Posts Tagged ‘residuos peligrosos’

Nueva amenaza ambiental para Panamá: incineradora de residuos

junio 7, 2015

Francisco Rivas Rivas.
apronad@gmail.com
https://www.facebook.com/apronadpanama/

Mientras que desde 1994 la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. (EPA, por sus siglas en inglés) anunció que los incineradores de residuos hospitalarios eran responsables de un 40% de la contaminación atmosférica por dioxinas de todo el país, clausurando el 99% de los incineradores de residuos hospitalarios.

Y en tanto la Organización Mundial de la Salud recomienda que no se incineren los residuos que contengan PVC; y el Convenio de Estocolmo, firmado por más de 150 países, incluidos muchos de nuestra región, insta a seguir las mejores prácticas ambientales y las mejores técnicas disponibles para reducir la cantidad de dioxinas generadas por la incineración, el Ministerio de Salud (MINSA) de Panamä se apresta a autorizar a URBALIA S.A., operador del Relleno Sanitario de Cerro Patacón para que ponga en marcha un incinerador de residuos sólidos. Por su parte, el Ministerio del Ambiente (MIAMBIENTE) guarda un completo silencio.

En declaraciones brindadas a la prensa, el Señor Juan Camilo Álvarez, Director de Proyectos de la empresa URBALIA S.A. informa que el Relleno Sanitario de Cerro Patacón recibe diariamente 2,300 a 2,400 toneladas de basura procedentes de los Distritos Capital de Panamá y San Miguelito. La concesión otorgada por el Estado panameño data de 2008, y considerando que el período de vigencia es por 15 años, significa que URBALIA S.A. estará a cargo del relleno sanitario hasta 2023.

Panoramica_Cerro_Patacon

Para hacer frente a la operación del Relleno Sanitario, URBALIA S.A. cobra $11.53 por tonelada dispuesta. Esto significa ingresos brutos de $ 812,865.00 mensuales ($ 9, 754,380.00 al año). URBALIA no ha informado el costo por tonelada dispuesta, por lo cual no es posible estimar sus utilidades, pero su interés en permanecer como concesionario indicaría que se trata de un negocio rentable.

Sin embargo, en los últimos años, en un contexto caracterizado por grandes incendios en el Relleno, las cuales afectaron a la población de la capital, las autoridades gubernamentales han puesto en duda la capacidad de la empresa para administrar el Relleno y se ha planteado la posibilidad de rescindir el contrato de concesión.

Además, los estudios de impacto ambiental han demostrado que el Relleno Sanitario contamina el suelo, subsuelo y el río Cárdenas que desemboca en el Canal y produce cantidad de gas metano, gases contaminantes y de invernaderos.

incendio_cerropatacon

Para hacer frente a esta amenaza, URBALIA S.A. entregó a la Autoridad de Aseo Urbano y Domiciliario (AAUD) un plan de optimización del relleno y de ampliación de su vida útil. Se trata principalmente, de tres tipos de inversiones:

  1. La construcción y explotación de una planta de generación de energía eléctrica.
  2. Una Planta de Tratamiento de Lixiviados.
  3. Una Planta Incineradora para procesar 10/12 toneladas diarias de residuos hospitalarios.

La planta de generación de energía eléctrica.

Con relación a la planta de generación de energía eléctrica, la Autoridad Nacional de los Servicios Públicos (ASEP), mediante Resolución AN No.6050-Elec Panamá, de 2 de abril de 2013, otorgó a URBALIA S.A. licencia provisional por instalar una Planta “con una capacidad instalada de 10 MW”.

Sin embargo, hasta la fecha no se conoce ningún avance concreto del proyecto, salvo las declaraciones del Administrador de URBALIA S.A. el cual ha proporcionado la siguiente información:

  • El costo del proyecto se ha estimado (en sucesivas declaraciones) en 20, 30 y hasta 50 millones de dólares.
  • Se utilizarán motores generadores de 2.7 megas – tipo turbinas- que se encargarán de succionar el biogás del relleno sanitario para convertirlo en electricidad. La planta produciría 10 megavatios por hora (MWH), lo que se traduciría en 240 megas diarios (la demanda máxima que se da en el país está en 1,607 MW por día). Según los cálculos del administrador de URBALIA S.A. en febrero del 2016 la planta estaría lista para entrar en operaciones, generando anualmente 87,600 megavatios, suficiente en su opinión, para abastecer al menos a una sexta parte de la población del país.

Estas cifras no se corresponden con estudios previos realizados, especialmente, por expertos holandeses. El clima tropical lluvioso y el alto porcentaje de los residuos orgánicos reducen el valor calórico de la basura; además, la AAUD todavía confronta dificultades en la recogida y la población no practica la separación de los residuos.

Frente a estos cuestionamientos, los voceros de URBALIA S.A. empezaron a rebajar sus expectativas. En enero de 2014 Álvarez explicó “que usarán la electricidad en el relleno sanitario, aunque no descartó que puedan vender parte de la producción a la Empresa de Transmisión Eléctrica, S.A.” (véase http://impresa.prensa.com/panorama/Produciran-energia-Patacon_0_3838116196.html).

Planta de tratamiento de lixiviados.

La planta de tratamiento de lixiviados del relleno sanitario de cerro Patacón empezó operaciones el 26 de marzo de 2014, con el fin de cumplir con el Decreto Ejecutivo No. 275 de 2004, que aprueba las normas de rellenos sanitarios con capacidad mayor a 300 toneladas métricas. Juan Camilo Álvarez, director de Proyectos de Urbalia, señaló que en esta planta se producirán 300 metros cúbicos diarios de aguas tratadas que serán utilizadas para lavar camiones, riego de vías, etc.

Juan Camilo Álvarez, director de proyectos de Urbalia, informó que esta planta será capaz de tratar 200 metros cúbicos de lixiviados en verano y hasta 350 metros cúbicos durante la temporada lluviosa por día.  La inversión de este proyecto, según URBALIA S.A. es de $4.5 millones.

La Planta Incineradora de Residuos Hospitalarios.

URBALIA S.A. está a la espera de que el Ministerio de Salud (MINSA) autorice la puesta en operación del horno incinerador de los desechos hospitalarios. De acuerdo con Fausto Galeano, director de operaciones del incinerador, la planta está calibrada y lista para arrancar con las quemas en un horario de 24 horas, seis días a la semana, con capacidad para 400 kilos por hora (9.6 ton/día). Afirma que no incidirá en el ambiente porque la emisión de humo procedente del incinerador, pasará por 72 filtros en mangas de 2 metros de altura que se encargan de “purificar” los residuos hospitalarios.

HORNO_PATACON

El MINSA no ha autorizado la operación de la Planta por tres razones principales:

  1. El principal usuario de la Planta será el propio MINSA, pues por ley es el encargado de la recolección y disposición final de los residuos hospitalarios peligrosos. Cuál será la tasa que establecerá URBALIA S.A. por tonelada dispuesta en la Planta incineradora?. Esta no es una negociación sencilla.
  2. Como ocurre con todas las propuestas de URBALIA S.A., la sociedad civil no tiene acceso a información ni ha sido consultada. Distintas organizaciones y científicos se han mostrado críticos a la incineración como método de eliminación de los residuos en general, y más aún si son peligrosos. Es posible que las críticas arrecien una vez se ponga en operación la planta.
  3. La Asamblea Nacional de Panamá ratificó el Convenio de Estocolmo mediante Ley 3 de 20 de enero de 2003. El 8.52% de las fuentes de liberación de dioxinas y furanos corresponde a la incineración de desechos, y el compromiso del gobierno panameño, a través del MINSA, es reducir estas liberaciones, para cumplir con las metas establecidas en el Plan de Implementación del Convenio de Estocolmo. La incineradora de Cerro Patacón va en la dirección contraria.

Las tres iniciativas de URBALIA S.A. que hemos comentado, parecen ser medidas paliativas para evitar la rescisión del contrato de concesión, por parte del Gobierno de Panamá.

El 7 de junio de 2015, con el título de “Concesión de Patacón, en la mira” (http://www.prensa.com/sociedad/Concesion-Pataconen-mira_0_4210828999.html), el periódico La Prensa informó lo siguiente:

“El Gobierno tiene en la mira la concesión otorgada a la empresa Urbalia Panamá para administrar el relleno sanitario de cerro Patacón. ¿La razón? Las anomalías reportadas en los últimos años en la gestión y manejo de los desechos. De hecho, en 2013 se registró un incendio en el sitio que tardó semanas en ser controlado y generó contaminación.

Eladio Guardia, administrador de la Autoridad de Aseo Urbano y Domiciliario (AAUD), informó de que contratan una consultoría con la española Ineco, por $3 millones, para que haga una evaluación del relleno sanitario”.

El manejo de los residuos en los establecimientos de salud.

El Ministerio de Salud (MINSA) de Panamá, carece de una estrategia para el manejo adecuado de los residuos generados en los establecimientos de salud. La Red Global para Hospitales Verdes y Saludables (http://hospitalesporlasaludambiental.net/) ha elaborado una Agenda Global, la cual se plantea como Objetivo 3 “Reducir, tratar y disponer de manera segura los residuos de establecimientos de salud”,  planteandose la reducción del volumen y la toxicidad de los residuos producidos por el sector de la salud, implementando al mismo tiempo las opciones ecológicamente más sensatas de gestión y disposición de residuos.

La Red ha establecido que:

“La incineración de residuos médicos genera diversos gases y compuestos peligrosos, entre ellos, ácido clorhídrico, dioxinas y furanos, y metales tóxicos: plomo, cadmio y mercurio. La disposición de residuos sólidos produce emisiones de gases de efecto invernadero, incluido el metano, un gas de efecto invernadero veintiuna veces más potente que el dióxido de carbono”.

Salud sin Daño (véase   https://saludsindanio.org/americalatina/temas/alternativas-incineracion) informa que:

En los últimos 20 años, en EE.UU. se clausuró el 99% de los incineradores de residuos hospitalarios, de los 6.000 que operaban en 1988 quedaron menos de 60 a fines de 2008. Irlanda, por su parte, en 2003 ya no incineraba residuos hospitalarios.

El caso de Filipinas demuestra que es posible erradicar por completo la incineración. En las ciudades, los residuos infecciosos se manejan con autoclaves o microondas en establecimientos centralizados; en 2004, SSD trabajó con el Departamento de Salud de Filipinas ayudándoles a comprobar que era posible gestionar los residuos de un programa nacional de vacunación sin recurrir a la quema a cielo abierto o a la incineración.

La incineradora de Cerro Patacón utiliza un enfoque de “final de tubo”, dejando de lado una estrategia integral para su manejo. Al respecto la Red Global para Hospitales Verdes y Saludables ha sugerido las siguientes acciones concretas:

  1. Implementar procedimientos de compras que sean ecológicamente preferibles y que eviten materiales tóxicos, como el mercurio, el PVC y los productos descartables innecesarios.
  2. Crear una comisión de gestión de residuos y asignar a la gestión de residuos un presupuesto específico.
  3. Implementar un programa amplio de reducción de residuos, que incluya la medida de evitar, cuando sea posible, el uso de medicamentos inyectables cuando los tratamientos por vía oral tengan la misma eficacia.
  4. Separar los residuos en origen y comenzar a reciclar los residuos no peligrosos.
  5. Implementar un programa de capacitación amplio sobre gestión de residuos que incluya el tema de las inyecciones seguras, así como el de la manipulación segura de objetos cortantes y de otras categorías de residuos.
  6. Procurar que las personas que manipulan residuos estén capacitadas, vacunadas y cuenten con equipo de protección personal.
  7. Introducir tecnología de tratamiento de residuos que no implique la incineración, para garantizar que los residuos que no se puedan evitar se traten y dispongan de manera segura, económica y ambientalmente sustentable.
  8. Propugnar que las autoridades públicas construyan y administren vertederos seguros para la gestión de residuos no reciclables después de su tratamiento.
  9. Apoyar y participar en la elaboración e implementación de políticas de “basura cero” que reduzcan en una proporción signifi cativa la cantidad de residuos generados en los niveles hospitalario, municipal y nacional.

Por su parte Salud sin Daño sugiere como tecnologías alternativas de uso más frecuente los autoclaves y microondas que usan altas temperaturas para matar los microorganismos presentes en los residuos, para luego disponerlos junto con los residuos sólidos urbanos comunes. Esta organización ha publicado un inventario de proveedores de tecnologías alternativas de todo el mundo, identificando 113 empresas que abastecen a sesenta países (ver: .https://saludsindanio.org/sites/default/files/documents-files/2046/For_Proper_Disposal.pdf).

 

Anuncios

La legislación española y latinoamericana en materia de residuos sólidos

abril 14, 2013

Declaración Mundial Conjunta de ONGs por un Futuro Libre de Tóxicos (Rio+20)

mayo 12, 2012

Que es IPEN.

APRONAD forma parte de la Red Internacional para la Eliminación de los Contaminantes Orgánicos Persistentes (COP) (IPEN, por sus siglas en inglés: International POPs Elimination Network). Los COP son una clase de sustancias químicas tóxicas las cuales, en el caso de Panama, son liberadas principalmente (en un 80%)  por la quema de residuos sólidos a cielo abierto, como resultado del manejo inadecuado de las  basuras.

La Red Internacional para la Eliminación de los COP (IPEN) es una red mundial de organizaciones del ámbito de la salud y del medio ambiente que trabajan en más de cien países. Actualmente IPEN actualmente apoya los esfuerzos locales, nacionales, regionales e internacionales para proteger la salud y el medio ambiente de los daños causados por la exposición a las sustancias químicas tóxicas.

La Declaración Mundial Conjunta por un Futuro Libre de Tóxicos de las ONGs 

Esta declaración fue elaborada por el Grupo de Trabajo de IPEN de Río + 20 con la consulta de grupos de interes público de diversas regiones del mundo y fue adoptada en abril de 2012  por las 10 redes internacionales de ONGs siguientes:

  • Global Alliance for Incinerator Alternatives (GAIA).
  • Salud Sin Daño  (HCWH).
  • Amigos de la Tierra Internacional (FoEI).
  • IPEN.
  • Consejo Internacional de Pueblos Indios  (IITC).
  • International Society of Doctors for the Environment (ISDE).
  • Northern Alliance for Sustainability (ANPED).
  • Pesticide Action Network International (PAN).
  • Women in Europe for a Common Future (WECF).
  • World Alliance for Citizen Participation (CIVICUS).

La Declaración tiene por objetivo crear conciencia sobre el aumento creciente de sustancias químicas tóxicas en el ambiente, alimentos, comunidades y niños, y para dar seguimiento del esfuerzo de difusión mundial que se hizo en el 2008-2009  sobre la conexión entre la seguridad química y el desarrollo sustentable.

El contenido esencial de la Declaración es la siguiente: “Las organizaciones que suscribimos esta declaración no hemos olvidado los  compromisos contraídos por los gobiernos  en la Cumbre de la Tierra  de Río 1992.  20 años más tarde, Río+ 20 ofrece poco o nada para asegurar estos compromisos y  nuestros derechos. Hoy demandamos  que los gobiernos del mundo actúen para  defender el interés público y aseguren que cada uno tenga el derecho a comunidades y  lugares de trabajo seguros y protegidos, libres de amenazas tóxicas.  Hacemos un  llamado a las organizaciones de la sociedad civil alrededor del planeta a que se sumen  a esta declaración conjunta y a trabajar juntos, unidos en solidaridad, por un futuro  libre de amenazas tóxicas para todos”.

Como pueden las ONGs adherirse a la Declaración.

La meta de IPEN es alcanzar  1,000 adhesiones de organizaciones en 80 países antes del 11 de junio del 2012, antes del Foro Global por un Futuro Libre de Tóxicos en Río de Janeiro Brasil. previo a las reuniones preparatorias y Conferencia de Río + 20.

El 11 de Junio del 2012 las  ONG estaremos participando en un Foro para un Futuro Libre de Tóxicos en Río de Janeiro, Brasil donde será dada a conocer esta Declaración Mundial Conjunta  como un mensaje a los líderes del mundo previo a las reuniones preparatorias y Conferencia de Río + 20.

El texto de la declaración conjunta en español se puede descargar aquí: Global-Common-Statement-for-a-Toxics-Free-Future-with-intro-Spanish . Preferiblemente la adhesión puede realizarse entrando al enlace  http://ipen.org/toxics-free-2012/sign-on/.

Avances significativos sobre el Ambiente en Reformas Constitucionales de Panama

enero 31, 2012

Francisco Rivas Rivas.
apronad@gmail.com
https://www.facebook.com/apronadpanama/

El lunes 30 de enero de 2012, la Comisión Especial de Consulta de las Reformas a la Constitución Política de la República de Panamá presentó el resultado de su laborioso trabajo. El siguiente paso de la Hoja de Ruta consiste en que el Consejo de Gabinete, presente a la consideración de la Asamblea Nacional el Proyecto de Acto Constitucional “Que reforma la Constitución Política de la República de Panamá”.  El Proyecto de Acto Constitucional deberá ser debatido y aprobado por la Asamblea Nacional, y sometido a consulta popular mediante referéndum, como dispone el numeral 2 del artículo 313 de la Constitución Política.

Las propuestas de Reforma Constitucional, en lo relativo al tema ambiental, incluyen avances significativos y recogen algunas de las sugerencias enviadas por la ONG panameña APRONAD, específicamente relacionadas sobre los contaminantes orgánicos persistentes (COPs) y los residuos peligrosos.

Nos referimos específicamente al siguiente texto propuesto por la Comisión Especial:

“Artículo 199. Prohibiciones. Se prohíbe el desarrollo, producción, tenencia, comercialización, importación, transporte, almacenamiento, uso, e introducción al territorio nacional de:

1. Residuos nucleares y desechos tóxicos y peligrosos.

2. Contaminantes orgánicos persistentes, altamente tóxicos y agroquímicos internacionalmente prohibidos.

3. Tecnologías y agentes biológicos experimentales nocivos.

4. Organismos genéticamente modificados perjudiciales para la salud humana o que atenten contra la soberanía alimentaria o los ecosistemas.

Se prohíben igualmente los ensayos nucleares y las armas químicas, biológicas y nucleares, en los términos señalados por los convenios internacionales en los que Panamá sea parte”.

En general,  el vigente “Régimen Ecológico”, pasa ahora a ser el centro del nuevo capítulo sobre “Derechos de Solidaridad”, con la denominación “Derecho a un Ambiente Sano. Este mismo capítulo, establece como un derecho fundamental de toda persona el acceso sostenido al agua potable y que su conservación se condicionan a la disponibilidad del recurso y a las necesidades reales del objeto a que se destinan  (p. 19).

A continuación reproducimos la propuesta de Reforma Constitucional, en lo específico al “Derecho a un Ambiente Sano”.

Capítulo IV

Derechos de Solidaridad

Sección 2ª Derecho a un Ambiente Sano

Artículo 192. Derecho al ambiente. Es derecho fundamental de todas las personas vivir en un ambiente sano, libre de contaminación, en donde el aire, el agua y el alimento satisfagan los requerimientos del desarrollo adecuado de la vida humana. El Estado está obligado a elaborar las políticas públicas para garantizar el disfrute de este derecho.

Artículo 193Ambiente equilibrado. Se reconoce el derecho de toda persona a vivir en un ambiente ecológicamente equilibrado, que garantice la sostenibilidad y el buen vivir.

El Estado y todos los habitantes del territorio nacional tienen el deber de propiciar un desarrollo social y económico que prevenga la contaminación del ambiente, mantenga el equilibrio ecológico y evite la destrucción de los ecosistemas.

Artículo 194Preservación del ambiente. Se declaran de interés público la preservación del ambiente, la conservación de los ecosistemas, la biodiversidad y la integridad del patrimonio genético del país, la prevención del daño ambiental y la recuperación de los espacios naturales degradados.

Artículo 195. Protección del ambiente. Toda persona tiene derecho, tanto de modo individual como colectivo, al uso y goce sostenible de los recursos naturales y a habitar en un ambiente sano, ecológicamente equilibrado y adecuado para el desarrollo y a la preservación de las distintas formas de vida, del paisaje y de la naturaleza.

Es deber del Estado prevenir la contaminación y proteger y mantener el ambiente, en provecho de las presentes y futuras generaciones. En consecuencia:

 1. En los contratos que el Estado celebre o en las concesiones o permisos que otorgue que involucren el uso y explotación de los recursos naturales, se considerará incluida la obligación de conservar el equilibrio ecológico, el acceso a la tecnología y su transferencia, así como de restablecer el ambiente a su estado natural, si este resulta alterado.

 2. Las autoridades nacionales prevendrán y controlarán los factores de deterioro ambiental, impondrán las sanciones legales, la responsabilidad objetiva por daños causados al ambiente y a los recursos naturales y exigirán su reparación. Asimismo, cooperarán con otras naciones en la protección de los ecosistemas a lo largo de los límites territoriales marítimos y terrestres.

Artículo 196. Aprovechamiento de los recursos naturales. El Estado reglamentará, fiscalizará y aplicará oportunamente las medidas necesarias para garantizar que la utilización y el aprovechamiento de la fauna terrestre, fluvial y marina, así como de los bosques, tierras y aguas, se lleven a cabo racionalmente, de manera que se evite su depredación y se asegure su preservación, renovación y permanencia.

 Artículo 197. Regulación. La ley reglamentará el aprovechamiento de los recursos naturales no renovables, a fin de evitar que de él se deriven perjuicios sociales, económicos y ambientales.

Artículo 198. Energías alternativas. El Estado promoverá, en el sector público y privado, el uso de tecnologías ambientalmente limpias y de energías alternativas no contaminantes y de bajo impacto. La soberanía energética no se alcanzará en detrimento de la soberanía alimentaria ni afectará el derecho al agua.

Artículo 199. Prohibiciones. Se prohíbe el desarrollo, producción, tenencia, comercialización, importación, transporte, almacenamiento, uso, e introducción al territorio nacional de:

1. Residuos nucleares y desechos tóxicos y peligrosos.

2. Contaminantes orgánicos persistentes, altamente tóxicos y agroquímicos internacionalmente prohibidos.

3. Tecnologías y agentes biológicos experimentales nocivos.

4. Organismos genéticamente modificados perjudiciales para la salud humana o que atenten contra la soberanía alimentaria o los ecosistemas.

Se prohíben igualmente los ensayos nucleares y las armas químicas, biológicas y nucleares, en los términos señalados por los convenios internacionales en los que Panamá sea parte.

Artículo 200. Derecho al agua. Es un derecho fundamental de toda persona el acceso sostenido al agua potable. El Estado estará obligado a garantizarlo, priorizando su uso para consumo humano y seguridad alimentaria, bajo principio de equidad, solidaridad y sostenibilidad ambiental.

Artículo 201. Conservación del agua. El agua es un bien de dominio público en todos sus estados. Su conservación y uso es de interés social. Sus usos se encuentran condicionados a la disponibilidad del recurso y a las necesidades reales del objeto a que se destinan.

El documento completo de propuesta de reformas constitucionales puede descargarse aqui (pdf): AnteProyecto_RefConstitucional_Panama

Alternativa de solucion al problema de los residuos de aceite dieléctrico contaminado con bifenilos policlorados (PCB) en Panamá

diciembre 7, 2009

En la ultima decada Panama ha realizado un gran esfuerzo para sustituir el equipo electrico contaminado con PCB (bifenilos policlorados);el gran problema es: ¿que hacer con los residuos?.  ¿Es posible su elminación en territorio panameño o será inevitable recurrir a las empresas internacionales?. De esto trata este articulo… Leer articulo completo.
A %d blogueros les gusta esto: