Archive for the 'reforestacion' Category

Panamá: ¿por qué es tan dificil reforestar la Cuenca del Río La Villa?

diciembre 17, 2017

La Cuenca del río La Villa forma parte del Arco Seco de Panamá y es de gran importancia para las provincias de Herrera y Los Santos, ya que abastece de agua potable a la parte más poblada (92.925 personas). Actualmente experimenta un dramático proceso de degradación ambiental, como resultado de un manejo inadecuado de sus recursos por parte de las empresas privadas, comunidades y entidades gubernamentales.

De manera resumida, los problemas ambientales mas relevantes se relacionan con la deforestación, quemas, erosión, sedimentación, desertificación, contaminación.

Sólo 12.7% de la cuenca cuenta con bosque maduro y secundario. 39.3% de la superficie de la cuenca está dedicada a las actividades agropecuarias y 43.6% en matorrales y rastrojos lo que indica que se encuentran deforestadas igualmente.

Ver en este mismo Blog: “Estrategia para salvar el Río La Villa, Panamá

cuencariolavilla-e1511488470481.jpg

Cuenca Hidrográfica del Río La Villa

Entre los líderes comunitarios, propietarios de fincas agropecuarias y profesionales, existe la opinión de que planes de reforestación han existido, pero con poco éxito.

En los últimos 10 años el Gobierno Nacional ha impulsado distintas iniciativas y proyectos para promover la reforestación de la Cuenca del Río La Villa. Así, por ejemplo, en julio de 2007 la entonces ANAM realizó una jornada de reforestación, con la siembra de cuatro mil plantones, en doce fincas de la provincia de Los Santos.

En 2008 se informó que fueron reforestadas 27.59 hectáreas en el ámbito de la Cuenca del Río La Villa, de las cuales 17.49 ha. en la Provincia de Los Santos y 10.1 ha. en la Provincia de Herrera, como proyecto de Conservación y Repoblación de las Áreas Amenazadas del Bosque de Manglar del Pacifico Panameño (CRABOMAP), con el financiamiento de la Organización Internacional de Maderas Tropicales (OIMT).

Pérdida cobertura forestal Cuenca Río La Villa

En 2014 y 2015 se realizó la Consultoría para la “Asistencia técnica para el manejo y protección de las fuentes de agua potable de Chitré, provincia de Herrera y Rufina Alfaro, provincia de Los Santos”, con financiamiento del Consejo Nacional para el Desarrollo Sostenible (CONADES).

El objetivo de la Consultoría fue apoyar el manejo y protección de las zonas de recarga hídrica de las nacientes y áreas tributarias críticas del río Estivaná, para contribuir con el abastecimiento de agua a las plantas potabilizadoras de Chitré en la provincia de Herrera y Rufina Alfaro en la provincia de Los Santos. El primer componente se planteó las metas de establecer Sistemas Agroforestales (SAF) en 70 Ha. y 43.6 Ha. en áreas de regeneración, durante dos años.

El Ministerio de Ambiente (MIAMBIENTE) intenta implementar una nueva estrategia en la actualidad (2017). En marzo de 2009, el Gobierno de la República de Panamá y el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), suscribieron el Contrato de Préstamo CFA-5348, Programa de Inversión para la Restauración de Cuencas Hidrográficas Prioritarias (PROCUENCA), siendo la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM), actualmente el Ministerio de Ambiente (MIAMBIENTE) el organismo encargado para su ejecución.

MIAMBIENTE se propone establecer medidas de restauración de suelos y reforestación para contribuir con la protección de zonas de recargas, ojos de agua, y riberas del Río La Villa y sus afluentes. Se otorga una especial importancia al “enfoque de finca”, procurando convertir a los propietarios de fincas en socios estratégicos. El modelo forestal sostenible promovido por MIAMBIENTE, además, incluye en calidad de componente prioritario, los Bancos de semillas y Viveros Forestales.

Una serie de factores están impidiendo que tengan éxito las iniciativas gubernamentales para reforestar la Cuenca del Río La Villa.

1.El impacto del Cambio Climático.

La Cuenca está experimentando una gran variabilidad climática: se combinan la ocurrencia de eventos extremos de precipitación, con las consiguientes inundaciones y deslizamientos sobre pendientes inestables; y eventos de escasez de agua (sequías), producto de fenómenos como El Niño y la Niña.

Por ejemplo, la intensa sequía en la región de Azuero, en el año de 2015 (que llevó al gobierno nacional a declarar el estado de emergencia), obligó a MANOV S.A. a detener la siembra de plantones en ese año y produjo una merma considerable por daño de las plantas sembradas en el año 2014.

Al contrario, en 2016 las intensas lluvias afectaron los plantones del Vivero Forestal El Colmón, instalado por MIAMBIENTE como parte de la reforestación de la Cuenca. El 19.62% de la meta establecida (120,000 plantones) no logró alcanzarse, especialmente por las intensas lluvias que impidieron la germinación de las semillas. Mientras tanto, 28 especies forestales planificadas lograron germinar, pero sin cumplir con la meta de producción.

La extrema variabilidad climática en Azuero:
un factor adverso para proyectos de reforestación 

NoticiaSequia

Como resultado de la sequía en 2017 la producción láctea en la región de Azuero, específicamente en la provincia de Los Santos, cayó en un 50%, afectada durante cinco meses por la falta de pastos y agua. El ganado que aún pastaba por la región disminuyó un 40% de su peso y 50 % en la producción de leche, porque solo tomaron agua dos veces al día cuando debe ser el triple, debido a que solo había agua en charcos, lagunas y en algunos manantiales.

InundacionAzuero

En noviembre de 2016  44 productores propietarios de las 305 reses en la Provincia de Los Santos, recibieron $USD 91,500  ($USD 300 por cabeza), para compensar las pérdidas ocurridas a causa del brote de neumonía bovina, luego de más de 50 días de lluvia.

2. El problema de fondo: un sistema productivo extensivo.
La participación de grandes terratenientes y finqueros, es un factor clave para el éxito de los proyectos de reforestación en la Cuenca del Río La Villa, en razón de la economía de escala y el impacto regional. Estas explotaciones agropecuarias ocupan grandes extensiones de tierras degradadas, las cuales requieren con urgencia de repoblación forestal.

La estrategia de MIAMBIENTE consiste en focalizar la incorporación a estos productores, localizados en el entorno del Río La Villa y sus afluentes: Macaracas, Las Guabas, La Colorada, Llano de Piedra, Chupa y La Mesa.  El resultado esperado es aumentar la protección de las zonas de recargas, los ojos de aguas y las riberas de los ríos (la banda ripiaria).

Tuvimos la oportunidad de conversar con un gran propietario de tierras en Los Santos (4,000 hectáreas), dedicado a la producción agropecuaria. De acuerdo con la información proporcionada una “buena finca” dispone de 1 cabeza por hectárea (por lo tanto, contaba con 4,000 cabezas de ganado), reflejando de esta manera el carácter extensivo de la actividad agropecuaria en Azuero.

El modelo extensivo de la producción pecuaria en la Provincia de Los Santos, específicamente, ha conducido a una reducción tendencial de los rendimientos, pues mientras en 2006 el hato ganadero se estimaba en 281,900 cabezas, diez años más tarde (2016) se redujo a 261,700 cabezas, una reducción del 24%.

Los ganaderos atribuyen esta situación a la competencia desleal, como resultado de masivas importaciones de carne y al escaso apoyo financiero y técnico del gobierno panameño. Atendiendo estos reclamos, el Ministerio de Desarrollo Agropecuario (MIDA) inició en 2017 un proyecto de valorado en 14 $USD millones, para contribuir al incremento de los porcentajes de natalidad del hato panameño cuyo porcentaje está cifrado en  45-50 %. Los ganaderos no logran aún establecer una relación causa – efecto entre el Cambio Climático y los problemas de sus negocios.

Por consiguiente, el problema de fondo es que la incorporación de los grandes propietarios debe acompañarse necesariamente, de significativas inversiones, para transformar la producción extensiva (1 hectárea = 1 vaca), en una producción sostenible.

El Plan de Ordenamiento Territorial Ambiental de la Cuenca Hidrográfica del Río La Villa, elaborado por CATIE en noviembre de 2008, cuantificó los requerimientos de inversión en 5 millones de dólares, para financiar 3 proyectos de la siguiente forma: a) Establecimiento de sisremas agroforestales, 2.000.000 USD; b) Ganadería sostenible y sistemas silvopastoriles, 2.000.000 USD y c) Establecimiento de fincas agroecológicas.

3. Impacto limitado de la Ley de Incentivos Forestales.

Cuando al propietario mencionado se le planteó la opción de participar en un programa de reforestación, dos fueron sus respuestas: a) que la siembra de plantones sería un obstáculo para el desplazamiento del ganado; y b) que las labores de mantenimiento de la siembra tendrían un costo, lo cual reduciría sus utilidades. “Quien me ayudará a financiar esos costos?”, preguntó. La alternativa de un proyecto Silvopastoril o de ganadería sostenible, solo sería considerado si se demuestra una adecuada relación costo/beneficio.

Para responder a esta preocupación, la Asamblea Nacional aprobó la Ley 149 “Que crea un programa de incentivos para la cobertura forestal y la conservación de bosques naturales, y dicta otras disposiciones” ((7 de agosto de 2017).

Sin embargo, en la práctica, la Ley beneficia principalmente a los exportadores de madera fina (Objetivo 6 de la Ley: “Incrementar la disponibilidad de materia prima forestal certificada, proveniente del manejo forestal sostenible”), hacia el mercado de Asia. De esta forma, los exportadores resuelven los problemas debido a las restricciones por parte de MIAMBIENTE a los proveedores de materia prima, con continuas incautaciones de madera (especialmente el cocobolo).

Por otra parte, comerciantes y banqueros encontraron en las actividades forestales un mecanismo para exonerar impuestos. Estos beneficios se amplían de manera significativa en el “Capítulo III Exoneraciones Tributarias”.

Pero los grandes propietarios de establecimientos agropecuarios en la Cuenca Hidrográfica del Río La Villa, no son exportadores de madera fina y ya cuentan con beneficios fiscales.

¿Más de lo mismo?

En 2016 la Dirección Regional Los Santos de MIAMABIENTE, inició la reforestación de 750 hectáreas en las partes Altas y Medias la Cuenca del Río Lavilla, con una meta de producir 120,000 plantones, dando prioridad a las áreas de recargas hídricas y la restauración de los bosques de galerías. Como parte de este esfuerzo, se instaló el Vivero Forestal “El Colmón”, en el Distrito de Macaracas.

Vivero El Colmón, Los Santos

La Prensa, 11/30/2017

El proyecto se inició con los recursos presupuestarios, humanos y logísticos de la Dirección Regional.  Sin embargo, en  2017 mediante un procedimiento se contratación pública, esta tarea fue entregada a “Forestal Los Cárpatos, S.A.”, por un monto de 850.000 USD (el precio referencia fue de B/. 873,813.36 USD), en esta ocasión para reforestar 1,050 hectáreas con especies forestales y frutales (809.52 USD por hectárea reforestada).

Este sería el tercer proyecto, con montos similares, que intenta reforestar la Cuenca del Río La Villa. en los últimos años 10 años. Esperamos que la empresa contratada tenga éxito en esta ocasión.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), ha dedicado mucho esfuerzo a estudiar el impacto del Cambio Climático (CC) en el sector agropecuario.  Como se observa en la figura a continuación, la mitigación del Cambio Climático en el sector ganadero,  se orienta a capturar o reducir las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI). Uno de los 4 lineamientos recomendados incluye la “Agroforestería, Reducir Deforestación”,  y en este caso el aumento de la corbertura forestal (reforestación) se propone acompañar del manejo del pastoreo y pastoreo rotacional.

MitigacionCambioClimatico_FAO

 

Anuncios

Cinco retos ambientales en 2017, segun The Nature Conservancy (TNC).

julio 27, 2017

The Nature Conservancy (TNC) ha publicado el estudio: “The Biggest Environmental Challenges of 2017. Perspectives from our global and regional leaders on the most pressing issues facing people and the planet”. El documento, en inglés y en formato PDF se puede descargar aqui .

Los 5 retos mencionados por TNC son:

1. Asegurar un futuro bajo en carbono.

El informe recuerda que los combustibles fósiles representan aproximadamente un 75 % de las emisiones globales que causan el cambio climático. Para limitar el calentamiento global a menos de 2 ºC, debemos impulsar cambios en la política energética que aceleren nuestra transición hacia un futuro de energía limpia, evitando al mismo tiempo los impactos de la expansión energética. Mantener el impulso de compromisos ambiciosos para reducir las emisiones de GEI —como el Acuerdo de París— será clave para acelerar la transición hacia soluciones energéticas limpias en todo el mundo. Y como las naciones que emiten más, como Estados Unidos, China, Brasil, Indonesia y México, continúan innovando hacia un futuro con bajas emisiones de carbono, será importante hacerlo de una manera que genere tanto energía sostenible y conservación de la biodiversidad.

2. Maximizar el papel de la naturaleza como solución climática.

La naturaleza es el gigante dormido a la hora de dar solución al cambio climático. El aumento de la inversión en soluciones basadas en la naturaleza, tales como evitar la pérdida de bosques, la reforestación, invertir en la salud del suelo y la restauración de los ecosistemas costeros nos brinda la mejor oportunidad para prevenir un calentamiento catastrófico y aumentar nuestra resiliencia a los impactos climáticos.

Aunque las tecnologías de las energías limpias y las políticas para regular las emisiones son esenciales, por sí solas no pueden trabajar con la suficiente rapidez. Las soluciones basadas en la naturaleza están disponibles, se pueden implementar ahora y podrían contribuir a más de un tercio de la reducción de emisiones de carbono necesaria para 2030. Estas soluciones también proporcionan un valor crítico tanto a las personas como a la naturaleza más allá de la mitigación del carbono, mediante la producción de alimentos, una mayor protección de la comunidad frente a las tormentas e inundaciones y ofreciendo refugio a algunas de las especies más amenazadas del mundo, entre otros.

arbol
WhatsApp Image 2017-04-24 at 11.09.04 AM (3)

3. Extender las prácticas agrícolas sostenibles.

Los seres humanos ya han eliminado o convertido casi un 40 % de la superficie libre de hielo de la tierra para la agricultura. Además, la agricultura es la segunda fuente principal de emisiones de GEI a escala mundial, después de los combustibles fósiles. El fomento de actividades agrícolas más productivas será esencial para satisfacer la creciente demanda de alimentos y asegurar el agua, a la vez que se garantiza que la naturaleza siga prosperando. Al convocar a diversas partes interesadas —pequeños productores y granjeros, grandes empresas agropecuarias, gobiernos, comunidades indígenas y financiadores—, podemos construir nuevos modelos de negocios que alineen la conservación, la producción de alimentos y las agendas sociales.

En este sentido, el documento recoge experiencias en lugares como Brasil, Indonesia, México y Estados Unidos que pueden proporcionar un modelo para conectar a más productores con prácticas bajas en carbono que aumenten el suministro de alimentos y promuevan el crecimiento económico mientras reducen el impacto de la agricultura en tierras y aguas.

4.,  Mejorar la gestión de las pesquerías a escala global.

Las pesquerías representan una industria de alrededor de 130 000 millones de dólares que se extiende —y alimenta— el mundo entero. Sin embargo, un 57 % de las poblaciones de peces están plenamente explotadas y otro 30 % están sobreexplotadas, agotadas o en recuperación. El coste para el mundo asciende a 50 000 MM$ de perdidas cada año por la pesca excesiva y una gestión pobre. Desafortunadamente, la mayoría de los países no tienen la información o las herramientas necesarias para solucionar estos problemas. La buena noticia es que los pescadores están dispuestos a abrir el camino haica un futuro más sostenible y existe una fuerte demanda de pescado y marisco sostenibles por parte de los consumidores.

Las soluciones consisten en involucrar directamente a los pescadores para pilotar y replicar nuevas prácticas y tecnologías en todo el mundo para una mejor comprensión de las poblaciones de peces y métodos de gestión sostenible, al mismo tiempo que trabajan con científicos pesqueros líderes en el mundo, empresas multinacionales y reguladores de etiquetas de certificación para escalar soluciones en el mercado mundial de pescados y mariscos.

5. Crear un futuro urbano verde.

Para el año 2050, dos tercios de la población mundial vivirán en las ciudades. Los seres humanos ya han hecho enormes inversiones en edificios y transporte, agua y sistemas de energía que sostienen las urbes, pero la gran demanda de la infraestructura adicional necesaria para apoyar a las ciudades en crecimiento está ejerciendo presión sobre los recursos naturales y las finanzas públicas. La combinación de la urbanización y el cambio climático podría convertir a las ciudades en lugares profundamente inhabitables, pero no tiene por qué ser así. La expansión de las inversiones en soluciones basadas en la naturaleza para abordar los desafíos urbanos como el agua de lluvia y la contaminación atmosférica es una manera rentable de mejorar la salud, la seguridad, la productividad y el bienestar de las personas que viven en las ciudades, así como de conservar la biodiversidad.

AURELIO RAMOS, Director Regional de TNC para América Latina. Es el encargado de presentar las perspectivas en Latinoamérica.

En su opinión, América Latina cuenta con el 40% de las especies del mundo, más de una cuarta parte de los bosques y el segundo arrecife más grande el planeta. Podría afirmarse, sobre la base de estos datos que AL es una “superpotencia” en biodiversidad.

Sin embargo, la situación está cambiando. Los grandes sistemas naturales como la selva tropical del Amazonas, los pastizales patagónicos y los humedales, tienen la capacidad de sostener a 500 millones de personas. Pero el crecimiento de la población, la acelerada demanda de energía y alimentos, en combinación con el calentamiento global, amenazan con destruir estos recursos naturales estratégicos.

 

Red de Organizaciones Agroambientales para salvar el Río Estivaná, Panamá

noviembre 13, 2015

Francisco Rivas Rivas.
apronad@gmail.com
https://www.facebook.com/apronadpanama/

El sábado 21 de marzo 2015, diversos grupos de productores, jóvenes, mujeres y ambientalistas localizados en la Subcuenca del Río Estivaná se reunieron para conocerse entre sí y resaltar los principales problemas que azotan a la subcuenca.

Entre los problemas encontrados por los grupos comunitarios se señalaron la poca participación de MIAMBIENTE como ente administrador del ambiente, el desinterés de la comunidad, la contaminación y la tala de los árboles de esta región.

Leer más aquí Red Organizaciones Agroambientales Estivanà

A %d blogueros les gusta esto: