Archive for the 'Cambio climático' Category

Un millón de botellas por minuto: la “borrachera plástica” del mundo tan peligrosa como el cambio climático

julio 27, 2017

  han publicado en The Guardian el artículo A million bottles a minute: world’s plastic binge ‘as dangerous as climate change’.  Puede leerse en inglés aqui.

Se plantea como problema principal: El consumo anual de botellas de plástico se sitúa en la mitad superior de un billón en 2021, superando con creces los esfuerzos de reciclaje y poniendo en peligro los océanos, las costas y otros entornos.

Segun indican los autores:  un millón de botellas de plástico se compran en todo el mundo cada minuto y el número saltará otro 20% para 2021, creando una crisis ambiental que algunos activistas predicen será tan grave como el cambio climático. La demanda es impulsada por un deseo aparentemente insaciable de agua embotellada y la propagación de una cultura occidental “urbanizada” en China y la región de Asia y el Pacífico.

La mayoría de las botellas de plástico utilizadas para refrescos y agua están hechas de tereftalato de polietileno (Pet), que es altamente reciclable. Pero a medida que su uso se eleva por todo el mundo, los esfuerzos para recolectar y reciclar las botellas para evitar que contaminen los océanos, están siendo superados. Mientras que la producción de plásticos desechables ha crecido dramáticamente en los últimos 20 años, los sistemas para contener, controlar, reutilizar y reciclar simplemente no han mantenido el ritmo.

“Este aumento está siendo impulsado por el aumento de la urbanización”, dijo Downey. “Hay un deseo de una vida saludable y hay preocupaciones constantes sobre la contaminación de las aguas subterráneas y la calidad del agua del grifo, que contribuyen al aumento en el uso del agua de botella”, dijo. India e Indonesia también están experimentando un fuerte crecimiento.

Hugo Tagholm, del grupo de conservación y campañas marinas Surfers Against Sewage, dijo que las cifras fueron devastadoras. La crisis plástica de la contaminación rivaliza con la amenaza del cambio climático ya que contamina todo sistema natural y un número creciente de organismos en el planeta Tierra. La ciencia actual demuestra que los plásticos no pueden ser asimilados de manera útil en la cadena alimentaria. En donde son ingeridos llevan toxinas que trabajan su manera encendido a nuestros platos de la cena.

Existe una creciente preocupación por el impacto de la contaminación de los plásticos en los océanos de todo el mundo. El mes pasado, los científicos encontraron cerca de 18 toneladas de plástico en una de las islas más remotas del mundo, un atolón de coral deshabitado en el Pacífico Sur. Otro estudio de playas remotas del Ártico encontró que también estaban muy contaminadas con plástico, a pesar de las pequeñas poblaciones locales .

Anuncios

Cinco retos ambientales en 2017, segun The Nature Conservancy (TNC).

julio 27, 2017

The Nature Conservancy (TNC) ha publicado el estudio: “The Biggest Environmental Challenges of 2017. Perspectives from our global and regional leaders on the most pressing issues facing people and the planet”. El documento, en inglés y en formato PDF se puede descargar aqui .

Los 5 retos mencionados por TNC son:

1. Asegurar un futuro bajo en carbono.

El informe recuerda que los combustibles fósiles representan aproximadamente un 75 % de las emisiones globales que causan el cambio climático. Para limitar el calentamiento global a menos de 2 ºC, debemos impulsar cambios en la política energética que aceleren nuestra transición hacia un futuro de energía limpia, evitando al mismo tiempo los impactos de la expansión energética. Mantener el impulso de compromisos ambiciosos para reducir las emisiones de GEI —como el Acuerdo de París— será clave para acelerar la transición hacia soluciones energéticas limpias en todo el mundo. Y como las naciones que emiten más, como Estados Unidos, China, Brasil, Indonesia y México, continúan innovando hacia un futuro con bajas emisiones de carbono, será importante hacerlo de una manera que genere tanto energía sostenible y conservación de la biodiversidad.

2. Maximizar el papel de la naturaleza como solución climática.

La naturaleza es el gigante dormido a la hora de dar solución al cambio climático. El aumento de la inversión en soluciones basadas en la naturaleza, tales como evitar la pérdida de bosques, la reforestación, invertir en la salud del suelo y la restauración de los ecosistemas costeros nos brinda la mejor oportunidad para prevenir un calentamiento catastrófico y aumentar nuestra resiliencia a los impactos climáticos.

Aunque las tecnologías de las energías limpias y las políticas para regular las emisiones son esenciales, por sí solas no pueden trabajar con la suficiente rapidez. Las soluciones basadas en la naturaleza están disponibles, se pueden implementar ahora y podrían contribuir a más de un tercio de la reducción de emisiones de carbono necesaria para 2030. Estas soluciones también proporcionan un valor crítico tanto a las personas como a la naturaleza más allá de la mitigación del carbono, mediante la producción de alimentos, una mayor protección de la comunidad frente a las tormentas e inundaciones y ofreciendo refugio a algunas de las especies más amenazadas del mundo, entre otros.

arbol
WhatsApp Image 2017-04-24 at 11.09.04 AM (3)

3. Extender las prácticas agrícolas sostenibles.

Los seres humanos ya han eliminado o convertido casi un 40 % de la superficie libre de hielo de la tierra para la agricultura. Además, la agricultura es la segunda fuente principal de emisiones de GEI a escala mundial, después de los combustibles fósiles. El fomento de actividades agrícolas más productivas será esencial para satisfacer la creciente demanda de alimentos y asegurar el agua, a la vez que se garantiza que la naturaleza siga prosperando. Al convocar a diversas partes interesadas —pequeños productores y granjeros, grandes empresas agropecuarias, gobiernos, comunidades indígenas y financiadores—, podemos construir nuevos modelos de negocios que alineen la conservación, la producción de alimentos y las agendas sociales.

En este sentido, el documento recoge experiencias en lugares como Brasil, Indonesia, México y Estados Unidos que pueden proporcionar un modelo para conectar a más productores con prácticas bajas en carbono que aumenten el suministro de alimentos y promuevan el crecimiento económico mientras reducen el impacto de la agricultura en tierras y aguas.

4.,  Mejorar la gestión de las pesquerías a escala global.

Las pesquerías representan una industria de alrededor de 130 000 millones de dólares que se extiende —y alimenta— el mundo entero. Sin embargo, un 57 % de las poblaciones de peces están plenamente explotadas y otro 30 % están sobreexplotadas, agotadas o en recuperación. El coste para el mundo asciende a 50 000 MM$ de perdidas cada año por la pesca excesiva y una gestión pobre. Desafortunadamente, la mayoría de los países no tienen la información o las herramientas necesarias para solucionar estos problemas. La buena noticia es que los pescadores están dispuestos a abrir el camino haica un futuro más sostenible y existe una fuerte demanda de pescado y marisco sostenibles por parte de los consumidores.

Las soluciones consisten en involucrar directamente a los pescadores para pilotar y replicar nuevas prácticas y tecnologías en todo el mundo para una mejor comprensión de las poblaciones de peces y métodos de gestión sostenible, al mismo tiempo que trabajan con científicos pesqueros líderes en el mundo, empresas multinacionales y reguladores de etiquetas de certificación para escalar soluciones en el mercado mundial de pescados y mariscos.

5. Crear un futuro urbano verde.

Para el año 2050, dos tercios de la población mundial vivirán en las ciudades. Los seres humanos ya han hecho enormes inversiones en edificios y transporte, agua y sistemas de energía que sostienen las urbes, pero la gran demanda de la infraestructura adicional necesaria para apoyar a las ciudades en crecimiento está ejerciendo presión sobre los recursos naturales y las finanzas públicas. La combinación de la urbanización y el cambio climático podría convertir a las ciudades en lugares profundamente inhabitables, pero no tiene por qué ser así. La expansión de las inversiones en soluciones basadas en la naturaleza para abordar los desafíos urbanos como el agua de lluvia y la contaminación atmosférica es una manera rentable de mejorar la salud, la seguridad, la productividad y el bienestar de las personas que viven en las ciudades, así como de conservar la biodiversidad.

AURELIO RAMOS, Director Regional de TNC para América Latina. Es el encargado de presentar las perspectivas en Latinoamérica.

En su opinión, América Latina cuenta con el 40% de las especies del mundo, más de una cuarta parte de los bosques y el segundo arrecife más grande el planeta. Podría afirmarse, sobre la base de estos datos que AL es una “superpotencia” en biodiversidad.

Sin embargo, la situación está cambiando. Los grandes sistemas naturales como la selva tropical del Amazonas, los pastizales patagónicos y los humedales, tienen la capacidad de sostener a 500 millones de personas. Pero el crecimiento de la población, la acelerada demanda de energía y alimentos, en combinación con el calentamiento global, amenazan con destruir estos recursos naturales estratégicos.

 

Conservar paisajes forestales intactos maximiza la biodiversidad y reduce el riesgo de extinción de especies

julio 25, 2017

Hemos recibido el Boletín de “Mercados de Medio Ambiente” de julio de 2017. El Boletin incluye el artículo: “Paisajes intactos para maximizar la biodiversidad “.

Segun se indica: “Conducido por el científico Matthew G. Betts, profesor del Departamento de Ecosistemas Forestales y Sociedad de la Universidad Estatal de Oregón (Estados Unidos), el análisis publicado en Nature bajo el título Global forest loss disproportionately erodes biodiversity in intact landscapes (La pérdida global de bosques erosiona desproporcionadamente la biodiversidad en paisajes intactos) revela que estas áreas intactas merecen una prioridad mayor de las inversiones limitadas en conservación que las áreas ya impactadas en gran medida por la actividad humana, a pesar de que las especies también están amenazadas en las áreas afectadas“.

Los datos recabados indican que los bosques continúan perdiéndose a tasas altas (alrededor de 1,5 millones de kilómetros cuadrados, o 371 millones de acres, por año). La mayoría de esos cambios ocurren en los trópicos. Los bosques tropicales de América del Sur representan casi la mitad de la pérdida de bosques globales. En total, el nuevo análisis muestra que un 37 % de los bosques del mundo se han convertido a otros usos de la tierra.

«Debería ser bastante evidente que la pérdida de los bosques aumenta el riesgo de que se incorporen nuevas especies a la Lista Roja de especies en peligro de extinción», defiende Betts. «Pero nuestro trabajo proporciona el primer vínculo cuantitativo global entre la pérdida de bosques y el declive de las especies forestales».
Los científicos que participaron en la investigación partieron de la siguiente pregunta: ¿Deberían centrarse los esfuerzos de conservación en áreas donde ya se han perdido hábitats forestales y las especies pueden estar alcanzando un umbral o dichos esfuerzos deberían dirigirse hacia bosques que están casi intactos y que apenas empiezan a verse afectados por el desarrollo?

Leer el artículo completo en: p://www.mercadosdemedioambiente.com/actualidad/conservar-paisajes-forestales-intactos-maximiza-la-biodiversidad-y-reduce-el-riesgo-de-extincion-de-especies/

Los volúmenes del Mercado Voluntario de Carbono (MVC) se mantienen cerca del máximo histórico

junio 30, 2017

Hemos recibido el Boletín de junio de 2007 de ICROA ( International Carbon Reduction & Offset Alliance), el cual incluye el artículo: “Voluntary carbon market volumes remain close to record high” (Los volúmenes del Mercado Voluntario de Carbono (MVC) se mantienen cerca del máximo histórico).  A continuación el informe:

Los datos del Mercado Voluntario de Carbono muestran que fueron retirados 43,5 millones de créditos de carbono en 2016, a través de los principales estándares del mercado voluntario.

Un crédito de carbono se clasifica como “retirado” cuando se retira permanentemente del mercado, por ejemplo, para reducir voluntariamente o neutralizar las emisiones de una organización individual, gubernamental, corporativa u otra.

El volumen total cancelado es equivalente a la eliminación de 9,3 millones de automóviles de las calles durante un año. Sin embargo, esto significa una ligera disminución en los niveles de 2015, cuando se retiraron 45,9 millones de créditos, lo cual fue un récord para el mercado voluntario. Durante los últimos cinco años, el volumen del mercado voluntario se ha más que duplicado, reflejando un  crecimiento continuo de la demanda de compensaciones voluntarias de los compradores corporativos.

Total de crédito retirados

“El mercado voluntario de carbono continúa produciendo fuertes resultados”, dice Simon Henry, Director de Programa de ICROA. “ICROA es optimista del crecimiento futuro en el mercado voluntario del carbono, particularmente porque hay una brecha en el cumplimiento de los objetivos planteados en el acuerdo de París, lo cual requiere más qcompromiso de lo demostrado por los países hasta ahora”.

“El mercado voluntario va a tener un papel que desempeñar en la participación empresarial en la lucha climático bajo el Acuerdo de París”, dice Dirk Forrister, Presidente y CEO de IETA. “Permite a los actores del sector privado de todo el mundo asumir un papel de liderazgo y encontrar nuevas maneras de responder al cambio climático”.

El análisis de ICROA utiliza los datos de los registros públicos de los principales estándares del mercado voluntario de carbono: Registro Americano (ACR), Mecanismo de Desarrollo Limpio, la Reserva de Acción Climática (CAR), estándar de oro, y el Estándar de Carbono Verificado (VCS). Todas estas normas se aprobaron en el código de buenas prácticas de ICROA de Servicios de Gestión de carbono.

Panamá: hacia una organizacion nacional para el carbono de los bosques

junio 19, 2017

El retiro de los Estados de Unidos del Acuerdo de Paris sobre Cambio Climático, ha otorgado una mayor importancia a la participación de las empresas y las organizaciones de la sociedad civil. El Pacto Global de las Naciones Unidas, por ejemplo, ofrece colaboración para movilizar un movimiento mundial de gobiernos, sociedad civil y empresas para “crear el mundo que queremos”.

El 29 de marzo de 2017, publicamos en nuestro Blog el artículo titulado “Trump y el Cambio Climático: es la hora de los Actores No Estatales”. En esa oportunidad indicamos:

“Es la hora de potenciar la participación de los actores no estatales, estableciendo diversas formas de alianzas, negocios conjuntos y acuerdos mutuamente beneficiosos, dirigidos a fortalecer la lucha contra el cambio climático. Y sobre esta base, definir un nuevo marco de coordinación con las entidades gubernamentales”.

Como parte de esta visión estratégica, APRONAD está promoviendo la creación de una instancia nacional representativa, con capacidad de impulsar la conservación de los bosques asociada a la obtención de beneficios económicos, mediante reducciones de emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI), las cuales serán comercializadas en el Mercado Voluntario de Carbono.

Los objetivos de una organización de esta índole se plantean en los siguientes términos:

Objetivo General: Contribuir a convertir a Panamá en un sinónimo de compromiso con el desarrollo sostenible, posicionándola como una nación líder de lucha contra el cambio climático.

Objetivos Específicos: 1) Promover la sostenibilidad de la gestión de los recursos forestales; 2) constituir una organización nacional de propietarios de recursos forestales y productores agropecuarios, basada en los principios de representatividad, la participación y la toma de decisiones en forma democrática; 3) desarrollar capacidades institucionales para la elaboración y presentación de propuestas, técnicas, jurídicas y políticas destinadas al pago por servicios ambientales; 4) Crear mecanismos de financiamiento públicos y privados, nacionales e internacionales, para el diseño y desarrollo de proyectos sostenibles en el sector de Agricultura, Bosques y Otros Usos de tierra; 5) Realizar la comercialización conjunta de los bonos de carbono en los mercados voluntario y regulado, aplicando los principios de la economía escala; 6) Canalizar asistencia técnica nacional y capacitación e internacional a los integrantes de la Asociación; 7) Expandir las redes de contactos en la región y generar oportunidades de colaboración.

El éxito de esta organización depende de la aplicación de los enfoques de “demanda social”, organización de “abajo hacia arriba” y liderazgo colectivo basando en el consenso. Las reivindicaciones de la organización deben expresar las demandas y reivindicaciones de sus integrantes, y no la opinión de un círculo privilegiado. El proceso de estructuración debe realizarse desde las Organizaciones Comunitarias de Base (OCB) y el liderazgo debe ser compartido, por ende, colectivo.

Para ejemplificar el modelo de organización que se promueve, mencionemos la Red de Organizaciones Comunitarias adscritas a FUNREGAAC. Esta Fundación cuenta con 13 OCBs asociadas y 2 que se considera amigas, de la siguiente forma:

Fungegac

Cada una de estas organizaciones comunitarias, en forma participativa, planteó sus razones para participar en un Proyecto Nacional de Carbono Forestal. Veamos los argumentos de la Asociación Agroambientalista de Oajaca, localizada en la Comunidad de Oajaca, Corregimiento de Chiguiri Arriba, Distrito de Penonomé:

  • Población: 500 familias
  • Tipo de recursos forestales existentes:
    • Bosque primario:
    • Bosque secundario:
    • Pastizales, bambú:
    • Agricultura (tipo de cultivo): cítricos, café, hortalizas, yuca, otoe, ñame, maíz, maderables.
  • Problemas comunitarios priorizados:
    • Débil organización comunitaria.
    • Insuficiente equipamiento de la Junta de Desarrollo Local.
    • Debilidades el Comité de Salud.
    • Debilidades de la Junta Administradora del Acueducto Rural (JAAR).
    • Desempleo.
    • Carreteras en mal estado.
    • Deficiente servicio de transporte.
  • Biodiversidad:
    • Especies amenazadas: tucán pichilargo de montaña
    • Cercanía a áreas protegidas: Cucuazal.
    • Tala ilegal y quema.
    • Caza furtiva.
    • Incendios forestales.

En este caso, el Proyecto de Carbono Forestal está asociado a los retos del desarrollo local. Las 15 organizaciones comunitarias asociadas y amigas de Funregaac, ha expresado su interés en participar en una oeganización nacional, siempre y cuando sea construida “de abajo hacia arriba”, sobre solidos principios democráticos.

La organización nacional que propone APRONAD será la suma de múltiples esfuerzos, en las que participan distintas organizaciones de la sociedad civil relacionadas con la lucha contra el cambio climático. En las próximas semanas será presentada la iniciativa a organizaciones nacionales e internacionales. Los que estén interesados en conocer más sobre el Proyecto y sumarse a la iniciativa pueden escribirnos al email: apronad@gmail.com.

TallerSofre

OCBs de Cocle elaboran propuestas para Proyecto de Carbono

Sociedad civil y agenda ambiental en la relación Panamá – China

junio 18, 2017

El establecimiento de relaciones diplomáticas entre Panamá y China, ha creadopanamaES-master675 oportunidades para un relanzamiento de la economía panameña, mediante millonarias inversiones chinas en sectores estratégicos como infraestructura y logística. China es el segundo usuario en importancia del Canal del Canal de Panamá, detrás de EE.UU., y el primer proveedor de la Zona Libre de Colón (ZLC), la mayor del hemisferio, situada en la costa atlántica panameña y que está atravesando una aguda crisis.

Igualmente existen oportunidades para que las relaciones entre Panamá y China tengan un impacto favorable en el esfuerzo panameño por cumplir con el Acuerdo de París. Mientras que el gobierno del presidente Trump ha decidido retirarse de este Acuerdo, recientemente China y Alemania ratificaron su compromiso en la lucha contra el cambio climático. Destacamos la petición de la Canciller Merkel al primer ministro chino, Li Keqiang, “contribuir a la búsqueda de soluciones” para que las fundaciones políticas alemanas que trabajan en su país puedan realizar su tarea de “cooperación con la sociedad civil”.

Los planteamientos de Merkel pueden ser adoptados por el gobierno panameño. La presencia de China debe servir también para acercar a las organizaciones de la sociedad civil de ambos países, con enfoque en el desarrollo sostenible, y la conservación y protección ambiental. Por ejemplo, Panamá exporta Panamá vende a China desechos de cobre y aluminio pero esta actividad es realizada por el sector informal en condiciones laborales inhumanas, la cooperación técnica china podría colaborar a corregir este problema.

Una Agenda Ambiental, con la activa participación de la sociedad civil de ambos países podría incluir las siguientes áreas temáticas:

  1. El Manejo Integral de los Residuos Sólidos, con especial enfoque en la mejora de las condiciones de vida del sector informal vinculado al reciclaje.
  2. Impulso al turismo rural comunitario para ampliar y diversificar la oferta turística panameña ante la prevista afluencia de turistas chinos.
  3. Apoyo a la comercialización de bonos de carbono forestal (Mercado Voluntario de Carbono) propiedad de comunidades, propietarios privados de bosques y territorios indígenas.

Obviamente, el gobierno panameño incluirá otros temas relacionados con los intereses del sector logístico, financiero y comercial. Pero una Agenda Ambiental, con participación de la sociedad civil sería una importante contribución al desarrollo sostenible local  y la búsqueda de la equidad.

Cómo la corrupción agrava el cambio climático

marzo 29, 2017

Los columnistas Lili Fuhr y Simon Taylor, han publicado un artículo de opinión en el Blog: Project Syndicate titulado: “Cómo la corrupción agrava el cambio climático”. La tesis central de sus reflexiones es la siguiente: “Para cumplir el acuerdo de París, el combate a la corrupción debe ir de la mano de la lucha contra el cambio climático. La corrupción, en el sentido más amplio del término, es el aglutinante que mantiene unido al “sistema” y asegura que grupos de intereses ricos y poderosos no cumplan las normas pensadas para controlarlos. Y es la causa del incumplimiento de los compromisos de reducción de emisiones asumidos por los gobiernos”

En momentos en que América Latina se ve sacudida por denuncias de corrupción que involucran a la clase política y grandes empresas, las reflexiones de Fuhr y Taylor adquieren una importante relevancia.

Trump y el Cambio Climático: es la hora de los Actores No Estatales

marzo 29, 2017

El Presidente Trump firmó este martes 28 de marzo de 2017 una orden ejecutiva con media1490726610_971217_1490742786_noticia_fotograma docena de medidas para recuperar la producción de energías fósiles, lo cual amenaza con regresar a los Estados Unidos décadas atrás. Según uno de sus asesores, no se trata de desatenderse del problema, sino que “Cuando se trata de cambio climático, queremos hacer nuestro camino y a nuestra manera”. Cuál es ese camino y esa manera está por verse.

La decisión del Presidente Trump significará que Estados Unidos no pueda cumplir con su objetivo de reducir las emisiones un 30% para 2030, por debajo de los niveles de 2005, como se había comprometido hasta ahora. Tampoco cumplirá con su parte del Acuerdo de París y se informa incluso que evalúa la posibilidad de abandonar el pacto global contra el cambio climático.

Estas decisiones han sumido a las Naciones Unidas, a las agencias de cooperación internacional y a los gobiernos del mundo en un gran desasosiego.  ¿Se acabó la lucha contra el cambio climático? Esta sería una afirmación simplista. Así, por ejemplo, la empresa petrolera ExxonMobil (teóricamente una de las principales beneficiadas por Trump) pidió a la administración del Presidente Trump que respete el Acuerdo de París contra el cambio climático que la Casa Blanca considera “malo”.

En una misiva, fechada el 22 de marzo de 2017, Peter Trelenberg, responsable de políticas medioambientales en ExxonMobil, recuerda que la compañía petrolera, una de las más importantes del mundo, “apoya el acuerdo Exxon_Mobil_Logo.svgde París como un marco eficaz para responder a los riesgos del cambio climático”.

“Creemos que Estados Unidos está en una buena posición para ser competitivo en el marco del acuerdo de París, con abundantes recursos bajos en carbono, como el gas natural, y empresas privadas innovadoras, incluso en los sectores del petróleo, el gas y la petroquímica”, señala.

En Estados Unidos, por otra parte, las organizaciones de la sociedad civil defensoras del medioambiente, aseguran que responderán a este decreto en los tribunales. Este movimiento ha convocado a masivas concentraciones esta primavera.

Resulta claro que para revertir las decisiones del Gobierno de Estados Unidos ya no bastan las acciones en el ámbito gubernamental, las cuales tienen un efecto importante pero limitado. Se hace necesario sumar la acción multifacética de los actores no estatales: empresas, organizaciones no gubernamentales, propietarios de bosques, comunidades indígenas, organizaciones comunitarias, promoviendo iniciativas exitosas para reducir la emisión de los gases de efecto invernadero (GEI), creando conciencia mediante el método de “aprender haciendo”.

Es la hora de potenciar la participación de los actores no estatales, estableciendo diversas formas de alianzas, negocios conjuntos y acuerdos mutuamente beneficiosos, dirigidos a fortalecer la lucha contra el cambio climático. Y sobre esta base, definir un nuevo marco de coordinación con las entidades gubernamentales.

Centroamérica: perspectiva climática marzo – abril 2016

marzo 4, 2016

Francisco Rivas Rivas.
apronad@gmail.com
https://www.facebook.com/apronadpanama/

El 15 de febrero 2016 el Foro del Clima (Comité Regional de Recursos Hidráulicos Sistema de la Integración Centroamericana), revisó la evolución de la lluvia en diciembre 2015 y enero 2016, en los cuales se observaron lluvias menores a lo normal en Yucatán, Petén, sur de Belize, Región Caribe y Central de Nicaragua, y casi todo el territorio de Panamá; y mayores a lo normal en El Caribe Norte Hondureño, costa Caribe de Costa Rica y Bocas del Toro en Panamá.

Evolución de las condiciones atmosféricas y oceánicas durante los meses de diciembre 2015 y enero 2016.

El Foro analizó la evolución de las condiciones atmosféricas y oceánicas durante los meses de diciembre 2015 y enero 2016 y notando que:

1. El evento “El Niño” actual alcanzó su máximo, entró en la fase de debilitamiento y se prevé que llegue a condiciones neutras en el primer semestre del año, pero que aun así, durante marzo y abril continuarán las temperaturas más cálidas que lo normal en el Pacifico Tropical.

2. Desde enero la Oscilación Artica, se encuentra en fase negativa de moderada a fuerte intensidad, factor que influencia la llegada de empujes fríos a Centroamérica y el Caribe y que se prevee se mantenga en esa fase hasta marzo.

3. La Oscilación Decadal del Pacífico (PDO) se encuentra en fase positiva, condición que se asocia con mayor intensidad, duración y frecuencia de vientos “Nortes” en Centroamérica.

Asimismo, tomando en cuenta las estimaciones de varios grupos de modelos regionales y estimaciones estadísticas a nivel nacional, emitió la siguiente perspectiva climática para marzo-abril 2016:

  • Lluvias bajo lo normal en Yucatán, el Caribe de Nicaragua, parte central de Honduras y El Salvador.
  • Lluvias en el rango normal en Sur de México, Belize y Caribe hondureño.
  • Lluvias sobre lo normal en Cuba República Dominicana, parte Noroeste de Yucatán y Caribe de Costa Rica y Panamá.
  • Se estima un inicio de la estación lluviosa irregular, especialmente en el sur de México y norte de Centroamérica, con chubascos en abril pero sin que la estación se establezca sino hasta mayo.

Consideraciones especiales por país.

Belize.

Es probable que el acumulado de lluvia para el período Febrero – Abril esté en la categoria normal.

Costa Rica.

En el bimestre diciembre 2015 – enero 2016, la lluvia en todo el país se ubicó en la categoría normal o bajo lo normal. La Vertiente del Caribe presentó las anomalías negativas más altas lo que ubicó al Indice de Precipitación Estandarizada (SPI) entre – 0,5 y -1.0, que califica como condiciones entre moderamente y anormamente seco.

En cuanto a las temperaturas, fue un periodo muy caliente; en la ciudad Capital se registró la temperatura más alta de un mes diciembre. Entre noviembre y diciembre no llegaron frentes fríos al país, lo cual se debió a la fase positiva imperante de la Oscilación Ártica.

El cambio de fase positiva de la OA a negativa, propició mayor incidencia de empujes fríos; entre el 6 y 12 de febrero dos de ellos afectaron a toda Centroamérica, causando en Costa Rica una sensible baja en las temperaturas, un fuerte temporal del Caribe y “nortes” muy intensos que ocasionaron caída de árboles, rótulos, techos, e incluso se reportó la muerte de una persona.

Se espera que la fase negativa persista en la segunda quincena de febrero y todo el mes de marzo, con lo cual existe el potencial de que la temporada de empujes fríos siga muy activa y por lo tanto una alta posibilidad de que retornen condiciones más lluviosas que las normales a la Vertiente del Caribe.

A partir de la segunda quincena de marzo en el Valle Central, la Vertiente del Pacífico y la Zona Norte, es muy probable que se presenten temperaturas extremadamente altas para el período, por la remanencia todavía de las condiciones de “El Niño”.

El Salvador.

De diciembre a febrero en promedio llovió seis milímetros, una cantidad inferior a los 29mm que es el promedio nacional para ese período. En marzo las lluvias podrían ser también inferiores al promedio de 13mm del mencionado mes.

La temperatura media de los meses de diciembre y enero ha sido arriba del promedio. Es bastante probable que esta tendencia persista en marzo y abril, por la remanencia todavía de las condiciones de “El Niño”.

Guatemala.

La temporada fría inició tarde, no se descarta que en lo que resta del mes de febrero y marzo se pueda presentar el acercamiento de 3 a 5 frentes fríos, favoreciendo algunas lluvias en regiones del Norte y Caribe.

Bajo la influencia de estos sistemas, el viento norte tiende a intensificarse superando en algunos lugares los 60 km/hora.

En cuanto a temperaturas frías se continuarán presentando en horas de la noche y madrugada, tomando en cuenta la poca humedad en los suelos y la amplitud térmica que pueda presentarse durante el día.

Por la influencia “El Niño” aún persistente, se esperan temperaturas altas en la mayor parte del país. La poca humedad existente en los suelos y las altas temperaturas aumentarán el riesgo de incendios forestales.

La baja humedad en el suelo, la baja nubosidad y la abundante radiación terrestre son factores que favorecen para que se presente heladas meteorológicas en las zonas altas del Altiplano Central y Occidental de Guatemala.

En la meseta central puede presentarse un incremento en la velocidad del viento asociado a sistemas de Alta Presión, los vientos pueden oscilar entre los 60 a 70 Km/h en la meseta central, en la Boca Costa o lugares donde se canaliza el viento por la influencia de montañas, estas velocidades pueden ser superadas.

En regiones del Centro y Sur del país en época seca durante estos meses, las lluvias que se podrían presentar, son consideradas dentro de las normales climáticas; sin embargo, no se descartan algunos eventos aislados de lluvias que podrían superar estos valores.

Honduras.

En marzo podrían registrarse aumentos de lluvia hasta de un 60% sobre la media en la zona Caribe, mientras que por la influencia remanente de El Niño se espera que las condiciones secas se mantengan en la parte central del país.

Las temperaturas podrían presentar un incremento de 2 grados centígrados el cual sumado a la poca precipitación esperada en la zona central aumentará la evapotranspiración reduciendo la humedad del suelo creando condiciones propicias para los incendios forestales.

Se prevé un posible inicio irregular de la estación lluviosa en mayo.

Nicaragua.

Es probable que el mes de febrero siga la tendencia de diciembre y enero con acumulados por debajo de la norma histórica en los sectores orientales de las regiones Norte, Central y las Regiones Autónomas del Caribe Nicaragüense y el resto del país con un comportamiento normal. El mes de marzo es probable presente un comportamiento normal de precipitación en la Región del Pacífico, Región Norte y RACN; mientras que en la Región Central y la RACS es probable se observen acumulados de lluvia por debajo de la norma histórica.

Los mayores acumulados del mes de marzo probablemente oscilen entre 50 y 100 mm en el sector este de la RACN y RACS; en los sectores orientales de la Región Norte y Central los acumulados oscilaran entre 10 y 50 mm; en la Región Pacífico y los sectores occidentales de la Región Norte y Central los rangos de lluvia serán menores a 10 mm.

Panamá.

Tendencia lluvias arriba de lo normal en Chiriquí y la península de Azuero y bajo lo normal en el Caribe Oriental y cuenca del Canal.

República Dominicana.

Se estima que con la disiminución de la intensidad de El Niño de manera gradual, podría esperarse algunos episodios húmedos en marzo, que es considerado normalmente el mes más seco.

México

En marzo se esperan lluvias por arriba de lo normal en la mayor parte del país, mientras que en regiones de Veracruz, Tabasco y Oaxaca se esperan condiciones por debajo de lo normal. En el norte y oriente de la Península de Yucatán se esperan condiciones normales.”

El documento completo se puede descargar en esta dirección Sintesis Perspectiva Climática

Cop21: las tareas pendientes de Panamá

noviembre 28, 2015

Francisco Rivas Rivas.
apronad@gmail.com
https://www.facebook.com/apronadpanama/

Resumen.

El Gobierno de Panamá ha tomado en serio la participación en la Cumbre sobre Cambio Climático a realizarse en Paris, Francia (COP21), en 215. Se espera que esta Cumbre defina un compromiso vinculante y definitivo para la reducción de los gases de efecto invernadero a partir del año 2020, incluidas las grandes potencias. Recordemos que hasta esa fecha durará el aplazamiento que, desde la COP de Copenhague, se hizo al Protocolo de Kyoto, el cual marcaba un recorte en las emisiones de CO 2 del 15 % para los países firmantes con respecto a lo emitido en 1990.

El esfuerzo de Panamá para contribuir a alcanzar los compromisos en la COP21 es remarcable por dos situaciones: su economía es de comercio y servicios, por lo cual las preocupaciones ambientales carecen del peso específico de las “economías reales”; además, el tamaño de su economía y población no inciden en forma significativa en el cambio climático global.

A pesar de lo señalado, Panamá muestra retrasos significativos en el cumplimiento de Convenios internacionales relacionados directa o indirectamente con el Cambio Climático.

Pendiente la ratificación del Convenio 169, OIT, sobre pueblos indígenas. 

En la República de Panamá existen 7 Pueblos Indígenas: los Ngäbe, los Buglé, los Guna, los Emberá, los Wounaan, los Naso y los Bri-Bri, y 5 Comarcas: Ngäbe-Buglé, Emberá – Wounaan, Guna Yala, Guna de Wargandí y Guna de Madugandí.

Se estima que 285,231 habitantes son indígenas, representando el 10% de la población nacional. Cerca del 50% de la población indígena se ha desplazado hacia tres polos de atracción: el Área Metropolitana de Panamá y Colón; el área fronteriza con Costa Rica (Bocas del Toro, Chiriquí y Veraguas) y áreas del Darién. Esto responde a la deteriorada situación económica y social, pues si el porcentaje nacional de habitantes en situación de pobreza extrema es del 26.5% en la Comarca Kuna de Kuna Yala es 82.4%, en la Comarca Kuna de Wargandí 60.3%, en la Comarca Kuna de Madugandí 63.1%, en la Comarca Emberá – Wounaan 78.6% y la Comarca Ngäbe-Buglé 93.4%.

En el último quinquenio las Comarcas Indígenas han despertado el interés de empresarios nacionales e internacionales, para el desarrollo de grandes proyectos mineros (cobre, oro), hidroeléctricos, infraestructura hotelera, etc., lo cual ha provocado graves conflictos con la población indígena y sus autoridades locales. Las Comarcas se han convertido en reservas naturales que podrían sufrir daños irreparables (deforestación, destrucción de las cuencas hidrográficas), con impactos negativos en el cambio climático.

En 1989 la Organización Internacional del Trabajo (OIT) aprobó el Convenio sobre pueblos indígenas y tribales, 1989 (núm. 169). El Convenio no ha sido ratificado por Panamá, a pesar de distintas gestiones realizadas en la Asamblea Nacional en los últimos años.

El Convenio 169 dispone, como principio general, que los pueblos indígenas tienen derecho «a los recursos naturales existentes en sus tierras», que comprenden el derecho a «participar en la utilización, administración y conservación de dichos recursos».

El Artículo 7 del Convenio núm. 169 dispone específicamente que los pueblos indígenas deberán «participar en la formulación, aplicación y evaluación de los planes y programas de desarrollo nacional y regional susceptibles de afectarles directamente».

Los derechos y preocupaciones de los pueblos indígenas y tribales han cobrado una importancia sin precedentes, ya que se insertan en el debate global sobre derechos humanos, gobernanza, reducción de la pobreza y desarrollo económico, economía social, cambio climático, desarrollo sostenible y protección ambiental.

La delegación panameña, por consiguiente, asiste a la COP21 con una deuda pendiente con los pueblos indígenas.

Retrasos en el cumplimiento del Convenio de Estocolmo: continúa la incineración de los residuos sólidos en el ámbito nacional.

Panamá participó en la Conferencia de Plenipotenciarios para el Convenio de Estocolmo Sobre Contaminantes Orgánicos Persistentes (COPs), realizada en Estocolmo, del 22 al 23 de mayo de 2001; la Asamblea Nacional lo ratificó mediante la Ley No. 3 del 20 de enero de 20031, adquiriendo todas sus obligaciones y derechos, y entró en vigor el 17 de mayo de 2004.

El Convenio de Estocolmo se corresponde plenamente con la Ley General del Ambiente de Panamá, contiene disposiciones fundamentales en cuanto a la responsabilidad del Estado de normar, vigilar, controlar y regular todo lo relacionado con la salud humana y con la gestión de desechos y sustancias potencialmente peligrosas.

El manejo inadecuado de los residuos sólidos, con la práctica generalizada de la incineración de residuos a cielo abierto, continúa generando más del 80% de las dioxinas y furanos.

fotoquema

Otros retrasos, relacionados con el Convenio de Estocolmo, se relacionan con las disposiciones relacionadas con los PCB (bifenilos policlorados) y los plaguicidas COPs:

No existe prohibición de importación de equipos eléctricos con contenido de PCB (bifenilos policlorados) superior a los 50 ppm.

Las empresas de distribución eléctrica se encuentran realizando las tareas de identificar, etiquetar y retirar de uso equipos contaminados con PCB, como parte de una gestión ambientalmente racional (Producción Más Limpia). Sin embargo, no se tiene la certeza de que alcancen la meta de eliminar los PCBs en 2025, tampoco se alcanzó la meta de una gestión integral en la totalidad de sus equipos contaminados con PCBs superior a 0.005% en 2008.

Entidades gubernamentales y privadas no han desarrollado ninguna medida para la eliminación de los PCBs. Bajo las condiciones actuales es completamente improbable que estos sectores logren las metas establecidas para 2025.

No se ha logrado exigir la utilización de materiales, productos y procesos sustitutivos o modificados para evitar la formación y liberación de COPs en las nuevas construcciones.

Retrasos en la aplicación de Técnicas de Manejo Forestal Sostenible.

La superficie boscosa total de Panamá representa 46,800 Km2 (61.9%). El resto, 28,717 Km2 (38.1%) ha sido intervenidos y ya no cuentan con bosques.

De continuar esta tendencia, según las estimaciones de Miambiente, la cobertura boscosa de Panamá habría pasado del 87.7% en 1903 a 32.1. % en 2035, como se observa en el siguiente Gráfico:DeforestacionPty

Con el propósito de hacer frente a este problema el Gobierno Nacional impulsa el Programa la “Alianza por el Millón de Hectáreas Reforestadas”, para recuperar las áreas degradadas en el país especialmente en áreas protegidas y cuencas críticas.

Los objetivos del Programa indicado son:

  • Mejorar la regulación hidrológica para enfrentar los cambios del clima, lo cual se manifestará con sequías más largas y lluvias más intensas.
  • Promover la reforestación con especies nativas.
  • Fortalecer la economía rural del país mediante el desarrollo de una actividad sostenible.
  • Mejorar la calidad del agua de los ríos al evitar la sedimentación.

Sin embargo, no se ha contemplado la aplicación de criterios para un manejo sostenible de los bosques:

  • Los sistemas de manejo deberán promover el desarrollo y la adopción de métodos no químicos para el manejo de las plagas, para no dañar el medio ambiente. Se prohibirán los pesticidas clasificados como de Tipos 1A y 1B por la Organización Mundial de la Salud (OMS); los pesticidas de hidrocarburos, y aquellos compuestos de cloro; pesticidas que son persistentes, tóxicos o cuyos derivados se mantienen biológicamente activos y se acumulan en la cadena alimenticia más allá del uso deseado; y cualquier pesticida prohibido por acuerdos internacionales..
  • Químicos, contenedores, desperdicios inorgánicos, líquidos y sólidos, incluyendo combustibles y lubricantes, deberán ser desechados de una manera ambientalmente apropiada en lugares fuera del sitio de trabajo.
  • Los desechos químicos, envases, desperdicios sólidos y líquidos producidos ya sea en las operaciones forestales o sitios de procesamiento, deberán ser eliminados de una manera ambientalmente sana y legal.
  • Definir e implementar los protocolos para el almacenamiento y uso adecuado de los productos químicos y los equipos utilizados, así como para el manejo de los desechos producidos durante la operación.

Resumen.

Panamá se ha comprometido a cumplir con los acuerdos y compromisos  que se deriven de la COP21 de París, Esto obligará a todos los sectores (gobierno, municipalidades organizaciones comunitarias, ONGs, empresarios) a establecer un acuerdo nacional.

El ámbito de aplicación/implementación del marco jurídico es reducido. Esto es atribuible a varios factores: a) los constantes cambios del personal técnico encargado de asumir el control y comando de las acciones, como resultado de los cambios de administración gubernamental cada 5 años; b) la débil coordinación interinstitucional; c) personal técnico que carece de los recursos presupuestarios y logísticos necesarios para realizar sus tareas; d) resistencia de los interesados directos a aceptar y participar de las medidas de implementación de los Convenios y Leyes; y e) escaso o ningún conocimiento de los grupos vulnerables en situación de riesgo acerca de la normativa que los protege.

Otros factores limitantes sobre la aplicación de la normativa en materia ambiental son: a) la responsabilidad ambiental se define como la compensación/reparación del daño causado o los perjuicios inferidos a consecuencia de actos u omisiones que ocasionen afectación ambiental. No se aplica el principio de precaución; b) la protección del ambiente y los recursos naturales tradicionalmente se ha concebido como una función de la administración pública, lo cual es una manifestación jurídica de la externalización de los costos ambientales; y c) la legislación ambiental continúa siendo de naturaleza predominantemente administrativa.

La arraigada cultura nacional (no únicamente empresarial) de externalización de costos ambientales se constituye en un factor limitante para implementar las medidas que se deriven del COP21, París y al mismo tiempo uno de los principales retos. Esta situación puede enfrentarse en el marco de alianzas estratégicas.

 

A %d blogueros les gusta esto: