Posts Tagged ‘indigenas’

Panamá: los últimos defensores de los bosques

mayo 3, 2017

Panamá se caracteriza por una pérdida progresiva e irreversible de la cubierta forestal, iniciada desde 1903. Los incendios forestales, la expansión urbana, los sistemas extensivos agrícolas y ganaderos, la economía del banano y las plantaciones de palma africana, entre otros factores, han llevado a la devastación de bosques.

Desde el año 2000, la cooperación internacional, a través del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM), el Banco de Desarrollo de América Latina CAF, ha canalizado millones de dólares a proyectos de conservación en Panamá. Pero la pérdida de cubierta forestal iniciada desde 1903 no se ha detenido, vastas regiones del país pronto comenzarán un proceso de desertificación. ¿Cuál es la causa de este fracaso?

Una forma de explicarlo es la siguiente: han surgido dos “universos paralelos”: el mundo de los organismos gubernamentales e internacionales, dotados de generosos recursos técnicos y financieros, y el universo de los propietarios privados, comunidades rurales e indígenas que luchan en una batalla solitaria, tratando de proteger los restos de bosques Hasta la fecha, no se ha establecido una conexión entre los dos sectores.

Los propietarios de bosques, comunidades rurales e indígenas han decidido vincular la conservación de los recursos forestales con la lucha contra el cambio climático, explorando las oportunidades que ofrece el Mercado Voluntario de Carbono. La preparación del Documento de Diseño del Proyecto (PDD) se financia actualmente totalmente con recursos propios y trabajo voluntario en el campo, así como con contribuciones de inversionistas locales. De esta manera, se ha comenzado a establecer en Panamá el sector de la Zona de Actores No Estatales para la Acción Climática (NAZCA).

El sector NAZCA de Panamá ha iniciado el proceso de creación de una Asociación Nacional para el Carbono Forestal. La organización se divide en divisiones:

  1. La Comisión Financiera: cuyo objetivo es establecer negociaciones con el sector bancario, para promover el financiamiento verde.
  2. La Comisión de Comercialización, que se encargará de promover la venta de créditos de carbono.
  3. La Comisión de Capacitación y Asistencia Técnica, con el propósito de canalizar los conocimientos científicos hacia una gestión forestal sostenible.
  4. La Comisión de Defensa Política: responsable de promover iniciativas legales para crear un marco legal favorable a la conservación de los bosques.

La organización del trabajo: profesionales, técnicos y propietarios de los bosques.

APRONAD ha constituido un equipo de profesionales y técnicos de primera línea, al que se incorporan propietarios, comunidades rurales e indígenas, propietarias de los bosques. Esta conjunción permite que el trabajo de campo y las decisiones técnicas respondan a las demandas del sector y las características especificas de las regiones de estudio. Un rol importante es jugado por los Coordinadores, promotores localizados en todas las Provincias del país, organizados por el Equipo Nacional Legal.

Esta iniciativa privada tiene la ventaja de contar con el compromiso y la dedicación de los propietarios de los bosques. Se trata de un proyecto que nace empoderado por sus beneficiarios. Pero la ausencia de apoyo técnico y financiero del sector gubernamental y agencias de cooperación internacional, ralentiza su desarrollo.

En los Distritos de Donoso (Provincia de Colón) y Pintada (Provincia de Coclé) el equipo de trabajo en campo estuvo integrado de la siguiente forma:

Equipo Técnico de APRONAD:

  • Ing. Yorlenis Dolande.
  • Ing. Jesús Castañeda.
  • Ing. John Villalaz.

Coordinadores, representantes de los propietarios de bosques:

  • Ing. Arnulfo Sánchez.
  • Ing. Benedicto Rojas.
  • Sr. Benjamín Melamed.

El equipo de trabajo realiza  los inventarios forestales, en las distintas regiones del país,  para determinar las existencias de carbono. El esfuerzo inicial se lleva a cabo en las provincias de Colón y Penonomé, las tierras colectivas de las comunidades Emberá – Wounaan (Darién), del Este de Panamá y de la Provincia de Veraguas. Apoyados con  la información satelital se realiza una valoración inicial de las propiedades que participan en el Proyecto, se seleccionan las parcelas temporales de muestreo y se levanta la información sobre el terreno.

De la teoría a la práctica: inventarios forestales en los Distritos de Donoso (Provincia de Colón) y La Pintada (Provincia de Coclé).

IngCastañeda

  • Delimitación de las parcelas temporales de muestreo.

Primero se establecieron los vértices, los cuales quedaron señalados en el terreno mediante estacas que se alinearon entre sí para verificar que los lados de la parcela sean rectos. La extensión de la parcela es de una hectárea. También se tomaron las coordenadas de cada vértice.

WhatsApp Image 2017-04-24 at 11.09.05 AM (3)

  • Medición del diámetro de los arboles

La medición del diámetro de los árboles se realizó utilizando una cinta diamétrica, a una altura de 1.30 metros pero cuando los arboles presentaron fustes pronunciados se debió medir el diámetro tomando los 1.30 m desde donde termina el fuste como en la imagen.

MedicionDiametroArboles

  • Medición de altura de los árboles.

Para medir la altura se utilizó un distanciometro. Esta herramienta posee un láser con el que se apunta la parte del árbol que queremos medir pero colocándonos a una distancia de 25 metros del árbol. Se midió la altura comercial y total.

WhatsApp Image 2017-04-24 at 11.09.04 AM (2)

  • Toma de muestras de hojarasca y suelo-

Las muestras de hojarasca fueron tomadas en una área de un metro (también se recogen las hierbas y hojas verdes) y en ese mismo sitio mediante un cilindro se tomó la muestra de suelo. Luego estas fueron llevadas a un laboratorio para determinar la cantidad de carbono o materia orgánica.

Panamá, como muchos países, enfrenta distintos problemas que atiende con creatividad y decisión. Muchos sectores han perdido la esperanza de que sus problemas serán atendidos por los tomadores de decisión.

En este contexto, resulta notable que propietarios de bosques, comunidades rurales e indigenas, hayan decidido – sin ningun apoyo gubernamental ni de la cooperación internacional – librar una batalla por la conservación de los últimos reductos de bosques, con el apoyo de profesionales y expertos, nacionales e internacionales. Ellos son los últimos defensores de los bosques en Panamá, y todos debemos apoyarlos.

Anuncios

Marco Institucional y Legal de los Pueblos Indígenas de Panamá

diciembre 16, 2009

Francisco Rivas Ríos.
apronad@gmail.com
https://www.facebook.com/apronadpanama/

 

En la República de Panamá existen siete Pueblos Indígenas: los Ngäbe, los Buglé, los Kuna, los Emberá, los Wounaan, los Naso y los Bri-Bri.

Se estima que 285,231 habitantes son indígenas, representando el 10% de la población nacional. Cerca del 50% de la población indígena se ha desplazado hacia tres polos de atracción: el Área Metropolitana de Panamá y Colón; el área fronteriza con Costa Rica (Bocas del Toro, Chiriqui y Veraguas) y áreas del Darién.

Esto responde a la deteriorada situación económica y social, pues si el porcentaje nacional de habitantes en situación de pobreza extrema es del 26.5% en la Comarca Kuna de Kuna Yala es 82.4%,  en la Comarca Kuna de Wargandí 60.3%, en la Comarca Kuna de Madugandí 63.1%, en la Comarca Emberá – Wounaan 78.6% y la Comarca Ngabe-Buglé 93.4%

En las Comarcas existen dos referentes políticos: las autoridades tradicionales y las autoridades oficiales. Las autoridades tradicionales se expresan en instancias colectivas (Congresos) y dignatarios encargados de ejecutar los acuerdos y disposiciones legales y reglamentarias (Caciques, Sahílas, etc.).

Además de los Congresos Generales, máxima autoridad política de las Comarcas, encontramos también organismos colectivos de consulta, como el Congreso General de la Cultura Kuna, el Consejo Nokora/ChiPornaan de los Emberá/Wounaan y las Coordinaciones Permanentes del Congreso General Ngäbe–Buglé. Finalmente, existen Congresos Regionales y/o Locales. ..

Leer articulo completo: Marco Institucional y Legal de los Pueblos Indígenas de Panamá

El Pueblo Naso y la urgente necesidad de un nuevo “pacto” entre el Estado panameño y los pueblos indígenas

noviembre 20, 2009

  • Los pueblos indigenas de Panama en curso de colisión.

Localizados en territorios periféricos, los pueblos indígenas fueron relegados y excluidos de la dinámica económica del eje transístmico. La marginalidad y el olvido corrieron parejas con un importante margen de autonomía tolerado por la clase política y económica, y finalmente legitimado con las leyes comarcales. La expansión de la economía panameña condujo a una revaloración de estos territorios marginales. Sus recursos naturales fueron apreciados en función de los proyectos mineros, forestales, hidroeléctricos, turísticos y agropecuarios. Las comarcas se convirtieron en la última frontera de la economía moderna. Sus pobladores, sumidos en el analfabetismo y baja calificación laboral, no han formado parte de los grandes proyectos de inversión. Entre 1997 y el 2003 la pobreza en el área indígena se incrementó de 95.4% a 98.4%[i].

La colisión era previsible (Ver: “CIDH pide al Gobierno protección para los naso“). Las autoridades tradicionales se prepararon para enfrentar lo que han considerado como una nueva amenaza a sus derechos, identidad cultural, sistemas de gobierno y propiedad de la tierra. Incluso los programas y proyectos y programas gubernamentales fueron recibidos con desconfianza, por los métodos escasamente participativos, invasivos y poco transparentes con que fueron ejecutados[ii]. La percepción de las comunidades indígenas es que millones de dólares se han dilapidado en proyectos gubernamentales que en nada los ha beneficiado.

  • El Pueblo Naso el eslabon más debil.

El Pueblo Naso ha intentado infructuosamente que la Asamblea Nacional apruebe la Ley mediante la cual se crea la Comarca Naso Tjër Di [iii] la cual seria segregada del Distrito de Changuinola, Provincia de Bocas del Toro, con una  área total de 160, 616,70 hectáreas de los cuales 125,141 hectáreas pertenecen al Parque Internacional La Amistad y 21,722 al Bosque Protector Palo Seco (ambas, áreas protegidas).

En el año 2005 se inició en la Comisión de Asuntos Indígenas de la Asamblea el primer debate sobre el anteproyecto de Ley No. 19 de constitución de la Comarca Naso Tjër Di siendo aprobada por esta instancia el 21 de abril del año 2005[iv]. Siguiendo con los procedimientos propios el Presidente de dicha Comisión presento el informe al pleno de la Asamblea para formalizar su inserción dentro de la agenda legislativa de la Asamblea Nacional, lo cual aun esta pendiente.

  • Sistema de Gobierno del Pueblo Naso

Autoridad tradicional

La organización político-administrativa tradicional está constituida por una monarquía hereditaria (única en América), apoyada por un Consejo General de Dirigentes como órgano consultivo y con poder de decisión.  Existen dos niveles de organización: el primero y más tradicional se refiere al territorio en su conjunto (Rey) y el segundo, a nivel comunitario (Asamblea)[v].

Autoridades oficiales

Como aun no se crea legalmente la Comarca Naso Tjër Di,  el Gobierno decidió constituir el Corregimiento de Teribe, formando parte del Distrito de Changuinola, Provincia de Bocas del Toro, lo cual ha creado confusión y conflictos por falta de entendimiento entre las funciones de autoridad del Rey y el Consejo y las funciones del Representante de Corregimiento.

  • Propiedad de la Tierra

La propiedad de la tierra es individual o familiar (como familia nuclear).  La forma de adquirir el derecho posesorio se realiza por tres vías: permiso del Rey, herencia y compra. La solicitud para adquirir el derecho del bosque virgen, sin propiedad se gestiona ante el Regidor y el Rey[vi].  No obstante, el Proyecto de Ley para la creación de la Comarca Naso Tjër Di establece en su articulo 3 que las tierras  son de propiedad del Estado Panameño, dadas en forma colectiva al pueblo Naso Tjër Di, quien la administrará y usufructuará. Esta redacción ha sido objetada por los dirigentes nasos.

  • Conservación de los Recursos Naturales

En la Exposición de Motivos adicional a los argumentos asociados a la importancia de reconocer el derecho que tiene el grupo Naso a su territorio tradicional, también se menciona la contribución que el sistema de producción del pueblo Naso hace a la conservación del medio ambiente y las garantías al mantenimiento de las áreas protegidas.

El art. 22 del Proyecto de Ley establece que la explotación de los recursos naturales de la Comarca Naso Tjër Di, no podrán llevarse a cabo de forma que amenacen o pongan en peligro la cultura, la biodiversidad, la supervivencia y la paz social del pueblo Naso. En el art. 26  se crea una Comisión Especial de Resolución de Conflictos Ambientales y Agrarios integrados por delegados de la Dirección Nacional de Reforma Agraria, la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM), la Dirección Nacional de Política Indigenista y la Comarca Naso.

Hacia una nueva relacion entre los Pueblos Indigenas y el Estado Panameño

Se hace necesario con caracter de urgencia finalizar el proceso de creación dla Comarca Naso Tjër Di, de tal manera que ste pueblo disponga de pleno control sobre el territorio.

Se requieren de acciones consistentes para contribuir a mejorar las relaciones entre los Pueblos Indigenas y el estado panameño, dentro de un marco de respeto mutuo y cooperación constructiva. Esto implica, liberar la presencia gubernamental en las comarcas indígenas, de la corrupcion que tanto ha deteriorado la confianza. Es necesario fortalecer las estructuras de gobierno, la identidad cultural y los derechos de los Pueblos Indigenas.

Resumiendo, la nueva relación entre el Estado panameño y los Pueblos Indigenas debe estar basada en: (a)  el reconocimiento  y  respeto  de  los  Congresos  Comarcales  y  sus  Autoridades  Tradicionales,  como interlocutores legítimos de sus pueblos; (b) una relación horizontal lejos del verticalismo prevaleciente,    y  (c)  el  fortalecimiento  de  las  capacidades  técnicas  e  institucionales  de  los  Congresos comarcales y comunidades indígenas, para participar, en calidad de coejecutores, en las actividades de diseño, implementación, monitoreo y evaluación de las inversiones públicas y privadas aceptadas por las poblaciones autóctonas.

Se requiere tomar en cuenta las “lecciones aprendidas” a escala nacional e internacional en la creación de espacios de dialogo y concertacion.


[i] MEF,  Pobreza y Desigualdad en Panamá. La equidad: un reto impostergable, Panamá, marzo de 2006.

[ii] La Licda Elda Cruz, de la UCP del MISA, ha señalado como un factor relevante el escaso compromiso de los pueblos indígenas en el mantenimiento de los sistemas construidos. En su opinión, “la falta de concienciación de las responsabilidades comunitarias de las labores de mantenimiento son la principal causa del abandono  e inhabilitación de los  sistemas”. Reunión para revisar el MI, 17-03-2007, Panamá.

[iii] El Rey Naso Don Tito Santana explica el origen del termino Tjer Di “… (la) gente de afuera… no podían pronunciar Tjer Di, entonces, escribieron Teribe. El nombre verdadero de ese pueblo es Tjer Di, o sea, Tjer es la abuela, Di es el río, donde vivimos, donde viven los nasos”. En: Asamblea Legislativa de Panamá, Acta de la sesión ordinaria de la Asamblea Legislativa correspondiente a los días 21, 22 y 24 de junio de 2004.

[iv] Asamblea Legislativa de Panamá, Secretaría General, Trámite Legislativo 2004-2005, Proyecto N° 019,  Título: Por el cual se crea la Comarca Naso Tjer Di. Fecha de Presentación: 6 De Septiembre de 2004.

[v] Alvarado, Eligio,  Perfil de los pueblos de Panamá. Banco Mundial, Unidad Regional de Asistencia Técnica-RUTA y Ministerio de Gobierno y Justicia. Panamá,  2001.

[vi] CBMAP/ANAM, Caracterización Socio-económica y Biológica del Pueblo y Territorio Indígena Naso, Bocas del Toro, Panamá, 2002.

Agua y Saneamiento en Panamá: ¿nueva relacion entre el estado y los pueblos indigenas?

noviembre 15, 2009

 

Francisco Rivas Ríos.
apronad@gmail.com
https://www.facebook.com/apronadpanama/

Los pueblos indígenas (particularmente en la Comarca Ngäbe – Bugle) un clima de desconfianza y la perdida credibilidad de las autoridades gubernamentales y programas gubernamentales, lo cual reduce sustancialmente la base de apoyo comunitaria a proyectos estatales, con impactos negativos en la sostenibilidad de las inversiones.

Por primera vez en la historia del país, un programa estatal de agua y saneamiento (PASAP) a cargo del Ministerio de Salud (MINSA) se fundamenta en una nueva relación entre el estado panameño y los pueblos indígenas basada en: (a) el reconocimiento y respeto de los Congresos Comarcales y sus Autoridades Tradicionales, como interlocutores legítimos de sus pueblos; (b) una relación horizontal entre el estado panameño y los Pueblos Indígenas, sobre la base de compromisos y ámbitos de competencia claramente delimitados, expresados en Convenios de Cooperación Técnica con las Juntas Directivas de los Congresos Generales; y (c) el fortalecimiento de las capacidades técnicas e institucionales de los Congresos comarcales y comunidades indígenas, para participar, en calidad de coejecutores, en las actividades de diseño, implementación, monitoreo y evaluación de proyectos de agua y saneamiento. Leer mas …

Nueva relacion entre el estado y los pueblos indigenas de Panama: agua y saneamiento

noviembre 14, 2009

 

Francisco Rivas Ríos.
apronad@gmail.com
https://www.facebook.com/apronadpanama/

Los pueblos indígenas (particularmente en la Comarca Ngäbe – Bugle) un clima de desconfianza y la perdida credibilidad de las autoridades gubernamentales y programas gubernamentales, lo cual reduce sustancialmente la base de apoyo comunitaria a proyectos estatales, con impactos negativos en la sostenibilidad de las inversiones.
Por primera vez en la historia del país, un programa estatal de agua y saneamiento (PASAP) a cargo del Ministerio de Salud (MINSA) se fundamenta en una nueva relación entre el estado panameño y los pueblos indígenas basada en: (a) el reconocimiento y respeto de los Congresos Comarcales y sus Autoridades Tradicionales, como interlocutores legítimos de sus pueblos; (b) una relación horizontal entre el estado panameño y los Pueblos Indígenas, sobre la base de compromisos y ámbitos de competencia claramente delimitados, expresados en Convenios de Cooperación Técnica con las Juntas Directivas de los Congresos Generales; y (c) el fortalecimiento de las capacidades técnicas e institucionales de los Congresos comarcales y comunidades indígenas, para participar, en calidad de coejecutores, en las actividades de diseño, implementación, monitoreo y evaluación de proyectos de agua y saneamiento. Leer mas …
A %d blogueros les gusta esto: