mercado de carbono en las Américas en una realidad”.

José Oriol Bosch, CEO, BMV.
“El cambio climático es una amenaza global que afecta a todas las economías. Un sistema de comercio de emisiones es una de la forma más inteligente más rentable y para luchar contra el cambio climático, fortalecer y preservar nuestra competitividad. La vinculación de nuestros mercados bajo el precio del carbono en las Américas será clave para reducir los costos y proporcionar mecanismos flexibles para todas las empresas en toda la región. Damos la bienvenida a esta iniciativa y esperamos trabajar juntos para asegurar el desarrollo de los mercados de carbono de sonido”.

Marina Hermosilla, Directora Ejecutiva, CLG, Chile.
“Damos la bienvenida a los esfuerzos de Chile y otros países de América, y las jurisdicciones, que culminaron en la creación del precio del carbono en la Iniciativa de las Américas y hacemos un llamado a los líderes políticos, los legisladores y sus colegas de negocios, nacional e internacionalmente, para mostrar su liderazgo y compromiso con la acción por el clima y el desarrollo sostenible, y que se comprometen a trabajar en conjunto con ellos para lograr los objetivos del Acuerdo de París”.

* Preparado por IETA.
IETA es la voz de las empresas en los mercados de carbono en todo el mundo. Establecido en 1999, sus miembros incluyen líderes mundiales en la energía eléctrica, petróleo / gas, cemento, aluminio, química, minería, tecnología, estándares de verificación, corretaje, comercio, legal, finanzas, contabilidad y las industrias de consultoría.

Anuncios

FAO publica Mapa de Reservas de Carbono Orgánico en los suelos a escala global

diciembre 12, 2017

Coincidiendo con el Día Mundial del Suelo 2017, la Organización de las Naciones Unidas ImagenDireccionMapapara la Agricultura y la Alimentación (FAO, por sus siglos en inglés), ha lanzado el mapa más completo de las reservas de carbono orgánico del mundo: GSOC Map.

La FAO presenta la siguiente pregunta (véase  Global Soil Partnership)¿Por qué son tan importantes las reservas de carbono del suelo? Los suelos del mundo actúan como sumideros de carbono, lo que reduce la cantidad de gases de efecto invernadero de la atmósfera. En la actualidad, un tercio de los suelos del mundo está degradado, lo que ha inducido a la liberación de una gran cantidad de carbono a la atmósfera. Si se restauraran estos suelos, se podrían retirar de la atmósfera hasta 51 gigatoneladas de carbono y contribuir a la lucha contra el cambio climático.

Los suelos con alto contenido de carbono orgánico suelen ser más productivos, purifican mejor el agua y aportan a las plantas condiciones de humedad óptimas. El agua almacenada en el suelo sustenta un 90 ‰ de la producción agrícola mundial y representa alrededor de un 65 % del agua dulce.

Entre 2012 y 2050, la demanda de alimentos experimentará un incremento de un 49 % en el planeta, lo que significa que la agricultura tendrá que ser más productiva para poder satisfacer las necesidades de alimentación de una población creciente y cumplir los Objetivos del Desarrollo Sostenible. Por lo tanto, necesitamos suelos fértiles.

Los suelos sanos, con una cantidad idónea de carbono orgánico, aportan condiciones óptimas de crecimiento, un buen ciclo de nutrientes, una filtración y almacenamiento de agua eficiente. Aumentar el carbono orgánico en los suelos mediante una gestión mejorada puede impulsar la producción de alimentos en 17 600 megatoneladas cada año, así como ayudar a mantener la productividad en condiciones más secas.

En todo el mundo, los 30 primeros centímetros del suelo contienen alrededor de 680 000 millones de toneladas de carbono, casi el doble del presente en la atmósfera. Se trata de una cantidad significativa comparada con el total del carbono almacenado en la vegetación (560 000 millones de toneladas).

Más de un 60 % de esos 680,000 millones de toneladas de carbono se encuentra en 10 países del mundo (Argentina, Australia, Brasil, Canadá, China, Estados Unidos, Indonesia, Kazajistán, la República Democrática del Congo y Rusia). Esto significa que se deben implementar medidas para proteger estos suelos naturales ricos en carbono y evitar las emisiones a la atmósfera.

El Mapa se puede consultar en esta dirección: Global Soil Partnership

 

 

 

 

 

Salud y Medio Ambiente: resoluciones de la Asamblea de la ONU

diciembre 9, 2017

La Asamblea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, el máximo órgano mundial de toma de decisiones ambientales, se reunió en Nairobi, Kenia, del 4 al 6 de diciembre de 2017, con la contaminación como tema principal. La Asamblea se reúne cada dos años para definir las prioridades de las políticas ambientales globales y desarrollar la legislación internacional relacionada.

En esta ocasión fueron abordados los siguientes temas: contaminación del agua, de la tierra y marina, y gestión segura de desechos y de químicos.

1. Productos químicos y desechos (principalmente los plaguicidas).
La Asamblea instó a los Estados miembros a que intensifiquen los esfuerzos encaminados a lograr, de aquí a 2020, el objetivo de la gestión ambientalmente racional de los productos químicos y de todos los desechos a lo largo de su ciclo de vida. Subrayó la importancia para la salud humana y el medio ambiente, incluida la diversidad biológica, de evitar y reducir al mínimo los riesgos que plantean las sustancias químicas nocivas en productos y materiales.

Invitó a los Estados miembros a que aumenten la concienciación sobre los riesgos que la mala utilización de fertilizantes y plaguicidas plantea para la salud humana, animal y ambiental, así como a que promuevan medidas para hacerles frente.

En tal sentido invitó a los Gobiernos, las organizaciones intergubernamentales, el sector privado, las organizaciones no gubernamentales y los círculos académicos a que sigan elaborando y aplicando estrategias de comunicación sobre los riesgos causados por los productos químicos y los desechos, así como a que promuevan y faciliten el acceso a la información sobre esos riesgos.

Este es un problema de la mayor importancia para Panamá, tanto por la aplicación masiva de agroquímicos como por la práctica contaminante de enterrar o quemar los envases vacío.  Anteriormente se impulsó el Proyecto del Triple Lavado de los envases plásticos vacíos de plaguicidas que se desarrolla por medio del Convenio MIDA-ANDIA. La técnica consiste en un enjuague o lavado del envase en tres ocasiones y vertiendo su mezcla al tanque de aplicación o directamente al equipo de aspersión. Luego, se procede a la perforación del envase para inutilizarlo. Esta acción contribuye a disminuir los riesgos de la presencia de residuos de plaguicidas en los envases. Ver: Alternativas de Solucion al Problema de los Residuos de Envases Vacios de Plaguicidas en Panama.

UsoPlaguicidasPty

2. Clima: cambio climático y su impacto en la salud.
Reconoce el probable mayor riesgo de enfermedades transmitidas por vectores debido al cambio climático, observando el incremento documentado de los riesgos de algunas enfermedades transmitidas por vectores, y la necesidad de un enfoque preventivo e integrado de colaboración entre el PNUMA y la OMS a este respecto.

3. Diversidad biológica: pérdida de la biodiversidad y su impacto en la salud.
Reconoce que la pérdida de diversidad biológica es un multiplicador de riesgos para la salud, que entre otras cosas agrava los problemas ambientales, y destaca además los beneficios para la salud y el bienestar derivados de la protección y restauración de la diversidad biológica, los ecosistemas y sus servicios.

Reconoce que las personas, los animales, las plantas y la salud de los ecosistemas son interdependientes; a este respecto, pone de relieve el valor del enfoque integrado “Una salud”, que promueve la cooperación entre la conservación del medio ambiente y los sectores de la salud humana, sanidad animal y vegetal.

Alienta a los Estados miembros e invita a las organizaciones pertinentes a incorporar la conservación y el uso sostenible de la diversidad biológica, a fin de aumentar la resiliencia de los ecosistemas, en particular mediante la adopción de medidas para detener la pérdida de diversidad biológica, y a que promuevan la coordinación entre las políticas y medidas orientadas a mejorar la conservación de la diversidad biológica, la seguridad alimentaria y la salud humana como una importante salvaguardia de la salud y el bienestar humano futuros centrada en los sectores pertinentes.

4. Contaminación ambiental y resistencia a los antimicrobianos.
Reconoce que la resistencia a los antimicrobianos constituye en la actualidad una amenaza y un desafío cada vez mayor para la salud mundial, la seguridad alimentaria y el desarrollo sostenible de todos los países.

Subraya la necesidad de comprender mejor el papel de la contaminación ambiental en el desarrollo de la resistencia a los antimicrobianos, la escasa disponibilidad y uso de la vigilancia ambiental de los antimicrobianos de origen antropogénico y las pocas herramientas para llevar a cabo esa vigilancia, así como la escasa comprensión de los efectos a largo plazo de los antimicrobianos en el medio ambiente sobre la salud de los seres humanos, los animales, las plantas y los ecosistemas.

Observa que la salud de los seres humanos, los animales y las plantas y el medio ambiente están interrelacionados, y que abordar el desarrollo y la propagación de la resistencia a los antimicrobianos requiere a efectos prácticos un enfoque holístico y multisectorial.

5. Consumo y producción sostenibles.
Subraya que el consumo y la producción sostenibles, la eficiencia en el uso de los recursos, los enfoques que tienen en cuenta el ciclo de vida, la financiación sostenible y otros enfoques intersectoriales, incluidos los financiados por distintos Gobiernos, como la economía circular, la gestión sostenible de los materiales y las “3 erres” (reducir, reutilizar, reciclar), proporcionan soluciones preventivas clave en todos los niveles del sistema para hacer frente a la contaminación y, de ese modo, mejorar de manera sinérgica la salud y el medio ambiente.

Pone de relieve la importancia de la educación, el aprendizaje permanente y la sensibilización de la opinión pública, en particular mediante la adopción de medidas destinadas a proporcionar información sobre la sostenibilidad de los productos a fin de subrayar la responsabilidad compartida de todos los interesados, incluida la industria.

Estas directrices tienen una especial importancia para Panamá, por los altos niveles de consumo de la población, resultado de una economía basada en las importaciones con una escasa base agroindustrial. El masivo ingreso de bienes de consumo, apoyado por una publicidad que induce al consumismo, las debilidades de la autoridad gubernamental encargada de velar por su calidad (AUPSA), el contrabando, entre otros factores, configuran una situación preocupante para la salud de los panameños.

"Batalla" por conseguir un pavo en navidad

“Batalla” por conseguir un pavo en navidad

 

Manejo de Residuos Sólidos y Cambio Climático

diciembre 8, 2017

Un informe reciente del Banco Mundial sobre gestión de residuos y cambio climático estima que los métodos actuales de gestión de residuos, específicamente las emisiones de los vertederos, representan casi el 5% del total de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero y el 12% de las emisiones mundiales de metano (CO4), un gas de efecto invernadero con un impacto de más de 20 veces al del dióxido de carbono (CO2).

En el ámbito mundial, casi el 70% de nuestros residuos sólidos se deposita en vertederos, mientras que un reducido 19% se recupera mediante compostaje o reciclaje y el 11% restante se convierte en energía mediante incineración u otras tecnologías de conversión de residuos en energía.

La generación de residuos sólidos urbanos en los países de América Latina y el Caribe alcanzó un volumen de casi 540.000 toneladas diarias y la expectativa es que, para 2050, la basura producida en la región llegue a las 671.000 toneladas diarias.

De acuerdo con los estudios realizados por APRONAD las quemas a cielo abierto en los vertederos, en las vías públicas y los patios de las casas, liberan cerca del 70% de las dioxinas y furanos en todo el territorio nacional. Estas sustancias son 5 millones de veces más tóxicas que el cianuro, son cancerígenas y pueden permanecer en el organismo humano hasta 40 años.

Además, las quemas a cielo abierto, son un factor clave para que Panamá no logre cumplir con las metas establecidas en los Objetivos para el Desarrollo Sostenible (ODS) y Convenios Internacionales como el Convenio de Estocolmo sobre los Contaminantes Orgánicos Persistentes (COPs).

incendio_cerropatacon

Incendio de vertedero Cerro Patacon, Ciudad Panama

en colores

Vertedero de Chitré, Panamá

Existen múltiples opciones tecnológicas para reducir las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) de los desechos post consumo. El compostaje puede eliminar las emisiones de gases de efecto invernadero de los vertederos y reducir los gases de efecto invernadero en general a partir de los desechos sólidos. Las quemas a cielo abierto son un factor clave

El material orgánico en un vertedero produce metano. Contrariamente, el compostaje es aeróbico, emite dióxido de carbono con un menor potencial de gas invernadero por átomo de carbono emitido. Esta emision de GEI se compensa porque el uso de compost en la agricultura aumenta la captura de carbono, disminuye la necesidad de riego hasta en un 70% y también reduce la necesidad de fertilizantes químicos.

La conversión de residuos a energía a través de la combustión es otra opción con potencial para la mitigación del cambio climático. Hay más de 800 de estas plantas en todo el mundo que producen electricidad y calefacción urbana para la comunidad mediante la incineración de desechos. Por ejemplo, Suiza, Japón, Francia, Alemania, Suecia y Dinamarca son países en los que el 50% o más de los residuos que no se reciclan se envían a un incinerador, reduciendo la cantidad que se desechan en los vertederos a un 4% del total de los residuos generados. Algunos de estos países han aprobado legislación para prohibir el futuro depósito en vertederos de residuos combustibles.

Organizaciones como Green Peace, se han opuesto a la conversión de los residuos sólidos en energía mediante su incineración, pues consideran correctamente que esta opción es igualmente contaminante, al liberar dioxinas y furanos al ambiente. El debate condujo a la propuesta a convertir únicamente el residuo post-reciclado, esto es, los residuos que quedan después de que se haya llevado a cabo todo el reciclado formal e informal posible.

La economía circular.
En Europa, se considera que este enfoque “lineal” de la economía de los residuos sólidos ha llegado a su fin: extracción (materias primas) – fabricación (procesamiento industrial)- utilización (comercialización y consumo) – eliminación (disposición final de los residuos sólidos). Se ha planteado el concepto de Economía Circular.

La Economía Circular es aquella en donde los residuos sólidos ya no van de la “cuna a la sepultura”, sino de la “cuna a la cuna“, de tal forma que la economía consiste en un ciclo continuo. Para lograrlo es necesario re-diseñar los productos, con el fin de que se adapten para el desmontaje y la readaptación. Se considera que: a) los materiales biológicos no son tóxicos y pueden compostarse fácilmente, y b)  los materiales técnicos –polímeros, aleaciones y otros materiales artificiales– deben ser diseñados para volver a utilizarse con una mínima energía y la máxima retención de la calidad. Se considera, en cambio, que el reciclaje, tal como se entiende habitualmente, provoca una reducción de la calidad y vuelve al proceso como materia prima en bruto.

EconomiaCircular

 

El papel de los bosques y sus derivados en la lucha contra el cambio climático

diciembre 5, 2017

El cambio climático es uno de los desafíos de mayor envergadura que enfrentan las generaciones presentes y futuras. Los impactos del aumento de la temperatura global afectarán a todas las regiones y países y, de forma especial, a aquellas poblaciones más pobres y vulnerables a la inseguridad alimentaria.

El Acuerdo de París firmado en diciembre de 2015 es un reconocimiento claro a la necesidad de emprender acciones urgentes a escala mundial para responder al reto del cambio climático. Más de un centenar de signatarios del pacto universal incluía a la agricultura y la silvicultura en sus Contribuciones Nacionales Previstas y Determinadas (INDC, por su acrónimo inglés) a escala país para avanzar en la mitigación de este fenómeno. Y, en particular, algunos países también destacaban la importancia de los bosques en materia de adaptación.

Bosques

Los árboles, en un ciclo virtuoso, no solo absorben carbono a lo largo de su vida, sino que continúan almacenándolo en los productos derivados de la madera.

Los bosques se encuentran en el corazón de la transición hacia economías bajas en carbono. Los bosques y los productos forestales tienen un papel clave que desempeñar en la mitigación y la adaptación, no solo por su doble condición de sumideros y fuente de emisiones, sino también a través del potencial que tienen para un uso más amplio los productos derivados de la madera, capaces de desplazar a otros productos más intensivos en combustibles fósiles.

Por ejemplo, las cadenas de valor de la madera para material de construcción y la biomasa para la energía ayudan a evitar las emisiones de combustibles fósiles a través de efectos de sustitución.

Además, a través de un ciclo virtuoso, los árboles aumentan la absorción del carbono de la atmósfera al tiempo que una gestión forestal y de los productos forestales sostenible mejora los medios de subsistencia y reduce la huella de carbono.

A modo de resumen, los especialistas de la FAO han elaborado la siguiente infografía que detalla algunos datos de interés sobre este asunto:

LFiguraCarbonoForestal

  • La energía derivada de la biomasa forestal podría reducir las emisiones de CO2e globales hasta en 4400 millones de toneladas anuales.
  • Los materiales de construcción a base de madera evitan la emisión anual de 483 millones de toneladas de CO2e al sustituir otros materiales como hormigón, metal, ladrillos y plástico.

casa-madera-frente

  • Los bosques almacenan en su biomasa, residuos arbóreos y suelos alrededor de tres cuartas partes de la cantidad de carbono retenida en la atmósfera.
  • La mitigación a través de cocinas más eficientes y de fácil cocción puede tener un impacto social importante, ya que alrededor de 2400 millones de personas dependen de la energía de la madera para cocinar, particularmente en los hogares de los países en desarrollo.
  • Las actividades forestales pueden lograr mitigar hasta 5,5 Gt de CO2e al año a un valor del carbono menor de 20 $ por tonelada de CO2.
  • Más de un 70 % de los países que entregaron a la CMNUCC sus INDC incluían a los bosques en sus estrategias de mitigación del cambio climático.

Tomado de La Actualidad.

Las 50 compañías más influyentes en la definición de políticas climáticas y energéticas

diciembre 1, 2017

¿Cómo son de exigentes las políticas climáticas corporativas? ¿Qué empresas cuentan con estrategias sólidas dirigidas a impulsar la reducción de las emisiones y la contaminación y cuáles son más laxas en este sentido? El informe Corporate Carbon Policy Footprint (Huella de la política de carbono corporativa) del think tank británico Influence Map evalúa el comportamiento las compañías más influyentes del mundo en materia de política climática y energética. La investigación revela que la mayoría de ellas tiene mucho margen de mejora, pero también destaca que hay referentes que lo están haciendo realmente bien a escala nacional.

En la actualidad, la mayoría de empresas informa sobre el impacto ambiental de sus operaciones, incluso en casos en los que no están obligadas por ley. Sin embargo, cómo están diseñadas las políticas climáticas corporativas y qué peso tienen en las estructuras de las organizaciones puede resultar incluso más importante que las propias emisiones de gases de dióxido de carbono.

2017_11_30_Huella-carbono-politica-corporativa_2

Estimar el impacto que una firma tiene en el cambio climático basándose solo en sus emisiones de gases de efecto invernadero puede resultar un enfoque incompleto, según investigaciones recientes. En algunos casos, tiene un impacto igual o más importante si cabe la influencia que su discurso y política pública relacionada con el clima tiene en los gobiernos de todo el mundo.

Un nuevo análisis llevado a cabo por especialistas de InfluenceMap ha diseñado un método para cuantificar qué empresas están liderando o se oponen a la defensa de políticas que conducirían a una mayor descarbonización y, por ende, a menor contaminación.

El método consiste en medir tres factores principales para evaluar cómo las empresas actúan en el ámbito público. El primero analiza si la política y el comportamiento de una empresa están alineados con o en contra de los enfoques consistentes con el Acuerdo de París sobre cambio climático adoptado en diciembre de 2015.

El segundo indicador que se tiene en cuenta es la intensidad del esfuerzo que una compañía pone a la hora de apoyar sus posiciones. Y, por último, la tercera métrica supone que la influencia política sigue la escala económica y es una función de los ingresos, las ganancias, la capitalización de mercado y los activos propiedad de la empresa.

El resultado final combina toda esta información en un solo número, de modo que las compañías puedan compararse más fácilmente entre sí. Al realizar su investigación, los autores reunieron más de 30 000 «pruebas» relacionadas con 250 compañías y 50 asociaciones comerciales, incluidos registros de cabildeo, publicidad, relaciones públicas e investigación patrocinada.

De las 50 empresas con resultados más notorios, 35 se oponen activamente a la política climática y 15 la promueven activamente. Entre las primeras, se hallan firmas de la cadena de valor de los combustibles fósiles, grandes consumidores de energía y compañías de servicios energéticos con gran cantidad capacidad de generación con carbón. Algunos ejemplos son American Electric Power, ArcelorMittal, Basf, Bayer, BP, BMW, Chevron, Daimler, Dow Chemical, Duke Energy, ExxonMobil, Fiat Chrysler, Ford, Koch, Shell, Shouthern Company, Solvay y Valero Energy. Entre el segundo grupo con una agenda favorable a las energías renovables y la movilidad eléctrica, se encuentran firmantes de la iniciativa RE100, comprometidos con la compra y generación de un 100 % de su energía de fuentes renovables. Destacan en este grupo Apple, Coca-Cola, EDF, Enel, DSM, GlaxoSmithKline, Iberdrola, Ikea, National Grid, Nestlé, SSE, Tesla y Unilever.

Los autores señalan que el periodo desde la firma del Acuerdo de París ha sido testigo de una mayor actividad empresarial en los debates sobre políticas públicas sobre el clima. Además, prevén que esta tendencia continuará a medida que más grandes corporaciones de todo el mundo sirvan de ejemplo a los gobiernos en la búsqueda de un camino político ambicioso y consistente en materia climática para ayudarlos a alcanzar sus objetivos de descarbonización de manera rentable.

Haz clic en la imagen, si quieres descargarte el informe completo desde nuestra Biblioteca.

Tomado de La Actualidad.

GWP: incluir el financiamiento del agua en la agenda de COP23

noviembre 22, 2017

El viernes 17 de noviembre de 2017 finalizó la Conferencia de Partes (COP23) de Bonn, sobre Cambio Climático.  Una de las novedades más destacadas es la alianza liderada por Reino Unido y Canadá para acelerar el crecimiento limpio y lograr la eliminación rápida y gradual del carbón como fuente de energía.

Según la Agencia Internacional de la Energía (AIE), las centrales de carbón producen casi el 40% de la electricidad mundial, y son uno de los principales factores causantes del cambio climático. Además, la contaminación del aire por la quema de carbón causa enfermedades respiratorias severas y otros muchos efectos nocivos para la salud.

En una presentación de la Dirección Corporativa Ambiente y Cambio Climático (2016), del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), sobre el Financiamiento Verde, establecía las siguientes prioridades para Proyectos de Mitigación y Adaptación:

TipoProyectosFndoVerde

Está claro que el tema del agua no ha ocupado una posición central en el financiamiento de proyectos para enfrentar el Cambio Climático (como ocurrió en su momento con el sector forestal). Esta situación se intenta revertir con la acción de distintos actores, como la GWP, vinculados al sector. Global Water Partnership (GWP), a la que pertenece APRONAD, es una red de acción global con más de 3.000 organizaciones asociadas en 183 países. La red tiene 86 Capítulos Nacionales (incluyendo GWP – Panamá) y 13 Regionales (incluyendo GWP – Centroamérica).

GWP instó a las Partes de la COP 23 a:

  1. Reconocer el agua como un camino integral para construir la resiliencia climática e implementar el Acuerdo de París.
  2. Intensificar las acciones de implementación que cumplen con el Acuerdo de París.
  3. Desarrollar planes y hojas de ruta de implementación para Planes Nacionales de Asignación (NAPs, por sus siglas en inglés) y de Contribución Nacionalmente Determinada a la Mitigación del Cambio Climático (NDC) en los ámbitos nacional, sector agua y subsector, vinculando actividades de adaptación existentes y planificadas relacionadas con el agua
  4. Formular planes de inversión para financiar la implementación de hojas de ruta NDC.
  5. Desarrollar propuestas de financiamiento para apoyar los planes de inversión y la implementación de medidas de adaptación relacionadas con el agua.
  6. Asegurar la capacidad técnica e institucional para planificar, implementar y monitorear las actividades relacionadas con NDC.
  7. Promover la coherencia y la coordinación a todos los niveles en la implementación de acciones relacionadas con el agua en los CDN y los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible).

Otros esfuerzos como la Iniciativa del Agua y la Naturaleza de la UICN (Unión Internación de Conservación de la Naturaleza), se proponen mejorar la forma que tienen las sociedades de hacer frente a los riesgos e incertidumbres relacionadas con el agua será decisivo para adaptar el sector hídrico a la mayor variabilidad y cambio climáticos.

Una meta clave para la adaptación en el sector hídrico será disminuir la vulnerabilidad de las sociedades y de las personas (en particular las más pobres) frente a esta circunstancia.  se enfoca en tres prioridades estratégicas para lograrlo:

1) Disminuir las vulnerabilidades de personas y sociedades a los cambios de tendencias hidro-meteorológicas, a una mayor variabilidad y a eventos extremos Las inundaciones y sequías constituyen una grave amenaza para las economías nacionales y para el desarrollo sostenible; 2) Proteger y restaurar ecosistemas que proveen recursos y servicios críticos, hídricos y del suelo. La degradación permanente de recursos hídricos y de tierras amenaza la producción continua de bienes y servicios en ecosistemas de cuencas fluviales; y 3) Disminuir la discrepancia entre suministro y demanda de agua.

En un nivel más concreto y práctico, el Centro del Agua del Trópico Húmedo para América Latina y El Caribe (CATHALAC), el Centro Internacional de Investigaciones para el Desarrollo (IDRC) y el Ministerio de Ambiente (MIAMBIENTE), desarrollan el Proyecto “Fortalecimiento de la Resiliencia de los Recursos Hídricos Frente al Cambio Climático en dos Ciudades de la Cuenca del Río La Villa del Arco Seco de Panamá”.

Uno de los principales resultados esperados del Proyecto, es la elaboración participativa de dos planes municipales que contribuyan a la resiliencia de la seguridad hídrica de Chitré (en donde por cierto se localizan las oficinas de APRONAD) y La Villa de Los Santos, procurando que respondan a las necesidades de hombres y mujeres y contribuyan a la formulación de políticas para la reducción de la vulnerabilidad frente a las amenazas del cambio climático.

Resulta una excelente noticia que distintas organizaciones, con enfoques e impactos variados, procuren posicionar al agua como un factor clave en la lucha contra el cambio climático. Pero “sin cacao no hay chocolate”: la propuesta de GWP de incluir el financiamiento del agua como un asunto prioritario en la agenda contra el cambio climático, requiere el más decidido apoyo de los actores involucrados con el sector hídrico.

Un millón de botellas por minuto: la “borrachera plástica” del mundo tan peligrosa como el cambio climático

julio 27, 2017

  han publicado en The Guardian el artículo A million bottles a minute: world’s plastic binge ‘as dangerous as climate change’.  Puede leerse en inglés aqui.

Se plantea como problema principal: El consumo anual de botellas de plástico se sitúa en la mitad superior de un billón en 2021, superando con creces los esfuerzos de reciclaje y poniendo en peligro los océanos, las costas y otros entornos.

Segun indican los autores:  un millón de botellas de plástico se compran en todo el mundo cada minuto y el número saltará otro 20% para 2021, creando una crisis ambiental que algunos activistas predicen será tan grave como el cambio climático. La demanda es impulsada por un deseo aparentemente insaciable de agua embotellada y la propagación de una cultura occidental “urbanizada” en China y la región de Asia y el Pacífico.

La mayoría de las botellas de plástico utilizadas para refrescos y agua están hechas de tereftalato de polietileno (Pet), que es altamente reciclable. Pero a medida que su uso se eleva por todo el mundo, los esfuerzos para recolectar y reciclar las botellas para evitar que contaminen los océanos, están siendo superados. Mientras que la producción de plásticos desechables ha crecido dramáticamente en los últimos 20 años, los sistemas para contener, controlar, reutilizar y reciclar simplemente no han mantenido el ritmo.

“Este aumento está siendo impulsado por el aumento de la urbanización”, dijo Downey. “Hay un deseo de una vida saludable y hay preocupaciones constantes sobre la contaminación de las aguas subterráneas y la calidad del agua del grifo, que contribuyen al aumento en el uso del agua de botella”, dijo. India e Indonesia también están experimentando un fuerte crecimiento.

Hugo Tagholm, del grupo de conservación y campañas marinas Surfers Against Sewage, dijo que las cifras fueron devastadoras. La crisis plástica de la contaminación rivaliza con la amenaza del cambio climático ya que contamina todo sistema natural y un número creciente de organismos en el planeta Tierra. La ciencia actual demuestra que los plásticos no pueden ser asimilados de manera útil en la cadena alimentaria. En donde son ingeridos llevan toxinas que trabajan su manera encendido a nuestros platos de la cena.

Existe una creciente preocupación por el impacto de la contaminación de los plásticos en los océanos de todo el mundo. El mes pasado, los científicos encontraron cerca de 18 toneladas de plástico en una de las islas más remotas del mundo, un atolón de coral deshabitado en el Pacífico Sur. Otro estudio de playas remotas del Ártico encontró que también estaban muy contaminadas con plástico, a pesar de las pequeñas poblaciones locales .

Cinco retos ambientales en 2017, segun The Nature Conservancy (TNC).

julio 27, 2017

The Nature Conservancy (TNC) ha publicado el estudio: “The Biggest Environmental Challenges of 2017. Perspectives from our global and regional leaders on the most pressing issues facing people and the planet”. El documento, en inglés y en formato PDF se puede descargar aqui .

Los 5 retos mencionados por TNC son:

1. Asegurar un futuro bajo en carbono.

El informe recuerda que los combustibles fósiles representan aproximadamente un 75 % de las emisiones globales que causan el cambio climático. Para limitar el calentamiento global a menos de 2 ºC, debemos impulsar cambios en la política energética que aceleren nuestra transición hacia un futuro de energía limpia, evitando al mismo tiempo los impactos de la expansión energética. Mantener el impulso de compromisos ambiciosos para reducir las emisiones de GEI —como el Acuerdo de París— será clave para acelerar la transición hacia soluciones energéticas limpias en todo el mundo. Y como las naciones que emiten más, como Estados Unidos, China, Brasil, Indonesia y México, continúan innovando hacia un futuro con bajas emisiones de carbono, será importante hacerlo de una manera que genere tanto energía sostenible y conservación de la biodiversidad.

2. Maximizar el papel de la naturaleza como solución climática.

La naturaleza es el gigante dormido a la hora de dar solución al cambio climático. El aumento de la inversión en soluciones basadas en la naturaleza, tales como evitar la pérdida de bosques, la reforestación, invertir en la salud del suelo y la restauración de los ecosistemas costeros nos brinda la mejor oportunidad para prevenir un calentamiento catastrófico y aumentar nuestra resiliencia a los impactos climáticos.

Aunque las tecnologías de las energías limpias y las políticas para regular las emisiones son esenciales, por sí solas no pueden trabajar con la suficiente rapidez. Las soluciones basadas en la naturaleza están disponibles, se pueden implementar ahora y podrían contribuir a más de un tercio de la reducción de emisiones de carbono necesaria para 2030. Estas soluciones también proporcionan un valor crítico tanto a las personas como a la naturaleza más allá de la mitigación del carbono, mediante la producción de alimentos, una mayor protección de la comunidad frente a las tormentas e inundaciones y ofreciendo refugio a algunas de las especies más amenazadas del mundo, entre otros.

arbol
WhatsApp Image 2017-04-24 at 11.09.04 AM (3)

3. Extender las prácticas agrícolas sostenibles.

Los seres humanos ya han eliminado o convertido casi un 40 % de la superficie libre de hielo de la tierra para la agricultura. Además, la agricultura es la segunda fuente principal de emisiones de GEI a escala mundial, después de los combustibles fósiles. El fomento de actividades agrícolas más productivas será esencial para satisfacer la creciente demanda de alimentos y asegurar el agua, a la vez que se garantiza que la naturaleza siga prosperando. Al convocar a diversas partes interesadas —pequeños productores y granjeros, grandes empresas agropecuarias, gobiernos, comunidades indígenas y financiadores—, podemos construir nuevos modelos de negocios que alineen la conservación, la producción de alimentos y las agendas sociales.

En este sentido, el documento recoge experiencias en lugares como Brasil, Indonesia, México y Estados Unidos que pueden proporcionar un modelo para conectar a más productores con prácticas bajas en carbono que aumenten el suministro de alimentos y promuevan el crecimiento económico mientras reducen el impacto de la agricultura en tierras y aguas.

4.,  Mejorar la gestión de las pesquerías a escala global.

Las pesquerías representan una industria de alrededor de 130 000 millones de dólares que se extiende —y alimenta— el mundo entero. Sin embargo, un 57 % de las poblaciones de peces están plenamente explotadas y otro 30 % están sobreexplotadas, agotadas o en recuperación. El coste para el mundo asciende a 50 000 MM$ de perdidas cada año por la pesca excesiva y una gestión pobre. Desafortunadamente, la mayoría de los países no tienen la información o las herramientas necesarias para solucionar estos problemas. La buena noticia es que los pescadores están dispuestos a abrir el camino haica un futuro más sostenible y existe una fuerte demanda de pescado y marisco sostenibles por parte de los consumidores.

Las soluciones consisten en involucrar directamente a los pescadores para pilotar y replicar nuevas prácticas y tecnologías en todo el mundo para una mejor comprensión de las poblaciones de peces y métodos de gestión sostenible, al mismo tiempo que trabajan con científicos pesqueros líderes en el mundo, empresas multinacionales y reguladores de etiquetas de certificación para escalar soluciones en el mercado mundial de pescados y mariscos.

5. Crear un futuro urbano verde.

Para el año 2050, dos tercios de la población mundial vivirán en las ciudades. Los seres humanos ya han hecho enormes inversiones en edificios y transporte, agua y sistemas de energía que sostienen las urbes, pero la gran demanda de la infraestructura adicional necesaria para apoyar a las ciudades en crecimiento está ejerciendo presión sobre los recursos naturales y las finanzas públicas. La combinación de la urbanización y el cambio climático podría convertir a las ciudades en lugares profundamente inhabitables, pero no tiene por qué ser así. La expansión de las inversiones en soluciones basadas en la naturaleza para abordar los desafíos urbanos como el agua de lluvia y la contaminación atmosférica es una manera rentable de mejorar la salud, la seguridad, la productividad y el bienestar de las personas que viven en las ciudades, así como de conservar la biodiversidad.

AURELIO RAMOS, Director Regional de TNC para América Latina. Es el encargado de presentar las perspectivas en Latinoamérica.

En su opinión, América Latina cuenta con el 40% de las especies del mundo, más de una cuarta parte de los bosques y el segundo arrecife más grande el planeta. Podría afirmarse, sobre la base de estos datos que AL es una “superpotencia” en biodiversidad.

Sin embargo, la situación está cambiando. Los grandes sistemas naturales como la selva tropical del Amazonas, los pastizales patagónicos y los humedales, tienen la capacidad de sostener a 500 millones de personas. Pero el crecimiento de la población, la acelerada demanda de energía y alimentos, en combinación con el calentamiento global, amenazan con destruir estos recursos naturales estratégicos.

 

Conservar paisajes forestales intactos maximiza la biodiversidad y reduce el riesgo de extinción de especies

julio 25, 2017

Hemos recibido el Boletín de “Mercados de Medio Ambiente” de julio de 2017. El Boletin incluye el artículo: “Paisajes intactos para maximizar la biodiversidad “.

Segun se indica: “Conducido por el científico Matthew G. Betts, profesor del Departamento de Ecosistemas Forestales y Sociedad de la Universidad Estatal de Oregón (Estados Unidos), el análisis publicado en Nature bajo el título Global forest loss disproportionately erodes biodiversity in intact landscapes (La pérdida global de bosques erosiona desproporcionadamente la biodiversidad en paisajes intactos) revela que estas áreas intactas merecen una prioridad mayor de las inversiones limitadas en conservación que las áreas ya impactadas en gran medida por la actividad humana, a pesar de que las especies también están amenazadas en las áreas afectadas“.

Los datos recabados indican que los bosques continúan perdiéndose a tasas altas (alrededor de 1,5 millones de kilómetros cuadrados, o 371 millones de acres, por año). La mayoría de esos cambios ocurren en los trópicos. Los bosques tropicales de América del Sur representan casi la mitad de la pérdida de bosques globales. En total, el nuevo análisis muestra que un 37 % de los bosques del mundo se han convertido a otros usos de la tierra.

«Debería ser bastante evidente que la pérdida de los bosques aumenta el riesgo de que se incorporen nuevas especies a la Lista Roja de especies en peligro de extinción», defiende Betts. «Pero nuestro trabajo proporciona el primer vínculo cuantitativo global entre la pérdida de bosques y el declive de las especies forestales».
Los científicos que participaron en la investigación partieron de la siguiente pregunta: ¿Deberían centrarse los esfuerzos de conservación en áreas donde ya se han perdido hábitats forestales y las especies pueden estar alcanzando un umbral o dichos esfuerzos deberían dirigirse hacia bosques que están casi intactos y que apenas empiezan a verse afectados por el desarrollo?

Leer el artículo completo en: p://www.mercadosdemedioambiente.com/actualidad/conservar-paisajes-forestales-intactos-maximiza-la-biodiversidad-y-reduce-el-riesgo-de-extincion-de-especies/

A %d blogueros les gusta esto: